FANDOM


Resumen

Todo el Castillo de Bowser ha sido invitado a una fiesta en un edificio de las afueras del Bosque Encapotado y no se sabe quién es el organizador. ¿No resulta un poco extraño todo? Descubre qué pasa leyendo este capítulo.

Música

1.
Madness Combat 10 Abrogation Music

Madness Combat 10 Abrogation Music

 (A partir del minuto 4:54)

Intro LTS Temp.5. Bob-Omb

(El Reino Chapiñón por la mañana. Todo está tranquilo, incluso el castillo. Todos se van despertando después de una larga y calurosa noche de verano. En la habitación del Trío de Élite se encuentra durmiendo Goombilón. De repente, un Bob-Ombalarmo empieza a sonar)

- Goombilón. (Se despierta lentamente) Ah... ¿Qué es eso...? (Guydo apaga el Bob-Ombalarmo)

- Guydo. Es un nuevo despertador que compré. Es súper efectivo. Si nadie lo apaga, en un minuto explota.

- Goombilón. Ah... Me parece muy bien, pero con tu permiso seguiré durmiendo...

- Guydo. ¿Todavía? Goombilón, ¿qué te ocurre?

- Goombilón. Nada... Esta noche no he podido dormir casi.

- Guydo. Ah... Pues Paratroopi ya tiene el desayuno preparado...

...............................................................................................................................

(Minutos después, los tres secuaces están desayunando juntos en una mesa)

- Goombilón. (Suspira) Ah... (Paratroopi y Guydo se miran mutuamente y siguen desayunando. Goombilón suspira esta vez más fuerte) Ahh... (sus amigos siguen ignorándole) ¿Me vais a preguntar de una vez qué me pasa?

- Paratroopi. Goombilón, ¿qué te pasa?

- Goombilón. Nada... (Paratroopi y Guydo siguen desayunando) ¡Pero insistid, hombre, insistid!

- Guydo. (Hablando sin emoción) Goombilón, por favor, cuéntanos qué te pasa...

- Paratroopi. (Hablando también forzado, al igual que Guydo) No podemos vivir sin saber qué te ocurre. Por favor, te suplicamos que nos lo cuentes...

- Goombilón. De verdad que no puedo decíroslo... (Paratroopi y Guydo siguen desayunando, esta vez con un poco de mal humor. Goombilón vuelve a deshacer el silencio) Amigos...

- Guydo y Paratroopi. ¿Qué?

- Goombilón. ¿Creéis que Goombi puede ser mi hijo? (Guydo y Paratroopi se atragantan con la leche del desayuno al oir a Goombilón. Tras toser repetidas veces, casi se quedan sin palabras)

- Paratroopi. Madre mía, pinta bien la mañana...


Diálogo

(En la habitación de Bombazulina, está ella durmiendo. El timbre de su puerta empieza a sonar y hace que pegue unbote desde la cama)

- Bombazulina. Ah... ¿Quién llamará estas horas? (Se acerca a la puerta y la abre. Ve a Goombilón y a Guydo al otro lado) ¡¿Pero es que no podéis dejarme todos en paz?! ¡Necesito descansar!

- Guydo. Y nosotros necesitamos información. ¿Quién te secuestró en el Reino Judía? (Bombazulina mira soprendida y cabreada a Goombilón)

- Bombazulina. ¡¿Se lo has contado a él?! ¡¿A quién más?!

- Guydo. Todo el castillo lo sabe.

- Bombazulina. Madre mía, madre mía... Goombilón, me has vuelto a fallar, y no sé de qué me sorprendo.

- Goombilón. Bomba, te juro que yo no pretendía... (Bombazulina le interrumpe)

- Bombazulina. No me vuelvas a llamar así.

- Guydo. Bombazulina, Kamek y Bowser quieren información. Y yo soy muy pesado.

- Bombazulina. No lo volveré a repetir. En el Reino Judía había un complejo en el que se reclutaba gente para yo qué sé, los organizadores o dueños o lo que quiera que fueran me secuestraron no sé por qué y luego me retuvieron encerrada en una prisión.

- Guydo. ¿Una prisión en el Reino Judía?

- Bombazulina. No lo creo. Tardamos unas cuantas horas en llegar a dondequiera que fuéramos.

- Guydo. ¿Podría tratarse de una base en mitad del océano?

- Bombazulina. ¿Y yo qué sé? El único con quien hablaba era con un Tortopo, y lo único que sabía yo era que tarde o pronto me lavarían el cerebro.

- Guydo. (Apunta cosas en una libreta) Hmmm... Interesante. ¿Algo más?

- Bombazulina. Un día, de repente, hubo problemas por un intruso o algo... Eso es lo que les oí decir a un par de Hermanos Hielo.

- Guydo. ¡¿Hermanos Hielo?!

- Bombazulina. Sí.

- Guydo. ¿Y sabes si había en la base otro tipo de Koopas?

- Bombazulina. No.

- Guydo. Vale. ¿Y qué pasó después?

- Bombazulina. La cosa debió de ir tan mal que se inició una cuenta atrás para la autodestrucción del lugar. Todos los presos regresamos al Reino Judía. Conseguí escapar en un despiste del enemigo y días después me infiltré en el complejo y acabé con todo esto.

- Guydo. ¡¿En serio?!

- Bombazulina. Sí. El jefe era al parecer un armadillo gigante.

- Guydo. Un armadillo gigante... Oh, oh... Tengo que avisar de esto a Kamek... Bueno, me voy. Gracias por todo. (Hace como que se marcha, pero se coloca detrás de la pared donde Bombazulina no puede verle para seguir la conversación entre Goombilón y Bombazulina. Goombilón tiene cara furiosa)

- Bombazulina. ¿Y a ti qué te pasa?

- Goombilón. ¡Estoy cansado, ¡harto!, de parecer yo siempre el malo! Tú fuiste la que te marchaste y me dejaste solo.

- Bombazulina. Otra vez a remover en el pasado. Me marché porque me engañaste con otra.

- Goombilón. ¡Que no! Que era todo mentira.

