FANDOM


Máquina atención
Atención. Hay una encuesta activa. Puedes votar buscándola en la página principal de Los Tres Secuaces.

Resumen

Vaya, el Trío de Élite para poder seguir trabajando tiene que tener un grado de estudio. ¿Cómo será un día académico para los tres secuaces de Kamek y de Bowser?

(Un día por la tarde, llegan los tres secuaces a la sala de Kamek porque han sido llamados por este)

- Guydo. ¡Hola, jefe Kamek!

- Kamek. Soy vuestro superior, un poco de respeto, ¿no?


- Goombilón. (Mira hacia los lados) Eso en el Trío de Élite no hay...


- Kamek. Bueno, hoy no quiero discutir con vosotros, porque tengo algo importante que deciros.


- Paratroopi. ¿Y bien?


- Kamek. Como ya sabéis, hay determinados puestos en los trabajos que requieren un nivel de conocimientos superior al de otros inferiores... ¿veis a dónde quiero llegar? (El Trío de Élite lo niega) Bueno. Quiero decir que vosotros llegasteis un día a este puesto sin tomar en cuenta ciertas cosas... y ahora esas cosas hay que retomarlas...


- Goombilón. ¿A qué te refieres, Kamek?


- Kamek. Me refiero a que vosotros no os habéis sacado un graduado en estudios. No tengo constancia de ello...


- Guydo. Ah, ¿que para luchar contra un fontanero hacen falta estudios?


- Kamek. No, pero si quieres estar por encima de otros soldados, algo te tiene que diferenciar de ellos...


- Goombilón. Bu-bueno... Es que nos graduamos una vez cuando vivíamos en aquella isla lejana... (Guydo le mira, y Goombilón le guiña un ojo para que continúe el engaño)


- Kamek. Venga ya, si en aquellos momentos no había más que bosques y plantas asesinas...


- Guydo. Kamek, que te decimos la verdad, antes de que nos unieramos a ti ya habíamos terminado nuestros estudios.


- Paratroopi. Ah, ¿sí? Pues yo no me acuerdo de eso... (Goombilón se tira al suelo y Guydo se lleva las manos a la cara)


- Kamek. Buen intento majos... Pero vais a ir a la escuela si queréis conservar vuestro trabajo.


- Guydo. ¿Y cuánto dura eso? ¿Unas semanas?


- Kamek. ¡Ja, ja, ja! (Se empieza a reir) Qué gracioso, Sargento Guydo. No, pero ahora hablando en serio, son cuatro años mínimo. (El Trío de Élite se queda boquiabierto y gritan: ¡¡Qué!!)


- Goombilón. ¡Pe-pero eso es una locura!


- Kamek. Bueno, como sabía que íbais a reaccionar así, también podéis cursar sólo un año, el último curso. Pero sin una base os va a ser imposible pasar... Bueno, en fin, os recomiendo la escuela encontrada en la periferia de la Ciudad Toad, para sacaros los títulos de graduado. Hasta que no los tengáis, no vais a cobrar un duro aquí... Ah, y cuidado con decir que trabajáis para Bowser, que os expulsan, ¿eh? Ale, id allí y rellenad una matrícula o lo que os pidan... (Kamek les echa de su sala)


- Guydo. Bueno, yo alucino... Esto no puede estar pasando de verdad... Un momento... (llama a la puerta, y la abre Kamek)


- Kamek. ¿Qué queréis ahora, panda de vagos?


- Guydo. Ya habrán empezado el curso hace unos meses. ¿Por qué no esperamos hasta el próximo año?


- Kamek. No, no. Ni hablar. Me disfrazaré de lo que sea y ya les convenceré para que podáis entrar...


______________________________________________________________________

(Varios días después, se encuentra el Trío de Élite sin ninguna marca que de a pensar que trabaja para Bowser, frente al director de la escuela)

- Director. Bien, hay tres plazas libres. Pero viendo las entrevistas personales que habéis hecho, vosotros dos (señala a Goombilón y a Guydo) sólo podréis estar en el último curso. A ti (señala a Paratroopi) te hemos asignado una clase... especial.

