FANDOM


Resumen

¿Un lugar desconocido en el Bosque Hoyuelo? Parece muy bonito, pero... ¿tendrá algo de malo? Además Korokoopa ha desaparecido de repente. ¿Qué habrá hecho ahora?

Máquina atención Atención. Todos los diálogos en color verde representan momentos del pasado que ocurrieron hace años.

(En una parte escondida del Bosque Hoyuelo, llegan un Koopa y un Buster Beetle. Ambos ven un pequeño lugar con un río que es cruzado por un puente)

- Buster Beetle (BB). ¡Mira! Qué lugar más bonito hemos encontrado.

- Koopa. Es cierto. Pero, ¿qué hará un puente aquí?

- BB. (Responde con ironía) No sé... ¿Tal vez se utilice para cruzar el río?

- Koopa. Ya lo sé, idiota; lo que me resulta extraño es que se encuentre aquí, donde no parece haber mucha vida...

- BB. Bueno, pues suerte que hemos tenido, ahora podremos cruzar la otra parte del río...

- Koopa. Ay, esperemos un poco aquí. Qué lugar más tranquilo y bello... (se sientan y se tumban en la hierba a descansar)

______________________________________________________________________

(En la sala de Kamek, se encuentra el mago junto con Spiriny y el Trío de Élite)

- Kamek. Me figuro que os preguntaréis por qué os he llamado a vosotros cuatro...

- Spiriny. No, si te parece venimos por gusto...


- Kamek. Ya, ya... Bueno, el caso es el siguiente: Korokoopa se encuentra desaparecido. (Todos se quedan boquiabiertos) Ayer salió a caminar por las mañanas como todos los días, y no ha regresado desde ese momento. Y además nadie ha vuelto a verle.


- Guydo. Seguro que le han raptado. Ese Mario quiere hacernos sentir lo que siente él.


- Spiriny. Eh... Guydo.

- Guydo. ¿Sí?


- Spiriny. ¿Estás enamorado de Korokoopa?


- Guydo. ¿Qué? ¡No!

- Spiriny. Pues entonces no es el mismo caso que has dicho. (Mira a Kamek) ¿Qué quieres que hagamos? ¿Que le vayamos a buscar?


- Kamek. Pues sí, eso mismo.


- Spiriny. ¿Y para que les llamas a estos? Yo me puedo hacer cargo de todo.


- Kamek. (Habla en bajito) Ya, claro que sí... (Deja de hablar así) Es que ellos conocen bastante bien a Korokoopa.


- Spiriny. ¿Y qué crees, que yo no? Vivimos en el mismo castillo...


- Kamek. Mira, el Trío de Éite te va a acompañar, y no se hable más.


- Goombilón. Una pregunta, ¿por dónde empezamos a buscar? El Reino Champiñón es muy grande.


- Kamek. Korokoopa siempre solía pasear por el Bosque Hoyuelo...


- Paratroopi. Oye, no hables en pasado como si estuviera muerto...


- Kamek. Hoy estáis pesaditos, ¿eh? ¡Anda, id al Bosque Hoyuelo a buscarle! ¡Panda de vagos! (Se tranquiliza un poco) Tenéis a vuestra disposición un Helibote especial para llegar antes. Suerte... (Se van todos de la habitación de Kamek menos el propio Kamek)


______________________________________________________________________

(Media hora después, el Koopa abre los ojos y se estira en el suelo)

- Koopa. Vaya, qué sitio más relajante... (Mira a ambos lados) ¿Busty? ¿Amigo? ¿Dónde estás? (Se levanta) Este me ha dejado sólo... (se pone a caminar mientras grita el nombre de su amigo. Cruza lentamente el puente, y al cruzarlo, oye detrás suya cómo se mueven unos arbustos. Se gira) ¿Busty? ¿Eres tú?

______________________________________________________________________

(Al cabo de media hora, aterriza el Helibote en el corazón del Bosque Hoyuelo. Salen Spiriny, Paratroopi, Guydo y Goombilón junto con dos Lakitus y cinco Koopatrulleros)

- Spiriny. Vale, este es el plan. No sabemos qué ni dónde ha occurido lo de Korokoopa, ni siquiera sabemos si puede estar por aquí. Así que nos dividiremos todos por parejas para rastrear por todo este extenso bosque, ¿entendido? Todos tenéis un silbato lo suficientemente potente como para oírse por toda la zona. Sólo hay que pitar en caso de que encontréis a Korokoopa. ¿Entendido?