- Bombazulina. Y además me marché porque sabía que todo el castillo se iba a enterar y a burlar de mi. No podía soportar más estar aquí.

- Goombilón. ¿Entonces por qué volviste?

- Bombazulina. Porque temía que me secuestraran otra vez...

- Goombilón. Pues yo he sido el que ha recibido burlas día tras día por tu culpa. Y ya me he cansado. Es la última oportunidad que te doy para que volvamos.

- Bombazulina. Rechazado.

- Goombilón. Muy bien. Pues si tú no quieres, yo menos. Ya te arrepentirás cuando me pierdas, ya...

- Bombazulina. A ver si eso ocurre. (Da un portazo en las narices de Goombilón. Este ve que Guydo le mira)

- Goombilón. ¿Qué pasa?

- Guydo. Lo has hecho muy bien.

- Goombilón. (Triste) Ahora sí que la he perdido...

- Guydo. Por ahora, pero te aseguro que volverá.

- Goombilón. ¿Cómo lo sabes?

- Guydo. Es sencillo. Sólo busca a otra chica y restriégaselo por la cara. Ya le has dejado claro que te puede perder. Ahora necesitas que eso se cumpla.

- Goombilón. Sí, eso está claro. Pero la pregunta es con quién.

- Guydo. Sólo necesitas buscar a una chica que sea guapa, alegre, divertida... ¿Ves? Ahí tienes la oportunidad. (En ese mismo momento aparecen Kaproopa y Popkey caminando y hablando juntas)

- Goombilón. ¿Pero cómo voy a decírselo a Kaproopa? Como se entere Paratroopi me mata.

- Guydo. Tienes razón... Puedes probar con su amiga.

- Goombilón. (Con cara de confusión) ¡¿Con Popkey?! ¡¿Estás loco?!

- Guydo. No, yo no. Pero tal vez ella un poco sí... (Se ríe por su broma) A ver, Popkey es... Eh... Es... Bipolar... Y... Hmmm...

- Goombilón. En resumen, la perfecta candidata…

- Guydo. No, pero es lo que hay. ¡Vamos, que se te escapan! (Goombilón se acerca a Kaproopa y a Popkey)

- Goombilón. Eh... Ho-hola.

- Kaproopa y Popkey. Hola.

- Goombilón. ¿Qué... qué tal?

- Kaproopa. Estamos bien. ¿Y tú?

- Goombilón. También bien. Eh... Esto... Kaproopa, ¿podrías dejarnos a Popkey y a mi solos? (Kaproopa sigue caminando y Goombilón y Popkey quedan solos)

- Popkey. ¿Sí? ¿Qué quieres, Goombilón?

- Goombilón. Eh... ¿Tú...? ¿Tú tienes novio?

- Popkey. (Pone cara triste) No... Desde que me dejó Bob-by me he quedado sola... Ay... (Cambia su carácter de repente) ¡Si algún día le encuentro le haré sufrir! (Vuelve a cambiar su carácter) Pero ahora me siento feliz, aunque como dije antes un poco sola.

- Goombilón. (Mira a Guydo con una mirada furiosa mientras piensa en su mente) Guydo, yo sí que te voy a hacer sufrir por lo que tengo que hacer... (Deja de pensar y mira a Popkey) Oye, ¿te apetecería quedar algún día?

- Popkey. Por supuesto. ¿Dónde quieres?

- Goombilón. Hmmm... Pues no sé... Dame tu móvil y te lo digo después.

- Popkey. ¿Para qué quieres mi móvil? ¿Me vas a espiar?

- Goombilón. Me refería al número...

- Popkey. ¡Ah! Pues vale. (Guydo se está partiendo de risa desde lo lejos)

_______________________________________________________________

(Tiempo después, en la habitación del Trío de Élite se encuentran los tres esbirros de Bowser)

- Goombilón. Sargento Guydo, te voy a matar.

- Guydo. (Se rie) Es que todavía sigo sin creérmelo.

- Paratroopi. ¿Qué ha pasado?

- Guydo. Que Goombilón le ha tirado los tejos a Popkey. ¡Jajaja!

- Goombilón. Y encima al que se le ha ocurrido la idea es a Guydo...

- Guydo. Bueno, ya no hay marcha atrás posible. Debes seguir con el plan.

- Paratroopi. ¿De qué plan habláis?

- Goombilón. De darle celos a Bombazulina.

- Guydo. O risa, depende de cómo se lo tome. Ahora sólo queda decidir el lugar en el que quedar y en el que pueda veros Bombazulina... (Entra un Koopatrullero con tres cartas)

- Koopatrullero. Carta para ustedes. (Le da las cartas al Trío de Élite y los tres las leen)

- Guydo. Goombilón, creo que ya tenemos el lugar perfecto para vuestra cita.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Bombazulina el Koopatrullero llama a la puerta. Ella la abre furiosa sin saber quién llama)

- Bombazulina. ¡Que me dejéis en paz! (Ve que quien llama es un Koopatrullero) Ho-hola.

- Koopatrullero. Carta para Bombazulina.

- Bombazulina. Esa soy yo. (El Koopatrullero le da la carta y esta la lee detenidamente y pone cara de confusión)

...............................................................................................................................

(Frente al local vacío en la planta baja del castillo que ya tiene la apariencia de un centro de reclutamiento de secuaces, se encuentran Korokoopa, Kaproopa, Popkey y Spiriny)

- Korokoopa. Yo prefería el bar...

- Spiriny. Y todos, Korokoopa, y todos.

- Kaproopa. ¿Y de qué nos va a servir este local ahora?

- Popkey. Pues de nada, pero yo estoy feliz porque he encontrado a alguien... (Todos miran a Popkey sorprendidos)

- Korokoopa. ¿Y quién es?

- Spiriny. ¿Es real o solo lo ves en tus sueños?

- Popkey. ¡No digas tonterías! Pues claro que es real. Es... (llega un Koopatrullero con cartas)

- Koopatrullero. Buenos días. Mensaje escrito para Korokoopa, (le da la carta a Korokoopa) para Spiriny, (le da otra carta a Spiriny) y para Popkey. (le da una tercera carta a Popkey y el Koopatrullero se va mientras todos leen)

...............................................................................................................................

