FANDOM


LTS 2 años portada


Máquina atención
Este episodio, a pesar de estar ambientado en la temporada sexta, es independiente de la historia principal, y todo lo que ocurra no repercutirá en ella.

Resumen

Ya han pasado dos años desde que la serie empezó. Parece que fue ayer... Desde entonces, han pasado muchísimas cosas graciosas, las cuales no podrían ser recopiladas todas dentro de un episodio. Aquí se mostrará una cuidada selección de algunas escenas que ya se han repetido en episodios anteriores, pero adaptadas al episodio.

Música

Máquina atención Es recomendable que abras en otras pestañas las músicas.

1. https://youtu.be/5HN5MjZPfbI

2. https://youtu.be/w5AZRtpTLhM

Intro LTS Temp.6. Dr. Freezegood

(El Reino Champiñón por la mañana. En la habitación de Kamek del Castillo de Bowser, Kamek está durmiendo tranquilamente)

- Kamek. (Se despierta, se sienta en su cama y se estira) ¡Oh! Buenos días, Reino Champiñón.

- Robert. (Aparece con un vaso con café detrás de Kamek) Hola Kamek.

- Kamek. ¡¡Aaah!! (Mira detrás suya y ve a Robert) Robert, menudo susto me has dado. ¿Qué haces aquí a estas horas de la mañana?

- Robert. Salí a dar un paseo por la mañana y de repente me encontré algo fatal.

- Kamek. ¿El qué?

(Aparece Kammy mágicamente detrás suya)

- Kammy. ¡Kamek, hijo mío!

- Kamek. ¡¡Aaah!! ¿Pero qué os pasa hoy? ¿Acaso os habéis compinchado para amargarme la mañana?

- Goombilón. Kamek, no te adelantes, que en cuanto veas lo que ha montado Kammy el día se te va a amargar aún más.

- Kamek. (Mira a Kammy) Madre, ¿qué has hecho ahora?

- Kammy. Estuve pensando en días pasados, y me di cuenta de que este castillo necesita un ligero apoyo. Mira por la ventana trasera de la habitación y verás a lo que me refiero.

- Kamek. (Va a la ventana trasera, sube la persiana para que entre la luz y al ver lo que se refería Kammy, se queda atónito) Ma-ma-ma... Madre... ¡¿Qué has hecho?! ¡¿Qué hace la central nuclear de nuevo en el patio trasero?!

- Kammy. Proporciona tanta energía a este castillo que sería una pena desperdiciarla.

- Kamek. (Asustado) En cuanto lo vea el resto del castillo me van a matar...

- Kammy. Tranquilo. Como alguien te haga algo, hago una brecha en el reactor y que todo este reino salga despedido por la explosión.

- Kamek. Madre, eso ni se te ocurra decirlo en broma. (Se queda pensativo unos instantes) Un momento, ¿no la habrás vuelto a conectar a mi nevera?

- Kammy. No, hombre. (Kamek se tranquiliza) La he conectado a la cámara frigorífica del castillo.

- Kamek. ¡¿Qué?! Ay, madre... Se van a contaminar todas nuestras reservas.

- Kammy. Tranquilízate. Por esa cámara sólo pasa vapor de agua para enfriarse. El material nuclear reside en los reactores de la central.

- Goombi. Como haya una fuga, ya podemos despedirnos de este mundo...

- Kamek. Vamos a reunirnos todos para informar a todo el mundo sobre esto.

- Robert. No creo que sea necesario, Kamek, si te asomas por la ventana verás a un gran grupo de gente frente a la central.


Diálogo

(En la sala de reuniones del castillo se encuentran Bowser, Kamek, Kammy, Ratónito, Bombazulina, Robert, el Trío de Élite, Korokoopa, Kaproopa, Rita-disc, Spiriny, Popkey y Bob-by. Ratónito tiene una cámara con la que está grabando toda la sala)

- Kamek. Guardemos todos la calma. ¡Ya está bien!

- Korokoopa. ¿Quién ha sido el degenerado que ha vuelto a construir esa cosa detrás del castillo?

- Kammy. Yo. ¿Algún problema, Koopa molesto?

- Korokoopa. Oh... Debí obviarlo...

- Rita-disc. Una central nuclear conectada a la nevera de nuevo. Esto es surrealista.

- Kamek. No. Ya al parecer no está conectada a la nevera. Está conectada a la cámara frigorífica.

- Guydo. ¡¿En serio?! Jo, toda la comida que había guardado se va a estropear.

- Goombilón. ¿Guardabas ahí comida? Pues vaya...

- Popkey. ¡¡Vamos a morir!! ¡¡Todos a cubierto!!

- Bob-by. Popkey, que no nos están bombardeando, loca...

- Spiriny. ¿Y a qué viene recurrir de nuevo a la energía nuclear? La última vez varios salimos heridos.

- Kamek. Si recuerdas bien, la energía nuclear fue la única que no nos falló. Por algo será.

- Bowser. Querido Kamek, ¿y no se te habrá ocurrido por casualidad que tal vez nos falle esta vez?

- Kaproopa. Paratroopi, tengo miedo... (coge el brazo de Paratroopi)

- Kamek. A ver, dejemos hablar al experto en esto. (Mira a Robert) ¿Qué es lo pero que puede pasar con esta central?

- Robert. Pues muchas cosas. Desde una explosión de kilómetros de radio que acabe con todo a su paso hasta cambios anómalos en nuestro organismo.

- Bombazulina. ¿Cambios anómalos?

- Robert. Tumores, cambios genéticos, destrucciones de ciclamientos...

- Paratroopi. ¿Cicla...qué?

- Robert. Las moléculas en disolución pueden ciclar. Un ejemplo conocido es el pirano.

- Paratroopi. Pirano es el instrumento con el que se toca música, ¿no?

- Guydo. No. Eso es “piano”. Pirano es al que le encanta quemar cosas.

- Korokoopa. ¡Eso es “pirómano”! Y a mi sí que me tenéis quemado. Estoy harto de vuestras fiestecitas a la una de la madrugada.

- Goombilón. Korokoopa, es una forma que tenemos de matar el aburrimiento.

- Paratroopi. ¿Qué? ¡¿Al hacer fiestas matamos?! Ay, madre... A ver si nos van a arrestar... Yo no quiero ir a la cárcel.

- Bob-by. Cabo Paratroopi, ni tú ni nadie de vosotros deberíais ir a la cárcel. Todos deberíais estar en un centro psiquiátrico, que buena falta os hace.

- Popkey. Eso no lo dirás por mi también, ¿no?

- Kammy. Tú la que más, loca bipolar.

- Popkey. Pues anda que tú, vieja malhumorada...

- Kammy. (Saca su varita) ¡Eso no me lo dices fuera de esta sala!

- Bowser. (Mira a Kamek preocupado) ¿Pero de qué demonios están hablando? Cambian de tema demasiado rápido.

- Kamek. No tengo ni idea, amo Bowser. Hablan de pianos quemados en centros psiquiátricos o algo así.

- Bowser. No comprendo cómo pueden estar tan tranquilos mientras todos corremos peligro.

