FANDOM


Resumen

¿Te has preguntado alguna vez qué pudo ocurrir en el Reino Champiñón para que cambiara del juego Mario y Luigi: Compañeros en el tiempo al juego Mario y Luigi: Viaje al centro de Bowser? Hubo una historia con algo de acción que explicará el por qué de ese cambio territorial.

(Año 2009, año en el que está a punto de comenzar la historia ocurrida en el juego Mario y Luigi: Viaje al centro de Bowser. Meses antes de ello, el Reino Champiñón experimentó un cambio que le hizo pasar del aspecto que tenía en Mario y Luigi: Compañeros en el tiempo al juego previamente mencionado)


Diálogo

(Empezando esta historia del pasado en el año 2009. Bombazulina se ha marchado hace poco del castillo para su misión especial en el Reino Judía que durará poco más de seis años. En el castillo se encuentran Kamek, el Gran Hermano Martillo y Ratónito como secuaces de alto rango de Bowser. El Trío de Élite, Korokoopa, Spiriny, Popkey y Bob-by aún no se encuentran en un rango por encima del resto de secuaces rasos, ya que se encuentran aún en periodo de prueba. El Reino Champiñón consta de varias partes: el Castillo de Peach, el Castillo de Bowser, el Bosque Champiñón, una de las múltiples Islas de Yoshi existentes, la Ciudad Champiñón, el Volcán Roca Picuda, Navivilla, el Kooliseo y la Colina Estrella. Kamek se encuentra escuchando una radio en su habitación junto con el Gran Hermano Martillo, quienes están desayunando por la mañana)

- GHM. (Traga) Hmmm... Qué rico está todo. Algún día te tengo que invitar a mi habitación para que vengas a desayunar.

- Kamek. No te molestes, no importa. Así me distraigo con alguien.

- Presentador (radio). Y en las noticias de hoy, trataremos temas muy variados. En primer lugar, el gran volcán del Reino Champiñón, encontrado en las ruinas de Rocas Picudas, está a punto de erupcionar. Los expertos afirman que no va a causar apenas daños en un radio inferior a un kilómetro del volcán, pero advierten que no salgan de sus casas.

- Kamek. Qué desastre. Hacía más de 25 años que ese volcán no entraba en erupción.

- GHM. ¿Tú lo viste aquella vez?

- Kamek. No, pero mi padre me lo contó. En aquellos momentos era él el que se encontraba a cargo del amo Bowser. Me contó también que momentos después de la explosión apareció una nave alienígena que extinguió el fuego causado por la erupción.

- GHM. ¿Una nave alienígena? ¿En serio?

- Kamek. No creo. A mi padre siempre le ha encantado inventarse peligrosas aventuras.

- GHM. Bueno, casarse con tu madre Kammy si que sería una peligrosa aventura, ¿no? ¡Jajaja!

- Kamek. No te rías mucho, que no te vuelvo a invitar, ¿eh?

- GHM. Lo siento.

- Ratónito. (Abre la puerta y huele con su hocico) Hmmm... Qué olor más delicioso.

- Kamek. Ratónito, vete de aquí.

- Ratónito. ¿Por qué? Al menos dame un poco de lo que has preparado.

- Kamek. ¡No! Porque nunca me has caído bien. Mejor dicho, siempre me has caído mal, desde que llegaste a este castillo.

- Ratónito. Pues no haberme contratado.

- Kamek. ¡Pero si me chantajeaste tú para que lo hiciera!

- Ratónito. Qué rencoroso eres, removiendo el pasado...

- GHM. A ver, que no me entero. ¿Qué os pasa a vosotros dos?

- Ratónito. Nada, que desde que me eligió a dedo para trabajar en este castillo no me soporta.

- GHM. (Mira a Kamek) ¿Le elegiste a dedo? El amo Bowser nos lo tiene prohibido.

- Ratónito. Sí, pero es que le descubrí vistiendo un traje de princesa y le chantajeé.

- Kamek. ¡¡Pero cállate, bocazas!!

- GHM. (Intenta aguantar la risa) Kamek, ¿es eso verdad?

- Kamek. ¡No!

- GHM. Me tomaré eso como un sí. (Empieza a reirse)

- Kamek. Qué mal empieza uno el día... En fin...