(En la sala de Kamek, se encuentran el Magikoopa, Kammy, Goombi y Ratónito. Kamek y Goombi sujetan ambos una varita mágica)

- Ratónito. Oye, ¿faltan muchas clases? Me estoy cansando de ser un ratoncillo de indias...

- Kamek. Varias más, ¿por qué? ¿Tienes que volver al hospital?

- Ratónito. No, ya no. Me quedé sin excusas y me dieron de alta al final.

- Kammy. Eso es lo que tuvieron que haber hecho desde un principio. ¡Rata vaga! (Ratónito se cabrea)

- Kamek. Madre, no me copies las frases. Lo de rata vaga lo digo yo.

- Ratónito. Kammy, cuidado. Que un día de estos me traigo a mis padres aquí para que se queden a vivir unos diítas. Ya verás qué bien te lo pasarías con mi madre.

- Kammy. (Mira a Kamek) Hijo, tu amigo me está amenazando. ¿Es que no piensas hacer nada?

- Kamek. No. Y si podemos empezar ya... (Entra Robert con una carta. Kamek se frustra) No... Está visto que hoy no empezamos.

- Robert. Kamek, Ratónito, según una carta que me ha dado un Koopatrullero, nos hacen saber que todo el castillo está invitado a una fiesta en la entrada del Bosque Encapotado. Incluso el amo Bowser está invitado.

- Kamek. Uh, ¿y se sabe quién organiza esa fiesta?

- Robert. Me temo que no.

- Ratónito. ¿Hay comida y bebida?

- Robert. Sí. Gratis, además. (Ratónito pone cara de felicidad)

- Ratónito. ¡Entonces como si la organiza Super Mario! Yo no faltaré.

- Kamek. (Robert le dala carta a Kamek y este la lee) Bueno, haré una reunión para informar a todo el mundo sobre esto por si no lo saben aún. (Robert se va del lugar) Y ahora, si podemos continuar... (mira a su izquierda y no ve a Goombi) ¿Goombi? ¿Dónde te has metido?

(Kamek mira a la pared y ve a Kammy y a Goombi juntos. Goombi está subido en la ventana que da al exterior y montado en una pequeña escoba mágica)

- Kammy. Un verdadero mago es aquel que puede volar.

- Goombi. (Mira desde la ventana el suelo, a tres plantas de él) Esto está muy alto. Y además nunca he montado en escoba...

- Kammy. Pues alguna vez serála primera, ¿no? Venga, da un paso al vacío y seguro que volarás... (Kamek se acerca rápidamente)

- Kamek. ¡¡No!! ¡Para! (Goombi le hace caso y se baja dela ventana. Kamek mira a Kammy enfadado) Madre, ¡¿qué intentabas hacer?!

- Kammy. Nada, nada. Sólo intentaba enseñarle a volar.

- Kamek. No. Tú lo que pretendías era que cayera al suelo el pobre.

- Kammy. ¡Mentira!

- Kamek. (Enfadado) Fuera de mi casa hasta que acabemos con la magia. ¡Fuera! (Kamek echa a su madre de la habitación por la fuerza. Kammy se queda con la cara y el oído pegados a la puerta)

...............................................................................................................................

(Minutos después, aparece Guydo en dirección a la habitación de Kamek. Encuentra a Kammy pegada a la puerta)

- Guydo. Kammy, ¿qué hace ust...? (Kammy le interrumpe)

- Kammy. ¡Shhh! ¡Cómo no te calles te rompo la máscara en pedacitos y te hago el hazmerreir del castillo!

- Guydo. Uh, ¿también conoce nuestro secreto?

- Kammy. Tengo televisión, solo que la uso poco... ¡Y ahora calla!

- Guydo. Tengo que entrar en la habiación de su hijo.

- Kammy. ¿Para qué? ¿Para mendigar una subida de sueldo como siempre?

- Guydo. No, eso ya lo hice ayer. Hoy tengo información de Bombazulina muy importante.

- Kammy. Bah, tú llamas importante a todo.

- Guydo. ¿Puedo preguntarle algo? (Kammy asiente) ¿Qué hace pegada a la puerta? Parece una Pegaracha...

- Kammy. Odio a ese Goomba enano.

- Guydo. ¿A Goombi? ¿Por qué?

- Kammy. Porque ahora ya no pinto nada en la vida de Kamek.

- Guydo. Bueno, tampoco pintaba mucho antes...

- Kammy. Uh, ¿qué insinúas?

(Mientras ellos dos siguen hablando, dentro de la habitación de Kamek también hablan Kamek y Goombi)

- Goombi. ¿Te ocurre algo, Kamek?

- Kamek. ¿Eh? Bueno... Estoy un poco arrepentido por cómo he tratado a mi madre antes...

- Goombi. Kamek, me intentó tirar por la ventana. Yo sólo digo eso…

- Kamek. Bah, pero eso se debe a que es un poco celosa...

- Goombi. ¡¿Un poco celosa?! Si estando sólo un poco celosa casi me lanza al vacío, cuando este de verdad celosa, ¿qué hará? ¿Me encerrará en una tumba y me enterrará en el suelo?

- Kamek. Hala... Si en el fondo... Fondísimo... En un pequeño y oscuro rincón, es maja. Voy a pedirla perdón... (se dirige a la puerta y se da cuenta de que Guydo y Kammy están hablando. Kamek pega el oído a la puerta para escuchar la conversación)

- Kammy. Ese condenado Goombi... Hay que deshacerse de él como sea.

- Guydo. Lo que hay que hacer es encontrar a la madre. Así tú tendrás la oportunidad de devolverle a su hijo y yo podré preguntarle si Goombilón es el padre. Como si no tuviera problemas él ya...

- Kammy. ¿Qué pasa, eres su criado? Que vaya él a preguntárselo.

- Guydo. ¡No! Porque si dice que sí es su hijo se va a quedar a cuadros.