- Kamek. (Invoca con su magia un megáfono) ¡¡¡Callaos ya!!! Pesados. (Todos se callan y Kamek hace desaparecer al megáfono) Ratónito, ¿cómo es que hasta ahora no has abierto la boca? Estás muy callado.

- Ratónito. Os estoy grabando en vídeo.

- Kammy. Ah... Y yo sin maquillarme...

- Kamek. ¿Y a qué se debe eso?

- Ratónito. Una compañía llamada “Dos años de risas” ha iniciado un proyecto con un premio genial. Hay que enviarle un vídeo casero cómico, y el ganador se llevará un premio fabuloso. Y he pensado que qué hay más cómico aquí que un día en el Castillo de Bowser.

- Bombazulina. Pues a mi no me váis a grabar. No pienso dejar que medio mundo se ría de mi. ¿El resto de vosotros sí? (Muchos niegan con la cabeza)

- Kamek. Paremos ya de hablar de otras cosas. ¿La central nuclear se queda o no, amo Bowser?

- Bowser. Hmmm... Sí. (Todos quedan atónitos)

- Spiriny. Amo Bowser, creo que su malignidad no entendió bien. Kamek le ha preguntado si quiere que se quede ahí la central o, si por el contrario, quiere eliminar un peligro vital para el castillo.

- Bowser. Lo he entendido perfectamente. Y quiero que se quede.

(Todos se ponen a hablar preocupados)

- Kamek. Ya podéis volver a vuestros trabajos.

- Rita-disc. ¿Pero cómo lo dices tan tranquilo? En cualquier momento esa cosa puede explotar.

- Robert. Si no se controla bien, el porcentaje es alto.

- Kammy. Los porcentajes y las probabilidades son memeces. ¿Conocéis alguno alguna central nuclear que haya explotado? (Todos se miran) Pues ya está, la central nuclear se queda.

- Bob-by. Pero no podemos dejar algo tan peligroso en manos de alguien que ni sabe cómo funciona eso.

- Kammy. Perdona, abandona-novias, pero sé perfectamente cómo funciona una central nuclear. He mirado hace diez minutos un manual de instrucciones y lo he entendido todo.

- Robert. Kammy, ¿para qué sirve un reactor?

- Kammy. Eh... Hmmm... Para lo que a ti no te importa. ¡Todo el mundo fuera de esta sala ya!

- Kamek. Madre, eso lo digo yo. ¡Todo el mundo fuera de esta sala!

(Mientras la gente va saliendo insegura, se agrupan Ratónito, Kamek y Bowser en el fondo de la sala)

- Bowser. Psst. Ratónito, ¿cuál era el premio que daba esa compañía?

- Ratónito. He intentado guardarlo en secreto por si podía llevarme una gran parte, pero... el premio es un millón de monedas.

(Bowser y Kamek se quedan atónitos)

- Bowser. U-un mi-millón de...

- Kamek. ¡¿Monedas?!

- Ratónito. Ajá. Entonces, ¿os apuntáis al vídeo?

- Bowser. Por supuesto. Es una oportunidad única.

- Kamek. Pero amo Bowser, todos los secuaces se han negado en masa.

- Bowser. Mejor, así saldrán más naturales en el video. Kamek, mientras yo voy a por un recado, quiero que instales cámaras y micrófonos en todas las salas de este castillo. Quiero que el vídeo quede como una historia real.

- Ratónito. Las cámaras no serán necesarias. Utilizaremos las de seguridad del castillo.

- Bowser. Perfecto, pues entonces sólo los micrófonos.

- Kamek. Amo Bowser, ¿a qué recado va, si puede saberse?

- Bowser. Voy a añadir acción al vídeo, jua, jua, jua.

_______________________________________________________________

(Comienza la música 1)

(En la habitación del Trío de Élite los tres secuaces miran a Kamek y a Ratónito mientras varios Shy Guys entran en la sala colocando por las paredes micrófonos)

- Guydo. ¿Y qué son esas cosas que están poniendo?

- Ratónito. (Él y Ratónito se miran y disimulan) Hmmm... No sé mucho de tecnología, pero creo que se trata de compositores volumétricos aumentadores de la calidad. (Kamek mira con furia a Ratónito)

- Paratroopi. ¿Compostadores de qué?

- Kamek. N-no le hagáis caso. Es que se ha tragado uno de los champiñones de Mario y está alucinando.

- Goombilón. Pero si Mario los come todos los días y no delira.

- Kamek. A saber las alucinaciones que tiene ese fontanero...

...............................................................................................................................

(En la habitación de Popkey...)

- Bob-by. ¿Entonces qué son esos aparatos?

- Kamek. Son... Eh... Medidores de la radioactividad del medio ambiente. Como tenemos una central nuclear cercana, es necesario ver si ha habido alguna fuga y todo este ambiente es tóxico.

- Bob-by. Y tú diciendo que no había de qué preocuparse.

- Popkey. Y si salen positivos los análisis, ¿de qué nos sirve eso? ¡¡Moriríamos al instante!! (Se sienta) No me encuentro bien, me estoy mareando... ¿Y si es la radioactividad esa?

- Ratónito. (Ve que Kamek se queda sin respuestas) Que no va a pasar nada, pesada. Y eso que te pasa es puro cuento. Deja de fingir para preocuparnos.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Korokoopa...)

- Korokoopa. ¿Medidores de la radioactividad del ambiente? ¿Os creéis que soy tonto? Como experto en tecnologías de este castillo sé perfectamente que esos son micrófonos.

- Kamek. Ya... Eh...

- Korokoopa. ¿Qué queréis hacer con ellos, eh?

- Kamek. Hmmm... ¡Ya está! Hemos puesto también micrófonos en la habitación del Trío de Élite secretamente, para que así puedas escuchar de lo que habla Paratroopi cuando no estás.

- Korokoopa. Oh, no se me había ocurrido. ¡Es buena idea! ¿Y cómo lo escucho?

- Kamek. Si quieres cada semana te voy dando las grabaciones y escuchas lo que dice Paratroopi.

- Korokoopa. Me parece perfecto. A ver si consigo sacarle algún tema que estropee su imagen, ¡je, je!

- Kaproopa. (Se acerca) Hola, jefe Kamek. ¿Qué hacen todos estos Shy Guys por aquí? ¿Y esos aparatos pequeños?

- Korokoopa. Son alarmas de incendios, por si ocurre... hmmm... algún incendio.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Spiriny...)

- Spiriny. ¿Con que alarmas de incendios, eh? (Kamek y Ratónito asienten) No hace falta que sigáis mintiendo. Yo también quiero llevarme parte del premio que ganéis en el vídeo-comedia.

- Ratónito. (Intenta disimular) ¿Qué vídeo-comedia?

- Spiriny. El que mencionaste antes en la reunión.

- Ratónito. (Sigue disimulando) ¡Oh! Ese, ya recuerdo. Pero no estamos aquí por eso.

- Spiriny. Ratónito, soy el detective de este castillo, el análisis de vuestro lenguaje no verbal os delata. Esos micrófonos seguro que son para oir mis conversaciones.

