FANDOM


Máquina atención
Recuerda que este episodio tiene música. Para que te manejes mejor, abre dos pestañas: una con la que leas el episodio y otra con la que actives y desactives la música en los momentos adecuados. Que no te pase lo que a este Chomp de Fuego, que no puede abrir pestañas porque no tiene manos.

Resumen

¿No has tenido curiosidad alguna vez por saber cómo llegaron al castillo por primera vez los personajes que participan en esta serie? En este episodio desvelaré los secretos que no te han contado antes...

Música

1.
They're Pretty Tough, Should We be Careful!? - Mario & Luigi Bowser's Inside Story Music Extended

They're Pretty Tough, Should We be Careful!? - Mario & Luigi Bowser's Inside Story Music Extended

2.
Okey Dokey!! - Mario & Luigi Bowser's Inside Story Music Extended

Okey Dokey!! - Mario & Luigi Bowser's Inside Story Music Extended

Este episodio carece de prólogo.

Diálogo

(Esta historia comienza en el Reino Champiñón de hace siete años, antes de ser atacado por Grácovitz. En el castillo se encuentran muchos esbirros de Bowser trabajando. Soldados de baja categoría abundan en las primeras plantas del castillo. A ambos extremos de la planta baja de este se encuentra un bar con varios camareros Koopa Paratroopas. En la planta tercera se encuentran los esbirros de alta categoría: Kamek, el Gran Hermano Martillo y Bombazulina. Estos dirigen a las tropas. Por encima de ellos se encuentra Bowser, amo y dueño del castillo)

(Un día por la mañana, Kamek se encuentra volando fuera del castillo, muy cerca de las puertas de entrada a este. Él está mirando una gran caja llena de Bob-Ombs y sujetada por una docena de Shy Guys)

- Kamek. Venga, que ya queda poco... Llevad ese cargamento de explosivos al sótano del castillo.

- Shy Guy. ¿Dónde quiere el jefe que lo dejemos?

- Kamek. Hmmm... Pues... Debajo del comedor real del amo Bowser, al lado de la cinta de correr que tiene el amo para hacer ejercicio. (El Shy Guy asiente y los doce se dirigen allí lentamente. Kamek se mete de nuevo en el castillo)

...............................................................................................................................

(En la habitación de Bombazulina, se encuentran Kamek y ella)

- Kamek. ¿Me habías llamado?

- Bombazulina. Sí. Quiero contarte una cosa.

- Kamek. ¿El qué?

- Bombazulina. El amo Bowser me ha enviado para una misión extremadamente especial. Tengo que viajar al Reino Judía y quedarme allí seis años...

- Kamek. ¡¿Cómo?!

- Bombazulina. Me ha enviado para investigar el lugar y dirigir la construcción de varias fortalezas para guardar armamento. Helibotes sobre todo.

- Kamek. ¿Y por qué no los guarda aquí?

- Bombazulina. Porque ya no hay espacio en este castillo.

- Kamek. Jo, me da mucha pena que te vayas. Con lo bien que nos lo hemos pasado en este castillo.

- Bombazulina. No es un “adiós”, Kamek. Es sólo un... hmmm... un “hasta luego”.

- Kamek. ¿Y cuándo te marchas?

- Bombazulina. La próxima semana. Además me ha encargado el amo Bowser que te diga otra cosa más.

- Kamek. ¿Qué?

- Bombazulina. Contrata a nuevos empleados. Este castillo empieza a estar un poco vacío desde que se fueron los Koopalings.

- Kamek. Uh, pero si fue el amo el responsable de su partida... A ver cuanto duran los niños en esa guardería...

- Bombazulina. Bueno, Kamek, no sé qué decirte. Es lo que me ha ordenado...

- Kamek. Vale. Pondré carteles por todo el Reino Champiñón.

_______________________________________________________________

(Comienza la música 1)

(Kamek va colgado carteles por los dientes picados que ve en Playa Picada. Cuando se marcha, llegan Taladrejos y destrozan los papeles)

...............................................................................................................................

(Después se pone a colgar carteles en semillas gigantes de Cabo Eructo)

- Goombaleta. Oye, ¿en tu castillo venden piruletas?

