FANDOM


Resumen

La seta de oro que se encontraron Goombilón y Paratroopi les traerá problemas para todo el castillo. ¿Cómo lo solucionará esto el Trío de Élite con su nueva posición degradada?

(Dentro del Castillo Bowser, en la habitación de Paratroopi, están él y sus amigos. Guydo sostiene la carta...)

- Paratroopi. (Mira la Seta de Oro que saca de un pequeño armario) Guao, no sabía que hubiera más gente detrás de esta preciosidad.

- Goombilón. Te referirás a la Seta de Oro, ¿no?

- Paratroopi. No (dice con sarcasmo),  se lo decía a una Koopa...

- Guydo. Quien haya escrito esto tiene que ver con lo del mundo –1. Sabía perfectamente que esta competición se iba a celebrar...

- Paratroopi. ¿Y si ha sido Korokoopa?

- Guydo y Goombilón. ¿Qué?

- Paratroopi. Él tenía constancia de la competición. Para poder ganarla además de conseguir esa seta, tal vez colocaría ese cartel para atraparnos de por vida, pero no contó con que por error caería en su propia trampa...

- Guydo. Tiene todo el sentido del mundo, vamos a contarle a Kamek todo esto, a ver qué le parece...

(Al salir de la habitación, se cruzan repentinamente con Korokoopa)

- Korokoopa. Mira quienes están aquí, los tres perdedores, je, je... ¿A dónde íbais?

- Paratroopi. A donde a ti no te importa, déjanos pasar.

- Korokoopa. (Interponiéndose en el camino) ¡Ey! Que soy vuestro superior, decidme ahora mismo qué tramáis.

- Goombilón. Pues... (comienza a pensar algo) Es que tenemos que ir a limpiar la habitación de Kamek...

- Korokoopa. ¿De verdad? (Echa miradas retadoras a los tres secuaces) Bueno... Está bien. Id. Cuando terminéis vais a mi habitación y también la limpiais. ¡Ah! Y ojo, tengo todas las monedas contadas, ¿vale?

(Van hacia la habitación de Kamek corriendo)

- Kamek. (Oyendo portazos) Pase.

- Trío de Élite. (Hablan a la vez y no se pueden distinguir frases con sentido)

- Kamek. No habléis a la vez, que el sonido retumba. Y ahora no me distraigáis, este señor (señala un Parakoopa de caparazón azul con alas blancas. En el centro del caparazón tiene una A rodeada por un círculo pintada) está terminando de instalar unos dispositivos anti-incendios por todo el castillo. No me fío de los Podoboos ni de la lava. Ahora iros a hacer lo que tengáis que hacer, ¡vamos!

(El Trío de Élite sale de la habitación caminando hacia su habitación)

- Guydo. Vaya... ¿Y ahora que hacemos para hacer tiempo?

- Goombilón. No se, pero todo esto me parece muy extraño...

- Paratroopi. ¿A qué te refieres?

- Goombilón. Korokoopa no parecía conocer el Mundo –1, y además, ¿cómo sabría que nosotros ibamos a caer en esa trampa? Si Korokoopa cayó también en la trampa significa que no había ninguna señalización que nos llevara a la trampa en el caso de que no hubiéramos entrado en esa tubería en concreto...

- Guydo. Goombilón, lo más probable era que él tuviera suerte y nosotros cayéramos en su trampa... (entran en su habitación)

- Paratroopi. ¡¿Pero qué?! (Mira en su mesa, ve una carta con la misma firma que la anterior. La lee) “El tiempo se os acaba. Si queréis salvaros, salid del castillo y entregadnos lo que es nuestro...”

- Korokoopa. ¡Ey! Vosotros, qué pronto habéis terminado, ¿no?

- Paratroopi. Basta de mentiras. Korokoopa, confiesa ahora mismo. ¿Has escrito tú esta carta?

- Korokoopa. ¿Escribir qué...? ¿Estáis locos? Esta no es mi letra... ¿Y qué es eso de salir del castillo y lo que es nuestro?

- Goombilón. Escucha, Korokoopa, esto no es una broma, dinos si has visto a alguien entrar aquí... Te lo ruego, responde.

- Korokoopa. Pues... creo que vi pasar por aquí a un... ¿técnico? No sé, tenía pinta de estar instalando cosas por todos sitios...

