FANDOM


Eran las 22:00 en el Reino Champiñón. Los Toad ya estaban tocando las puertas de los habilitantes del reino para pedir chuches (mmm...). Sin embargo, la princesa Peach quedó con Mario en el castillo a las 21:30, y este seguía sin venir...

Mario: ¡N-no puede ser! ¡Llego tarde! ¡¿Por que tiene que ser todo justo hoy?! Primero tengo que ir a comprarme ropa formal, luego a arreglar una tubería y... ¡ahh! 

Luigi: Tranquilo Mario, más vale tarde que nunca

Mario: B-bueno... ¡yo ya me voy, adiós!

Mario se fue hacia el castillo de Peach. Cuando entró, lo primero que vió fue un cuadro con un Boo, que resplandecía tanto que parecía no tener cara y sus manos parecían unos tentaculos...

Mario: ¡B-b-buenos días, su majestad!

Peach: Ahh... por fin vienes, creía que no vendrías nunca... ¿por que estas temblando?

Mario: ¿E-e-ese cuadro no se esta moviendo de un lado p-para otro?

Peach; Ajajaja. Venga, Mario, no te distraigas con tu imaginación.

Mario: B-bueno

Mario se sienta al lado de la princesa Peach, en una mesa para dos, que esta servida con comida muuy rica, de la mano de la misma princesa Peach.

Peach: Eh... (que momento más incomodo) y.. y... ¿y si...?

En ese momento, alguien toca la puerta. Peach abre la puerta y sale un Toad disfrazado de monstruo

Mario; ¡Ahhhh!

Mario, preocupado, empieza a correr en círculos y luego en una dirección, pero sin saber cual. Y. accidentalmente, llega al cuarto de baño de la princesa Peach. Peach, al verlo, se pone muy furiosa.

Peach: FUERA-DE-AQUI!!!!

Mario sale del castillo y se dirige a su casa. Al parecer, este si que no es su día...

Curiosidades

  • El cuadro del Boo hace referencia a Slenderman.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.