- Presentador (radio). Por otra parte, los fuertes vientos en el Desierto Koopa están hundiendo el gran Kooliseo bajo capas de arena. Ya tan sólo se ve la cúpula, y se cree que en pocos meses quedará toda la estructura encerrada bajo una gran duna de arena.

- GHM. Parece mentira, con todo el tiempo que ha estado el Kooliseo, que fue construido en la Edad Antigua hace unos 15 siglos, que esté desapareciendo de esa manera.

- Ratónito. La verdad es que sí. A mi me habría gustado visitarlo alguna vez.

- Kamek. (Mirando a Ratónito) ¿Qué haces todavía aquí? ¡Vete a trabajar o a vaguear o a lo que sea!

(Cuando Ratónito se va, el GHM mira a Kamek)

- GHM. Oye, Kamek...

- Kamek. ¿Sí?

- GHM. ¿En serio te gustan los vestidos de princesa?

(Kamek se apoya sobre la mesa, frustrado)

_______________________________________________________________

(Horas después, en la habitación de Kamek se encuentran el Magikoopa, el Trío de Élite, Korokoopa y Spiriny)

- Kamek. Bien. Os preguntaréis por qué os he reunido a vosotros cinco.

- Korokoopa. Sí.

- Kamek. Como bien sabréis, desde que llegásteis a este castillo estáis en periodo de prueba. Para poder obtener el tan deseado ascenso que queréis, tendréis que cumplir una doble misión importante.

- Guydo. ¿De cuál se trata, jefe Kamek?

- Kamek. Os dividiréis en dos grupos. (Mira a Korokoopa y a Spiriny) Vosotros iréis al Desierto Koopa, a eliminar como sea posible toda o gran parte de la tierra que cubre el Kooliseo...

- Spiriny. ¡¿Qué?! Pero si eso no lo podemos hacer nosotros solos.

- Kamek. (Ignora a Spiriny y mira al Trío de Élite) Y otros iréis a paralizar la futura erupción volcánica del Volcán Roca Picuda.

- Goombilón. ¿Cómo? ¿Que va a erupcionar un volcán?

- Korokoopa. (Se ríe) Lo vuestro es peor que lo nuestro.

- Paratroopi. ¿Y cómo vamos a impedir la erupción? ¿Poniendo un tapón gigante en el cráter?

- Kamek. Hay una central de control cerca del cráter. Desde hace más de 20 años está abandonado, pero podría tener algo útil para poder solucionar problemas de este tipo.

- Guydo. Pero jefe Kamek, los expertos no saben qué hacer, ¿cómo lo podemos saber nosotros?

- Kamek. Porque creo que no querréis quedaros sin trabajo, ¿verdad? (El Trío de Élite niega con la cabeza) ¡Pues marchaos! ¡¡Todos!!

(Salen de la sala el Trío de Élite y Korokoopa y Spiriny)

_______________________________________________________________

(Al Desierto Koopa llegan Korokoopa y Spiriny caminando y sudando)

- Korokoopa. Uf, uf... Qué calor hace.

- Spiriny. (Dice irónicamente) Es lo que tienen los desiertos, que cuando menos te lo esperas aumenta la temperatura.

- Korokoopa. ¿Dónde estará el Kooliseo ese del que hablaba Kamek?

- Spiriny. No sé. Nunca he estado por aquí

- Korokoopa. Pues deberías saberlo. Aquí hay más Spinys que en ningún otro sitio.

- Spiriny. Pues preguntemos a alguno a ver si conoce ese Kooliseo.

(Ven a un Lakitu cerca de un cactus y se acercan a preguntarle)

- Korokoopa. Hola. Eh, perdone, ¿el Kooliseo?

- Lakitu. Si venís a visitarlo, llegáis tarde. Apenas se ve la cúpula.

- Spiriny. No, no. Venimos a restaurarlo.

- Lakitu. (Aguanta la risa) Será una broma, ¿no?

- Korokoopa. No, lo decimos en serio.

- Lakitu. ¿Sólo venís vosotros dos? (Asienten) Bueno... En fin. Es por allá. (Les señala el camino y, tras despedirse, el Lakitu sale volando)

- Spiriny. La verdad es que yo también veo ridículoque un Koopa y un Spiny vayan a hacer esto...