- Kamek. ¡¡Ssssh!! A ver si alguien más te va a oir nuestro plan.

- Spiriny. Me conformo con un 30% del total del premio.

- Kamek. ¡Ni de broma! Te llevas un 10% y ya está.

- Spiriny. Un 25% y las vacaciones de verano pagadas.

- Kamek. Un 20% y te callas.

- Spiriny. Hmmm... Hecho.

- Ratónito. Al final nos va a salir más caro que se deje grabar que grabarle...

...............................................................................................................................

(Fuera de la habitación de Rita-disc, Kamek y Ratónito llaman repetidas veces a la puerta)

- Ratónito. Esta chica no abre.

- Kamek. (Golpea la puerta) ¡Rita-disc, abre de una vez!

- Ratónito. Nada... ¡Si no abres te quedas sin salir en el vídeo, ¿eh?!

- Kamek. (Hablando en voz baja) ¡¿Te quieres callar?! No queremos a más gente en el reparto del premio.

(Aparece Bombazulina caminando)

- Bombazulina. ¿Qué premio? ¡Oh! ¿Vais a enviar el vídeo a esa compañía?

- Ratónito. Sí, pero como tú te opusiste a grabar, no podrás ganar nada de el millón de monedas que nosotros ganaremos.

- Kamek. ¡Ratónito! Un día te voy a poner un bozal para que te calles.

- Bombazulina. ¡¿U-un millón de...?! (Kamek y Ratónito hacen gestos para que se calle) Me apunto.

- Kamek. Hala, otra más para el reparto. Al final nos vamos a quedar con nada.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Kamek, sólo llama Ratónito, pues Kamek no está ya con él...)

- Kammy. Hombre, la rata gorda.

- Ratónito. Que no estoy gordo, es que no hago deporte. En fin, venimos a poner medidores en su habitación.

(Empiezan a entrar Shy Guys)

- Kammy. ¿Medidores de qué?

- Ratónito. Pues... Medidores que miden cosas. El caso es que tengo que ponerlos aquí.

- Kammy. Quiero hablar con mi hijo.

- Ratónito. Se ha ido a recibir al amo Bowser, ahora no puede hablar.

- Kammy. Pues si no me lo afirma él, aquí no entra nadie. ¡Nadie! (Mira a los Shy Guys) ¡Fuera todo el mundo de aquí! ¡Volved a vuestros trabajos, vagos incompetentes!

- Goombi. (Aparece) Deja de pegar gritos como una loca. Ah, perdón, que ya lo eres. Sigue pegando gritos, anda.

(Para la música 1)

_______________________________________________________________

(Poco tiempo después, en las puertas de entrada al castillo, por fuera, se encuentran Kamek y Ratónito esperando a Bowser. Ratónito casi está sudando)

- Ratónito. Puf, vaya trabajo más duro hemos hecho.

- Kamek. Mira, por ahí viene Bowser montado en su Payasomóvil.

- Ratónito. ¿A quién trae consigo?

- Bowser. (Se acerca a Kamek y a Ratónito encima de su Payasomóvil) Hola, secuaces. Ya volví de mis recados.

- Kamek. ¿Puede decirme ya su malignidad qué ha traido para añadir acción al vídeo?

- Peach. (Aparece detrás de Bowser) ¡Soltadme!

- Kamek. (Impresionado, al igual que Ratónito) N-no. Amo Bowser, no me diga que ha secuestrado a la princesa de nuevo...

- Bowser. Pues no te lo digo si quieres, pero la he secuestrado. Esto añadirá sin duda acción; en cuanto venga Mario, claro.

- Ratónito. Estoy seguro de que vernos luchar contra Mario va a ser muy cómico. Cada vez veo mejor la idea del amo.

- Kamek. Como venga Mario por aquí, nos destrozará el castillo.

- Bowser. Lo sé. Por eso he cambiado de idea y pienso encerrarla en la central nuclear.

- Kamek. ¡¿En la central nuclear?!

- Ratónito. (Aguantando la risa) Esto cada vez es mejor.

- Kamek. Pero amo Bowser, ¿y si a ella le ocurre algo por culpa de la radioactividad? ¿O incluso a nosotros?

- Bowser. Que no. Hay zonas seguras. Además, si la situación se tuerce, provocamos una fuga del material nuclear y acabamos con todo.

- Kamek. Osea, resumiendo, que si no nos salimos con la nuestra, provocamos una explosión nuclear catastrófica. ¿Es así? (Bowser asiente con la cabeza y Kamek se asusta) Amo Bowser, permítame decirle que esto empieza a ser muy absurdo...

- Bowser. Kamek, ni se te ocurra cuestionar mis acciones. ¿Entendido?

- Ratónito. Amo Bowser, ¿en serio cree que una explosión nuclear va a matar a Mario? Ese fontanero es como las cucarachas: da igual lo que hagas para intentar acabar con ellas, que siempre volverán a aparecer.

- Bowser. Bueno, pero por si no aparece, yo ya voy dejando a la princesa amordaza dentro de la central.

- Peach. ¡¡Estáis locos!! ¡¿Desde cuándo manejáis material radioactivo?! ¡¿Es que queréis matarme?!

- Kamek. Creo que ya no sabemos ni lo que queremos.

- Bowser. Kamek, ve llamando a un guardia de seguridad que vigile la central por fuera. Yo mientras anunciaré mi nuevo plan al resto del castillo. Ratónito, lleva tú a la princesa al interior de la central.

(Bowser sale volando montado en su Payasomóvil y Ratónito coge en brazos a la princesa)

- Kamek. A ver ahora a quién llamo par... (hace un chasquido de dedos) ¡Ya se a quién!

- Ratónito. Hola, princesa Peach. Qué guapa está su majestad hoy.

- Peach. Lo que hay que soportar... Mario, ven pronto, por favor.

...............................................................................................................................

(Bowser flota en el aire con su Payasomóvil frente a la cara frontal del castillo, sujetando un megáfono)

- Bowser. Queridos secuaces, esbirros de todas las clases, Kammy Koopa... Os comunico que tenéis todos una nueva misión, y esa es la de evitar que Mario vuelva a rescatar a mi querida Peach.

(Los secuaces se van asomando por las ventanas y mirándose unos a otros)

- Spiriny. ¿Ha vuelto su malignidad a secuestrar a la princesa?

- Bowser. Exacto. Para mayor seguridad la tengo dentro de la central nuclear.

- Korokoopa. Para mayor seguridad dice, jajaja.

- Bowser. Korokoopa, en tu próximo sueldo cobrarás un 25% menos por esas risitas. Volviendo al tema, todos podéis ir a esa central si queréis para luchar contra Mario cuando el momento oportuno llegue. ¿Algún voluntario?

- Korokoopa. Seguro que Paratroopi quiere.

- Paratroopi. No, no, yo no.

- Kaproopa. ¿A qué ha venido eso, hermano?

- Korokoopa. (Habla en tono bajo) A ver si le da algo raro y le pierdo de vista de una vez.