- Paratroopi. ¡Bien! Seguro que es por mi nota.


- Director. (Dice en bajito) Sí... Ni que lo digas... (Deja de hablar así) Ejem, bueno, sólo queda deciros que podéis asistir a clase a partir de mañana. Ah, y los libros compradlos cuanto antes, ¿eh?


______________________________________________________________________

(Al día siguiente, cuando el sol casi no ha salido y cuando las temperaturas son bajo cero, están los compañeros corriendo por el patio, mientras el Trío de Élite tirita. Llega el profesor de Educación Física)

- Eduguy. Pero bueno, ¿qué hacéis ahí parados? ¡Venga, a correr!

- Goombilón. ¿Pero cómo puede hacernos correr con este frío que hace? ¡Vamos a coger una hipotermina!


- Eduguy. Mira, chaval, aquí soy yo el profesor y no tú, y yo decido lo que se hace, ¿entiendes? Y ahora poneos a correr.


- Paratroopi. Pero a ver, ¿sólo vamos a estar corriendo todo el rato por ahí como tontos?


- Eduguy. ¿Qué hasdicho? Tú, tienes un punto negativo.


- Guydo. Uyyy, qué miedo. Pero, ¿para qué tenemos que hacer esto si ya trabajamos para Bowser? (Se da cuenta de su error, y Paratroopi y Goombilón caen al suelo por lo que Guydo a dicho)


- Eduguy. ¡Que qué! ¡Fuera de mi clase, salvajes! (El Trío de Élite se va del patio)


______________________________________________________________________

(A la hora siguiente, se encuentran Goombilón y Guydo en una clase de Biología. Llega el profesor y comienza la lección)

- Cobritat. Buenos días alumnos. Oh, veo que hay dos nuevos alumnos, qué bien. Bueno, continuamos con las formas acelulares. Las formas acelulares que vimos ayer eran... hmmm... A ver si lo sabes... Tú (señala a Guydo, y se pone nervioso)

- Guydo. Emmm... Esto... No sé...


- Cobritat. A ver, empecemos... Virus...


- Guydo. Ahh... Ya sé... Los primeros son los virus... Luego están... eh... (sus compañeros se empiezan a reir)


- Cobritat. Viroides, y... (ve que no responde) priones. Bueno, no pasa nada.


- Guydo. Madre mía, qué nombres tan raros. ¿Y para qué quiero saber yo esto?


- Cobritat. Vaya pregunta... Pues esto es fundamental si quieres se científico, médico...


- Guydo. ¡Pero si yo no quiero ser nada de eso, si somos secuaces de Bowser! (Todos se quedan impresionados. Goombilón se cae al suelo)


- Cobritat. Ah, no, no. Pues aquí no os quedáis. ¡Fuera de mi clase!


- Guydo. Pues yo no me voy, que tengo que terminar el curso.


- Cobritat. O te vas, o empiezo a mandar mensajes a tus padres.


- Guydo. Puf, a saber dónde estarán ellos...


(Mientras tanto, Kamek está a punto de ponerse a descansar después de desayunar. Se tumba en su cama y le suena su móvil)


- Kamek. Ah... Por el amor de Bowser, ¿quién será ahora? (Se levanta y enciende el móvil. Ve varios mensajes) Uh, son de la escuela. A ver la que han liado ahora mis secuaces... (Abre los mensajes y empieza a leerlos en alto) “Le informamos de que su hijo o hijos han sido expulsados de la clase de Educación Física” (se empieza a enfadar) “Le informamos de que su hijo trabaja para Bowser” ¡¡Ahhh!! ¡Si es que se lo dije! “Le informamos de que su hijo ha insultado al profesor llamándole paramecio”. Bueno, bueno, bueno... (su cara se empieza a oscurecer y de sus ojos sale fuego de la furia que tiene) ¡Se van a enterar! ¡¡Se van a enterar!!


(En esos momentos, Goombilón, viendo cómo discuten el profesor y Guydo, se dice a sí mismo)


- Goombilón. Por el amor de Bowser, no me quiero imaginar cómo se lo estará pasando Paratroopi...