(El Cactus se da la vuelta y resulta ser un Snifit)

- Cacfit. Tened mucho cuidado.

(Korokoopa y Spiriny pegan un bote del susto, pues no se esperaban lo ocurrido)

- Korokoopa. ¡Oye, no des esos sustos!

- Spiriny. ¿Y por qué tenemos que tener cuidado?

- Cacfit. Nadie ha entrado en ese lugar desde hace años, y dicen que hay una maldición dentro del Kooliseo.

- Korokoopa. U-una... ¿maldición?

- Cacfit. Sí. Dicen que el que entra ahí no sale. Ya varios antes que vosotros lo intentaron y nada más se ha vuelto a saber de ellos.

- Korokoopa. Ay, qué miedo...

- Spiriny. ¿En serio creéis en las maldiciones? Eso son cuentos para pasar el rato, por favor. Vamos de una vez. (Ve que Korokoopa no se mueve) ¿Qué pasa? ¿Tienes miedo?

- Korokoopa. ¿Yo? ¿Pero qué tonterías dices? Yo no le temo a nada. (Korokoopa sigue a Spiriny)

- Cacfit. Pobres ilusos...

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en la base del Volcán Roca Picuda se encuentra el Trío de Élite)

- Goombilón. ¡¿Vamos a tener que llegar a la cima?! ¡Pero si está muy alta! Qué pereza.

- Guydo. Goombilón, estamos en período de prueba. No hay que dormirse en los laureles.

- Paratroopi. Puf, pues con lo que le gusta a Goombilón dormir...

- Guydo. Paratroopi, era una frase hecha... (Mira a la cima desde la base) Tenemos que demostrar a Kamek que valemos como secuaces de Bowser. Sólo de este modo podremos enfrentarnos algún dia a Mario.

- Paratroopi. Pues no sé si enfrentarnos a Mario es una buena recompensa...

- Guydo. Vamos a subir y no se hable más. ¿Entendido? (Paratroopi y Goombilón asienten) Tampoco será para tanto.

...............................................................................................................................

(Tras cinco minutos de subida, llegan a un campo llano en donde hay varios Toads con colas Tanooki)

- Goombilón. Al fin hay alguien en este volcán deshabitado.

- Guydo. A ver si nos ofrecen agua o algo de comer.

- Paratroopi. Yo no estoy cansado...

- Goombilón. Claro, porque tú vuelas, maldito tramposo...

- Guydo. (Se acerca a un Toad) Buenas... (el Toad le mira sin decir nada) Eh... Venimos a extinguir una inminente erupción volcánica. ¿Podría darnos agua? Estamos sedientos.

- Toad Tanooki. No.

- Guydo. ¿Por qué no?

- Toad Tanooki. Porque no me da la gana.

- Goombilón. Seréis desagradecidos. Venimos en nombre de Bowser.

(De repente, los Toads Tanooki se transformar y resultan ser Tanoombas. Los múltiples bloques ? que hay alrededor también se transforman en Tanoombas. Algunas monedas también resultan ser Tanoombas y varias Rocas Picudas dormidas no forman parte de las paredes del volcán, sino que son también Tanoombas. Decenas y decenas de Tanoombas miran enfadados al Trío de Élite)

- Guydo. Eh... Tranquilidad. Esto se puede solucionar con el diálogo.

- Goombilón. N-no se les ve con mucha pinta de habladores...

(De repente una Roca Picuda en llamas cae cerca del lugar y los Tanoombas salen corriendo)

- Paratroopi. Uf, gracias al destino y a esa roca en llamas.

- Guydo. Paratroopi, veo que no eres consciente del peligro. Esto es una señal de que el volcán está a punto de erupcionar. ¡Tenemos que llegar a la cima cuanto antes!

(El Trío de Élite sigue su camino de forma más rápida)

_______________________________________________________________

(Por otra parte, en el Desierto Koopa se encuentran Spiriny y Korokoopa junto al gran montículo en donde está enterrado el Kooliseo)

- Korokoopa. Madre mía, esto sí que es grande.

- Spiriny. Una cosa... ¿Cómo vamos a entrar? La entrada está cubierta bajo capas y capas de arena.

- Korokoopa. Ejem... (señala una tubería que tiene un cartel al lado que dice: “salida de emergencia del Kooliseo”) Podríamos utilizar esa tubería, ¿no?

