FANDOM


Máquina atención

El siguiente episodio no tiene que ver con el transcurso de la historia real. Este episodio es un recreación de una serie. Como tal, no es exactamente idéntica. Puede haber personajes que se relacionen con otros y que en la serie real esto no ocurra.

Resumen

¿El castillo convertido en una especie de comunidad de vecinos? Nuestros personajes se están volviendo cada vez más locos.

LA QUE SE AVECINA lyrics

LA QUE SE AVECINA lyrics

(Reproducir este vídeo sólo hasta el 0:18) (0:00 - 0:18)







(Cerca del Castillo de Bowser, aparecen Goombilón, Paratroopi y Guydo caminando hacia su castillo)

- Goombilón. Hoy sí que estoy cansado... Este trabajo es agotador...

(Al llegar al lugar, no ven ningún castillo, y además ven que todos los trabajadores de este están reunidos)

- Guydo. ¡Qué ha pasado con el castillo! ¿Se ha volatilizado?

- Kamek. (Sale de entre la multitud) Para nada. Es un nuevo método de defense que tenemos ante un ataque enemigo. El castillo es capaz de deconstruirse hasta los cimientos y dejar sólo el sótano, que utilizaríamos como refugio.

- Paratroopi. Ah, vale. Y una preguntita... ¿Cómo es que nunca nos has hablado de esto?

- Kamek. Órdenes del amo Bowser. Sólo unos pocos sabíamos lo de este plan. Han trabajado muchos obreros durante meses para que esto pueda ocurrir.

- Guydo. ¿Y por qué habéis deconstruido el castillo ahora? ¿Viene Mario?

- Kamek. Ah, no. Es que estamos haciendo pruebas para ver que todo está correcto. Además es muy divertido meterse en el castillo mientras se está construyendo. (Saca un mando) ¡Atentos todos! ¡Voy a construir el castillo de nuevo! Preparados... Listos... ¡¡YA!! (Presiona el botón, y en ese momento aparece una música de repente mientras las vigas aparecen y se va construyendo el castillo. Kamek y muchos más entran a la primera planta mientras ésta se construye)

La que se nos avecina, vecina,

Oh la que se nos avecinaaa...

- Goombilón. Uy, ¿y esa música? No veo altavoces...

- Paratroopi. No sé, pero parece divertido. ¿Por qué no entramos también nosotros? (Corren hacia el castillo que está en la mitad de su construcción)

...Bienvenido al Reino Champiñóoon...

Oh la que se nos avecinaa...

(Bowser sube en su Payasomóvil volador hacia su sala, que se está construyendo. Mientras tanto, la música sigue sonando...)

...¡Todo puede pasar!

- Bowser. ¡Que llaméis al entrar!

¡Welcome, to the Mushroom Kingdooom…!

Atrapado en el castiillooo…

Esto no se puede aguantaaar...

Ni siquiera se puede, cumplir una misióoon...

Atrapado en el castiillooo...

Esto no se puede aguantaaar...

Iros del castillo, necesito descansaaar...

La que se nos avecina, vecina,

Oh la que se nos avecinaaa...

(Al final de la canción, la gran cabeza de Bowser de piedra escupe una llamarada gigante)

________________________________________________________________________________________

(Un día por la mañana, Guydo se levanta de dormir y va hacia el baño. Cuando abre la puerta, oye que alguien está cantando tras la cortina de la ducha...)

- Guydo. Buenos días...

(El que está tras la cortina duchándose retira la cortina asustado porque no se espera que Guydo entrara al baño...)

- Paratroopi. ¡Guydo! ¡Cuántas veces te he dicho que no te metas en el baño cuando me estoy duchando!

- Guydo. Pero si sólo vengo a beber agua...

- Paratroopi. Pues ya que estás aquí, pásame la toalla y el caparazón, anda.

- Guydo. Ah... Lo siento, Paratroopi, no puedo meterme en el baño cuando tú te estás duchando... (Sale del baño tras beber agua y se ríe)

- Paratroopi. Qué tío...

(Guydo ve que Goombilón abre la puerta de su habitación y entra...)

- Goombilón. Guydo, vamos a desayunar y te cuento lo que nos ha dicho Kamek.

- Guydo. Ah... ¿Qué querría hoy? Qué pesado es...

- Goombilón. Sargento Guydo, ¿te encuentras bien? Últimamente estás como... muy cabreado...

- Guydo. No... No es nada.

.............................................................................................................................................

(Según lo que cuenta Goombilón, en la sala de Kamek, se encuentran él, Goombilón y Bombazulina reunidos...)

- Bombazulina. Bueno, creo que ya es hora de que nos digas el motivo de esta reunión, ¿no?

- Kamek. Exacto. Antes de nada, me gustaría añadir que para ahorrar tiempo, Ratónito va a dar la misma explicación a los soldados de la otra zona del castillo. Bueno, a lo que íbamos. Bowser ha decidido reunirnos a todos nosotros en el castillo para tratar unos asuntos de extrema importancia dentro de unas horas.

________________________________________________________________________________________

(Una hora después, salen Goombilón y Guydo de su habitación. Nada más salir, ven a Paratroopi y a Kaproopa en mitad del pasillo besándose...)

- Goombilón. ¡Cabo Paratroopi!

(Paratroopi pega un bote del susto, pero al girarse y al ver a Goombilón y a Guydo se tranquiliza y cabrea)

- Paratroopi. ¡Qué susto me has dado! Te había confundido con Korokoopa...

- Guydo. Pues la próxima vez no te beses aquí... Que os puede ver cualquiera...