- Kammy. (Nerviosa) ¡¿Entonces para qué leches vas a preguntar?!

- Guydo. Porque soy cotilla. Y más aún si el tema está relacionado con un amigo. Lo malo es que no sabemos dónde se encuentra la Paragoomba.

- Kammy. Tranquilo. Hoy con mi magia conseguiré que mi bola mágica me lo diga. Lo que no sé es cuándo visitarla sin que se de cuenta nadie.

- Guydo. Tranquila. Esta noche todo el castillo se irá a una fiesta. Nadie notará nuestra ausencia.

- Kammy. Perfecto. ¿No ibas a preguntar a Kamek algo?

- Guydo. No, ya lo dejo para más tarde... (Guydo se va y Kammy sigue con el oído pegado a la puerta. Kamek deja de escuchar la conversación y piensa en su mente furioso)

- Kamek. Estos no se van a salir con la suya...

_______________________________________________________________

(Una hora después, en la sala de reuniones del castillo se encuentran reunidos Kamek, Bowser, Ratónito, Kammy, el Trío de Élite, Korokoopa, Kaproopa, Spiriny, Popkey, Robert, los Hermanos Koopa y muchos soldados)

- Kamek. Bien. Bienvenidos a otra reunión.

- Korokoopa. (Nervioso) Pero, ¿esto qué es? ¿Otra reunión? No podemos estar haciendo una cada semana.

- Kamek. Korokoopa, se harán las que sean necesarias. Y ahora, sin interrupciones, comencemos la reunión en orden. Primero, antes de comenzar con el tema del día, Kammy tiene que hacer un comentario grosero. Ejem, madre, adelante.

- Kammy. Ah, vale. (Mira a todos los esbirros de Bowser) ¡Vagos! ¡Poneos a trabajar de una vez, bichos molestos! (Mira a Kamek y hace un gesto de haber terminado)

- Kamek. Bien. Lo siguiente es empezar con el tema. Supongo que todos habréis recibido una invitación a una fiesta esta noche. ¿No es así? (Todos asienten)

- Spiriny. En efecto, pero... ¿quién nos querría invitar?

- Paratroopi. Tal vez el Rey Boo.

- Bowser. No, porque no me ha avisado.

- Ratónito. Oye, ¿y qué más da quién nos haya invitado? Hay comida y bebida gratis.

- Kamek. Ratónito, ya lo has dicho una vez antes. No te repitas.

- Korokoopa. Una cosa. ¿Ya se ha recuperado Ratónito?

- Ratónito. (Irónico) No, soy su espíritu, que vaga sin rumbo por todo el castillo.

- Bombazulina. Anda, pues como todos. Jajaja. (Ve que nadie más se rie y se calla)

- Kammy. Korokoopa, a Ratónito no le ha pasado nada. Es todo mentira.

- Ratónito. Porque tú lo digas... (Empieza a fingir de nuevo) Me rompí el radio.

- Spiriny. Puf, lo que nos faltaba, hablar de cosas que suban la moral...

- Paratroopi. (Sorprendido) Un momento. ¿Tienes radio?

- Koopa Negro. Paratroopi, todos tenemos radio en el brazo.

- Paratroopi. (Empieza a mirarse el brazo por todos lados) ¿Y dónde se sintonizan las emisoras? (Todos caen al suelo por la frustración y vuelven a levantarse)

- Guydo. Perdonadle. Es tonto.

- Kamek. A ver, que nos desviamos del tema. ¿Quiénes vais a ir? (Todos levantan la mano) Guao. Estoy soprendido. También va a haber baile. ¿Ya están las parejas hechas?

- Paratroopi. (Mira a Kaproopa) Yo voy a ir con... (Ve que Kaproopa le hace gestos para que no lo diga en alto y Paratroopi recuerda que Korokoopa está cerca) con... con nadie.

- Popkey. (Se levanta) Pues yo sí tengo pareja. (Todos miran soprendidos a Popkey)

- Bombazulina. ¿Y quién es?

- Popkey. Es...

- Goombilón. Shhh...

- Popkey. Alguien que me lo ha pedido hace poco tiempo...

- Goombilón. ¡Shhh...!

- Popkey. Y su nombre es…

- Goombilón. (Palidece y piensa en su mente) Por el amo Bowser, que no lo diga...

- Popkey. Goombilón. (Todos se quedan atónitos)

- Bombazulina. (Enfadada) Bueno, bueno. Esto ya es el colmo. ¡Me voy! (Sale de la sala)

- Kamek. Bueno. Después de esta información que nos ha dado Popkey, necesitamos un descanso... (todos se quedan callados unos segundos) ¡Basta de descansar! El segundo punto es que el centro de reclutamiento ya está abierto. Podéis pasaron cuando queráis por allí.

- Guydo. ¿Para qué vamos a querer ir allí si ya nos reclutaron hace años?

- Kamek. Porque lo digo yo y punto en boca. Ya ha acabado la reunión. Todos a volver al trabajo. (Todos van saliendo de la sala lentamente. Goombilón no se ha movido de la silla, y sigue pálido)

_______________________________________________________________

(Varias horas después, por la tarde, todo el castillo se está preparando para dirigirse a la fiesta. En la habitación del Trío de Élite, Goombilón no para de lamentarse)

- Goombilón. Nunca paro de caer aún más bajo...

- Guydo. Que no...

- Goombilón. Que sí...

- Guydo. ¡Que no! Ya verás lo bien que te sientes cuando recuperes a Bombazulina.

- Goombilón. Sargento Guydo, nunca la recuperaré. Cada vez que intento acercarme a ella, ocurre algo y nos alejamos aún más.

- Paratroopi. No pienses eso, hombre.

- Guydo. Bueno. Yo tengo que deciros algo... No voy a poder ir a la fiesta.

- Goombilón. ¿Por qué? (Guydo se pone nervioso)

- Guydo. Porque... esto... porque Kamek me ha mandado vigilar una sala en el castillo.

- Paratroopi. ¿Cuál?

- Guydo. Ay, ¡una! ¿Por qué hacéis tantas preguntas? (Paratroopi y Goombilón se callan)

...............................................................................................................................

