FANDOM


Resumen

Bob-by ha dado con la fórmula definitiva para enamorar a Popkey. ¿Conseguirá su amor permanente, o le saldrá algo mal? Por otra parte, una vieja conocida de algunos personajes del castillo vuelve para ayudar en la búsqueda de la Estrella Oscura. ¿Conseguirán lo propuesto? Esto y mucho más en este alucinante episodio que marcará un antes y un después en esta temporada.

Música

Máquina atención Es recomendable abrir las músicas en otras pestañas.

1. https://www.youtube.com/watch?v=JtuTiYE6VoU&feature=youtu.be&list=PL6akIKaXBeU1D67TyChEM0gBJHvNhCOQ_

2. https://www.youtube.com/watch?v=nVXp7hO9VzY&list=PLB07FDA7123BA2577&index=33

3. https://www.youtube.com/watch?v=j9Zj4chxeCM&list=PLkz12o7WldtGpsEaQ5NX_qqATh07TK6lt

Intro LTS Temp.6. Glitch

(En el brazo derecho del Castillo de Bowser, por la noche, se encuentran Rita-disc, Kamek y un grupo de Koopas obreros y Jaulitos frente a la habitación de Rita-disc)

- Kamek. (Resopla) Ah, por fin tras tantos duros días de trabajo, tu habitación está completamente restaurada, Rita-disc.

- Rita-disc. Por fin. Cuánto había deseado que llegara este día.

(Entran Kamek y Rita-disc en la habitación)

- Kamek. Estará todo como lo recordabas, ¿no?

- Rita-disc. Sí. (Se tumba en la cama) Ah, por fin una cama en la que no tenga que dormir con un fantasma.

- Kamek. ¿No estuviste cómoda durante tu estancia en la habitación de Robert?

- Rita-disc. La verdad es que no. (Mira una mesa cercana y ve un libro) ¿Y eso qué es? (Coge el libro y, tras mirar la portada, la lee en alto) “Diario de Fuzzya” ¿De qué me suena ese nombre?

(Entra un Jaulito)

- Jaulito. Nos encontramos ese libro entre los escombros y decidimos dejarlo aquí por si era importante.

- Kamek. Fuzzya fue la que vivió en esta habitación durante varios años antes que tú.

- Rita-disc. Oh, ya recuerdo. Es esa a la que le hicísteis la vida imposible hasta que se fue, ¿no?

- Kamek. No, no, estás muy equivocada. La despedí yo; no se fue ella.

- Rita-disc. Hmmm... Lo que tú digas. ¿Puedo quedarme con este libro?

- Kamek. Sí. No creo que lo necesite nadie aquí, así que... (Kamek usa su magia para desaparecer y el Jaulito también abandona la habitación)

- Rita-disc. (Se tumba en la cama con el libro abierto cerca suya) A ver si leyendo esto cojo el sueño...


Diálogo

(Por el sótano del castillo pasea Bob-by en dirección al laboratorio. Cuando abre la puerta, encuentra a varios científicos trabajando y a Robert dirigiéndoles. Bob-by abre la puerta)

- Bob-by. Hola, ¿se puede?

- Robert. Adelante, Bob-by. ¿Qué tal?

- Bob-by. Bien. Venía a pedirte una cosa.

- Robert. ¿De qué se trata?

- Bob-by. Verás... Popkey y yo estamos pasando por una etapa complicada en nuestra relación.

- Robert. Bob-by, se comenta por los pasillos de este castillo que vuestra relación es una farsa, que intentáis engañar a Kamek.

- Bob-by. ¡¡Shhh!! Cállate. Espero que no nos haya oído nadie. En fin, quiero enamorar a Popkey de nuevo. Y sí, no hace falta que preguntes, sí me he vuelto a enamorar de ella.

- Robert. Eso es fantástico.

- Bob-by. Lo malo es que ella no quiere, y eso que he intentado convencerla de que volviéramos numerosas veces. Por ejemplo, ayer... (Bob-by sigue hablando con Robert. Mientras tanto, Popkey y Korokoopa llegan al laboratorio y aprovechan una rendija que deja la puerta del laboratorio para escuchar la conversación)

- Korokoopa. Popkey, ¿por qué me llevas aquí?

- Popkey. Porque dentro está Bob-by. Sé que trama algo.

- Korokoopa. ¿Y qué pinto yo aquí?

- Popkey. Hace unos minutos cuando me hablaste parecías interesado en el tema. ¡¿Acaso me quieres confundir?!

- Korokoopa. Popkey, solamente te dije: “Buenos días, Popkey, ¿qué tal?”.