- Kaproopa. De esto ni una palabra a mi hermano, ¿entendido?

- Goombilón. Sí, sí... Bueno, Paratroopi, ven con nosotros, que hoy tenemos reunión en la sala grande de reuniones...

(En la gran sala de reuniones del castillo, se encuentran sentados en los asientos alrededor del escenario el Trío de Élite, Korokoopa, Popkey, Bombazulina y Spiriny. En la tarima del escenario hay una mesa. En el centro está sentado Bowser, y a cada lado suyo Kamek y Ratónito)

- Bowser. Buenos días a todos vosotros y bienvenidos a la primera junta del Castillo de Bowser.

- Paratroopi. Eh, eh, un momento. ¿Has dicho “junta”? ¿Pero esto qué es, una comunidad de vecinos?

- Kamek. Algo parecido, je, je...

- Bowser. ¡Silencio! Vuestro amo todopoderoso os está hablando... Bueno, como decía, bienvenidos a esta reunión que afecta a todo el castillo.

- Bombazulina. Amo Bowser, si afecta a todo el castillo, ¿por qué no están todos los soldados de este?

- Bowser. Primero, lo hago para ahorrar tiempo; y segundo, no quiero líos cuando dé las malas noticias.

- Korokoopa. ¿Pero qué malas noticias? (Habla en tono de broma) ¿Se va a caer el castillo? Ja, ja...

- Bowser. Gracias Korokoopa por resumir el punto número dos de esta junta... (al oír esto, todos se inquietan y se ponen muy nerviosos e impresionados, a la vez que asustados) Sólo os he llamado a vosotros para ser los representantes. Goombilón será el representante de los Goombas; Paratroopi, el de los Koopas; Guydo, el de los Guys y Snifits; Korokoopa, el de los Huesitos...

- Korokoopa. Oye, que yo no estoy tan delgado...

- Bowser. ...; Bombazulina, la de los Bob-Ombs; Spiriny, el de los Spinys; y Popkey... eh... Bueno, para hacer bulto...

- Fuzzya. ¡Eh! ¿Y yo qué pasa?

- Bowser. Ah, es verdad. Tú eres la representante de los Boos.

- Fuzzya. ¿Cómo? ¿Es que no hay Peluditos en este castillo? ¿Soy yo la única?

- Bowser. En efecto...

- Kamek. Bueno, sin más dilación, voy a nombrar los cuatro puntos del día que tenemos...

- Guydo. (Habla en voz baja) Pues sí que empezamos bien en la primera junta...

- Kamek. Punto número uno. Impago de deudas por parte de un moroso en el castillo. (Ve que todos se empiezan a agitar furiosos) ¡Calmaos! Luego estudiaremos y debatiremos cada punto... Segundo punto del día. Frágil estado del castillo... (Todos se ponen a hablar entre ellos muy asustados) Bowser, yo así no puedo...

- Bowser. ¡¡Silencio!! Si no paráis voy a expulsar a gente de esta junta... O mejor le frío con mis llamaradas... (Todos se callan)

- Kamek. Muchas gracias. Prosigo. Tercer punto del día. Secuestro de princesa y prueba del mecanismo del castillo. Y cuarto y último punto del día. Entrevista sorpresa a uno de los miembros de este castillo. Empecemos con el primero...

- Goombilón. ¿Cómo que un moroso? ¿En este castillo?

- Bowser. Correcto.  Como ya sabéis, hace un mes establecí la regla de pagar un alquiler por vivir en este castillo, y el Gran Hermano Martillo ni ha pagado ninguna deuda, ni se deja ver.

- Guydo. Ahora que lo dices, es verdad. Nadie ha visto al Gran Hermano Martillo desde hace tiempo.

- Kamek. Hemos intentado comunicarnos amistosamente, pero no abre las puertas. Debe tenerlas bien selladas...

- Goombilón. ¿Y no habéis intentado acceder por las ventanas?

- Kamek. Están cerradas con gruesos barrotes de acero y tapados con una cortina. Imposible de entrar...

- Bowser. Por lo tanto, la deuda la tenéis que pagar entre todos... (todos se levantan y se empiezan a revolver y cabrear. Unos dicen “¡yo no pago ni una moneda!” y otros “¡pagadlo vosotros!”) Está bien, está bien. Vosotros no vais a pagar la deuda... (todos se sorprenden, se calman y se sientan)

- Kamek. (Susurrando a su amo) Pero, amo Bowser, ¿qué vamos a hacer?

- Bowser. Les reduciré un poquitín los salarios de varios meses. Todo solucionado. (Para de susurrar) Siguiente punto del día. Frágil estado del castillo...

- Kamek. Tras una inspección, nos han informado de que este castillo está en muy mal estado, provocado por la humedad. Las bases se están pudriendo. Vamos a llamar a unos obreros para que lo restauren, pero claro, todo cuesta dinero...

- Bombazulina. Pero estos desperfectos no son provocados. ¿Por qué no reclamamos los daños a quien construyera esto y que lo paguen ellos?

- Bowser. (Se empieza a reír) Este castillo ha sobrevivido durante muchas generaciones. Incluso mi padre Morthophelus Koopa nació bastante tiempo después de que lo construyeran...

- Korokoopa. Buf, pues ya habrá quebrado o incluso desaparecido quienquiera que lo construyera...

- Bowser. Por eeeeso tenemos que pagar la reforma entre todos... (se vuelven a levantar y a revolver) Está bien, está bien. No pagaréis nada... (Susurra a Kamek) Desciende sus sueldos aún más... Je, je...