(En la habitación de Kamek ocurre lo mismo)

- Kammy. Hijo, yo no voy a poder ir a la fiesta.

- Kamek. (Finge que no sabe por qué) Uh, ¿por qué?

- Kammy. Estoy muy mayor para eso. Además, quiero aprovechar para dar un paseo con Goombi y que nos conozcamos mejor.

- Kamek. Un paseo... Por la noche.

- Kammy. S-sí...

- Kamek. Para que le ataque una Pegaracha o se lo coma un Bichacuo.

- Kammy. Que no quiero deshacerme de él, pesado. Sólo quiero entablar una mejor relación con él.

- Kamek. Bueno, tú sabrás...

...............................................................................................................................

(En la habitación de Korokoopa ocurre algo parecido)

- Korokoopa. Kaproopa, te lo volveré a repetir por si se te olvidó. Ni se te ocurra acercarte a Paratroopi.

- Kaproopa. (Finge también) Hermano, ya te dije que no me gusta. No seas pesado.

- Korokoopa. Solamente te lo digo como advertencia. Como os vea juntos, Paratroopi lo va a pagar...

- Kaproopa. ¡Que no!

_______________________________________________________________

(Por la noche, casi todo el castillo se ha marchado en grupo al Bosque Encapotado. Sólo unos pocos permanecen dentro del Castillo de Bowser. Entre ellos Guydo y Kammy, quienes están en la habitación de Kamek)

- Guydo. ¿La localizaste al final?

- Kammy. Sí. Está en una zona de las Praderas Solana.

- Guydo. Pues entonces sólo queda llevarse al niño.

- Kammy. Búscalo tú, que para eso estás en un nivel inferior al mío.

- Guydo. Ya, claro... Cómo si no... (Guydo se pone a buscar en la oscuridad) No veo nada.

- Kammy. Claro. ¿Dónde está un niño a estas horas? Durmiendo en la cama.

- Guydo. (Ve una cama en la sala y un bulto bajo las sábanas. Dice en tono bajo) ¡Creo que le he encontrado! (Lo coge con cuidado y Kammy y Guydo se lo llevan del lugar. Kamek sale de un escondite de repente y dice para sí mismo...)

- Kamek. A ver qué os parece el Goombi que os acabáis de llevar. Keh heh heh...

_______________________________________________________________

(En la entrada del Bosque Encapotado, hay algunos Boos rondando a sus anchas y Topos Monty moviéndose por debajo del suelo. El gran grupo de secuaces, entre los que se encuentra Bowser, consigue ver el edifico en el que se celebra la fiesta. Al acercarse, en la puerta hay una pantalla táctil grande)

- Goombilón. ¿Y esto qué es?

- Ratónito. Será una especie de dispositivo de seguridad.

- Koopa rojo. A mi me da que abre la puerta...

- Ratónito. Leamos lo que pone... (Empieza a leer lo que pone) “¿Qué pesa más en el aire: un kilogramo de acero o un kilogramo de paja?”

- Kaproopa. (Dice irónicamente) Vaya sistema de seguridad más bueno. Nunca había visto uno igual.

- Robert. Tal vez si respondemos la respuesta acertada nos deje entrar.

- Ratónito. Vaya, no creo que nadie haya pensando lo mismo...

- Robert. Lo digo porque la pantalla dice que si fallamos una sola vez, tendremos que esperar una hora hasta volver a participar.

- Paratroopi. Pues habrá que pensarse bien la respuesta.

- Ratónito. Está clara. Pesa más un kilo de plomo que de paja...

- Koopa Verde y Amarillo. Opino lo mismo.

- Goombilón. ¿No creéis que es demasiado fácil? A ver si la pregunta tiene trampa...

- Spiriny. Y la tiene. No hay una sola respuesta. Los dos pesan lo mismo. (Todos miran confusos a Spiriny) Si tienen la misma masa, el peso es igual.

- Popkey. ¿Pero cómo vamos a elegir las dos respuestas? ¿Eres tonto?

- Robert. Ya lo tengo. La respuesta es el kilo de plomo.

- Ratónito. Pues claro, lo que decía yo.

- Spiriny. Pero no entiendo por qué...

- Robert. (Los huecos que tiene su máscara en forma de ojos comienzan a brillar un poco) Cualquier cuerpo sumergido en un fluido, en este caso el aire, experimenta dos fuerzas principales, el peso y el empuje, que es contrario al peso. A mayor volumen, mayor empuje. Como el plomo tiene mayor densidad que la paja, un kilo de plomo ocupará un menor volumen que el otro kilo, y por lo tanto el empuje será menor y el peso mayor. (Sus ojos dejan de brillar y todos miran a Robert confusos)

- Korokoopa. ¿Alguien no ha entendido absolutamente nada a parte de mi?

- Ratónito. Madre mía, es la reencarnación de Don Huesito... O incluso peor.

- Spiriny. Sólo hay una forma de saber si lo que dice es verdad... (presiona la parte de la pantalla que muestra el kilo de plomo. La puerta se abre de repente, dejando alucinados a todos los que se encuentran ahí)

- Bowser. Consejero, ¿cuál es tu nombre?

- Robert. Robert, amo Bowser.

- Bowser. Parece que sabes mucho, ¿por qué viniste a este castillo?

- Robert. Por vocación. Algunos lo hacen por necesidad y otros, como yo, por vocación.

- Ratónito. (Se pone unas gafas de sol y empieza a soplar un matasuegras) ¡¡Que empiece la fiesta!! (Todos entran en el edificio. Hay un Snifit con ropas amarillas y botas verdes)

- Snifit. Buenos días. ¿Son los secuaces de Bowser?

- Bowser. Sí, y el amo incluido.

- Snifit. Adelante. En la amplia sala hay focos, una pista de baile y, como no, comida para aburrir. (Ratónito pone cara alegre) Pasen, por favor. (Todos entran rápidamente y se ponen a disfrutar de la fiesta)

_______________________________________________________________

(En una zona de las Praderas Solana por la noche se encuentra la Paragoomba seguida por dos Microgoombas)

- Paragoomba. Hijos, volvamos a casa. (Aparecen Kammy y Guydo de la nada) ¡¡Ahhhh!! (Kammy y Guydo hacen gestos para que guarde silencio) ¡¿Qué queréis de mi?!