- Spiriny. Vaya, qué casualidad. Entremos. (Korokoopa y Spiriny se meten dentro de la tubería)

...............................................................................................................................

(Pocos minutos después, Korokoopa y Spiriny salen de la tubería dentro del Kooliseo. Todo está oscuro y no se ve nada)

- Korokoopa. Oscuridad y más oscuridad. ¿Y ahora qué hacemos?

- Spiriny. Siempre traigo conmigo una linterna... (la enciende y se la da a Korokoopa)

- Korokoopa. Menos mal. Si no, no podríamos haber avanzado. Ahora vamos a buscar un interruptor o algo.

(Korokoopa apunta con la linterna casualmente a un interruptor)

- Spiriny. ¡Bien! Vamos a ver qué pasa. (Spiriny activa el interruptor y todo el lugar empieza a vibrar con fuerza. Empieza a caer arena del techo) ¡¡Ahh!!

- Korokoopa. ¡Parece que el techo se va a derrumbar!

- Spiriny. (Dice irónicamente) ¡No me digas, no me había dado cuenta!

(Tras varios minutos de vibraciones, se escucha un fuerte sonido cerca de los personajes. Korokoopa apunta con la linterna a la tubería de salida de emergencia, pero no se ve más que Rocas Picudas bloqueando el paso)

- Korokoopa. N-no... No, no, no... ¡No! La salida...

- Spiriny. Me... Me parece que ya no hay salida.

- Korokoopa. (Se pone de rodillas e intenta apartar sin conseguirlo los Roca Picudas) No... ¡No! No quiero morir en una tumba subterránea.

- Spiriny. Korokoopa, no sé si eres consciente, pero tarde o pronto todos acabaremos en una… (toca otro interruptor en la oscuridad y todo el pasillo se ilumina) ¡Genial! Encontré el verdadero interruptor de la luz.

- Korokoopa. (Apaga la linterna y mira al primer interruptor que tocó Spiriny. Lee en alto el cartel que había encima) “Precaución. Interruptor de bloqueo de la salida de emergencia”.

- Spiriny. ¿Qué? ¿Quién en su sano juicio querría bloquear una salida de emergencia?

- Korokoopa. Pues no sé, pero lo que sí sé es que ya no hay salida posible. Estamos atrapados. (Ve unos esqueletos) ¡¡Ahhh!! ¡Muertos!

- Spiriny. Tranquilízate. Hay que mantener la calma.

- Korokoopa. ¡¿Mantener la calma?! ¡Hay muertos en este sitio! La maldición es verdad.

- Spiriny. Por favor, una maldición no se cumple con un par de cadáveres. (Dice irónicamente) ¿Ves algún suceso paranormal? No sé, fantasmas, gente muerta, fantasmas matando a gente...

- Korokoopa. Se acabó, esto ya ha ido demasiado lejos. (Saca un walkie-talkie) Voy a contactar con Kamek para que nos saquen de aquí.

_______________________________________________________________

(Tiempo después, en la cima del Volcán Roca Picuda se encuentra el Trío de Élite)

- Paratroopi. Ah... Qué vistas tan bonitas del Reino Champiñón.

- Guydo. Por favor, ¿puedes centrarte en lo que importa?

- Goombilón. Kamek nos dijo que por aquí había una base. ¿Alguien ve alguna?

- Guydo. No... (Coge un walkie-talkie) Pero voy a avisar a Kamek de ello.

...............................................................................................................................

(Mientras tanto, en la sala de Kamek se encuentra el Magikoopa solo. Su walkie-talkie empieza a funcionar)

- Guydo (voz). Aquí Guydo, repito, aquí Guydo. ¿Me recibe? Cambio.

- Kamek. (Coge el wakie-talkie) Te recibo, Guydo. ¿Qué ocurre? Cambio.

- Guydo (voz). No encontramos la base de la que nos habló. Estamos en la cima del Volcán Roca Picuda.

- Kamek. Bien. Ahora tenéis que coger un sendero de bajada diferente al que utilizásteis para alcanzar la cima. Cambio.

- Goombilón (voz). ¡¿Qué?! ¿Bajar otra vez? Con lo que nos ha costado subir...