- Kamek. El siguiente punto del día sólo necesitará ser nombrado. Como ya supondréis, hemos vuelto a secuestrar a Peach. Porque queremos ver si funcionan las nuevas defensas del castillo.

- Paratroopi. ¿Pero qué defensas? Si sólo desaparece de la vista...

- Bowser. Cállate. Además quiero superar mi récord, ése que ya sabéis.

- Paratroopi. Pero en cuanto Mario se de cuenta de que Peach no está, vendrá aquí...

- Bowser. No te preocupes, que también he pensado eso...

________________________________________________________________________________________

(En el Castillo de Peach, llega Mario a la habitación de la princesa. Esta impostora disfrazada está de espaldas a Mario)

- Mario. Buenos días, mi querida Pea... (le da la vuelta y se puede ver que la impostora es un Shy Guy rosa con peluca) ¡Oh, madre mía! ¡Sabía que esto ocurriría tarde o pronto! (El Shy Guy se pone nervioso) ¡Qué ciego he estado todo este tiempo! (El Shy Guy tiene unas inmensas ganas de escaparse, pero decide seguir allí y escuchar a Mario) ¡Te has dejado la corona en la entrada del castillo! Has flipado, ¿eh? Para que luego me digas que no me fijo en los pequeños detalles... (el Shy Guy se tranquiliza)

________________________________________________________________________________________

- Bowser. ...Y por último, el punto que más me gusta. Al parecer, hay un programa de televisión de la Ciudad Champiñón que nos ha pedido hacer un reportaje a uno de los miembros de este castillo. Quienquiera que salga, deberá dar una muy buena imagen del castillo, para que sigan sintiendo el miedo en sus carnes... Kamek, haz los honores...

(Kamek saca un cuenco con papelitos)

- Bowser. Este cuenco, como podéis ver, contiene papeles. Cada miembro de los que se encuentran aquí tiene dos papelitos, así que las posibilidades son las mismas para todos... (Bowser y Kamek se miran sonriendo porque se puede ver que todos los papelitos contienen el nombre de “Trío de Élite”. Todos los allí presentes están muy nerviosos, pues no desean para nada meterse en tal lío)

- Kamek. (Mete la mano en el cuenco) Y el agraciado es... (Saca un papel y mira su contenido) ¡El Trío de Élite! (Goombilón y Paratroopi se alegran enormemente, pero Guydo no parece satisfecho) Sargento Guydo, ¿ocurre algo?

- Guydo. No... Bueno, ¡sí! ¡Es que ya estoy cansado de que nos estéis explotando así y que no podamos decir nada! Ya estoy hasta la máscara de vuestras historias. (Se levanta y sale de la sala de reuniones. Todos se quedan impresionados)

- Fuzzya. Ala, reunión con numerito de despedida... Ale, que lo paséis bien... (se va también de la sala)

(Vuelve a entrar Guydo a la sala, muy incómodo...)

- Guydo. Eh... Esto... Me he dejado la mochila aquí...

- Korokoopa. Oye, ¿por qué no vamos todos juntos a ver al moroso?

- Kamek. Sólo conseguiréis notitas con insultos... Pero bueno, por probar... (Todos salen de la sala. Al llegar a la habitación del moroso, encima de la del Trío de Élite, Kamek llama a la puerta roja golpeándola suavemente con la varita. Nadie abre,como lo esperado)

- Guydo. (Hablando en voz baja) Se le oye respirar... Está al otro lado de la puerta...

- Ratónito. (Habla mirando a la puerta) Eh... Buenos días, soy Ratónito, mano izquierda del rey Bowser. Venimos para hablar pacíficamente con usted... (No se oye nada)

- Paratroopi. No parece que se le vea muy por la labor...

(Aparece por el suelo de repente una nota proveniente del interior de la habitación. Kamek lo coge rápidamente y comienza a leer. Sus compañeros se colocan a su alrededor para leer)

- Kamek. “Iros a tomar... ejem... ejem... panda de tarados”...

- Korokoopa. A mí me está calentando... (Se dirige a la puerta y comienza a aporrearla) ¡Abre! ¡Abre de una vez!

- Guydo. Ese no abre porque está muerto de miedo... (aporrea la puerta también) ¡moroso, cagón!

- Bowser. ¡Apartad! ¡Con mi puño haré trizas la puerta!

- Kamek. ¡No! ¡Atrás! ¡Si provocas grandes vibraciones con tu golpe, tiras el castillo seguro!

- Ratónito. ¿Y entonces cómo pretendes entrar sino?

(Aparece otra nota por el suelo, y Kamek la vuelve a coger y a leer...)

- Kamek. “Iros a molestar a otro imbécil. De lo contrario, os arrepentiréis”

- Guydo. De verdad, esto parece una broma de muy mal gusto... (aporrea la puerta) ¡Ya saldrás, ya! Cuando te falte agua o comida... o televisión, tendrás que salir. Y yo allí te estaré esperando. ¿Me oyes?

- Korokoopa. Bueno... Ejem... ¿Por qué no nos vamos? Es imposible entrar... Continuemos con nuestras aburridas vidas... (todos se van, menos Guydo y Paratroopi)

- Paratroopi. Guydo, ¿qué haces todavía ahí?

- Guydo. Es que no me quedo tranquilo teniendo a este memo encima de nuestra habitación...

________________________________________________________________________________________

(En la sala de Kamek, este mago se está preparando para echarse una buena fiesta y soñar con cosas malvadas, cuando alguien le interrumpe y llama a la puerta...)

- Kamek. ¿Quién será a estas horas...? ¡Pase!

- Kammy. ¡Hola!

- Kamek. ¡Ma-madre! ¿Qué estás haciendo aquí?