- Kammy. Nada, pero venimos a darte un regalito.

- Guydo. Conocemos a Kamek. Dentro de nada tu hijo Goombi volverá contigo si me respondes a una pregunta. ¿Es el Recluta Goombilón su padre?

- Paragoomba. No sé. (Guydo y Kammy se miran confusos) No me malentendáis. Yo no soy la madre verdadera de... ¿Goombi le habéis llamado? (Ve que asienten y sigue con su narración) Hace un tiempo me encontré a ese Microgoomba solo caminando por la Ciudad Champiñón y decidí acogerlo.

- Kammy. Pues estás de suerte, porque aquí lo tenemos.

- Guydo. Por fin vas a volver a verle y a pasar el resto de tu vida con él.

- Paragoomba. ¿Yo? ¿Con ese pequeño traidor? Ni de broma. En cuanto lo recupere lo llevaré a un lugar donde le mantengan hasta que encuentre a otra familia. Conmigo no se queda después de haberse negado a volver conmigo y después de todo lo que hice por él.

- Kammy. Da igual, nosotros te lo damos.

- Guydo. ¡No! Ahora tengo aún más claro que Kamek es la familia que necesita. (Mira en su mochila para buscar a Goombi) No pienso dejar que este niño se vaya con esa tía. (Saca de su mochila un Goombi de peluche) Un momento, ¿esto qué es?

- Kammy. Un peluche... ¡con la forma de ese crío! ¿Eres idiota o cómo se te ocurre traer eso?

- Paragoomba. Bueno, si esto es una broma, no tiene maldita gracia. Ya que conocéis a Kamek, dadle este mensaje. Conmigo nadie se sale con la suya. Ya conseguiré arrebatarle a ese Goombi de cualquier modo, ya... (sale volando con sus Microgoombas. Quedan solos Guydo y Kammy)

- Kammy. Eres tan inútil como el resto de tus amigos. La próxima vez actúo yo sola.

(Aparece Kamek mágicamente y muy furioso. Kammy y Guydo miran nerviosos a Kamek)

- Guydo. Ho-hola, jefe Kamek...

- Kamek. ¿Qué hacéis aquí?

- Kammy. Eh... Nada. Ver pasar la vida.

- Kamek. ¡Mentira! ¿Creéis que soy tonto? ¡Lo sé todo!

- Guydo. ¿Y Goombi dónde está?

- Kamek. Donde vosotros dos no podáis verlo. ¿Cómo podéis ser tan ruines?

- Kammy. Hijo...

- Kamek. De ti me lo esperaba, madre, pero de ti, Sargento Guydo...

- Guydo. Kamek, es sólo un niño.

- Kamek. No lo entiendes. Gracias a él y a sus ansias por aprender magia, he vuelto a sentirme verdaderamente útil para alguien. Y esto hace mucho tiempo que no lo sentía. Y ahora vosotros queréis arrebatármelo porque sí, porque no tenéis excusa válida alguna. (Guydo y Kammy se miran mutuamente arrepentidos) Goombi está agusto conmigo, y sólo me basta esa razón para hacer todo lo que pueda para que no se vaya. (Alza su varita y desaparece mágicamente del lugar, dejando a los arrepentidos conocidos suyos)

...............................................................................................................................

(Detrás de uno de los focos de la fiesta se esconde Bombazulina. Cuando mira a su derecha, encuentra a Paratroopi también escondido)

- Bombazulina. ¿Tú qué haces aquí?

- Paratroopi. Podría preguntarte lo mismo.

- Bombazulina. Sí, pero yo lo hice antes, así que...

- Paratroopi. Bah, qué más me da... Estoy espiando a Korokoopa, que no para de separarse de Kaproopa. ¿Contenta?

- Bombazulina. Qué, no se separa de su hermanita, ¿eh?

- Paratroopi. Es que no quiere juntarla conmigo. ¿Qué tengo yo de malo?

- Bombazulina. Hombre, deberías quitarte el cubo de la cabeza...

- Paratroopi. ¿Hablas en serio? No puedo hacerlo, me sentiría desnudo sin el cubo. Ahora te toca a ti responder a mi primera pregunta.

- Bombazulina. Yo estoy espiando a Goombilón.

- Paratroopi. Hmmm... ¿Por qué?

- Bombazulina. Porque no entiendo qué le habrá visto a Popkey para enamorarse tan de repente de ella...

- Paratroopi. Uuuuhh... A ti todavía te gusta Goombilón...

- Bombazulina. ¡No es eso! Lo que pasa es que no puedo soportar que él rehaga su vida antes que yo... Pero no te preocupes, porque dentro de unos minutos la imagen de su amada Popkey se le va a caer por completo.

- Paratroopi. ¿A qué te refieres? (Bombazulina le enseña una pastilla)

- Bombazulina. Le he echado un laxante en la bebida. Va a parecer que en la sala se está jugando con fuegos artificiales, jajajaja.

- Paratroopi. (Palidece) Madre mía la que se va a liar...

(En la parte de la sala en la que están Goombilón y Popkey, estos están conversando)

- Popkey. Qué vueltas da la vida. Yo antes estaba con Bob-by y tú con Bombazulina y ahora nosotros dos estamos juntos.

- Goombilón. (Ya lleva varias bebidas tomadas. Está un poco borracho) Sí, qué vueltas... La sala entera me está dando vueltas también. Qué vueltas da la vida, qué vueltas...

- Popkey. Oye, cuando llevemos más tiempo saliendo, nada de beber alcohol, que es veneno.

- Goombilón. Puf... Ya empezamos con las reglas...

- Popkey. ¡¿Cómo has dicho?! (Su carácter vuelve a cambiar) Bueno, estoy alegre, así que haré como que no has dicho eso. (Se pone triste ahora y empieza a llorar) ¿Vale? ¡¿Vale?! (Da un trago a la bebida contaminada por la pastilla que ha echado Bombazulina)

...............................................................................................................................