- Kamek. No...

- Goombaleta. Pues entonces no nos hagas perder el tiempo... (da un mordisco a su piruleta y se va)

...............................................................................................................................

(Sigue colgando carteles por Pradera Moflete)

- Florolfiti. Oye, tú. En tu castillo venden pipas saladas, ¿verdad?

- Kamek. Sí.

- Florolfiti. Osea, que os gustan las pipas, ¿no es verdad?

- Kamek. A mí no mucho, pero a mis esbirros sí.

- Florolfiti. (Mientras habla, van apareciendo más Florolfitis y decenas y decenas de Pepitillos) No sólo nos venís a robar lo que es nuestro, sino que encima al venir a por más os cachondeais de nosotros...

- Kamek. Oye, oye. Tranquilo, ¿eh? (Mira a todos los Florolfitis y Pepitillos y palidece) Eh… Esto. Que tengáis un buen día. (Con su varita mágica crea un escudo protector y sale volando del lugar)

- Florolfiti. ¡A por él! (Todos empiezan a disparar a Kamek, sin llegar a acertar en el blanco)

...............................................................................................................................

(Minutos después aparece Kamek colgando carteles en las paredes del Castillo Peach. Salen Peach y el Maestro Kinopio)

- Kinopio. Uh, ¡¿cómo te atreves?!

- Kamek. Maldita sea, se dieron cuenta... (invoca su escoba y sale volando)

- Kinopio. ¡Como vuelvas por aquí llamaremos a Mario!

(Paraa la música 1)

_______________________________________________________________

(En la sala de Kamek, aparece el Magikoopa con un vestido rosa de princesa)

- Kamek. Jijiji... Esto es por echarme del Castillo de Peach de malas maneras. (Se mira a un espejo con el vestido rosa por delante) Oye, el rosa no me queda nada mal, ¿eh? (Se queda pensativo unos instantes) Estoy empezando a hablar sólo como mi madre... (Alguien llama a la puerta) ¡Adelante!

(Entra Korokoopa)

- Korokoopa. Buenos... (mira a Kamek con el vestido rosa cerca de su cuerpo) ¿días...?

- Kamek. (Tira el vestido al suelo) Hola, buenos días. ¿Quiere algo?

- Korokoopa. Verá, hemos venido a este reino de vacaciones y mi hermana vió un cartel en la Ciudad Toad sobre este castillo. ¿Quedan puestos de trabajo libres?

- Kamek. (Sonríe) Adelante, adelante. (Korokoopa entra. Kamek le da un papel y un lápiz) Apunte aquí sus datos básicos mientras hago unas cuantas cosas. Ahora vuelvo... (Kamek coge el vestido rosa ante los ojos del extrañado Korokoopa y desaparece mágicamente)

...............................................................................................................................

(Cinco minutos después, Kamek se encuentra sentado frente a Korokoopa sujetando el papel)

- Kamek. Hmmm... Korokoopa Blantuga...

- Korokoopa. Por favor, si puede evitar nombrar mi apellido...

- Kamek. Aquí dices que tienes estudios de informática, ¿no es así?

- Korokoopa. Exacto.

- Kamek. Pues te tenemos preparado un puesto perfecto para ti. Estás contratado.

- Korokoopa. ¡Genial! ¿Cuándo empiezo a trabajar?

- Kamek. Bueno, antes de nada te recomiendo instalarte en una de las habitaciones que tiene el castillo.

(Aparece el Gran Hermano Martillo por detrás)

- Korokoopa. Ah, ¿es gratis?

- GHM. ¡Jajaja! (Korokoopa pega un bote del susto) Me encanta este tipo.

- Kamek. Por supuesto que no es gratis. 50 monedas de alquiler mensual.

- Korokoopa. Ah... No está mal. ¿Y cuánto me pagarían?

- Kamek. 150 monedazas de oro.

- Korokoopa. Uh... Pero con 100 monedas de oro sólo me da para comprar comida y poco más.

- Kamek. Pues lo suficiente. ¿Qué más quieres? (Korokoopa se queda parado unos segundos. El Gran Hermano Martillo le pone una de sus manos en el hombro)

- GHM. Así es la vida, chico.