- Goombilón. Yo tengo una pregunta... (Spiriny le deja hablar) ¿Por qué hemos venido aquí a buscar a Korokoopa si no sabemos dónde está?

- Spiriny. Korokoopa siempre da un paseo por el Bosque Hoyuelo. ¿Blanco y en botella? Leche...

- Guydo. U horchata...

- Paratroopi. O batido de vainilla.

- Guydo. Bueno, eso no es del todo blanco...

- Paratroopi. ¿Y la horchata sí?

- Spiriny. (Se queda alucinado unos segundos) Bien... empecemos ya... (Todos se van separando. Tiempo después, están solos Paratroopi y un Koopatrullero por una zona oscura)

- Paratroopi. Madre mía, esto está oscurísimo. Te-tengo miedo...


- Koopatrullero. Veo luz al fondo, Cabo Paratroopi, ¿vamos a ver qué es?


- Paratroopi. Eh, sí. (Se queda parado)


- Koopatrullero. ¿No avanza?


- Paratroopi. Eh... Esto... No. Tú ve antes que yo, que estoy por encima de ti en nivel.


- Koopatrullero. Sí, (dice bajito) pero no en valentía...


- Paratroopi. ¡Qué has dicho!


- Koopatrullero. ¿Eh? N-no, nada.


- Paratroopi. ¡Ven aquí! (Se pone a perseguir al Koopatrullero, y el otro se dirige a la luz. Una vez llegados al lugar, ven el lugar del principio de la historia)


- Koopatrullero. Guao, qué sitio más bello.


- Paratroopi. Sí. No lo conocía... A ver si está por aquí Korokoopa. ¡¡Korokoopaaaaa...!! No responde...


- Koopatrullero. Crucemos ese puente...


______________________________________________________________________

(El Koopa cuyo nombre es desconocido en la historia está asustado...)

- Koopa. ¿Busty? ¿Eres tú? (Quien está detrás del arbusto no responde) Basta ya de bromas, ¿me oyes? Me estás empezando a dar miedo. Ugh... Qué mareo... (Cae de rodillas al suelo, con la cabeza mirando al suelo y con la mano en la tripa) ¿Q-qué me pasa...? (Mira al frente y ve una figura negra cerca de él) ¡¡Ahhh!!

______________________________________________________________________

(Mientras tanto, encima del puente se encuentran Paratroopi y un Koopatrullero gritando el nombre de Korokoopa, y de repente notan una presencia)

- Paratroopi. O-ostras...

- Koopatrullero. ¿Qué ocurre?


- Paratroopi. Algo se ha movido entre los árboles del fondo.


- Koopatrullero. ¿Qué? Será el viento.


- Paratroopi. ¡Qué va a ser el viento! Si aquí no hay. Estamos en lo más profundo del bosque. (Ve que el Koopatrullero no responde) ¿Te ocurre algo?


- Koopatrullero. Me duele un poco la cabeza de repente... Pero estoy bien. (Alguien ruge a lo lejos, y Paratroopi pega un bote)


- Paratroopi. ¡¡Ah!! ¡Quién leches es! ¡Responde! (Da unos pasos a lo lejos alguien, quien parece ser Korokoopa, con los ojos muy rojos y expulsando espuma por la boca) Madre mía... ¡pero qué te ha pasado Korokoopa! (Korokoopa no responde)


- Koopatrullero. ¡Perfecto! Le hemos encontrado. (Toca el silbato, pero se lo tira al suelo Paratroopi)


- Paratroopi. ¡Pero tú eres estúpido! Mírale, está muy raro. Necesita ayuda médica. (Korokoopa se pone a correr en dirección de Paratroopi y el Koopatrullero. Paratroopi reacciona y se lleva volando al Koopatrullero hacia el lugar donde está el Helibote. Cuando llegan a ese lugar, cerca del Helibote esperan Goombilón, Guydo y varios Koopatrulleros y Lakitus)


- Goombilón. Hemos oído el silbato. ¿Has encontrado a Korokoopa, Paratroopi?