- Guydo (voz). ¡Goombilón! El que usa el aparato soy yo, ¿vale? Perdone, jefe Kamek. Haremos lo que diga. Cambio.

- Kamek. Os tengo que dejar. Me están llamando por otra parte. Cambio y corto. (Cambia de conversación)

- Korokoopa (voz). ¡Kamek! ¡Ha ocurrido una cosa terrible! Cambio.

- Kamek. ¿Qué pasa? Cambio.

- Korokoopa (voz). Spiriny y yo nos quemos quedado encerrados en el Kooliseo.

- Kamek. ¡¿Qué?! Pero si sólo teníais que investigar por fuera si había algún modo de quitar toda la arena de en medio.

- Korokoopa (voz). Ah... ¿en serio?

- Spiriny (voz). Korokoopa, ¡eres idiota! Vamos a morir a lo tonto.

- Kamek. A ver, tranquilizaos. Ahora mismo intento solucionar todo esto.

...............................................................................................................................

(Un cuarto de hora después, dentro de la base del Profesor Fesor en lo alto del volcán, todo está oscuro. Entra el Trío de Élite haciendo fuerza al abrir la puerta de acceso)

- Guydo. Qué sucio está todo. Se nota que lleva abandonada la base unos cuantos años.

- Goombilón. ¿Y se supone que aquí habrá el material necesario para controlar un volcán?

- Paratroopi. Tal vez... O tal vez no.

_______________________________________________________________

(Varias horas después, fuera del gran Kooliseo se encuentran Kamek y muchas criaturas del Reino Champiñón, entre las que destacan Lakitus, Helicoguys y Koopas de caparazón rojo)

- Kamek. (Hablando con un Lakitu con bigote) ...y por eso se han quedado atrapados en el Kooliseo. Necesito que rescate a los chicos cuanto antes.

- Helicoguy. (Se acerca y mira al Lakitu) Jefe, hemos encontrado la salida de emergencia bloqueada por centenares de rocas pesadas.

- Lakitu. Rayos... Sigue trabajando. (El Helicoguy se va y el Lakitu mira a Kamek) Como ve, ya no hay manera de acceder al interior de la estructura.

- Kamek. Sí que se puede. Si pudieran hacer un ligero agujero en lo alto de la cúpula, unos cuantos hombres suyos podrían bajar y rescatarles.

- Lakitu. Lo siento, pero no puedo ordenar eso.

- Kamek. ¿Qué? ¿Y eso por qué?

- Lakitu. Porque el Kooliseo es patrimonio histórico del reino. Si yo o alguno de mis muchachos destruyeran lo más mínimo de la estructura, recibiríamos una multa millonaria.

- Kamek. ¡¿Entonces va a dejar a dos seres vivos ahí dentro sin hacer nada?!

- Lakitu. No, parece que no me ha entendido. Rescatarles, lo que se dice rescatarles, lo estamos haciendo, pero sin dañar el Kooliseo. Ahora mismo mis muchachos están intentando retirar todas las pesadas rocas que tapan el camino.

- Kamek. ¿Y cuánto tardarán en entrar al Kooliseo, aproximadamente?

- Lakitu. A este ritmo y suponiendo que el clima sea favorable... Unos dos meses.

- Kamek. ¡¿Qué?! Es imposible que nadie aguante dos meses sin comer ni beber ahí metido.

- Lakitu. Pues que no se hubieran metido. ¿Qué hacían ahí dentro?

- Kamek. (Intenta disimular) Eh... Pues no sé... Bueno, sigan trabajando. (Kamek se aleja del lugar y coge el walkie-talkie) Korokoopa, ¿me recibes?

...............................................................................................................................

(Dentro del oscuro Kooliseo...)

- Korokoopa. (Con el walkie-talkie en mano) Te recibo, Kamek. Dime que traes buenas noticias, por favor. Cambio.

- Kamek (voz). Bueno, tengo que decir que traigo buenas y malas noticias. ¿Por cuál empiezo?

- Spiriny. Por las buenas. Necesito positivismo.

- Kamek (voz). Las buenas noticias son que hay un equipo de rescate trabajando duramente en vuestro caso.

- Korokoopa. ¡Genial! ¿Y las malas?

- Kamek (voz). Que van a tardar dos meses en sacaros.