- Korokoopa. Bueno... Venga, acepto.

- Kamek. ¡Claro que sí! Muy bien hecho.

(Korokoopa se levanta y sale de la sala. Instantes después entra Spiriny)

- Spiriny. Ho-hola.

- Kamek. Buenos días, ¿viene a por lo de la entrevista de trabajo? (Spiriny asiente) Pase y siéntese en una silla.

_______________________________________________________________

(Fuera del castillo, pasean Popkey y Bob-by, novio de Popkey, junto con Bombazulina. Esta les está enseñando el castillo por fuera)

- Bombazulina. Como ven, el castillo fue construido en honor al bisabuelo del actual amo Bowser. Este pequeño detalle se puede observar por la gran cabeza de piedra en lo alto del castillo. (Todos miran hacia arriba)

- Bob-by. Pero si se parece a ese tal Bowser, ¿no?

- Bombazulina. Es que todos los miembros masculinos del linaje Koopa al parecer poseen rasgos muy semejantes. (Mira a ambos) ¿Ustedes dos son pareja?

- Popkey. (Se sonroja) Estamos saliendo juntos.

- Bombazulina. Bueno, pues en este castillo van a encontrar a un montón de personas. Seguro que en poco tiempo hacen muchos amigos.

- Bob-by. Bueno, es que nosotros somos muy poco extrovertidos, ¿verdad, Popkey?

- Popkey. Por supuesto, cariño.

- Bombazulina. Bueno, eso es lo que dicen todos, jajajaja. (Ve que no se ríen y se calla) Ejem, sigamos viendo el castillo por dentro.

...............................................................................................................................

(Dentro de la habitación de Popkey, se encuentran ella, Bob-by y Bombazulina)

- Bombazulina. Como pueden ver, esta habitación refleja uno de los momentos más importantes de la Edad Media. Suelo, techo y paredes están hechas de roca. La luz la proporcionan antorchas distribuidas por todas las paredes y cuentan con una ventana hacia el exterior con la que pueden ver el milagro de la naturaleza que les proporciona el Bosque Hoyuelo y las Praderas Moflete.

- Bob-by. Hay musgo en las paredes. Aquí la higiene es pésima, ¿no?

- Bombazulina. (Casi sin palabras) Eh... Es que el de la limpieza se ha ido del castillo. Ahora estamos buscando a alguien nuevo. Además, mírenlo por el lado positivo: tienen contacto directo con especies vegetales auctóctonas. (Ve que Bob-by y Popkey la miran con cara rara) Eh... Esto... Y por las noches se celebran conciertos de grillos muy sonoros al lado de las ventanas... ¿Les he convencido? (Bombazulina sonríe y Bob-by y Popkey se miran mútuamente)

_______________________________________________________________

(En la sala de Kamek se encuentran este descansando. Alguien llama de repente a la puerta)

- Kamek. Puf, vaya día estoy teniendo hoy... ¡Adelante! (Entran tres criaturas; una de ellas es Ratónito) Buenos días.

- Norinji, Ratónito y Foo. Hola. (Foo tose y se su boca se escapan unas pocas nubes. Estas se disipan al rato)

- Kamek. ¿Vosotros a qué venís?

- Norinji. Venimos a por el trabajo de director de equipo de limpieza.

- Kamek. Ah, vale. Bajaos conmigo a la sala principal de la planta baja. Ahí os tengo reservadas unas pruebas de entrenamiento.

- Ratónito. Uh, ¿pruebas de entrenamiento?

_______________________________________________________________

(Comienza la música 2)

(En la sala de la planta baja, cerca del bar, Kamek ha invocado un chándal para él. Con él puesto y con su gorro azul de siempre, tiene alrededor de su cuello un silbado colgado y en su mano derecha un cronómetro. Un montón de sillas y mesas del bar están tiradas por el suelo)

- Kamek. ¡Vamos a comenzar con la primera prueba! Cuando toque el silbato, deberéis colocar y limpiar todas las mesas y sillas que están tiradas. El que más consiga restaurar ganará dos puntos, el segundo uno y el tercero nada. ¿Entendido? (Norinji y Foo asienten. Ratónito, en cambio, no)

- Ratónito. Pero... ¿lo tenemos que hacer deprisa?