- Bowser. ¿No hay voluntarios? ¿No? Perfecto. Pues el que no vaya ahí se queda sin cobrar su próximo sueldo.

(Todos se ponen a discutir desde sus ventanas)

- Robert. ¿Y qué pasa con los que tenemos otros trabajos? Yo tengo que encargarme del laboratorio.

- Bowser. Pues hoy no lo abres. Dale vacaciones a tus científicos.

- Robert. ¿Entonces les doy vacaciones o les obligo a que vayan a la central nuclear con nosotros?

- Bowser. (Se lleva la mano a la cabeza) Este castillo me cansa mucho... (Todos se ponen a discutir de nuevo) ¡¡Silencio!! (Siguen discutiendo) Ya me han perdido el respeto, fantástico. (Coge su móvil y llama a Kammy)

- Kammy. (Contesta la llamada) ¿Sí? ¿Quién es?

- Bowser. Kammy, necesito tu ayuda. Mis esbirros se han vuelto locos y necesito que los pares.

- Kammy. Ya lo sé. Lo que no entiendo es por qué me llama, si también estoy yo asomada por la ventana y le veo a su malignidad. (Saluda a Bowser desde su ventana)

- Bowser. Ya, pero es que no se escucha nada. En fin, quiero que paren de hablar. ¿Serás capaz de aplacarlos?

- Kammy. Por supuesto, ahora mismo. Voy a practicar mi canción para ir calentando para esta tarde. (Invoca un micrófono)

- Goombi. Kammy, por lo que más quieras, ¡ni se te ocurra!

- Kammy. ¡¡Laaaaaaaaa...!! (Sus cantos horrorosos terminan por hacer callar a todo el mundo)

- Bob-by. Uh, ¿qué suena? Parece una puerta mal engrasada chirriando.

- Guydo. No, no. Parece un perro gritando siendo atropellado.

- Kammy. ¡¡Laaaaaaaaaa...!! (Su micrófono desaparece y todos resoplan) ¿Qué decís de puertas y perros? Vosotros no tenéis buen oído; estaba cantando porque voy a dar un concierto esta tarde.

- Bombazulina. Madre mía. Si ella se presenta a Champivisión queda por debajo del último puesto.

- Kammy. ¿Estás insinuando que canto mal, Bob-Omb cobarde?

- Bombazulina. No, creo que me he expresado mal, lo siento. Cantas fatal.

- Kammy. ¡¿Pero cómo te atreves?! ¡Vuelve a abandonar al miedica de tu novio y déjame cantar en paz!

- Goombilón. Kammy, que ya no soy un miedica. Mi espíritu se ha fortalecido.

- Kammy. Lo que sí se ha fortalecido es mi pasión por cantar, así que si no queréis que siga cantando, callaos todos de una vez.

- Bowser. (Se quita los cascos que le impiden escuchar la canción de Kammy) Muchas gracias, Kammy. ¿Quién quiere ir a la central ahora?

- Paratroopi. Si no hay otra opción...

_______________________________________________________________

(Tiempo después, en la entrada a la central nuclear se encuentran Kamek y Ratónito)

- Ratónito. Entonces, ¿quién es ese al que has contratado como vigilante?

- Kamek. Ya lo verás. Es una persona imponente, sabia y con grandes habilidades de lucha. En cuanto se lo he ofrecido no ha dudado en aceptar el cargo.

- Ratónito. ¿Has contratado a Mario?

- Kamek. No. ¿Por qué demonios iba a hacer yo tal estupidez?

- Ratónito. No sé. Es que no conozco a nadie más aquí que reuna todas esas cualidades.

- ???. Sssaludosss.

(Kamek y Ratónito se dan la vuelta para verle. Ratónito se queda impresionado)

- Kamek. Ya ha llegado. Bienvenido.

- Ratónito. ¿En serio has contratado a ese loco?

- Basilix. ¡¡Retira essso!!

- Ratónito. ¿Y qué te pasa en la lengua? Pareces una serpiente. Estás muy raro.

- Basilix. ¡¡Sssilencio!! (Usa su mirada petrificadora y Ratónito se convierte en piedra)

- Kamek. Basilix, no le hagas eso a mis compañeros. Mario está al caer y necesitamos a cuantos más luchadores mejor.

- Basilix. (Vuelve a usar su mirada en Ratónito y lo despetrifica) Essstá bien. ¡Pero que no me provoque! ¿Qué tengo que vigilar?

- Kamek. Esta central que ves. Entra adentro y encontrarás armas con las que poder defenderte.

- Basilix. El único arma que necesssito esss esssta. (Saca sus afiladas garras, que casi llegan a la cara de Kamek) Bueno, me voy a patrullar. (Basilix se aleja del lugar)

- Ratónito. Caramba, ¿qué le ha pasado a ese Koopa?

- Kamek. El último golpe que recibió en la cabeza hace tiempo no le sentó nada bien. Se le ha ido un poco la cabeza.

- Ratónito. ¿Un poco? Yo ya no sé si temer más a Mario o a ese desequilibrado.

- Kamek. Con la medicación adecuada se tranquilizará y no tiene por qué pasar nada, digo yo.

- Ratónito. ¿Y a qué viene el acento de serpiente? ¿Se ha mordido la lengua o algo?

- Kamek. Yo ya eso no lo sé... En fin, a esperar a Mario. Por cierto, ¿cómo van las grabaciones?

- Ratónito. Ha ocurrido algo inesperado. El amo Bowser ha sacado a todos nuestros personajes estrella para la grabación de sus habitaciones. Nos hemos quedado sin poder grabarlos, con lo tanto que nos había costado.

- Kamek. Todavía queda una oportunidad. Instalemos cámaras y micrófonos por toda la central. ¿Qué te parece?

- Ratónito. Me vale.

_______________________________________________________________

(Se hace la noche. Por la noche, los esbirros de baja categoría duermen dentro del castillo. Por el contrario, los de niveles superiores, es decir, los personajes de esta serie, descansan dentro de la central nuclear iluminados por velas)

- Guydo. Esto parece una broma de mal gusto. ¿Qué clase de gente duerme dentro de una central nuclear?

- Goombilón. Bueno, lo que se dice dormir... Aquí nadie ha pegado ojo porque estamos pendientes de Mario y el maldito fontanero no aparece.

- Paratroopi. ¿Sabrá que hemos raptado a Peach?

- Spiriny. Supongo... Si aún no se ha dado cuenta es para ser tonto.

- Korokoopa. El único motivo por el que no está aquí es porque es de noche. ¿A quién se le iba a ocurrir meterse en una aventura a estas horas?

- Rita-disc. Por no hablar de dónde está Bowser. ¿Alguien lo sabe?

- Bombazulina. Está durmiendo en su cama real. Por la mañana, cuando se despierte, irá a revisar que todo está correctamente.

- Bob-by. No es listo ni nada ese Bowser. Nosotros pringando y él tan tranquilo.

(Se oyen gritos de Basilix desde fuera de la central)

- Basilix. ¡¡Intrussso detectado!! ¡¡Intrussso detectado!! (Todos dentro de la central se preparan para recibir a Mario) Ah, no, que esss un conejo. Circule, ssseñor conejo, y no haga ruido.