- Korokoopa. ¡¡¿Qué?!! Kamek, dime que esto es una broma pesada.

- Kamek (voz). Ojalá lo fuera. Al parecer el Kooliseo es monumento histórico y los trabajadores se niegan a dañarlo lo más mínimo para evitar que les multen.

- Spiriny. ¡Increíble! Pues ya nos podemos ir muriendo, porque aquí nadie nos va a ayudar.

- Korokoopa. Kamek, ¡¿nos quieres explicar cómo vamos a aguantar aquí dos meses?!

- Spiriny. Eso, eso. Que yo tengo ganas de ir al baño.

- Kamek (voz). Pues busca algún baño. El Kooliseo tiene que tener alguno.

- Spiriny. No, no. Yo no pienso ir allí, a ver si me va a pasar algo.

- Korokoopa. Spiriny, ¿no decías que lo de los fantasmas era todo cuento?

- Spiriny. Sí, pero a ver si va a ser verdad y muero a lo tonto.

- Kamek (voz). Lo siento mucho... Intentaré hacer lo que pueda.

- Korokoopa. ¿Y por qué no intentas tú entrar en el Kooliseo mediante la manera que el equipo de rescate no quiere?

- Kamek (voz). Porque entonces me multan a mí.

- Spiriny. Ah, muchas gracias, Kamek. Ahora vemos lo que te importamos.

- Kamek (voz). (Disimula) Uh, estoy perdiendo la conexión. Cambio y corto.

- Korokoopa. ¡No! Kamek, no hagas el viejo truco de la pérdida de conexión. (Mira el walkie-talkie apagado) Rayos... ¡Rayos! (Lanza el walkie-talkie contra el suelo y lo destroza)

- Spiriny. ¡¿Pero qué haces, idiota?! ¡Ahora estamos incomunicados con el exterior!

- Korokoopa. Lo... Lo siento... Es que a veces no puedo controlar la furia.

_______________________________________________________________

(Por otra parte, dentro de la base del Profesor Fesor en lo alto del volcán se encuentra el Trío de Élite buscando algún plano, botón o cualquier cosa que explique cómo apagar un volcán)

- Paratroopi. Yo ya desisto... Aquí no vamos a encontrar nada.

- Goombilón. No hay que preocuparse. De todos modos, Kamek nos ha dicho que la erupción no va a ser grave.

(Se oye de fondo una explosión. Toda la base vibra y el Trío de Élite se echa al suelo)

- Paratroopi. ¡¿Esa no es una erupción grave?!

(Empiezan a caer Rocas Picudas ardientes del cielo y varias chocan contra el techo de la base, destruyéndolo. De repente, en mitad del caos, Guydo se levanta sostenieno un aparato)

- Guydo. ¡Sí! He conseguido lo que buscaba.

- Goombilón. ¿Qué se supone que es eso?

- Guydo. Lo que nos va a salvar. Por fin vamos a poder apagar el dichoso volcán. (Guydo presiona un botón y la máquina se enciende. Aparece en la grabación de la máquina el Profesor Fesor de hace más de 25 años)

- Fesor (voz). Bienvenidos al tutorial de apagado de volcanes. Este video ha sido posible gracias a la colaboración de mis compañeros, los cuales nombraré a continuación...

- Goombilón. ¿Se va a poner a decir nombres? ¡Guydo, sáltate esa secuencia, por favor!

- Guydo. (Acelera el vídeo hasta cierto punto) Ya está. Ha estado el tío hablando de sus compañeros cinco minutos.

- Fesor (voz). ...y una vez nombrados a todos, comencemos con el tutorial. El primer episodio irá destinado al contexto, es decir, qué es un volcán, cómo se forma, y sus peligros y beneficios para el medio...

(Mientras tanto, más Rocas Picudas ardientes provocan agujeros en el techo)

- Goombilón. Y ahora se pone a hablar de volcanes. ¿Pero qué tutorial es este?

- Paratroopi. Pues a mí me parece muy completo.

- Guydo. (Apaga el aparato) Se acabó, vamos a solucionar esto a nuestro modo. El plan es el siguiente: nosotros tres vamos a ir tocando todos los botones de la base que veamos. Alguno tendrá que ser el correcto, digo yo.

- Paratroopi. No nos queda otra opción...