(Mientras tanto, en una sala secreta en lo alto del edificio se encuentran el Gran Hermano Martillo junto con muchos Hermanos Martillo. El Snifit amarillo está con ellos)

- Snifit. Los secuaces y Bowser han mordido el anzuelo. ¿Comenzamos el plan?

- GHM. Adelante, pero no os confiéis. Ellos tienen una suerte increíble para salir de situaciones peliagudas, casi como Mario.

- Snifit. Tranquilo, jefe. Tenemos las unidades suficientes como para acabar con todos. (El Snifit sale junto con todos los Hermanos Martillo que hay)

...............................................................................................................................

(Diez minutos después, Popkey empieza a poner caras raras intentando soportar el efecto del laxante. Goombilón le mira con cara extraña)

- Goombilón. Popkey, ¿estás bien?

- Popkey. (Poniendo cara de dolor) Per... Perfectamente. ¿No me ves? (Goombilón asiente un poco confuso) Oye, Goombilón, ¿sabes dónde hay un baño por aquí?

- Goombilón. Ni idea. Con toda la gente que hay, como para verlo. (Empieza a tambalearse) Uhh, qué mareo.

(Comienza la música 1)

(De unos balcones en lo alto de la sala empiezan a caer Hermanos Martillo. Los secuaces de Bowser dejan de bailar confusos por lo que pasa. Los Hermanos Martillo empiezan a golpear a los esbirros y cunde el pánico)

- Spiriny. (Escondido en su caparazón con pinchos, observa a Ratónito, quien está comiendo y cogiendo comida en una larga mesa) ¡Ratónito, ponte a cubierto que nos atacan!

- Ratónito. (Sigue comiendo) Bah, esto está demasiado rico como para dejarlo.  (Aparece un Hermano Martillo y empieza a lanzar la comida al suelo. Ratónito entra en cólera) ¡¿Cómo te atreves a hacer eso, miserable criatura?!

- Hermano Martillo 1. Uuuuh, qué miedo... ¿Qué me vas a hacer, rata obesa?

- Ratónito. ¡¡Ratón!! ¡Me las vas a pagar! (Se lanza encima del Hermano Martillo y empieza a darle mordiscos por todas partes)

(Por otra parte, Korokoopa y Kaproopa se encuentran juntos mirando todo el caos. Llegan dos Hermanos Martillo y miran a Kaproopa)

- Hermano Martillo 2. Cuando acabemos con toda esta lucha, nos llevaremos a la chica. ¿A que sí?

- Hermano Martillo 3. Por supuesto.

- Korokoopa. Uy, no lo creo... (se acerca a los Hermanos Martillo, estos sacan un martillo para cada mano y Kaproopa le coge el brazo a Korokoopa para retenerle)

- Kaproopa. ¡Por favor, Korokoopa, no te metas en líos!

- Korokoopa. Es que me conozco. Y como me conozco... (se suelta y consigue quitarle un martillo a uno de los Hermanos Martillo. Esquiva varios ataques de ellos y empieza a golpear con el arma a uno de ellos. Llegan otros dos Hermanos Martillo y entre tres consiguen retenerle e inmovilizarle) ¡Soltadme! ¡Os vais a enterar!

(Mientras tanto, desde los balcones mira el Snifit la batalla seguido por dos Hermanos Fuego)

- Snifit. Se resisten los muy testarudos. Pero no lo conseguiran. ¡Bajad vosotros dos también! (Los Hermanos Fuego se tiran desde el balcón para unirse a la lucha. Dos Hermanos Martillo aparecen donde Goombilón y Popkey)

- Popkey. ¡¡Ahhhh!! ¡Goombilón, protégeme, tengo miedo!

- Goombilón. Con todo lo que he bebido me tendría que preocupar primero en protegerme yo mismo... Qué mareo... (Se cae en dirección a un foco. El foco se tambalea y golpea en la cabeza a uno de los dos Hermanos Martillo. Ese cae al suelo inconsciente y el otro lo mira asustado)

- Hermano Martillo 4. Demasiada suerte has tenido, pero esto se te ha acabado. (Coge a Goombilón por el cuello y lo levanta en el aire. Bombazulina y Paratroopi les ven desde lo lejos)

- Bombazulina. ¡Goombilón! ¡¡No...!!

...............................................................................................................................

(En la sala oscura a lo alto del edificio, entraun Hermano Martillo de botas amarillas)

- Hermano Martillo 5. Jefe Gran Hermano Martillo, el plan está saliendo como lo esperado. Los esbirros de Bowser han caído en la trampa y están cayendo como moscas.

- GHM. Perfecto... (se empieza a reir maléficamente, pero de repente esa risa la corta la tos. El Gran Hermano Martillo tose varias veces)

- Hermano Martillo 5. ¿Le traigo un caramelo?

- GHM. De menta.

...............................................................................................................................

(Mientras tanto, el Hermano Martillo sujeta a Goombilón por el cuello)

- Hermano Martillo 4. He recibido órdenes de mi jefe para que te haga morir lenta y dolorosamente a ti en especial. Lo vamos a pasar muy bien.

(Llegan Bombazulina y Paratroopi)

- Bombazulina. ¡Atrás!

- Paratroopi. Como le hagas daño te vas a tragar el martillo.

- Hermano Martillo 4. Bah, si voy a morir de todos modos. (Apunta con su martillo a Goombilón)

- Bombazulina y Paratroopi. ¡¡¡Noooo...!!!

(De Popkey empiezan a salir burbujas tóxicas que engloban a todos los enemigos de la sala y a algunos pocos compañeros por error. Estos se elevan)

- Popkey. Ahh... Qué a gusto me he quedado.