(Dentro de la central...)

- Kaproopa. Es la quinta vez que confunde a Mario con otro. ¡¿Es tonto o qué le pasa?!

- Kamek. Es lo que hay. ¿Acaso alguno se atreve a pasar la noche entera vigilando?

(Todos niegan con la cabeza)

_______________________________________________________________

(A la mañana siguiente, a las 8:00, Basilix sigue dando paseos alrededor de la entrada a la central nuclear. Está muy cansado)

- Basilix. (Bosteza) Uuaaaaahhh... Necesssito dessspejar la mente para rendir al máximo... Voy a ver qué encuentro dentro del cassstillo. (Da unos pasos, pero frena en seco) Hmmm... No puedo abandonar esssta posssición... ¿Qué puedo hacer? (Piensa unos momentos y abre los ojos con seguridad) ¡Ya essstá!

...............................................................................................................................

(Media hora después, a las 8:30 de la mañana, apoyado en la pared de la central cercana a la puerta se encuentra un trozo de cartón con la forma y colores idénticos a Basilix de frente. Detrás del cartón hay escondido un reproductor de sonido)

- Basilix (cartón). (Hablando sin nadie delante) Vigilar es mi deber.

- Bowser. (Aparece caminando alrededor de la central, ve el cartón de frente y cree que es Basilix) ¿Qué tal va todo, secuaz?

- Basilix (cartón). ¡La clave para la victoria es permanecer unidos!

- Bowser. Así me gusta; bien dicho. Recuérdame que te dé un extra en tu paga.

- Basilix (cartón). Adelante, ¡sin miedo! (Bowser se va caminando y aparece ahora un Koopatrullero)

- Koopatrullero. (Ve el trozo de cartón y cree que es Basilix también) Buenos días, compañero. ¿Qué tal va todo?

- Basilix (cartón). ¡¡Intruso!! ¡¡Intruso!! Iniciando proceso de evacuación. (Basilix (cartón) reproduce la música 2 durante 15 segundos y el Koopatrullero sale corriendo asustado)

_______________________________________________________________

(A las 10:00 de la mañana, todo está tranquilo alrededor de la zona del Castillo de Bowser. Mario y Luigi aparecen enfadados por el lugar. Mario muerde un trozo de champiñón y tira el resto al suelo. Luigi saca su martillo)

- Luigi. Vamos a rescatar a la princesa.

- Mario. Eso. Y ya de paso les daremos su merecido a Bowser y a los suyos.

(Se acercan a la entrada del castillo, protegida por dos Koopatrulleros)

- Koopatrullero 1. Lo siento, Super Mario, pero no puedo dejar pasar a nadie sin la contraseña.

- Mario. (Coge por el cuello al Koopatrullero) ¿Qué has dicho?

- Koopatrullero. Ugh... Contraseña correcta, pasa, pasa adentro. (Mario suelta al Koopatrullero)

- Luigi. (Aguantando la risa) Es un placer hacer negocios con vosotros. (Mario y Luigi entran en el castillo, pero en la planta baja no hay nadie)

- Mario. ¿Hola?

- Luigi. Qué raro que no haya por aquí nadie. ¿Y si es una trampa?

- Mario. No lo creo. Ellos no son tan inteligentes como para hacer planes.

- Luigi. (Mirando a varios sitios) ¡Venimos a rescatar a Peach! ¿Es que nadie va a salir a recibirnos? (Nadie sale)

- Mario. Vayamos a la sala de Bowser. Seguro que ahí estará la princesa.

...............................................................................................................................

(En la sala de Bowser, no hay nadie menos Mario y Luigi, quienes acaban de entrar)

- Mario. ¿Pero qué está pasando en este castillo? No hay nadie.

- Luigi. A lo mejor están de fiesta en algún otro sitio.

- Mario. (Dice irónicamente) Claro, por supuesto. Y en vez de invitarnos, secuestran a la princesa para que vengamos y nos unamos, ¿no?

- Luigi. Sería original.

(Se oyen ruidos bajo el suelo de la habitación)

- Mario. Ya está. Hay alguien en la planta inferior. Miremos a ver.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Kamek, se encuentran Basilix y Goombi jugando a una consola frente a una pantalla)

- Goombi. ¡Ah! ¡Casi te elimino!

- Basilix. Másss quisssieras. En cuanto veasss mi ataque essspecial, tú quedarásss fuera de combate.

- Goombi. Oye, ¿no deberías estar trabajando?

- Basilix. No hace falta. He puesssto un sssustituto

(Mario derriba la puerta de entrada con su martillo y grita antes de darse cuenta de quiénes hay en la sala)

- Mario. ¡¡¿Qué está pasando aquí?!!

(Se asustan Goombi y Basilix)

- Basilix. ¡¡Ahh!! (Petrifica a Mario) Vaya susssto nos habéis dado. ¿Quién demoniosss sssois vosssotros?

- Luigi. (Mira a Mario de piedra) Madre mía... Somos Mario y Luigi. Venimos a rescatar a la princesa.

- Basilix. Ah... Con que vosssotros sssois losss intrusssos...

- Luigi. Te exijo que le despetrifiques si no quieres saber lo que es bueno.

- Basilix. (Suelta la consola y saca sus afiladas garras) Adelante, enssséñamelo.

- Goombi. Basilix, para. Déjales salir de aquí.

- Basilix. ¿Essstás de sssu parte?

- Goombi. No, pero confío en ellos para que acaben con toda la locura que han montado Kamek y Bowser. Y ahora, despetrifícale, es una orden.

- Basilix. Caray, qué genio tiene el niño. (Despetrifica a Mario)

- Goombi. Si buscáis a Bowser y a la princesa de rosa, están dentro de la central nuclear que está al lado de este castillo.

(Mario y Luigi se miran extrañados)

- Mario. ¿Has dicho central nuclear?

- Luigi. A lo mejor se lo ha inventado...

- Goombi. Si no me creéis, salid afuera.

...............................................................................................................................

(Minutos después, Mario y Luigi miran asombrados desde el suelo la central nuclear)

- Mario. (Casi sin palabras) Pues va a ser verdad lo de la central nuclear...

- Luigi. A Bowser se le ha ido definitivamente la pinza... (Ve que en la entrada se encuentra el cartón con forma de Basilix) ¿Ese no es el secuaz que nos hemos encontrado antes?

- Basilix (cartón). Mi obligación es proteger, y proteger es lo que haré.

- Mario. (Tira el cartón al suelo y descubre el reproductor de música) Vaya seguridad han contratado. Increíble...

(Mientras tanto, dentro de la central...)

- Kamek. (Rodeado de Merodeaguys que sujetan Chomps Cadenas y mirando a todos sus secuaces) Acabo de verles llegar a la central. ¡Secuaces! ¡Esbirros de todas clases! ¡¡Al ataque!!

(Todos los secuaces van saliendo de la sala para alcanzar plantas inferiores y encontrarse con Mario)

- Kammy. Hace 14 años que luché cara a cara por última vez contra ese fontanero. Estoy ansiosa de darle su merecido esta vez.