- Paratroopi. Sí, pero vámonos antes de que descubra dónde estamos.


- Goombilón. ¿Qué? ¿Por qué?


- Paratroopi. ¡Tú sólo hazme caso! ¡Vamonos de este lugar!


- Guydo. Pero si aún faltan bastantes soldados.


- Paratroopi. Guydo, he visto algo raro, muy raro. Hay que comentárselo a Kamek.


- Goombilón. Bueno, bueno, lo que tu digas... (Todos se meten tranquilamente, sin saber qué ocurre)


______________________________________________________________________

(El Koopa corre, esquivando rocas y ramas bajas de árboles. De repente, ve un precipicio y se para en seco. Se da la vuelta y ve cómo el ser extraño se va acercando)

- Koopa. ¡Qué quieres de mí! ¡Quién eres! (Aparece Busty) ¡¿Bu-Busty?!

______________________________________________________________________

(Una hora después, se encuentran en la sala principal del castillo Kamek, el Trío de Élite y Don Huesito)

- Kamek. Osea, que el Cabo Paratroopi ha encontrado en un lugar recorrido por un río a Korokoopa con una pinta muy extraña y habéis tenido el valor de venir aquí a contarme esto incluso dejando a varios de vuestros compañeros en el Bosque Hoyuelo...

- Paratroopi. Exacto. Qué bien resumes las cosas, jefe Kam... (le corta Kamek dándoles un susto a todos)


- Kamek. ¡No! ¡¡Ni jefe Kamek ni nada!! ¡Pero es que estáis locos! Ni siquiera sabes lo que le pasa y ya te entra el miedo.


- Paratroopi. (Mira avergonzado a Don Huesito) Don Huesito, ¿tú qué opinas?


- Don Huesito. Que sé lo que ocurre... (Todos se quedan perplejos) Korokoopa no es el único al que le ha pasado esto ya. Hay un tipo de planta poco común en este reino y en el mundo en general que segrega una sustancia y la vierte al aire. Y esa planta debe de estar en esa zona...


- Guydo. ¿Y cómo sabes que lo que ha producido todo esto es una simple planta?


- Don Huesito. Más que nada por los síntomas que me habéis contado.


- Paratroopi. ¿Y cuál es la finalidad de esa sustancia? ¿Por qué una planta querría provocarnos ese estado?


- Don Huesito. No lo sé. Es una cosa complicada de averiguar.


- Goombilón. Eh, una cosa más. Dices que Korokoopa no es el único al que le ha ocurrido esto. ¿Es que ya ha pasado otras veces?


- Don Huesito. Se encuentran archivadas dos muertes por ese tipo de planta. Ocurrieron hace unos cuantos años. Y en el pasado también se sabe que ocurrió varias veces más. (Se asustan todos)


- Kamek. Osea, ¿que esa planta produce una sustancia tóxica?


- Don Huesito. No, eso es lo curioso. Ninguna de las muertes fue por intoxicación, por raro que parezca.


- Paratroopi. El Koopatrullero que me acompañaba le empezó a doler la cabeza cuando estábamos en aquel lugar...


- Don Huesito. Tal vez sea esa el efecto de esa sustancia, quién sabe... Y por cierto, ¿qué dices que hizo Korokoopa al veros?


- Paratroopi. Se puso a correr hacia nosotros. Menos mal que salimos corriendo. Quería atacarnos.


- Guydo. Oye, ¿y si eso es lo que provoca las muertes? (Nadie parece comprenderle) Me explico. Tal vez esa sustancia se mete en el cuerpo y lo controla o algo así, intentando hacerse daño a sí mismo o a otro que vea. Pero tal vez hay que estar un buen rato en el mismo sitio para que pueda hacer efecto.


- Don Huesito. ¿Te refieres a un agente que burle los sistemas defensivos del cerebro? Hmmm... Podría ser, podría ser. Todo parece tener sentido, sí, sí...


- Kamek. (Se echa la mano a la cara) Madre mía. Si eso es verdad, se puede cometer una masacre... Korokoopa suelto por el bosque y decenas de secuaces buscándole... ¡Todos a buscar a Korokoopa! ¡Hay que capturarle antes de que esto se ponga mucho peor!