(Mientras tanto, en otra clase donde hay niños pequeños, está el Cabo Paratroopi sentando en la segunda fila de la clase. La profesora dibuja un caballo)


- Profesora. ¿Quién de vosotros me podría decir qué animal es este? (Paratroopi levanta la mano rápidamente) ¿Sí?


- Paratroopi. Hmmm... No estoy seguro... ¿Un caballo?


- Profesora. ¡Exacto! Muy bien.


- Paratroopi. (Se susurra a sí mismo) Puf, ha ido a pillar, pero lo he sabido responder bien...


______________________________________________________________________

(La siguiente hora, Química. El profesor está dictando el enunciado de una pregunta mientras Guydo y Goombilón, sentandos juntos, no tienen ganas de escucharle)

- Snifiquimit. A ver, chicos, veamos si sabéis resolver este problema. Se quieren preparar quinientos mililitros de una disolución de ácido sulfúrico cero coma cuatro molar a partir de... (Goombilón le mira al profesor, pero ya no entiende nada. Está en su mundo, y sólo escucha decir al profesor: bla, bla, bla... Lo mismo le ocurre a Guydo)

- Goombilón. (Susurra a Guydo) Madre mía... Yo no me estoy enterando de nada, ¿y tú?


- Guydo. (Susurra a Goombilón) Está hablando del ácido sulfúrico, creo...


- Goombilón. Ah... (Escucha al profesor y oye que dice que escriban la fórmula del ácido sulfúrico. Sigue susurrando a Guydo) Oye, ¿cuál es la fórmula del ácido sulfúrico?


- Guydo. Pues no sé... Ah, espera... ¿No será... Hmmm... Ácidum... Sulfúricus?

- Goombilón. ¿Tú crees? ¿Y qué hacemos con eso?


- Guydo. (Suelta el lápiz y rebota en la mesa) Pues no lo sé. Si es que ni sé qué hacemos aquí.


- Snifiquimit. Ejem, tú (se refiere a Guydo), ¿has acabado ya?


- Guydo. ¿Eh? ¿Yo? No...


- Snifiquimit. Ah... Es que como hablabas con tu compañero... Bueno, de todos modos, tú mismo. ¿Qué harías para comenzar a resolver el problema? (Guydo se pone nervioso)


- Guydo. Pues no sé. Ni siquiera sé lo que hay que hallar...


- Snifiquimit. Pero, bueno, ¿es que no has asistido a los cursos anteriores?


- Guydo. Pues no. Y además no sé para qué sirve esto...


- Snifiquimit. Pues vaya afirmación la tuya. Esto es la base si quieres ser en un futuro científico, físico, químico, investigador...


- Guydo. ¡¿Pero para qué quiero ser eso si ya trabajo para Bowser?! (Goombilón le da un cabezazo sin poder impedir a Guydo decir lo dicho)


- Snifiquimit. ¡¿Qué?! ¡Cómo osáis venir aquí, traidores! ¡¡Fuera de mi clase!!


______________________________________________________________________

(Una hora después, aproximadamente, está el Trío de Élite en la hora del recreo en el patio, discutiendo)

- Guydo. ¡Si es que no me puedo creer que tengamos que venir aquí para poder trabajar para Bowser! Y eso que llevamos seis años ya... Si sólo hay que saber proteger a nuestro amo. No se necesitan estudios para ello.

- Goombilón. Y anda que tú... Tienes la lengua muy larga tío. Gracias a ti ya no podemos asistir a varias clases. A ver cómo se lo vamos a explicar a Kamek... que esa es otra... (empieza a sonar el móvil de Guydo. Lo saca de su mochila y ven la foto de Kamek. Guydo y Goombilón se ponen nerviosos) ¡Oh! ¡¡Ostras!! ¡Es él!


- Paratroopi. Mira, ya podéis explicárselo.


- Guydo. (Le acerca el móvil a Goombilón) ¡Contesta tú!


- Goombilón. (Se aleja un poco) ¿Qué? Pero si yo no tengo manos. Contesta tú. Además, tú eres el líder del Trío de Élite, tú eres el Sargento Guydo. Tú eres el que da la cara.