...............................................................................................................................

(En la planta baja de la central se encuentran Mario y Luigi. Aparecen Korokoopa, Popkey y Bob-by)

- Korokoopa. Buenos días, Mario. Prepárate para tu final.

- Mario. Por supuesto que estoy preparado para derrotaros; ese es mi final.

- Popkey. Mira, fontanero, no nos cabrees, que hemos tenido que pasar la noche en vela esperándote aquí.

- Bob-by. A mí me está entrando sueño.

- Popkey. ¡¡¡Despierta!!!

- Bob-by. Ay... Id luchando vosotros, que luego me uno. Buenas noches. (Se pone a dormir)

- Korokoopa. (Mirando a Bob-by) Vaya inútil... (Mario golpea a Korokoopa y lo tira al suelo) ¡Eh! ¡Eso es trampa, estaba distraído!

- Popkey. ¡Te vas a enterar!

(Popkey lanza varias burbujas hacia los hermanos, pero ellos consiguen esquivarlas. Golpean repetidas veces a Popkey. Luigi es embestido por Korokoopa y ambos caen al suelo. Mario golpea a Korokoopa con su martillo y Luigi se levanta. Popkey atrapa a Mario en una burbuja y le golpea con su cabeza repetidas veces, hasta que Luigi intenta remediar las cosas. Luigi salta encima de la cabeza de Popkey pero se daña la planta de sus pies al tocar los pinchos de la cabeza de Popkey. Korokoopa golpea a Luigi metido en su caparazón y Popkey destruye la burbuja y golpea a Mario. Mario y Luigi caen al suelo algo dañados)

- Mario. Ugh... Hermano, me parece que es hora de usar los poderes... (Saca de su bolsillo un Traje martillo para Luigi y una Flor de Fuego para él. Ambos adquieren estupendos superpoderes)

- Popkey. ¡Eso es trampa! (Mira a Bob-by) ¡Despierta, vago incompetente!

- Korokoopa. (Mira a Popkey) ¿De qué me suena esa frase...?

- Bob-by. (Despierta) ¿Queréis que ataque? Pues voy a atacar, a ver si así me dejáis en paz.

(Bob-by corre hacia los fontaneros, pero Mario usa su fuego para encender su mecha antes de tiempo. Bob-by explota fuera del alcance de Mario y Luigi. Aparece un Lakitu)

- Lakitu. Bob-by está fuera de combate.

- Popkey. ¡¿Pero cómo te atreves a hacerle daño?! ¡Eso sólo se lo hago yo! (Se acerca a Mario para golpearle, pero Luigi le asesta numerosos martillazos y la deja en el suelo. Korokoopa, por su parte, también intenta alcanzar a Mario, pero el fontanero le asesta muchísimos golpes rápidos, le pega una patada por detrás y le lanza una bola de fuego que le deja inconsciente)

- Lakitu. Popkey y Korokoopa están fuera de combate.

- Luigi. Pasemos con cuidado a la siguiente sala, hermano. (Kammy aparece mágicamente y lanza un hechizo a Luigi. Luigi pierde su poder de martillo)

- Kammy. Hola de nuevo, Mario. He deseado mucho este día, en el que pudiéramos luchar los dos.

- Mario. No lo desearás tanto cuando te deje fuera de combate, de nuevo.

...............................................................................................................................

(Kamek ve, junto con Ratónito, lo que graban las cámaras de la central)

- Kamek. ¡¿Madre?! ¡¿Qué hace ella ahí?! No debe aparecer hasta que Mario llegue a esta sala final.

- Ratónito. Se ha saltado el guión. Mucho mejor, así no es como la típica lucha de Mario.

- Kamek. Mi madre no puede estar sola. ¿Y si se le cruza un cable y destruye algo importante del reactor?

- Ratónito. Pues todos muertos. A mi sinceramente no me importaría morir. Esto es muy absurdo.

- Kamek. Baja a la primera planta para controlar a mi madre. ¡Rápido!

- Ratónito. ¿Y por qué no bajas tú, que eres su hijo? En cuanto me vea a mi me insultará y me apartará de en medio para seguir luchando contra los fontaneros.

- Kamek. Pues como a mi. ¡Baja ya!

...............................................................................................................................

(De nuevo en la planta primera...)

- Kammy. Te voy a dar tu merecido, Mario.

- Mario. Hablas mucho, pero no te veo haciendo nada. Perro ladrador...

- Kammy. ¡¿Qué me has llamado?! (Se teletransporta hacia Luigi, le pega un golpe, se teletransporta hacia Mario y ese esquiva el golpe. Kammy se teletransporta lejos de ellos, y mientras ellos se acercan corriendo hacia la Magikoopa, ella usa su magia para crear descargas eléctricas, las cuales no consiguen dañar a los fontaneros) Cabezones persistentes...

(Kammy invoca a dos Hermanos Martillo, quienes luchan contra Luigi mientras Mario y Kammy luchan por otra parte. Luigi derrota con facilidad a los Hermanos Martillo, y coge uno de los martillos y se lo lanza hacia Kammy. Kammy por un momento pierde el control de la batalla y es golpeada por Mario. Kammy cae de su escoba mágica y suelta en plena caída su varita. Luigi coge la varita)

- Luigi. (La mira con detenimiento) Hmmm... Interesante.

- Kammy. (Desde el suelo) Ah... Condenados... Asquerosos... Me las váis a pagar...

(Llega al lugar Ratónito sudando)

- Ratónito. Uh... Vaya carrera me he pegado... ¡Mario! En nombre del amo Bowser, te exijo que te rindas.

- Luigi. Oye, ¿y yo qué? Yo también existo...

- Ratónito. Eh, tú... Hmmm... También, ¿por qué no?

- Mario. Para nada nos vamos a rendir. ¡Luigi, usa la varita!

- Luigi. (Agita la varita e invoca a un Goomba y a un Fuzzy) Uh, es que no sé cómo funciona esto... (sigue agitándola, hasta que un Roca Picuda invocado aplasta a Ratónito)

- Ratónito. ¡¡Aaaaahhh!! ¡Eso duele! ¡¡Mi barriga!! ¡¡Mi preciada barriga!! Me duele...

- Mario. (Se acerca a Ratónito) Ale, a pasarlo bien. (Mario y Luigi pasan a la siguiente planta dejando a Ratónito ahí)

- Ratónito. Uh, oye, pues a lo mejor este es buen método para reducir la barriga... (Ve que Kammy se levanta lentamente) Kammy, ayúdame a salir, por favor.

- Kammy. (Se acerca lentamente a Ratónito) ¿Por qué te iba a ayudar yo, rata vaga?

- Ratónito. Que no estoy vago, ¡es mi musculatura ancha! ¡¿Cuántas veces tendré que decirlo para que se te meta en la cabeza?!

- Kammy. Pero si no he dicho que estés gordo, sólo que eres un vago. Bueno, no tengo tiempo para perderlo en tus asuntos. Tengo que dar un concierto por todo lo alto.