- Kammy. Pues verás, estaba en casa, sola, y...

- Kamek. No me digas más. Has venido a aliviar ese sentimiento de soledad y vejez que tanto te corrompe, ¿no?

- Kammy. ¡¡No te consiento que me hables así!! Ejem... Sí, un poco...

- Kamek. Aquí no puedes quedarte. Bowser no te necesita ahora aquí.

- Kammy. Lo sé, y por eso no se lo he dicho...

- Kamek. Ah, osea, ¿que nadie sabe que estás aquí?

- Kammy. Sólo tú y yo.

- Kamek. Pues aquí no te quedas. A mí no me metas en más líos de los que tengo, que ya voy sobrado.

- Kammy. Bueno... En ese caso... le diré a Bowser que me has dejado vivir en tu habitación desde hace unas semanas...

- Kamek. Pe-pero, ¡¿estás loca?! ¡Eso es chantaje! ¡Y además es mentira!

- Kammy. Qué me dices, ¿eh?

- Kamek. Brmfff... ¡Está bien! Pero nada de salir, ¿eh?

- Kammy. Bueno, eso ya lo hablamos luego. (Alegra su cara) Me voy a instalar.

- Kamek. (Pensando en su cabeza) Esto va a ser un infierno...

________________________________________________________________________________________

(Por la tarde, el cielo está nublado, pero aún se puede ver el brillante sol dando color y vida al reino. Guydo se está echando la siesta. De repente, cuando se despierta, nota su traje verde empapado, y al mirar al techo, ve que cae agua del techo, es decir, hay una gotera que proviene de la habitación del Gran Hermano Martillo, el moroso...)

- Guydo. Será hijo de su madre... Esta vez entro aunque tenga que derrumbar el castillo... (se levanta de la cama. Mientras tanto, en el salón de la habitación del Trío de Élite, están Kaproopa y Korokoopa besándose. Goombilón, intentando pasar el tiempo haciendo tareas, oye que llaman a la puerta. Al abrirla de un cabezazo, se encuentra a alguien inesperado...)

- Goombilón. Ay... qué daño me hago siempre... Ho-hola... (mira a quien ha llamado a la puerta y se queda pálido)

- Korokoopa. Buenos días, Goombilón.

- Goombilón. Ko-Ko-Korokoopa, ¿qué haces tú por aquí? (Al oír a Goombilón, Paratroopi esconde rápidamente a Kaproopa en el baño)

- Korokoopa. Nada, que quería preguntaros si habíais visto a mi hermanita Kaproopa por aquí. Es que no la encuentro...

- Paratroopi. ¡Hombre, Korokoopa! ¿Qué tal?

- Korokoopa. Pues aquí, buscando a mi hermanita. ¿La habéis visto?

- Goombilón. No, no...

- Paratroopi. Bueno, antes me pareció oir que iba al bar del castillo.

- Korokoopa. Ah, pues allí iré, graci... (de repente aparece el Sargento Guydo cabreado)

- Goombilón. Ala, Sargento Guydo, duermes como un bebé, ¿eh? Ja, ja...

- Guydo. ¡Cállate! (Sale de su habitación al pasillo)

- Paratroopi. Eh, ¿a dónde vas?

- Guydo. A hacer unas gestiones. Luego vuelvo.

- Korokoopa. Esto... Yo me voy al bar, ¡hasta luego!

(Sale Kaproopa del baño)

- Kaproopa. ¿Ya se ha ido?

- Goombilón. Corre, ve al bar, que allí va tu hermano a buscarte.

(Kaproopa sale muy discretamente de la sala del Trío de Élite)

________________________________________________________________________________________

(En la planta superior, aparece Guydo muy cabreado dirigiéndose a la puerta...)

- Guydo. Más te vale que te escondas en tu caparazón, porque los palos que te voy a dar no están en los escritos... (golpea la puerta, pero esta vez se abre misteriosamente) ¿Uh? El muy imbécil ha quitado el candado... Este descerebrado... (entra en la sala. Camina por el pasillo dejando la puerta abierta. Cuando mira a su izquierda, ve una puerta. Al abrirla, ve una habitación, con la cama. Encima de esta cama, ve un gran tablero colgado de la pared. Este tablero tiene cientos de fotos de varios tamaños pegados. Todas estas fotos son de muchos de los trabajadores del castillo) Por el gran Goomboss, el Gran Hermano Martilllo es un demente... (mira la cama y encuentra una nota blanca. Al girarla, ve el mensaje que tiene y lo lee en voz alta) “Ya que quieres tanto entrar en mi sala, te quedarás a disfrutarla mucho tiempo” (Suelta la nota, asustado, y oye que alguien cierra la gran puerta roja con pinchos de la entrada. Guydo se dirige a la salida y comienza a aporrear la puerta) ¡Dejadme salir! ¡Socorro! ¡Maldito moroso!

(Mientras tanto, la gotera ha desaparecido de la habitación del Trío de Élite, pues los grifos ya están cerrados. En esto, entra Goombilón y ve un gran charco en la cama)

- Goombilón. ¡Pero qué ven mis ojos! Guydo ha bebido demasiado estos últimos días...

________________________________________________________________________________________

(En la sala de Kamek se encuentra Kammy esperando a su hijo. Cuando este llega y abre la puerta, le dice con impaciencia...)

- Kammy. ¡Kamek, déjame salir ya! No soporto estar aquí emparedada sin hablar con nadie.

- Kamek. No, con nadie no. Tú hablas conmigo...

- Kammy. ¡Qué sola estoy! ¡¡Qué sola!!