- Popkey. Pues fastidiada, gracias por preguntar.

- Korokoopa. A ti lo que te pasa es que todavía quieres a Bob-by, ¿no es así?

- Popkey. ¡No! Y calla; quiero oir la conversación. (Se ponen a escuchar secretamente a Bob-by)

- Bob-by. ...y acabamos los dos gritándonos como locos. Robert, necesito tu ayuda. Dame una poción para enamorarla a ella, o una a mi para suicidarme.

- Robert. Casualmente tengo un brebaje que estimula de forma permanente el sentimiento amoroso. Aún no lo he probado, pero Popkey podría ser el sujeto de prueba, ¿qué te parece?

- Bob-by. Me parece perfecto. Dámela.

(Mientras tanto, fuera del laboratorio...)

- Popkey. Bob-by ya no sabe qué más hacer para conquistarme. ¡Está insoportable!

- Korokoopa. Pues parece que no te va a quedar otra que quererle...

- Popkey. Hmmm... No. Acabo de tener una idea genial.

- Korokoopa. ¿Cuál?

- Popkey. ¿No quiere Bob-by amor? Pues se va a hartar de él. Se va a enterar ese Bob-omb pesado, je, je...

- Korokoopa. Popkey, me preocupas. ¿Qué vas a hacer?

- Popkey. No te lo cuento, prefiero mantenerlo en secreto.

- Korokoopa. Perfecto, pues si no me lo quieres decir, me voy. (Korokoopa se va del lugar)

_______________________________________________________________

(Por otra parte, fuera del Castillo de Bowser por la mañana, frente a las puertas del castillo, descansa Ratónito apoyado en una de las paredes rocosas. De repente empiezan a llegar al castillo Shy Guys de color azul claro sosteniendo cápsulas grandes)

- Ratónito. Uh, ¿qué es esto? ¿Venís del futuro o algo?

(Aparece Kamek al lado de Ratónito)

- Kamek. No. Son Shy Guys normales y corrientes. Esas cápsulas que ven son experimentos del Gran Hermano Martillo. De su base en mitad del océano no pudimos recuperar nada, ya que explotó, pero hemos encontrado algunos experimentos en su segunda base escondida bajo las montañas del Monte Friolero.

- Ratónito. (Toca una cápsula) ¿En serio dentro de esto se esconde un ser creado por ese demente?

- Kamek. Sí, ¡y no lo toques! Lo único que nos falta es que alguno de estos se escape y cunda el caos en el castillo.

- Ratónito. ¿Entonces para qué los traes aquí?

- Kamek. Porque me da la gana. Clawdia de alguna manera consiguió entrar en este castillo el otro día, así que puede volver a atacar en cualquier momento. Estos experimentos son nuestras defensas.

- Ratónito. Nuestras defensas serán si nos protegen de ella. ¿Y si se les cruza un cable y empiezan a atacarnos a nosotros?

- Kamek. Pues entonces estaremos muertos. Pero hasta entonces estos amiguitos se quedan aquí.

- Ratónito. Kamek, no sé si eres consciente de que no estás viviendo la realidad. Vives como en un mundo paralelo.

- Kamek. (Habla irónicamente) Sí, el mundo de los sueños, donde todo es perfecto y nadie está en peligro. Por cierto, Ratónito, ve avisando a la gente de este castillo. Convocaré una reunión importante. Que asista todo el mundo, ¿entendido?

- Ratónito. (Responde irónicamente) A sus órdenes, mi sargento.

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en la habitación de Popkey y Bob-by, Bob-by está preparando el desayuno en la cocina)

- Bob-by. Hora de añadir el ingrediente secreto al desyuno de Popkey, je, je... (Saca el frasco que Robert le dio con la pócima y lo abre. En ese momento, recuerda las últimas palabras que Robert le dijo antes de salir del laboratorio)

- Robert (recuerdo). Sólo debes echar unas pocas gotas del brebaje. Si te pasas podría ocurrir algo malo.

- Bob-by. Hmmm... Está bien… (de repente, entra Popkey intencionadamente y encuentra a Bob-by de espaldas a ella)

- Popkey. Buenos días, Bob-by. (Bob-by se pone nervioso y echa toda la pócima en el desayuno de Popkey. Se da la vuelta y esconde el frasco que antes tenía la pócima) ¿Qué haces?

- Bob-by. E-el desayuno. ¿No me ves?

- Popkey. Ahh... Ya veo... ¿Y por qué estás tan nervioso?

- Bob-by. Porque no te esperaba.