- Ratónito. ¡¿Cómo que mis asuntos?! ¡Me está machacando un Roca Picuda!

...............................................................................................................................

(En la segunda planta, se encuentran el Trío de Élite, Bombazulina, Spiriny y Kaproopa. En cuanto entran Mario y Luigi, todos se sorprenden)

- Goombilón. Pues no, no parece que Ratónito ni Kammy hayan podido pararles...

- Paratroopi. Si ellos han fallado, yo ya pierdo toda esperanza...

- Kaproopa. ¡Mario! Me las pagarás por haber hecho daño a Korokoopa.

- Bombazulina. Yo sigo pensando que sería mejor dejarles pasar... A ver si vamos a destrozar algo que no debamos y salimos todos despedidos por los aires...

- Guydo. Ni de broma. (Señala una puerta) Esta puerta bien sellada contiene uno de los reactores con uranio. Voy a darme un baño radioactivo, a ver si así obtengo poderes yo también como ellos.

- Spiriny. ¡¿Estás loco?! ¡Que eso es muy peligroso! Puedes morir al poco tiempo.

- Guydo. Que no... Que lo he visto en una película. Un hombre se bañaba en uranio y se convertía en una araña o algo así.

- Spiriny. ¿Te refieres al hombre araña? Yo también he visto la película, pero se convirtió en ello porque le picó una araña...

- Guydo. Qué ingenuo eres, Spiriny. Eso es lo que te cuentan, pero la verdad es que se bañó en material radioactivo.

- Spiriny. ¿Y esa mentira de dónde la has sacado?

- Guydo. De ningún sitio; es pura intuición. Yo también quiero convertirme en algo chulo.

- Bombazulina. ¿Ser una araña es “algo chulo”?

- Guydo. No tengo por qué convertirme en eso. A lo mejor yo me convierto en... Hmmm... Yo qué sé... Un escorpión, por ejemplo.

- Paratroopi. El Escorpión Guydo. No suena bien...

- Guydo. ¿Os queréis callar y no arruinarme mi ilusión? Hala... Ya me habéis quitado las ganas de meterme en la cámara.

- Mario. ¿Podemos empezar a luchar? Tengo prisa, por favor.

(Rita-disc aparece del techo y con su disco eléctrico golpea a Mario y lo deja en el suelo)

- Luigi. ¡Mario! ¿Qué te han hecho?

- Rita-disc. Pararle los pies, que esto es bastante humillante ya.

- Luigi. Uh, qué humores tiene el enchufe viviente.

- Rita-disc. ¡¿Cómo me has llamado?!

- Luigi. (Usa de nuevo su varita y Rita-disc se transforma en un cuadro en el que se puede ver una imagen de óleo que representa a Rita-disc) Jajaja. Puro arte.

- Kaproopa. L-la ha convertido en un cuadro... Madre mía...

- Guydo. Compañeros, bellas señoritas, todos juntos podemos derrotar a Mario. Sólo tenemos que tener fe en que saldremos victoriosos. ¡A por todas!

(Mario se levanta, sin sus poderes de fuego, y saca de su bolsillo una Estrella Dorada)

...............................................................................................................................

(Dos minutos después, los cinco esbirros de Bowser están tirados en el suelo bastante dañados. A Mario se le ha acabado el poder de la Estrella Dorada)

- Paratroopi. (Levanta la cabeza del suelo, muy dolorida, e imita a Guydo) “Sólo tenemos que tener fe en que saldremos victoriosos”.

- Guydo. (Levanta también la cabeza) Vale, dije una estupidez, pero no me juzgues por ello...

- Mario. Vamos, hermano. Ya hemos dejado claras nuestras ideas por aquí. La última planta creo que es la final.

...............................................................................................................................

(Cuando los fontaneros llegan a la última planta, todo está un poco oscuro. Se ve un escenario que ocupa gran parte de la sala. Al fondo de la sala, se encuentran Bowser, sentado en un trono real, y Peach enjaulada)

- Peach. ¡Mario!

- Mario. ¡Princesa Peach! (Nada más dar un paso, Kamek y Robert se interponen en su camino)

- Kamek. Shhh... Atrás, fontanero, si no quieres sufrir en el mundo entero.

- Robert. Kamek... ¿qué dices?

- Kamek. Quería hacer una rima, pero es difícil.

- Mario. Os creéis muy listos, pero yo lo soy más. Os pienso derrotar en menos que canta un gallo.

- Kamek. ¡Jajaja! Mario, somos tres contra dos. Y uno de los nuestros es ni más ni menos que el excelentísimo amo Bowser. ¿Qué te crees?

- Mario. No lo he dicho hasta ahora, pero traigo un arma secreta. (Señala a Luigi)

- Bowser. ¿El bigotudo de verde es el arma secreta? ¡Jajaja! Kamek, Robert, dejaré que vosotros dos luchéis solos contra ellos dos. No necesitaréis mi ayuda.

- Mario. Eso ya lo veremos. Luigi, ¡utiliza tu súperpoder! ¡Gana la batalla sin hacer absolutamente nada!

- Luigi. Entendido, hermano Mario. (Se queda inmóvil)

- Robert. (Mira a Kamek e intenta aguantar la risa) ¿Están de broma?

- Kamek. Eso espero, porque es muy raro todo... En fin, Robert, empieza atacando tú.

(Robert se acerca a Luigi)

- Robert. Empezaré de forma sencilla. (Golpea a Luigi en la barriga y este cae de espaldas al suelo. Justa y casualmente cae encima de un botón que, al ser presionado, activa un aspirador aleatorio que aparece en la sala y absorbe a Robert)

- Kamek. ¡¿Pero qué?! ¡¿Quién ha instalado en una central nuclear un aspirador de espíritus?!

- Bowser. No, no. La pregunta es quién ha sido el idiota que ha creado el botón para activarlo.

- Mario. Je, je. Un jugador menos. Kamek, ¿te atreves a enfrentarte a Luigi?

- Kamek. Por supuesto. (Se acerca a Luigi, alza su varita y genera un hechizo sobre él. Luigi sale disparado por los aires hasta chocar contra una pared, y en pleno vuelo roza ligeramente una motosierra automática y dos Lanzabills Bala. La motosierra automática se activa y se aproxima a Kamek y los Lanzabills disparan dos Bill Balas hacia Kamek) ¡¡Aaah!!

(Kamek esquiva la motosierra, pero no es capaz de esquivar los Bill Bala. Kamek cae al suelo dañado)

- Mario. Muy buen trabajo, Luigi.

- Bowser. (Golpea su asiento) ¡¡Maldición!! Mario, no creas que te has salido con la tuya. Yo también cuento con un arma secreta. ¡¡Encended las luces!!

(Se encienden múltiples focos y aparece Kammy en mitad del escenario sujetando un micrófono)

- Kammy. (Ve que se van agrupando Koopas, Goombas y otros secuaces) Gracias, muchas gracias a todos por venir. Voy a cantar mi mejor canción. Y eso sí, cuando termine, ¡¡todo el mundo a seguir trabajando!! No creáis que me he olvidado de lo vagos y asquerosos que sois. Ejem, ejem...