- Paratroopi. Pero, ¿qué vamos a hacer para devolver a Korokoopa y a alguno más que pueda haber suelto por ahí de sus estados?


- Don Huesitos. Tal vez si se alejan del foco que generan esas plantas se puedan recuperar...


- Kamek. Bien, pues Trío de Élite, vuestra misión será la de devolver al castillo el mayor número de supervivientes posible. Tened mucho cuidado, ¿eh? (Se van nerviosos de la sala)


______________________________________________________________________

(En el borde del precipicio, el Koopa le habla tranquilo a su amigo...)

- Koopa. ¡Qué susto me has dado, imbécil! (Busty no responde) Venga, Busty, ha sido una buena broma... (se acerca a Busty) debo reconocer que... (Busty ruge, pegándole un susto a Koopa) ¡Ah! Oye, ya basta de bromas. Ey... ¿estás bien? Te sale espuma por la boca... ¿Te ha mordido un Cueverto o un Vampílago? (Le acerca la mano y Busty le muerde) ¡¡Ay!! ¡Pero qué te pasa! (Busty le da un cabezazo y le empuja haciéndole caer desde el precipicio)

______________________________________________________________________

(Un Helibote aterriza en un lugar del Bosque Hoyuelo. Sale el Trío de Élite y Don Huesito del Helibote)

- Don Huesito. Vale, el plan es el siguiente. Uno de vosotros tendrá que ir al lugar del puente para comprobar que ya no hay nadie que pueda contagiarse. Otros deberéis ir por los alrededores para que puedan volver a este Helibote el mayor número de secuaces posible. ¿Entendido? (Los tres secuaces asienten, y aparece un Koopatrullero. Todos se ponen en modo defensivo, pero no parece agresivo)

- Koopatrullero. ¡Socorro! (Ve al Trío de Élite y a Don Huesito) ¡Gracias a Bowser! Por fin encuentro a alguien.


- Goombilón. ¿Qué ha ocurrido?


- Koopatrullero. (Se pone a jadear por el cansancio) Oímos unos ruidos... y vimos un río cruzado por un puente...


- Don Huesito. ¡Sí! ¿Y qué más?


- Koopatrullero. Había varios seres extraños. Nosotros empezamos a caer rendidos...  Quedamos muy pocos libres...


- Guydo. ¿Cuántos érais en aquella zona?


- Koopatrullero. Creo que una docena... o algo así... (el Trío de Élite pega un bote)


- Paratroopi. ¡¿Vamos a tener que atraer a tantos?!


- Don Huesito. Me temo que sí... Y una cosa más, cuando os persigan todos, entrad por la parte trasera del Helibote, para atrapar a todos los contagiados.


- Goombilón. Bueno, eso si llegamos...


- Guydo. Oye, Goombilón, tú no animes tanto, que a ver si nos vamos a confiar... (se ponen a caminar para adentrarse en el corazón del Bosque Hoyuelo)


______________________________________________________________________

(El río cruzado por un puente dentro del bosque. Llega el Cabo Paratroopi)

- Paratroopi. (Ve a un Spiny de caparazón azul en medio del puente, tumbado, sin moverse) Ay, madre. Está encima de ese condenado puente... ¿Qué hago? Maldita sea... (Se pone a gritar) ¡Eh! (No responde) Eh... esto... (se vuelve a poner a gritar) ¿estás infectado, amigo? (No reacciona) Maldita sea, ahora es cuando me acerco y me pasa algo... (Espera unos segundos) Bueno, ya no me puedo echar para atrás... (Se va acercando lentamente al Spiny. Cuando sube al puente, le gira el cuerpo) ¡Spiriny! ¡Eres tú! Y estás... ¿herido? (Ve que tiene rasguños en la cara. De repente, abre los ojos, gruñe y se abalanza sobre Paratroopi) ¡¡Ahhh!! (Le pega una patada y le tira al suelo. Ambos se levantan) ¡Caray! ¡Veo que tenías muchas ganas de verme! (Mira a su alrededor y ve cómo aparecen de la oscuridad Koopatrulleros infectados)

______________________________________________________________________

(Mientras tanto, Guydo y Goombilón van por otro camino)

- Guydo. Goombilón, te he dicho que nos separemos. Que juntos tardaremos el doble en rastrearlo todo...