- Kamek. (Dice irónicamente) No, he dejado todo esto así por gusto. ¡¡Pues claro!!

(Un cuarto de hora después, todo está recogido. Norinji y Foo sudan de todo el trabajo que han hecho. Ratónito no)

- Ratónito. Uf, uf... ¡Qué cansado estoy!

- Kamek. Pero si tú eres el que menos ha trabajado, y con una gran diferencia de los otros dos.

- Ratónito. Oye, ¿sabes lo que cuesta hacer este trabajo con el estómago vacío? (Kamek pone cara furiosa)

...............................................................................................................................

(Minutos después, se encuentran los cuatro frente el final de un pasillo de una planta. Kamek señala una telaraña en la unión de dos paredes con el techo)

- Kamek. A ver cómo os las arregláis solos para llegar allí y quitar esa telaraña...

(Norinji pega un gran bote y la quita. Van hacia otra telaraña y Foo la hace caer soplando fuerte. Cuando llegan a una tercera, Ratónito intenta limpiarla extendiendo el brazo, pero no llega)

- Ratónito. Está demasiado alta...

- Kamek. ¡Pues claro! ¿Crees que si llegaras haciendo sólo eso habría montado esta prueba?

...............................................................................................................................

(Otros minutos después, los cuatro personajes están al principio de un pasillo lleno de bancos y antorchas tiradas)

- Ratónito. Uh, ¿vamos a tener que recoger todo eso también?

- Kamek. No. Esta vez deberéis llegar al final del pasillo esquivando todos los obstáculos lo más rápido que podáis. ¿Entendido? (Toca el silbato y Norinji y Foo se ponen a correr. Ratónito camina en cambio)

- Ratónito. (Se pone a soplar para apagar una de las antorchas) Yo veo más lógico apagar un fuego antes de esquivarlo, ¿no cree? (Kamek se lleva la mano a la cabeza por la frustración que tiene)

(Para la música 2)

...............................................................................................................................

(Los tres competidores se encuentran alrededor de Kamek, quien sigue en chándal)

- Kamek. Bien, las pruebas han finalizado. Dentro de unas horas os reuniré aquí para nombrar al ganador. ¿Entendido? (Los tres asienten) Pues ale, a disfrutar de la vida. (Kamek se va a su habitación)

_______________________________________________________________

(Una hora después, Kamek se encuentra en su habitación. Está vestido con el traje de la princesa Peach y se está mirando a un espejo)

- Kamek. Ah, no sé como he podido aguantar todos estos años con un vestido azul teniendo este rosa tan bonito. (Sigue mirándose en el espejo) Cuanto más me miro, más me parece que me queda mejor...

(Ratónito abre la puerta sin llamar)

- Ratónito. ¿Es esta la habitación de Kamek? (Ve a Kamek con el vestido rosa y se queda atónito)

- Kamek. ¡¡¿Pero es que nunca le han enseñado que antes de entrar a algún sitio hay que llamar a la puñetera puerta?!!

- Ratónito. Es que no hacerlo es mucho más divertido. He aquí la prueba.

- Kamek. Salga de mi habitación antes de que llame a seguridad.

- Ratónito. (Sonríe misteriosamente y se acerca a Kamek) Bueno... También podría dirigirme a su superior y contarle lo que acabo de ver... ¿Quiere que le informe sobre su nuevo vestuario?

- Kamek. ¡¿Qué?! ¡¡No!! ¡No, no, no! (Se queda mirando a Ratónito unos instantes) ¿Qué... qué quieres de mí?

- Ratónito. Ya te lo diré, ya te lo diré... (Pone su brazo alrededor de los hombros de Kamek) Me parece que este es el comienzo de una bonita amistad... (Kamek palidece)

_______________________________________________________________

(En la planta baja, se encuentran Kamek, vestido normal; Ratónito; Norinji, y Foo)

- Kamek. Bien, os diré quién es el ganador... (señala a Ratónito) No sé cómo te llamas, pero bueno... (Norinji y Foo enloquecen)

- Norinji. ¡¿Perdón?!