- Guydo. Sí, pero creo que las tortas se las debería llevar otro, ¿no crees? (Guydo y Goombilón miran a Paratroopi, y no sabe qué ocurre. Guydo le da el móvil y contesta en privado)


- Paratroopi. ¿Sí? ¡Hola, Kamek! Soy el Cabo Paratroopi. ¿Eh? Ah, vale. (Tapa con la mano la pantalla del móvil) Dice Kamek que ponga el ‘manos libres’ y que os pongáis a hablar vosotros dos... (Guydo y Goombilón se tiran al suelo de la decepción y se levantan para poder contestar. Paratroopi hace lo dicho)


- Guydo. ¿S-s-sí...? ¿Qui-quién es...?


- Kamek. ¡¡¡Cómo que quién es!!! (Todos pegan un salto, pero el móvil no se cae de las manos de Paratroopi) ¡Os habéis vuelto locos o qué! He recibido mensajes de vuestras travesuras. Sus hijos bla, bla, bla...


- Paratroopi. Kamek, ¿te han confundido con nuestro padre? Eres mayor que nosotros, vale, ¿pero tanto?


- Kamek. ¡No, idiota! Es el ordenador, que manda el mensaje con una misma plantilla. ¡Y a ver! Que me desvío... Ah, sí. Si vuelve a ocurrir algo así en el día de hoy, no os molestéis en volver por aquí.


- Goombilón. (Dice asustado, medio llorando) Kamek, no significará eso nuestro despido, ¿no?


- Kamek. (Suspira de cansancio) En fin... Adiós. (Cuelga, dejando intranquilos a los tres secuaces)


______________________________________________________________________

(Siguiente hora, en la clase de Lengua y Literatura, se encuentran Goombilón y Guydo con muchos otros alumnos frente al profesor)

Koopa rojo. Hola, alumnos. Hoy antes de nada analizaremos una oración, para que no perdáis el ritmo. (Escribe en la pizarra una frase y la dice en alto) "El perro ladra por las mañanas". Hmmm... Tú, (señala a Goombilón) analiza la frase, que eres uno de los nuevos... (Goombilón se levanta y se pone en frente de sus compañeros)

Goombilón. ¿Tengo que analizar la frase?

Koopa rojo. Exacto. Venga, que es fácil.

Goombilón. Está bien, lo intentaré... Pues... "El perro ladra por las mañanas". Esto ocurre porque a lo mejor el perro está encerrado en casa todo el rato, y necesita salir. Tal vez el dueño no está por las mañanas porque tiene que trabajar, y le deja sólo encerrado en casa...

Koopa rojo. Pe-pero, ¡¿qué haces?!

Goombilón. Pues analizar la frase... ¿no se hace así?

- Guydo. Tú análisis no me ha convencido, Goombilón, ¿qué ocurre si el perro lo que le pasa es que tiene hambre o que tiene que ir al baño?

- Goombilón. Venga ya, si los perros no van al baño.

- Koopa rojo. ¡A ver, silencio! ¡¿Es que no habéis aprendido nada de análisis en los cursos anteriores?!

- Guydo. ¡Ah! Yo sí. Yo una vez me hice uno. Tenía los glóbulos rojos más escasos de lo normal.

- Goombilón. Asi que por eso llevas una máscara blanca, porque debes de ser paliducho, ja, ja. (Sus compañeros se rien)

- Koopa rojo. ¡¡Ahhh!! ¿Os estáis quedando conmigo? ¿A que os echo de mi clase?

- Guydo. ¿Pero para qué tenemos que saber analizar una frase?


- Koopa rojo. Pues... para reconocer las diferentes palabras que pueden formar un texto y para saber cómo se agrupan estas.


- Guydo. ¿Y para qué leches quiero saber yo eso si trabajo para el amo Bowser?


- Goombilón. ¡Pero cállate! ¡¡Ya es la maldita cuarta vez!!


- Koopa rojo. Mira, se acabo...