(De repente el Trío de Élite comienza a recordar sucesos anteriores... “Mirad la firma”, “este señor está terminando de instalar unos dispositivos anti-incendios por todo el castillo”, “La seta tiene debajo algo parecido a una firma, ¿no creéis?”)

- Goombilón. ¡Ese tipo pretende volar el castillo por los aires! ¡Hay que detenerle! (salen de la habitación. Ven al Parakoopa azul dirigiéndose hacia la puerta de salida) ¡Vamos hacia él! ¡Que no escape!

- Korokoopa. (Suspira) Desde que han perdido su puesto se han vuelto locos... Pobrecillos...

_______________________________________________________________________________________

(Fuera del castillo, en un terreno llano, rocoso. En el horizonte se ve un precipicio que termina en lava)

- Guydo. (Viendo que no hay nadie) ¿Dónde se ha metido? (grita) ¡Eeehhh! ¡Estamos aquí, como queríais, o querías, o lo que sea!

(De repente salen tres Paratroopas azules con gafas de sol muy oscuras)

- Paratroopa 1. Hola. ¿Traeis la setita para nosotros? (sonríe misteriosamente)

- Goombilón. Primero nos responderéis vosotros. ¿Quiénes sois vosotros?

- Paratroopa 2. Hace mucho tiempo que permanecemos en el Reino Champiñón. Durante nuestros primeros años vivimos en Cabo Eructo, alejados de toda criatura en una gran cueva...

- Paratroopa 3. (Le susurra) Tampoco te pases, resume, anda...

- Paratroopa 2. Hace bastantes días perdimos un objeto de un gran valor para nosotros, y casualmente dio a parar a vosotros. Cuando ya lo habíamos localizado, llegasteis vosotros para robarlo y quedaroslo. Sabemos de sobra que trabajáis para Bowser, y por lo tanto no nos quedaba más remedio que pediroslo por las malas...

- Goombilón. Una cosa antes de nada... ¿Cómo sabíais que una competición se iba a celebrar y además el lugar?

- Paratroopa 1. Tenemos contactos que nos informan, je, je...

- Paratroopa 2. Esta es la última vez que os reiréis del Equipo A.

- Guydo. Con que érais vosotros, ¿eh?

- Paratroopa 2. Sí, y como sabemos que no nos la ibais a devolver, hemos instalado explosivos potentes por todo el castillo. (Saca un mando con un botón rojo) Si aprieto este botón, vuestro querido castillo se convertirá en ceniza.

- Goombilón. Es que... no tenemos la seta aquí, deberíamos ir a nuestra sala, donde allí se encuentra...

- Paratroopa 2. Id, excepto uno de vosotros, que se quede aquí. No intentéis avisar a nadie. Si vemos alguien que no seáis vosotros, derribamos el castillo, ¿entendido?

(Goombilón y Guydo asienten. Se meten en el castillo y se dirigen corriendo a la habitación de Kamek)

- Goombilón. Pero, ¿a dónde vas? ¡Si nos pillan estamos muertos!

- Guydo. Tú confía en mí. (abre la puerta de la habitación de Kamek) Kamek, perdona que te interrumpamos así, pero necesitamos contarte algo. Hace unos cuantos días encontramos una seta dorada, sin darnos cuenta un grupo llamado el Equipo A busco la manera más agresiva de hacernos devolver lo que anteriormente era suyo. Por eso quedamos atrapados en ese mundo de energía negativa. Ahora han vuelto para reclamar lo que es suyo, y si no les damos la seta, harán explotar esas alarmas anti-incendios, bueno, no son alarmas, en realidad son explosivos. Kamek, tienes que ayudarnos.

- Kamek. Pero... ¿qué película me estáis contando?

- Goombilón. Es la verdad, Kamek.

- Kamek. Ya, claro. También era verdad que no habíais hecho explotar la academia. Esas cosas contádselas a Korokoopa.

- Guydo. Kamek, debes creernos. Piensa que tu vida y la de Bowser y demás está en juego.

- Kamek. (Pensando duramente) Está bien. He decidido una cosa. Ordenaré a dos Parakoopas mensajeros que me traigan al mejor técnico del reino para comprobar lo que decís. Si todo esto es una mentira, os enteraréis de lo que es bueno.

- Goombilón. Pero Kamek, ¡no hay tiempo!