(Los tres se dispersan por la base en busca de botones que apretar)

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en otros lugares del reino cunde el pánico. Las Rocas Picudas ardientes chocan contra la Isla Yoshi, contra Navivilla y contra el Desierto Koopa. Dentro del Kooliseo, Spiriny y Korokoopa se encuentran sentados en la sala principal del lugar, muertos de hambre y sed)

- Spiriny. Ah... Si lo hubiera sabido me habría pegado un atracón a comer como si fuera Ratónito.

- Korokoopa. Habría dado igual. Aquí nadie nos va a rescatar, no le importamos a nadie... Ah... Qué hambre...

- Spiriny. Y qué sed...

- Korokoopa. ¿No tenías ganas de ir al baño?

- Spiriny. Ya no tengo... (Korokoopa, al oir eso, se aparta un poco de Spiriny con cara de asco)

- Korokoopa. No quiero morir...

- Spiriny. Al menos ya sabemos que lo de la maldición era mentira.

- Korokoopa. Ah, ¿sí? ¿Y cómo explicas los esqueletos que hemos visto a lo largo del pasillo?

- Spiriny. Esos serían pringados, como nosotros, que también se habrían metido aquí pensando que podrían salir y que se quedaron atrapados.

(De repente, una Roca Picuda ardiente rompe justo la parte alta de la cúpula. Muchos rayos de sol consiguen entrar en la amplia sala del Kooliseo, y Korokoopa y Spiriny miran al cielo esperanzados)

- Korokoopa. Li-libres... ¡Libres!


(Por la tarde, Kamek, el Trío de Élite, Korokoopa y Spiriny se encuentran reunidos en la habitación del Magikoopa. Todos están escuchando la radio)

- Presentador (voz). ...y en las noticias de última hora tenemos la inesperada erupción volcánica a gran escala. El radio de los meteoritos producidos ha alcanzado zonas como la Isla Yoshi o el Desierto Koopa. Todos los habitantes de la Isla Yoshi están ahora abandonando sus destrozados hogares y cogiendo barcos con dirección a la primera Isla de Yoshi existente, en mitad del océano. Por otra parte, los impactos en el Desierto Koopa han destruido parte del Kooliseo, aunque las autoridades afirman que no están dispuestas a restaurar la mítica construcción.

- Kamek. (Desilusionado) Bueno... Todo ha salido mal, pero no tan mal...

- Korokoopa. Jefe Kamek, sentimos habernos quedado atrapados en el Kooliseo...

- Guydo. Y nosotros sentimos no haber podido parar la erupción antes de que empezara.

- Paratroopi. (Dice en tono bajo) Aunque al final lo logramos... (Guydo le da un codazo para que se calle.

- Kamek. (Más desilusionado aún) Ya... No me contéis nada más.

- Spiriny. Por favor, jefe Kamek, no nos despida. Podemos hacerlo mejor.

- Kamek. No, no. ¿Para qué os iba a despedir? Si hago eso podrían tocarme otros secuaces aún peores. Prefiero no arriesgarme...

- Goombilón. Lo... Lo sentimos.

- Kamek. Desapareced de mi vista; no me encuentro muy animado...

(Todos se van. Minutos después, el Gran Hermano Martillo entra)

- GHM. (Alegre) Bueno, ¿qué tal ha ido todo?

- Kamek. (Mira al GHM) Esto no me hace gracia. ¿Sabes?

- GHM. Levanta esos ánimos. Esos secuaces que ves algún día llegarán a ser grandes, hazme caso.

- Kamek. ¿Tú lo crees? Creo que ese día está a años luz de llegar...

(La noche se está echando, y el Reino Champiñón se oscurece poco a poco para preparar un próximo día nuevo)

Cosas que añadir

  • Tras la erupción volcánica, el cráter del Volcán Roca Picuda quedó tapado por un Roca Picuda gigante ardiente. La lava y otros restos volcánicos dejaron las paredes con formas de caras de Roca Picuda sin forma.
  • La Isla de Yoshi se fue separando poco a poco del Reino Champiñón.
  • El Volcán Roca Picuda y el Desierto Koopa se fusionaron formando la Playa Picada (se produjo un cambio de nombre de Picuda a Picada), en donde el volcán dormido sería la montaña en cuya cumbre se encuentra Chakron.
Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.