- Goombilón. No, no hace falta que grites, ya nos vamos... (se van dejando al profesor impresionado)


- Koopa rojo. (Hablando a todos sus alumnos) Les pasa algo a estos tipos, ¿no? (Sus alumnos asienten mientras ríen)


______________________________________________________________________

(Última hora de clase en este día, Goombilón y Guydo siguen sentados juntos. Llega el profesor de Matemáticas)

- Guydo. Por el amor de Bowser, ¿cuánto dura esta tortura?

- Goombilón. Esta ya es la última hora en este día... Es ya el último obstáculo por hoy.


- Hermano Matematillo. ¡Buenos días chicos! Hoy vamos a corregir los ejercicios de logaritmos que os mandé el día pasado. Y veo que hay dos alumnos nuevos, ¡qué bien!


(Media hora después, el profesor ha terminado de corregir los ejercicios, y Guydo y Goombilón tienen una cara de no saber qué ha pasado)

- Goombilón. Por el gran Goomboss, no me he enterado de nada...

- Guydo. Pero, ¿y esto para que sirve?


- Goombilón. Guydo, ni se te ocurra empezar otra vez...


- Hermano Matematillo. Esta es la base de muchos estudios. Economía, Matemáticas, otras ciencias, etcétera...


- Guydo. Pero, ¿para qué quiero estudiar esto si...? (Le interrumpe Goombilón con un cabezazo)


- Goombilón. ¡Guydo, cállate! ¡¿Es que no te das cuenta de que si dices todo el rato que trabajamos para el amo Bowser ya no van a quedar clases en las que podamos entrar?! (Sus compañeros se ríen al haber oído eso. Goombilón se queda pálido)


- Hermano Matematillo. ¡¿Qué?! ¡Que trabajáis para ese Koopa!


- Guydo. Si es que, Goombilón... Habló el listo...


- Goombilón. Se acabó. ¡Te vas a enterar! (Se empieza a pelear con Guydo mientras el profesor intenta separarles. Mientras tanto, Paratroopi se encuentra en otra sala con otros compañeros, dando también Matemáticas, pero a un nivel un tanto inferior)


- Profesor de Mates. Bien, ¿quién sabe cuánto es dos más tres?


- Paratroopi. (Se golpea la cabeza) Maldita sea, lo sabía... Qué rabia... (Levanta la mano un compañero suyo)


- Profesor de Mates. ¿Sí?


- Alumno. ¿Cinco?


- Profesor de Mates. ¡Correcto! ¡Muy bien!


- Paratroopi. Bah, paso. Esto es muy enrebesado para aprendérselo...


______________________________________________________________________


(Media hora después, están esperando en unas sillas a entrar en la sala del director del colegio)


- Guydo. Ya te vale,Goombilón...


- Goombilón. No, ya NOS vale...


- Guydo. (Tose y suspira) Lo he estado pensando y... (Dice en bajito) Siento haberlo estropeado todo...


- Goombilón. Yo tambien siento haberme peleado contigo, Sargento Guydo... (Llega Paratroopi muy apresurado)


- Paratroopi. ¡Hola, chicos! Me dijeron que estábais aquí, y vine a veros. ¿Cómo estáis?


- Guydo. Pues mal, Cabo Paratroopi. Ya nos habrán puesto una mala nota inicial.


- Goombilón. Una cosa, ¿esas notas las registran en algún ordenador?


- Guydo. Sí.


- Goombilón. Pues se me está ocurriendo una cosa para librarnos de las malas notas... Je, je...


______________________________________________________________________

(Una hora después, el Trío de Élite se encuentra en una sala un poco oscura junto con Korokoopa frente a un ordenador)

- Korokoopa. Así que me habéis llamado para que me cuele en el servidor del colegio y así poder cambiar vuestras penosas notas... Ya sé que soy un gran informático... (el Trío de Élite afirma con la cabeza forzado), pero no os prometo nada... (se pone a teclear mientras hace una pregunta) Y... ¿cómo habéis conseguido distraer a los vigilantes de este colegio? Es que no me he fijado. (Paratroopi se pone a mirar la multitud de armarios que hay en la sala y abre muchos de sus cajones)


- Guydo. No sé ni yo cómo lo he conseguido, pero ahora eso no es importante...