- Kamek. ¡A ver, madre, cálmate! Si sales de aquí te descubrirán tarde o pronto, así que si no te gusta estar aquí, tu casita te está esperando.

- Kammy. Y una leche voy yo a volver a ese cuchitril. Anda, hijo, tráeme algo de beber. ¿Qué tienes?

- Kamek. Agua del grifo, un par de botellas... hmm... Ah, sí, y unos refrescos de naranja.

- Kammy. Qué soso eres. No se nota nada que eres mi hijo.

- Kamek. ¿Y entonces qué quieres?

- Kammy. Pues algo que me suba la moral. Anda, vete al bar y tráeme algo en condiciones.

- Kamek. (Hablando en tono burlón) ¿Algo en concreto desea la señorita?

- Kammy. Sorpréndeme...

(Kamek sale cabreado de su sala en dirección al bar. Mientras tanto, en la habitación del Gran Hermano Martillo, Guydo intenta buscar desesperado una salida...)

- Guydo. Ahh, qué hambre tengo... Me quiero morir... Voy a ver qué hay en la nevera... (Se va a la nevera, y al abrirla encuentra cosas un poco raras...) Hmmm... Un yogur caducado y un supositorio... (Habla para sí mismo en tono burlón) Esto puede valer como merienda... (para de hablar en tono burlón) Me... Me estoy volviendo loco de remate... Necesito salir...

(Por otra parte, en la habitación de Korokoopa, este y su hermana están merendando tranquilamente...)

- Korokoopa. Bueno, Kaproopa. Me han dicho que vas con alguien por ahí en el castillo...

- Kaproopa. (Casi atragantándose) Ejem, ejem... ¿En serio?

- Korokoopa. ¿Y quién es el afortunado?

- Kaproopa. No... No le conoces. Es alguien dulce, cariñoso, sensible...

- Korokoopa. Ah, pues seguro que no trabaja para Bowser, ja, ja, ja...

(Kaproopa se ríe para disimular)

________________________________________________________________________________________

(Mientras tanto, en la sala del Gran Hermano Martillo, Guydo aporrea la puerta desesperado, pero nadie le oye. Cansado y frustrado, decide apoyarse en la pared que hay al lado de la puerta. Al hacerlo, dos rocas se giran y Guydo sale por fin de la sala. Está tan emocionado que cae al suelo desmayado sin creérselo, aunque pronto se levanta para evitar que se de cuenta su enemigo. En la planta de debajo, Kamek intenta contener a Kammy, que está borracha y quiere salir de la sala)

- Kammy. (Borracha) ¡Buenos días a todos!

- Kamek. ¡Cómo lo sabía! No deberías haber bebido tanto...

(Suben Goombilón, Paratroopi y Ratónito por las escaleras...)

- Paratroopi. Pero, ¿qué son esos ruidos?

- Ratónito. Kamek, esa es... ¡¿Kammy Koopa?! ¿Qué hace ella aquí?

- Kamek. No es de tu incumbencia, así que largaos antes de que alguien más la vea en este estado...

(Baja el Sargento Guydo por las escaleras hacia esa misma planta...)

- Goombilón. ¡Sargento Guydo! ¿Ya has terminado de hacer esas gestiones?

- Guydo. Recluta Goombilón, hoy no estoy de humor para bromas, ¿eh? (Mira a Kammy) ¡Ah! ¡Es Kammy Koopa!

- Kammy. (Sigue hablando borracha) Sí, y como... os vayáis de... la lengua, os mato a todos...

- Kamek. (Le tapa la boca a Kammy y se la lleva a su sala mientras sonríe) Ehmm... Ja, ja, qué bromista es mi madre... Eh... Bueno... Hasta la vista...

- Paratroopi. Guydo, ¿te encuentras bien?

- Guydo. (Se derrumba) No, no me encuentro bien...

- Ratónito. ¿Qué te ocurre?

- Guydo. El moroso, que me ha encerrado a traición para matarme de hambre...

- Todos. ¡¿Qué?!

- Guydo. Al parecer hay una pared secreta que si la giras te lleva al otro lado...

- Goombilón. ¡Ala! Pues vamos a verlo... (se van todos a la planta superior)

(Una vez allí, en la planta superior, comienzan a tocar las paredes los compñeros de Guydo, pero nada descubren...)

- Guydo. Es... es... ¡imposible! ¡Estaba allí, lo prometo!

- Ratónito. Pues aquí no hay nada extraño...

- Guydo. (Se cabrea) Mira, se acabó. Este castillo me supera. ¡¡Me supera!! (Se va del lugar a su sala)

________________________________________________________________________________________

(Al día siguiente, por la mañana, se despiertan Goombilón y Paratroopi casi a la vez, y se dan cuenta de que Guydo no está...)

- Goombilón. Estará en el baño...

- Paratroopi. (Mira la cama de Guydo y ve una nota) ¿Y esto? (Coge la nota y la lee en voz alta) “Hola, amigos. Estos últimos días han ocurrido cosas que han desafiado mi paciencia y mis sentimientos, y siento decir que no he podido aguantar. Me voy de este castillo que tantos momentos malos me ha traído para siempre. PD: Riega las plantas”...

- Goombilón. Pero si no tenemos plantas...

- Paratroopi. El Sargento Guydo... nos ha dejado tirados...

- Goombilón. Pobre, le compadezco. Yo también me iría si pudiera...

- Paratroopi. ¿Y ahora qué vamos a hacer? ¡La entrevista es hoy!

- Goombilón. Cambio de planes. Ahora somos el Dúo de Élite...