- Goombilón. (Caído en el suelo después de que el Hermano Martillo le soltara) Ah... Qué mareo. No vuelvo a beber. (Paratroopi se acerca a Goombilón y lo abraza)

- Bombazulina. ¡¡Todo el mundo fuera de este edificio!! ¡Aprovechemos que el enemigo está ocupado! (Todos los secuaces de Bowser y el amo se dirigen corriendo hacia la sala. Se interpone en sus caminos el Snifit amarillo)

- Snifit. ¡Alto! La fiesta no ha terminado.

- Bowser. Por supuesto que no ha terminado. ¡Ven aquí! (Coge al Snifit con su mano derecha, aprieta bien fuerte la mano, lo tira al suelo y lo pisa varias veces, lo vuelve a coger y escupe fuego en su máscara. El Snifit es ahora cenizas) Ahora ya podemos marcharnos. (Todos salen del edificio)

(Acaba la música 1)


(En la sala de Kamek, Goombi está durmiendo en una cama y Kamek mira por la ventana pensativo. Alguien llama a la puerta y Kamek va a abrirla. Encuentra a Guydo y a Kammy)

- Kamek. Oh, pero mira quiénes son. ¿Qué me vais a robar ahora, mi puesto de trabajo? Pues para eso tenéis que hablar con Bowser.

- Guydo. No, jefe Kamek. Veníamos a disculparnos por habernos comportado como antes. Y aprovechamos para decirte que tú siempre has sido útil para este castillo. Sin ti, no sería lo mismo.

- Kamek. Venga ya... Eso me lo decís porque os sentís mal.

- Kammy. Hijo, dame un abrazo.

- Kamek. (Muy confuso) Esta está muy rara. ¿Qué te has tomado en la fiesta que te ha sentado tan mal?

- Kammy. No es eso. Es que me he dado cuenta de que no eres un inútil como yo decía.

- Kamek. ¿Qué? ¿En serio? ¿Quién eres tú? Desde luego mi madre no.

- Kammy. A ver, déjame que me explique. Eres vago, maleducado, demasiado poco irascible para mi gusto, demasiado irónico, cabezota, testarudo... Pero ahora estoy segura de que inútil no eres.

- Kamek. Madre mía, ¡eres Kammy! ¡Eres mi madre!

- Kammy. Dame un abrazo, ostras. (Kamek y Kammy se abrazan durante unos segundos) Y no te acostumbres, porque no te vuelvo a dar otro hasta tu cumpleaños.

(Se oyen muchos aplausos. Empiezan a dejarse ver por Kamek muchos otros secuaces de Bowser)

- Kamek. Bueno... Todo parece arreglado. Me siento genial de estar en este castillo.

- Korokoopa. (Ve que Ratónito está llorando) Oooohhh... ¿te has emocionado?

- Ratónito. ¡No! Es que el Hermano Martillo ese me arruinó la cena. (Sigue llorando a lágrima tendida. Un día más está acabando en el Reino Champiñón inmerso en la oscuridad de la noche)

En el próximo episodio... (Un secuestro, dos citas y tres enemigos acérrimos)

(En el Castillo de Bowser...)

Kamek. La piscina exterior del castillo acaba de ser finalizada, pero tendréis que esperar aún para bañaros.

________________________________________________________________________________________________

Bombazulina. (Coge una carta del suelo y la lee en alto) "Hola de nuevo". ¿Qué es es...? (Alguien le tapa la boca y se la lleva del lugar a rastras)

________________________________________________________________________________________________

(Muchos secuaces de Bowser se encuentran en fila. Kamek pasea por el lugar)

Kamek. El Gran Hermano Martillo ha dado un golpe importante. Tiene a Bombazulina secuestrada y amenaza con matarla si no abandonamos el castillo. (Goombilón se echa al suelo muy triste)

- Korokoopa. ¿Y por qué nos tienes reunidos aquí a todos?

Kamek. Porque quienquiera que la haya secuestrado sabía perfectamente dónde estaba Bombazulina, aun habiendo hecho tantas mudanzas desde que vino. Eso significa que entre nosotros hay un traidor que le ha estado contando al Gran Hermano Martillo o a sus súbditos información importante... (mira a los Hermanos Koopa)

Koopa negro. Oye, no nos mires, que nosotros no hemos sido.

Koopa rojo. Si de verdad hubiéramos escondido algo hasta ahora, no os habríamos dicho dónde se encontraba el Gran Hermano Martillo cuando lo de la base en mitad del océano.

Kamek. Os tengo tan en el punto de mira como a Robert. (Todos miran a Robert)

Robert. ¿Yo? ¿Por qué?

Kamek. Porque eres el nuevo que ha llegado recientemente al castillo. ¿Quién nos dice que no eres un espía? Y el resto podríais haber vendido vuestra alma al diablo para no ser atacados por ese demente. Muchos años de experiencia me han hecho darme cuenta de que no puedo fiarme ni de mi madre, he aquí las pruebas... (señala a su madre, que también está en la fila de sospechosos)

Kammy. Yo no sé qué hago aquí, pero bueno...

.........................................................................................................................................................................

(En la habitación del Trío de Élite, Paratroopi coge una cámara que estaba encendida y mira un video en el que aparece Goombilón)

Goombilón. Amigos, si estáis viendo esto es porque ya no podréis hacer nada más por mi. Me siento muy agradecido de tener dos amigos tan buenos, con los que he compartido tantos momentos divertidos. [...] Pero me he dado cuenta de que hay algo que no quiere que yo viva, llamémosle destino. Hace siete años, nuestro amigo Bob murió por mi culpa, engullido por una planta gigante. Yo no pude hacer nada, paralizado por el miedo, pero sabía que era yo el que tenía que haber estado en su lugar. Hoy ha vuelto a pasar lo mismo, pero con Bombazulina, y como no quiero que muera nadie más por mi culpa, le daré al Gran Hermano Martillo lo que siempre ha querido: me cambiaré por Bombazulina y dejaréque ocurra lo que tenga que ocurrir... Lo siento mucho... (El vídeo acaba)

Aclaraciones

  • La Comunidad Parakoopa es el sitio al que van los secuaces de Bowser y el propio amo para celebrar la fiesta. Es extraño que a pesar de tener ese nombre no aparezca ningún Koopa Paratroopa en el edificio.


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.