- Korokoopa. ¡Sí! ¡Lo conseguí! Ahora poned una cifra.


- Goombilón. (Ve que Guydo pone dieces) Ey, para el carro. Hay que poner buena nota, pero no tan buena, que se va a notar... (Guydo le hace caso y baja un poco la nota) Así está mejor.


- Paratroopi. (Coge un expediente) ¡Ey! ¡Mirad! Kamek cursó en este colegio de pequeño, ja, ja, ja. (Se acercan todos)


- Korokoopa. Madre mía, así que así es Kamek sin gafas...


- Goombilón. Qué gordo era Kamek de pequeño.


- Guydo. Pues como tú, ja, ja...


- Paratroopi. A ver qué cursó... Magia avanzada, química avanzada, idiomas...


- Goombilón. Ah, ¿pero es que hay más idiomas aparte del que se habla aquí?


- Guydo. Ni idea...


- Korokoopa. Guao qué buenas notas sacó en magia avanzada... Uh, ¡suspendió una!

- Trío de Élite. (Muy agitado) ¿Cuál? ¿Cuál?


- Korokoopa. Artística. Ja, ja, ja. Se le daba mal dibujar.

- Goombilón. Y aún con una materia suspensa obtuvo el título... Se me está ocurriendo algo para que podamos volver a nuestros puestos... (Guydo y Paratroopi le miran extrañados)

(En la sala de Kamek, por la tarde, entra sin llamar el Trío de Élite. Kamek se vuelve y les ve)

Kamek. Vaya, vaya. Os he estado esperando bastante tiempo. ¿Por qué habéis tardado tanto?

Guydo. Hemos estado muy ocupados.

Kamek. Sí, claro, molestando a los profesores y molestándome a mí con tanto mensajito. Mirad, si no queréis que os despida, vais a tener que trabajar aquí casi gratis.

Goombilón. No.

Kamek. ¿Cómo que no? ¿Cómo osas, Goombilón, a decir eso delante de tu superior? Inconsciente...

Goombilón. No, Kamek, inconsciente tú, que nos vas a devolver a nuestro puesto. Ah, y nos vas a subir el sueldo.

Kamek. Ah, qué bien, qué bonito todo. ¿Y cómo vas a hacer para que yo haga tal estupidez?

Goombilón. Paratroopi, enséñaselo. (El Cabo Paratroopi saca el expendiente, y Kamek se queda boquiabierto)

Kamek. ¡¡No!! ¡Eso debería haber desaparecido hace mucho tiempo!

Goombilón. Y lo hará, pero sólo si haces lo que te pedimos.

Kamek. Recluta Goombilón, recibo órdenes. No te creas que lo hago para fastidiaros.

Guydo. (Saca su móvil) Ni nosotros tampoco queremos fastidiarte, pero tenemos que trabajar... Piensa en lo que puedes perder si todo el castillo se entera de que en realidad no llegaste a titular... Podrían degradarte, quién sabe... (Kamek levanta su varita) ¡Eh! Cuidado con hacer cualquier movimiento brusco... En este móvil (levanta su móvil) tengo la foto de tu expediente y puedo enviarla con una sola acción al chat del castillo. Tú verás... (Kamek vaja su varita)

Kamek. Condenados... Venga... Podéis seguir trabajando aquí...

Goombilón. ¿Y la subida de sueldo?

Kamek. Y os... aumentaré el sueldo... (Los tres secuaces empiezan a saltar de alegría. Llega Spiriny) ¿Y tú qué quieres ahora?

Korokoopa. Kamek, será mejor que enciendas la televisión... (Kamek enciende la televisión y ve cómo aparece en toda la pantalla el expediente de Kamek. En todas las televisiones del castillo se está retransmitiendo la foto) L-lo siento, se me escapó... eh... adiós... (el Trío de Élite no se atreve a darse la vuelta para ver a Kamek, quien está oscuro total. Sólo se le ven las gafas, que brillan dando escalofríos)

Cartel

¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.