________________________________________________________________________________________

(Por la tarde, en la sala de Bowser, todos los soldados están allí para ver la televisión y el programa que entrevistará al Trío de Élite, o mejor dicho, al Dúo de Élite...)

- Bowser. Callaos todos, que va a empezar...

- Kamek. Amo Bowser, sube el volumen para que lo oigamos mejor...

- Korokoopa. ¿Alguien quiere palomitas?

(El programa empieza. Se puede ver a la presentadora en el plató y cerca de ella a Goombilón y Paratroopi sentados en dos de las tres sillas que están puestas..)

- Guy presentadora. Buenas tardes y bienvenidos al programa Mushroom Interviews. (Dice sonriendo) Soy yo, Marta, eternamente joven... (Goombilón y Paratroopi la miran extrañados por ese comentario) Bueno, sigamos. Hoy vamos a hablar de la vida de unos secuaces que trabajan para el malvado Bowser. Ellos forman un grupo al que llaman, ¡el Trío de Élite! (Todo el público comienza a aplaudirles, y los focos les enfocan, pero la presentadora está confusa) Pero, ¿esto qué clase de broma es? ¿No érais tres? Trío de Élite, tres...

- Paratroopi. En efecto. Èramos tres, sólo que uno se ha ido. Yo soy el Cabo Paratroopi.

- Goombilón. Y yo el Recluta Goombilón.

(En la sala de Bowser...)

- Bowser. ¡Dónde está el Sargento Guydo!

- Kamek. No tengo ni idea, amo Bowser...

(En el plató de televisión...)

- Guy presentadora. ¿Y se puede saber el motivo por el que sólo habéis aparecido dos payasos en vez de tres?

- Paratroopi. Eh, oye, cuidado con lo que dices, reporterucha del tres al cuarto.

- Guy presentadora. ¡¡Qué has dicho!! ¡Yo soy una eminencia en este campo!

- Goombilón. Bueno, tranquilidad. La verdad es que Guydo, el tercer miembro, nos abandonó por diversas cosas que han ocurrido.

- Guy presentadora. ¿Y cuáles son, si se puede saber?

- Goombilón. Pues al parecer el castillo está a punto de derrumbarse...

(En la sala de Bowser...)

- Kamek. ¡Pero no digas eso, pedazo de imbécil!

(De nuevo en el plató...)

- Goombilón. También Guydo sabe algo que pocos saben, el romance amoroso que tiene este (señala a Paratroopi) con la hermana de un compañero suyo, Kaproopa... (Paratroopi le tapa la boca rápidamente)

- Paratroopi. ¡¡Bocazas!!

(En la sala de Bowser, todos se quedan boquiabiertos mirando a Korokoopa, que tiene una mirada tranquila, pero está muy furioso. Kaproopa, que está a su lado, está muerta de miedo)

- Korokoopa. Hermanita...

- Kaproopa. ¿S-sí...?

- Korokoopa. ¿Eso que ha dicho... es verdad...?

- Kaproopa. (Se pone a llorar mientras dice...) Sí...

(Todos se ponen a mirar inquietos la televisión. En el plató, Goombilón sigue hablando...)

- Goombilón. Y también hay que destacar que Kammy Koopa, madre de Kam... (Kamek rompe con uno de sus hechizos el televisór)

- Bowser. ¡¡Qué ha pasado!!

- Kamek. Ni idea. De-debe ser que hay mala conexión o algo. La señal no llega..

- Ratónito. Estupendo, nos hemos quedado sin ver el programa...

________________________________________________________________________________________

(Por la tarde, cuando ya casi es de noche, los dos secuaces llegan al castillo y abren las puertas. Nada más abrirlas, ven a Kamekmu enfadado con ellos, con su cara oscurecida y ojos rojos. Tras recibir una gran reprimenda por lo que casi cuentan en el programa, van a su habitación...)

- Paratroopi. ¡Si es que lo sabía! ¡Sabía que tenías que fastidiarla!

- Goombilón. Oye, tampoco te pases, que tú podrías haber estado más atento y hacerme callar en el momento adecuado...

- Paratroopi. ¡Que yo qué! Vamos, esto es alucinante. No me lo puedo creer... Bueno, vamos a dormir, que mañana seguro que nos echan a los Pezhuesos... (Oye que alguien llama la puerta, y al abrirla, ve a Korokoopa) ¡Hombre, Korokoopa! ¿Qué tal? (Korokoopa golpea con su puño derecho la cara de Paratroopi, dejándolo en el suelo. Korokoopa se va muy tranquilo del lugar. Cuando lo ve Goombilón, se asusta y va hacia él)

- Goombilón. ¡Paratroopi! Corre, vete a la cama, que yo me voy afuera a por ayuda...

(Paratroopi se va a su cama y se tumba a dormir y Goombilón sale de la sala)

________________________________________________________________________________________

(Al siguiente día, por la mañana, Paratroopi se despierta con un dolor de cabeza y con el ojo morado. Mira a sus lados y no ve a Goombilón. Confuso, sale de la sala y grita su nombre, pero no aparece)

- Paratroopi. Otro que se va. Primero el Sargento Guydo y ahora Goombilón... Vaya grupo formamos... Un momento, ¡a que me lo ha secuestrado...! (Se va hacia las escaleras para bajar una planta. Cuando llega a la habitación que quiere, llama a la puerta. Korokoopa abre con sueño la puerta, y Paratroopi se abalanza sobre él) ¡Dime dónde está Goombilón! ¡¡Dímelo!!

- Korokoopa. ¡Y yo qué se! ¡Por qué vienes a mí a preguntármelo!