- Goombilón. No, no. Que esto no es el lugar más apropiado para ir dando un paseo...


- Guydo. Miedica...


- Goombilón. Oye, eso díselo a uno de los Koopatrulleros infectados que anden por ahí sueltos. (Se gira mientras caminan porque Goombilón oye un ruido. Aparece alguien, y Goombilón se queda petrificado) Gu-Guydo... (Guydo se para y le mira a Goombilón)


- Guydo. Mira, me sorprende que te asustes de algo que ni siquiera has visto y que ni siquiera sabemos si existe. Y yo incluso me sorprendo de mí mismo por participar en esto que parece absurdo.


- Goombilón. Gu-Guydo... mi-mira...


- Guydo. ¿Qué quieres ahora? (Gira la cabeza y ve a Korokoopa infectado) Oh... oh...


- Goombilón. (Dice con un humor asutado) Hala... Po-por imbécil... Ahí lo-lo tienes...


______________________________________________________________________

(Don Huesito está apoyado en el gran Helibote junto con dos Koopatrulleros. Uno acaba de aparecer hace poco. Le suena el móvil a Don Huesito muy alto, y los Koopatrulleros se ponen nerviosos)

- Koopatrullero. ¡Shhh! ¡Que vas a atraerlos!

- Don Huesito. (Saca el móvil y contesta a la llamada a viva voz) ¿Sí? ¡Hombre, Fuzzya! ¿Qué tal? (Los Koopatrulleros le hacen gestos muy nerviosos para que baje la voz. Don Huesito no les hace caso) ¿Qué? ¿Una gotera en una de las habitaciones de tus secuaces? Pues eso coméntaselo a Kamek, ¿qué quieres que yo te diga? Ah, no, no. ¿Pero cómo voy a dejarte abierto el grifo de tu baño si vivo en la otra almena del castillo? (Los Koopatrulleros oyen gritos lejanos y avisan a Don Huesito, quien apaga el móvil) ¿Qué pasa ahora? Me llamaba Fuzzya, si es eso lo que queríais saber...


- Koopatrullero. ¡Que no! ¡Se oyen gritos a lo lejos!


(Mientras tanto, dentro del bosque van corriendo Guydo y Goombilón, Paratroopi volando y les acompañan dos Koopatrulleros. Detrás de todos ellos, les persiguen una decena de Koopatrulleros contagiados y Spiriny y Korokoopa)


- Paratroopi. ¡Ya veo una luz!


- Guydo. ¡Eso es la muerte! ¡Por fin vamos a descansar, por fin!


- Paratroopi. ¡Que no! ¡Que digo que veo ya el final del camino!


(En ese momento, Don Huesito abre una compuerta en el Helibote. Llega el Trío de Élite y los Koopatrulleros y todos se meten en el Helibote menos Don Huesito, quien espera detrás para cerrar la compuerta. Llegan los contagiados, cada vez un poco más recuperados del efecto de las plantas, y se meten dentro del Helibote. El Trío de Élite consigue colocarse encima del Helibote y Don Huesito atrapa a los contagiados)


- Don Huesito. ¡Ja, ja, ja! Esto me recuerda a las Fiestas de Torourín.


- Goombilón. ¿Quieres entrar ya y devolvernos al castillo de una vez?


- Don Huesito. Oye, sin prisas, que todo ha salido bien, ¿eh? Además, parece que se están relajando con el paso del tiempo... (Don Huesito se mete en el Helibote y comienza a volar hacia el Castillo de Bowser)

(En la zona del Bosque Hoyuelo donde está el río cruzado por un puente, llega Panyo)

- Panyo. Guao, qué lugar más bonito. Aquí debe de haber un tesoro enterrado o algo así. (Ve que cerca del puente está tumbada una Floruga grande, y la confunde con oro) ¡¡Oro!! ¡Bien! (Se acerca a Floruga y la toca) Uh, esto no parece oro... (Floruga se despierta. Tiempo después, en una zona oscura del bosque, aparece Panyo huyendo de la Floruga contagiada, que corre como una locomotora hacia él) ¡¡Socorro...!!


Cartel

¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.

 

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.