- Foo. ¡No puede ser verdad! Pero si ese ratón no ha hecho nada comparado con nosotros.

- Kamek. (Mira temeroso a Ratónito. Ratónito le hace gestos a Kamek) Eh... Es que he descubierto que ese tipo tiene los rasgos de líder de equipo que busco...

- Norinji. Bah, vaya pérdida de tiempo con unos incompetentes... (Norinji y Foo se van)

- Kamek. Ya está, ya has conseguido lo que querías. ¿Me dejarás en paz ya?

- Ratónito. Claro que sí. (Le extiene la mano, abierta) Mi nombre es Ratónito. Encantado de conocerte.

- Kamek. (Diciendo irónicamente) Seguro que no tanto como yo... (Kamek desaparece mágicamente dejando a Ratónito sin darle la mano)

_______________________________________________________________

(Dos días después, Kamek está en su habitación paseando de un lado a otro)

- Kamek. Todavía me queda una habitación libre... Ay... Si no lo consigo tal vez el amo me baje el sueldo...

(Entra el Gran Hermano Martillo, llamando previamente a la puerta)

- GHM. ¿Qué tal vas, Kamek?

- Kamek. A punto de ocupar todos los cargos. Pero me queda uno... Y con el tiempo que ha pasado ya nadie de este reino parece querer apuntarse...

- GHM. Pues vete a otro lugar fuera del Reino Champiñón entonces.

- Kamek. ¿A dónde? En el Reino Judía después de lo ocurrido por culpa de la Bruja Jijí no va a apuntarse nadie...

- GHM. Yo conozco un archipiélago lejano donde tuve que cumplir una misión hace tiempo. Lo único malo es que es difícil que haya supervivientes...

- Kamek. ¿Perdón? ¿Por qué? ¿Dónde has estado tú?

- GHM. No tiene nombre el lugar, pero muchas bestias de origen vegetal acechan...

- Kamek. Bueno, con tal de que alguien ocupe esa habitación...

_______________________________________________________________

(Varios días después, un día de viaje completo en Helibote ha permitido a Kamek y al Gran Hermano Martillo llegar a dicho archipiélago)

- GHM. (Hablando con un Shy Guy que dirige el Helibote) Aterriza en esa pradera libre de árboles.

- Kamek. Madre mía, lo que hay en ese archipiélago no son árboles, es una jungla tropical de las grandes. Es como 5 o 6 Bosques Hoyuelo.

(El Helibote aterriza y Kamek sale)

- GHM. Uh, ¡¿a dónde vas?!

- Kamek. A tomar un poco de aire fresco.

- GHM. No te alejes mucho. Tú no has visto los monstruos que esconde este lugar.

- Kamek. Bah, ya será menos. Por cierto, ¿cómo vamos a reclutar a nadie si no nos movemos de aquí?

- GHM. Hace día y medio envié un Helibote aquí para lanzar por todo el archipiélago papeles de propaganda.

- Kamek. Guao, pues habrás gastado mucho papel.

- GHM. Si nadie viene en unas horas, nos iremos... (Aparecen corriendo Goombilón, Paratroopi y Guydo) Mira, por ahí vienen algunos.

- Guydo. ¡Socorro!

- Paratroopi. (Sujetando a Goombilón, quien no para de llorar)  ¡Ayuda, nos han atacado!

- Goombilón. (Llorando muy fuerte) Bob... Se han comido a Bob... Y yo no he hecho nada para evitarlo...

- Kamek. Entrad los tres. Gran Hermano Martillo, ordena al Shy Guy que alce el vuelo. (El Gran Hermano Martillo asiente y todos se meten en el Helibote)

...............................................................................................................................

(Una vez dentro del Helibote, todos conversan)

- Kamek. Venís para trabajar en nuestro castillo, ¿verdad? Lo digo porque si no es así, os vuelvo a dejar en mitad de la isla. (Todos niegan con la cabeza rápidamente) Así me gusta. ¿Cómo os llamáis?