- Kamek. Iros antes de que cambie de opinión.

(Los dos soldados salen de la sala)

- Guydo. Tengo otra idea, Goombilón. Reúne a tu tropa Goomba. Yo me colocaré un micrófono y al decirte la frase clave tú desde la azotea del castillo te lanzas con tu tropa en picado hacia los Koopas, ¿entendido?

- Goombilón. Vale, espero no hacerme daño. Una cosa más, ¿cuál es esa frase clave?

_______________________________________________________________________________________

(En las afueras del castillo...)

- Paratroopi. Pues sí que tardan... Hmmm, bueno... ¿Y qué pensáis hacer después de esta visita tan inesperada?

- Guydo. ¡Ya estoy aquí!

- Paratroopa 1. La seta, ¡ya!

- Guydo. Oops, esperad, es que tengo que ir al baño...

- Paratroopa 2. Pues venga ve, pero rápido.

- Guydo. (Poniéndose nervioso ante ningún cambio) Tengo que ir al baño. Creo que no me he expresado bien. Tengo que ir al baño.

- Paratroopa 3. Pero si te dejamos ir, vamos, ¡vete!

- Guydo. ¡Tengo que ir al baño!

(De repente decenas de Goombas comienzan a caer del cielo sobre la cabeza del Paratroopa 2. Éste suelta el mando, pero el Paratroopa 1 lo alcanza y lo coge)

- Paratroopa 1. ¡No! Ya es suficiente, ¡adiós castillo de Bow...!

(Goombilón cae sobre la cabeza del Paratroopa 1. Este cae al suelo, suelta el mando y el último paratroopa lo coge. Todos se asustan)

_______________________________________________________________________________________

(En la sala de Kamek)

- Tecnikoopa. Pues... efectivamente esto no es una alarma. Está clarísimo de que es un artefacto explosivo muy peligroso...

- Kamek. (Kamek pone una cara de susto gravísima) ¡¿Pero cómo lo dice así de tranquilo?! Oh, no... Ellos tenían razón... ¡El castillo está a punto de explotar! Debo hacer algo... (se asoma a la ventana)

_______________________________________________________________________________________

- Paratroopa 3. Se acabó, ya habéis humillado al Equipo A bastante. Nos da igual la seta, despedíos de vuestro preciado castill... (un Roca Picuda creado por Kamek aplasta al paratroopa, dejando al descubierto su brazo y el mando, el cual coge Paratroopi)

_______________________________________________________________________________________

(En las afueras del castillo, todas las criaturas están reunidas. Bowser, sentado en un trono majestuoso frent a la puerta, contempla a Kamek dando un discurso)

- Kamek. ...y por ello tengo el honor de premiar y agradecer a los tres secuaces su gran ayuda que ha permitido la salvación del castillo. Y vuestro premio es este: volvéis a vuestro puesto antiguo. ¡Volvéis a ser el Trío de Élite!

- Bowser. Quiero añadir algo (coge el micrófono). Como agradecimiento por mi parte, os haré fijos en ese puesto. Nada que hagáis os degradará de puesto.

- Korokoopa. Pero Kamek, ¿voy a tener que trabajar con ellos tres?

- Kamek. No, no, tú también vuelves al puesto antiguo, ya no eres más su jefe. Y ahora pasemos al final, soldados, ¡sacad el cañón del Sargento Guydo! (Dos soldados Koopa empujan el cañón. Dentro de él se encuentra el Equipo A atado) Uno de vosotros puede proceder a disparar a estos Koopas

- Equipo A. No, por favor. Piedad. ¡Lo sentimos!

- Guydo y Goombilón. Yo quiero disparar. ¡No, yo! Sí, claro, que te lo has creído. ¡Pero tú siempre lo utilizas! (Empiezan a girar el cañón y a cambiar su dirección)

- Paratroopi. Chicos, tranquilos, ninguno de vosotros disparará (presiona el botón de disparo mientras los otros dos estaban moviendo el cañón. El Equipo A sale disparado hacia uno de los brazos del Castillo Bowser, y lo atraviesa y se pierden en el cielo. El brazo cae derrumbado)

- Kamek. (Mirando la cara enfurecida de Bowser) Amo Bowser, ¿seguro que sigues queriendo no degradarles...?


Cartel

¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.