- Popkey. Hmmm... Veo que me has hecho a mi también el desayuno, ¿no?

- Bob-by. Sí. ¿Te gusta?

- Popkey. ¿Y por qué me lo has preparado si no me esperabas aquí?

- Bob-by. (Más nervioso aún) Eh... Es que... No me has entendido bien. Quise decir que no te esperaba aquí tan... Con tan buen humor...

- Popkey. ¿Me estás llamando amargada?

- Bob-by. No. Te estoy llamando pesada. ¿A qué vienen tantas preguntas?

- Popkey. Nada, nada. Era por conversar un rato, pero veo que no quieres.

- Bob-by. Pues salgamos de la cocina, vamos a desayunar.

- Popkey. Ve tú primero con tu plato. Luego voy yo. (Bob-by coge su desayuno y sale de la cocina. Popkey se aproxima a su desayuno y lo tira todo al cubo de basura) Condenado Bob-by... Te crees que con sustancias raras puedes obligarme a amarte...

(Popkey sale a la sala principal de la habitación con el plato y el vaso vacíos)

- Bob-by. ¿Ya te lo has comido todo? (Popkey asiente) Caray, sí que tenías hambre.

(Llaman a la puerta y Bob-by va a abrirla. Encuentra al otro lado a Ratónito)

- Ratónito. Tortolitos, hay reunión.

- Bob-by. ¿Otra? ¿Pero cuántas van ya?

- Ratónito. No sé, pero lo que sí sé es que a Kamek le encanta convocarlas.

- Bob-by. Yo todavía no he desayunado. ¿Qué hago?

_______________________________________________________________

(En la sala de reuniones se encuentran Bowser, Kamek, Ratónito, Bombazulina, Robert, el Trío de Élite, Spiriny, Korokoopa, Kaproopa, Bob-by, Popkey, Rita-disc, Mario, Luigi y Peach. Muchos hablan los unos con los otros mientras miran extrañados a los fontaneros y a la princesa. Bob-by desayuna en su asiento)

- Bowser. Qué poco respeto tienen. ¿Es que no se callarán nunca mis esbirros?

- Kamek. Tranquilo, amo Bowser. Tengo una idea para que se callen... ¡Ey! ¡Que Kammy ha vuelto de sus vacaciones! (Todo el mundo se calla y mira por todos lados en busca de Kammy)

- Guydo. ¿Dónde está esa bruja? No la encuentro.

- Kamek. Yo tampoco. Era mentira.

- Goombilón. Jefe Kamek, con ese tipo de cosas no se juega.

- Kamek. Bien, sin más dilación, que empiece la reunión.

- Paratroopi. Rima.

- Kamek. Tengo el honor de presentar a unos invitados especiales. Ellos son los súperfontaneros del Reino Champiñón; y no, no han venido a desatascar las cañerías del castillo. ¡Jajajaja!

- Ratónito. Kamek, yo no me burlaría de ellos estando presentes aquí...

- Mario. Tranquilo, idiotas hay en todas partes.

- Kamek. Como necesitamos que estéis aquí, haré como que no has dicho eso. El príncipe Bowsy ha sido secuestrado por Clawdia, y hemos enviado una docena de nuestros mejores Helibotes para rastrear por los territorios cercanos.

- Peach. Mirémoslo por el lado bueno. Así ya no podréis enviar a nadie para secuestrarme.

- Guydo. Amo Bowser, me ofrezco voluntario para secuestrar a esta princesa. (Se levanta de su asiento y se coloca en uno al lado de Peach) Hola, princesa. ¿Te he dicho lo guapa que estás hoy?

- Peach. Eh... Gracias.

- Guydo. Creo que no te he dicho que estoy soltero…

- Mario. Sargento Guydo, aborta la misión. Yo estoy con Peach.

- Guydo. (Ignora a Mario y sigue mirando a Peach) Bueno, si algún día te cansas del fontanero, puedes encontrarme en este castillo.

- Peach. Eh... Vale... Lo tendré en cuenta, supongo…

- Rita-disc. Princesa, dile que sí. Así me dejará en paz.

- Kamek. ¿Podéis hablar eso en otro momento? Tengo que decir que he recibido un mensaje de los espíritus estelares.

- Spiriny. ¡Por fin! ¿Van a dormir de nuevo a la Estrella Oscura?

- Kamek. Eh... No. Dicen que no pueden dormirla sin saber dónde se encuentra. Pero de todos modos nos van a enviar a alguien especial que se encargue de ayudarnos a encontrarla.

- Guydo. ¿Y de quién se trata?