- Guydo. Yo Guydo.

- Paratroopi. Yo Paratroopi. Y este que está a mi lado es Goombilón...

- Kamek. (Mira a Goombilón, quien sigue llorando) ¿Qué te pasa?

- Goombilón. Una planta carnívora gigante se... se ha... (rompe a llorar fuertemente. Guydo y Paratroopi casi se ponen a llorar también)

- Paratroopi. Se ha comido a nuestro amigo Bob...

- Guydo. Era un Bob-Omb...

- Goombilón. Yo pude haberle salvado... Pero me paralizó el miedo...

- Kamek. Ah, no. Los miedicas no entran en nuestro castillo.

- Guydo. Por favor, dadle una oportunidad. En el fondo es un chaval fuerte.

- Kamek. Más le vale, más le vale...

- Paratroopi. ¿Tú cómo te llamas?

- Kamek. Soy Kamek. Kamek Koopa. Mano derecha del amo Bowser, dueño del castillo al que vais a ir a trabajar.

- Guydo. Alguna vez he oído hablar de él. ¿Y qué cargo vamos a ocupar?

- Kamek. Solados simples. Aunque con el tiempo podréis ascender si trabajáis duro y bien.

- Paratroopi. ¿Y a dónde nos dirigimos? Me refiero a que dónde se encuentra el castillo.

- Kamek. Vamos a un lugar muy conocido... El Reino Champiñón. (Guydo, Paratroopi y Goombilón se miran unos a otros)


(4 años después, en la sala de Kamek del Castillo de Bowser se encuentra el Magikoopa hablando con su madre mediante la bola mágica que tiene)

- Kamek. (Con las dos manos alrededor de la bola mágica, sin llegar a tocarla, consigue comunicarse con Kammy. La imagen de Kammy se ve a través de la bola) Bueno, ya hemos hablado suficiente hoy.

- Kammy. Sí.

- Kamek. Te quiero, madre.

- Kammy. Yo a ti no. No deberías ser tan blando. Eso para los buenos, como el fontanero ese y su princesita.

- Kamek. Madre, expresar tus sentimientos no es de blandos. Sé que tú a mí también me quieres.

- Kammy. Uh, ¡retira eso que has dicho! (Kamek corta la conexión y se levanta de la silla)

- Kamek. (Se estira) ¡Uaahh! Qué tranquilidad. (Se tumba feliz en la cama. De repente, alguien llama a la puerta y Kamek pone cara de asco) Ah... ¿Quién osará interrumpir mi descanso? (Se levanta y abre la puerta. Encuentra a Fuzzya y a Don Huesito) Buenos días. ¿Quiénes son ustedes?

- Fuzzya. Yo soy Fuzzya Espinosa y este de aquí es mi amigo Don Huesito. Venimos a trabajar aquí.

...............................................................................................................................

(Kamek abre con una llave la puerta que da a la habitación futura de Fuzzya. Enciende las antorchas)

- Kamek. Habitación con amplio salón, vistas al exterior y luz natural.

- Fuzzya. Con natural te referirás a que no es eléctrica, ¿verdad?

- Kamek. Antorchas.

- Don Huesito. Puf. Pues vaya... En fin, habrá que acomodarse.

(Mientras tanto, cerca de la habitación futura de Fuzzya se encuentran en grupo Korokoopa, Spiriny y Ratónito)

- Korokoopa. Vaya, parece que tenemos compañeros nuevos.

- Spiriny. ¿Alguien ha visto a Popkey o a Bob-by?

- Ratónito. Yo les he oído a veces discutir.

- Korokoopa. Buf, pues Popkey está muy apegada a él. Si algún día este falta en su vida, se volverá loca.

- Spiriny. ¡O se intentará suicidar! Habrá que esconderle cualquier objeto punzante.

- Ratónito. Spiriny, está hecha de pompas. Hasta una cuchara de madera la podría explotar... Además, ella no tiene por qué volverse loca. Puede tocarle sólo una mera depresión...

(Y esta es la historia de cómo muchos de los nuevos secuaces de Bowser llegaron a trabajar para él y para todo el castillo)


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.