- Paratroopi. ¡Porque se qu le has secuestrado y le estás torturando para vengarte de mí!

- Korokoopa. ¡¿Qué?! (Suelta de una patada a Paratroopi, y ambos se ponen de pie) ¿Cómo puedes pensar eso? A mí Goombilón me cae bien, y si tuviera que torturar a alguien, te lo haría a ti, por traidor. Y además Kaproopa no está aquí... (coge a Paratroopi del cuello del caparazón) ¡Qué habéis hecho!

- Paratroopi. ¡Pues qué vamos a hacer! Yo nada, porque me acabo de levantar...

- Korokoopa. Ya me estás diciendo qué está pasando aquí o... (es interrumpido por alguien...)

- Kaproopa. ¡Hermano!

- Korokoopa. (Suelta a Paratroopi y lo deja en el suelo) ¡Hermanita! (Se abrazan) ¿Qué ha pasado?

- Kaproopa. Un tío... me tuvo secuestrada toda la noche...

- Paratroopi. ¡Quién es ese! ¿Cómo era?

- Kaproopa. Era un Hermano Martillo, pero su caparazón era negro... y tenía dos cuernos en su casco.

- Korokoopa. No hay duda, es el Gran Hermano Martillo, pero, ¿por qué te ha soltado?

- Kaproopa. Porque puede permitirse la pérdida de un rehén. Aún tiene otro... Goombilón... (Paratroopi se pone pálido) Quiere que os de un mensaje... Dice que quiere escaparse de este castillo, y exige un Helibote lleno de oro y sin nadie a la vista o mata a Goombilón... Además, he visto explosivos pegados por todas las paredes... Este quiere derribar el castillo si no consigue lo que se propone...

- Paratroopi. Madre mía... Hay que convocar a una junta... ¡rápido!

________________________________________________________________________________________

(Una hora después, todos los protagonistas están reunidos, sin saber el motivo de la reunión...)

- Bowser. A ver, silencio, que ya estamos todos...

- Ratónito. Caray, Paratroopi, vaya ojo más morado. ¿Te dio Korokoopa un regalito? Ja, ja...

- Paratroopi. Tú vete a limpiar cubos...

- Ratónito. ¿A que te meto con la fregona?

- Kamek. ¡Silencio todos! Paratroopi, ya puede ser urgente lo que nos tienes que decir, que a estas horas deberíamos estar durmiendo todos...

- Paratroopi. Iré al grano. El moroso ha secuestrado a Goombilón, y exige un Helibote lleno de oro en el Bosque Hoyuelo, según me ha contado Kaproopa. Si no hacéis caso, se inmolará activando explosivos distribuidos por toda su habitación... (Todos se quedan sin palabras)

- Kamek. Ese tío no ha parado de hacernos la vida imposible desde hace tiempo.

- Bowser. Pues vamos a darle lo que quiere...

- Kamek. Pe-pero amo Bowser, ¡perderás una fortuna!

- Bowser. Para nada. Sólo tenemos que vacíar el Helibote de energía para que no funcione.

- Kamek. Ah, qué listo eres, amo Bowser. Pues todo solucionado... Un momento, ¿sabemos cuándo decidirá usar el Helibote?

- Paratroopi. No, pero ahora subiré con alguien que me acompañe para que especifique la hora exacta...

________________________________________________________________________________________

(En la entrada del bosque Hoyuelo, al mediodía, se encuentran Bowser, Kamek, Paratroopi y varias docenas de soldados de diferentes especies escondidos en los arbustos y árboles. En el centro del lugar hay un Helibote con oro)

- Bowser. Aquí no viene nadie. ¡¿Seguro que era aquí?!

- Kamek. Cálmese amo Bowser, seguro que pronto vendrá.

- Paratroopi. Tiene que estar al caer... Me informó a esta hora...

(Cinco minutos después, están todos cansados de esperar...)

- Paratroopi. Nada de preocuparse, seguro que Goombilón se resiste a caminar y le está llevando a cuestas...

(Diez minutos después, hay soldados que se están durminedo, y otros se suben por las paredes...)

- Paratroopi. Tranquilizaos... le debe de haber surgido algún problemilla tonto...

(Quince minutos después, ya nadie aguanta más...)

- Paratroopi. Ya debe de faltar poquito...

- Bowser. ¡Se acabó! Yo ya no aguanto más aquí. Al castillo que volvemos.

- Paratroopi. Pe-pero amo Bow...

- Bowser. ¡Nada de peros! Ya estoy cansado... ¡Todos nos vamos de aquí!

- Kamek. Nos ha tomado el pelo pero bien... puf...

________________________________________________________________________________________

(Al llegar al castillo, deciden ir todos a la sala del Gran Hermano Martillo. Al entrar en ella, ven a Goombilón, que está atado y con un pañuelo en la boca que le impide hablar. Tras liberarle, Kamek ve y coge una nota que está junto a Goombilón...)

- Kamek. “Muchas gracias por dejarme prestado la locomotora del castillo. Por cierto, me he llevado el oro que os exigí. Hasta siempre, pringaos”...

(La cara de Bowser se pone roja de furia)

- Bowser. Voy a ir al... al sótano... Y como me haya desaparecido una buena fortuna... Os vais a enterar todos...

- Kamek. A-amo Bowser, yo me ofrezco a acompañarle... (Se dirige ahora a todos los allí presentes) Y vosotros, desapareced de mi vista... ¡ahora!

(Cuando Bowser llega al sótano y abre las puertas de la sala que guarda todas las riquezas, ve que está medio vacío, y Bowser ruge de furia mientras escupe llamaradas de fuego. Kamek intenta irse, asustado, pero de repente llega Kammy borracha y empieza a cantar)

- Kamek. ¡Madre! ¡¿Cómo es que sigues todavía borracha?! ¡¡Y qué haces aquí afuera!!