- Bowser. (Se coloca unos cascos para evitar oir la música) Disfrutad del concieto, Mario y bigotudo de verde.

- Luigi. ¡Luigi! ¡Me llamo Luigi, tortuga estúpida!

- Bowser. ¡¿Eh?! ¡¡No te oigo!!

- Kammy. Probando, probando... Un, dos, tres... Ejem... ¡Laaaaaaaaa...! (Los Goombas, Koopas y resto de esbirros empiezan a taparse los oídos y a caer al suelo vencidos por el dolor. Mario y Luigi también se tapan los oídos mientras Kammy canta)

- Luigi. ¡¡Aaaah!! ¡Mis oídos! ¡¡No pueden soportar tal tortura!!

- Mario. ¡¡Qué dolor!! ¡No sé cuánto más podré resistir!

(Los Chomps de los Merodeaguys, al oir la música, se vuelven locos y consiguen soltarse de sus dueños. Los perros furiosos se dirigen a Kamek, lo enrollan con sus cadenas y se dirigen hacia una ventana)

- Kamek. Oh, no. ¡No otra vez! ¡No me hagáis caer varios pisos! Uh... Esta música es insoportable... Sí, mejor será que salgamos fuera de aquí por la ventana. (Los Chomps saltan por la ventana arrastrando a Kamek y caen al vacío)

(Mientras Kammy canta, los cristales de la sala van estallando por la música horrorosa. También la jaula que retiene a Peach se destruye, y ella caeal suelo liberada. Por otras partes de la central nuclear, también se van destrozando cosas por el camino que recorre la música de Kammy, hasta que se rompen unas tuberías que despiertan la alarma de la central. Kammy, entonces, deja de cantar y todo el mundo se destapona los oídos agradecidos)

- Kammy. ¿Quién es el inútil que se ha atrevido a hacerme parar de cantar, eh? ¡¡¿Quién?!! Le pienso golpear hasta que los cedros vuelven.

- Kamek. Cerdos, madre, cerdos.

- Kammy. Bien dicho, cerdos es lo que son los que se han atrevido a interrumpirme.

- Bowser. ¿No oye alguien un ruido? Parece una alarma.

- Robert. (Saca un dispositivo y se asusta) Oh, oh... La música de Kammy ha hecho estallar varias tuberías importantes... Me temo que hay una fuga.

(Todos se asustan)

- Bowser. ¿Y eso es malo por...?

- Robert. Si pasa algún tiempo más, sería inminente la mayor explosión que haya podido presenciar este reino en los últimos milenios. (Todos se asustan de verdad)

- Kamek. Que no cunda el pánico. Seguro que hay alguna solución, ¿verdad, Robert?

- Robert. Sí. Salir de aquí por patas, aunque dudo que tengamos el suficiente tiempo como para evitar la explosión.

- Bowser. ¡Rápido! ¡Todo el mundo a mi castillo! Vamos a activar el vuelo y saldremos de este reino hasta que todo vuelva a la normalidad.

- Robert. Amo Bowser, como explote esta central, nadie va a poder vivir aquí hasta los próximos 1000 o 2000 años.

- Kammy. Ostras, pues yo ya eso no lo veo.

- Mario. Seguro que sí. Mala hierba, nunca muere...

- Kammy. ¡Uh! ¡¿Cómo te atreves a insultarme?! ¡Fontanero limpiatuberías!

- Mario. ¡Magikoopa del tres al cuarto!

- Kamek. ¡¿Podéis parar de discutir?! Os recuerdo que estamos a punto de morir todos.

(Todos salen corriendo de la central)

_______________________________________________________________

(Pocos minutos después, el Castillo de Bowser empieza a elevarse por los aires con todos los esbirros dentro, incluidos Mario, Luigi y Peach. Cuando ya está volando, la central nuclear explota, y la inmensa explosión alcanza el castillo, el cual sale despedido por los aires a gran velocidad)


(Condado Tomate. Todo está tranquilo en sus costas. Desde una de ellas, en donde están tomando el sol un Topo Monty y un Huesitos frente al mar, se ve en el horizonte a lo lejos un pequeño cúmulo de humo, producido por la inmensa explosión de kilómetros de radio)

- Huesitos. (Se quita las gafas de sol tras oír un ligero ruido de la explosión a horas de distancia de la costa) Oye, Bruno, ¿has oído eso?

- Topo Monty. (No se quita las gafas) ¿El qué? Yo no he oído nada.

- Huesitos. Habrá sido imaginación mía... (De repente, una sombra se va haciendo cada vez más grande sobre ambas criaturas) ¿Ya está atardeciendo? Qué raro...

(Tanto el Topo Monty como el Huesitos miran hacia arriba y quedan muy sorprendidos. El Topo Monty se quita las gafas)

- Topo Monty. E-eso... ¿Es un castillo?

- Huesitos. ¿Y se está dirigiendo hacia nosotros?

(El Castillo de Bowser, vuelto del revés, cae de cabeza en la costa, aplastando a ambas criaturas. Tras desaparecer todo el polvo de arena originado por el impacto, se puede ver cómo el castillo se ha incrustado profundamente en el suelo. No obstante, los dos primeros pisos están al aire, bañados por la orilla del mar)

- Ratónito. (Desde dentro del castillo, con voz muy dolorida) Me... Me parece que vamos a tener que usar el dinero que ganemos en el concurso para restaurar el castillo...

(El día está acabando lentamente en el Condado Tomate)

Referencias

  • El Topo Monty y el Huesitos que aparecen en el epílogo son dos personajes que no aparecen más que un par de veces en la temporada primera y son usados para casos cómicos puntuales en los que el Huesitos resulta dañado accidentalmente y sus huesos se esparcen por diferentes partes del territorio, complicando a gran escala su mágica reconstrucción.
  • En cierto momento se puede leer el siguiente fragmento:

Mario. No lo he dicho hasta ahora, pero traigo un arma secreta. (Señala a Luigi)

- Bowser. ¿El bigotudo de verde es el arma secreta? ¡Jajaja! Kamek, Robert, dejaré que vosotros dos luchéis solos contra ellos dos. No necesitaréis mi ayuda.

Mario. Eso ya lo veremos. Luigi, ¡utiliza tu súperpoder! ¡Gana la batalla sin hacer absolutamente nada!

Luigi. Entendido, hermano Mario. (Se queda inmóvil)

LWBDAN
Hace tiempo se hizo un meme de Luigi que consistía en que él podía ganar un minijuego de cualquier Mario Party sin hacer prácticamente nada (Luigi wins by doing absolutely nothing). Poniendo el nivel de los CPUs en fácil y accediendo a un minijuego, Luigi tiene la posibilidad de poder ganar sin hacer movimiento o acción alguna y dejando que los contrincantes pierdan o se derroten solos. Este meme no sólo ha sido utilizado en Mario Party; recientemente se ha experimentado este curioso reto en juegos como Mario Kart 8 Deluxe (con el control automático del kart) o Super Mario Maker (con sus niveles automáticos).


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.