- Bowser. Pe-pero, ¿qué haces tú aquí, Kammy Koopa?

- Kammy. A partir de ahora nada. Estar encerrada en la sala de mi hijo sigue siendo un aburrimiento. Ale, hasta la vista... (sale por la salida del sótano. Kamek gira lentamente y con mucho miedo la cabeza para ver cómo reacciona Bowser, y no le agrada lo que ve)

________________________________________________________________________________________

(Por la tarde, se encuentran Goombilón y Paratroopi en su sala, intentaando asimilar todo lo que ha ocurrido...)

- Paratroopi. Goombilón, ¿llegó a mencionar el moroso el lugar a donde iba?

- Goombilón. Uy, sí, claro. Cómo no iba a confiar en su rehén...

- Paratroopi. Oye, se que lo has pasado mal, pero tampoco es para que lo paguen otros...

- Goombilón. Mira... Mira. No entremos en ese tema... (alguien llama a la puerta) Voy yo, no vaya a ser Korokoopa con sed de venganza...

- Paratroopi. Esta vez estaré preparado. A mi nadie me pone un ojo morado...

- Goombilón. Hombre, es que te lo estabas ganando a pulso... (abre la puerta con un cabezazo) ¡Ay! Qué daño me hago siempre... (alza la vista y ve al Sargento Guydo. Los dos se quedan sin palabras, pero Guydo rompe el hielo...)

- Guydo. Esto... yo... lo siento... lo siento mucho... (abraza a Goombilón)

- Paratroopi. Goombilón, ¿quién es? (Ve a Guydo) ¡Sa-Sargento Guydo!

- Guydo. ¿Paratroopi? ¿Qué te han hecho?

- Paratroopi. Luego te lo explico... Anda, pasa...

(Guydo entra en la habitación)

(Las diez de la mañana. En la sala de reuniones se encuentran Bowser, Kamek, Ratónito, Korokoopa, Fuzzia, Bombazulina, el Trío de Élite y Spiriny...)

- Bombazulina. ¡Sargento Guydo! Has vuelto.

- Guydo. (Se levanta del asiento) Exacto, y quiero decir antes de que comience esta junta, que estoy muy dolido por haberos dejado en estos momentos de crisis... Ya me han contado todo lo que ha ocurrido durante mi ausencia...

- Bowser. A ver, voy a comenzar la última junta del Castillo de Bowser... (todos se sorprenden)

- Korokoopa. ¿Última junta?

- Fuzzya. Pues sí que ha durado esta comunidad...

- Bowser. En esta junta sólo hablaremos de las conclusiones y soluciones de los puntos que hablamos en la primera junta. Kamek, comienza.

- Kamek. Ahora mismo, amo Bowser. El primer punto era sobre las deudas del moroso que se ha escapado. Revisamos las deudad y el robo, y el coste es astronómico.

- Bowser. Así que todos tendréis que pagar las deudas... (Todos se cabrean y se levantan y gritan) ¡Oye! Que vosotros fuisteis los del plan de salvar a Goombilón y este castillo... (Ve que nadie se calma) Bueno, está bien, ¡nadie pagará las deudas, que de eso me encargo yo! (Susurra a Kamek) Apunta, nadie recibirá su sueldo en los próximos cinco meses... (Todos se calman)

- Kamek. ¡Segundo punto del día! Era lo de los problemas del castillo. Los obreros ya están trabajando en su reparación, y en tan sólo unas semanas estará todo arreglado.

- Bombazulina. Si es que este castillo debería ser nombrado patrimonio histórico del reino, más que nada por su antigüedad...

- Kamek. Tercer punto del día. Trataba lo de Peach. Bowser ha conseguido batir su récord personal de secuestro. (Todos se ponen a aplaudir a Bowser, quien se sonroja) Y por último, el cuarto punto del día. La entrevista salió fatal. La ví una hora después de su retransmisión. Las noticias la califican de demasiado cómica. Muchas gracias, Dúo de Élite...

- Paratroopi. De nada, Kamek.

- Goombilón. (Le susurra) ¡Que es una ironía!

- Paratroopi. ¿Una qué?

- Bowser. Ah, y por cierto. Me acaban de confirmar que Mario se está aproximando al castillo, así que... (coge el mando y presiona el botón rojo) Vamos a probar la deconstrucción del castillo... Je, je. Estoy deseando vr la cara de Mario cuando descubra que no hay castillo... ¡Todos al sótano!

(El castillo se empieza a deconstruir, comenzando por la cara de Bowser. Mientras el castillo se deconstruye, suena una canción, que es la siguiente: https://youtu.be/2uQKIjaSjLA, también puedes escucharla debajo)
La que se avecina - BSO Canción final - (Créditos)-0

La que se avecina - BSO Canción final - (Créditos)-0

Cartel







¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.

Papeles de los personajes

  • El Recluta Goombilón hace el papel de Enrique Pastor.
  • El Cabo Paratroopi hace el papel de Sergio Arias.
  • El Sargento Guydo hace el papel de Araceli Madariaga.
  • Korokoopa hace el papel de Amador Rivas.
  • Kaproopa hace el papel de Maite Figueroa.
  • Ratónito hace el papel de Coque Calatrava.
  • Bowser hace el papel de Antonio Recio.
  • Kamek hace el papel de Leonardo Romaní.
  • Kammy hace el papel de Paca Pacheco (o Estela Reinolds).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.