- ???. (Se oyen gritos desde una de las ventanas que da al exterior del castillo) ¡¡¡Aaaaahhhh!!! ¡¡¡Cuidado, que voy!!! (Por la ventana entra el personaje a gran velocidad. Impacta contra el suelo y frena su velocidad. Todos se quedan espantados al ver lo ocurrido. Cuando el polvo generado por el impacto se disipa, el personaje se levanta y se suspende en el aire) Hola. Perdonad esta repentina introducción.

- Bowser. Oye, tú me suenas de algo. ¿Nos conocemos?

- ???. Por supuesto. Tú eres Bowser, si mal no recuerdo. Yo soy Aurelia, encantada de volveros a ver.

- Paratroopi. Aurelia... ¡Ah sí! Esa pelota amarilla que nos fastidió en el mundo de los sueños.

- Aurelia. Cierto, pero permíteme corregirte. Soy una estrella.

- Guydo. Jefe Kamek, ¿es ella la enviada especial de los espíritus estelares?

- Kamek. Eso parece...

- Aurelia. Exacto. Si no me equivoco a mi me han asignado mis jefes el caso de... (saca una lista de apuntes y pone cara de susto) ¡¿Dormir a la Estrella Oscura?!

- Korokoopa. Exacto.

- Aurelia. ¿Cómo puede ser esto posible? Si no recuerdo mal Mario y Luigi consiguieron deshacerse de ella hace casi una década.

- Robert. Pues estás equivocada. Ellos dos (señala a Mario y a Luigi) sólo consiguieron devolverla a su estado dormido. Ahora una enemiga nuestra la acaba de despertar y no sabemos dónde están ni ella y la Estrella Oscura.

- Aurelia. Vale. Entonces debemos encontrarla cuanto antes.

- Ratónito. Yo tengo una pregunta. ¿Por qué te han enviado a ti en particular? ¿Tienes algún poder supremo? ¿Tienes mucha fuerza?

- Aurelia. Eh... Me temo que no mucha.

- Ratónito. ¿Alguna habilidad secreta? ¿Usas magia?

- Aurelia. Tengo conocimientos de magia muyyy limitados.

- Ratónito. ¿Disparas rayos o algo?

- Aurelia. No.

- Ratónito. ¿Tienes poderes mentales?

- Aurelia. Eh... No.

- Ratónito. ¡¿Entonces cómo demonios nos vas a ayudar?!

- Aurelia. Pues... Con esfuerzo y empeño las cosas se pueden conseguir.

- Kamek. (Mira a Ratónito) Y luego tú me dices que yo no vivo la realidad. Toma ejemplo de ella.

- Popkey. (De repente, abraza a Bob-by) ¡Bob-by, te quiero tanto!

- Bob-by. (Finge no saber qué ocurre) Uh, ¿y este cariño de repente?

- Popkey. Me he enamorado de pronto de ti. ¿No es genial? (Abraza con fuerza a Bob-by hasta ahogarlo)

- Bob-by. Uh, suelta. ¡Suelta! Que no puedo respirar. (Todo el mundo mira a Bob-by y a Popkey)

- Kaproopa. ¿Y a estos qué les pasa?

- Korokoopa. Mejor no preguntar...

- Mario. Con vuestro permiso, nosotros nos vamos, que suficiente hemos tenido con estar aquí.

(Se levantan Mario, Luigi y Peach)

- Kamek. ¿Pero cómo os váis a ir ahora? Que todos corremos peligro.

- Mario. Nos vamos porque todo esto es muy raro. ¿Te parece suficiente? (Ratónito saca una sartén y golpea a Mario en la cabeza con fuerza. Mario cae al suelo inconsciente ante las asustadas miradas de Luigi y Peach)

- Ratónito. Ale, ya no te vas.

- Guydo. Ratónito, ¿pero qué has hecho? ¿De dónde has sacado esa sartén?

- Ratónito. Siempre llevo una encima para casos de emergencia.

- Goombilón. ¿Casos de emergencia?

- Ratónito. Nunca sabes cuándo puedes tener la oportunidad de freir unos filetes empanados.

- Luigi. (Asustado) ¿Esto es una trampa? ¿Nos váis a hacer algo?

- Kamek. No vamos a haceros nada. Ni siquiera estaba planeado el sartenazo de ese ratón loco.

- Ratónito. Mario estaba muy tenso. Yo le he ayudado a relajarse.

(Todos se van calmando y van saliendo de la sala de reuniones hacia otras partes del castillo)

_______________________________________________________________

(A la habitación de Popkey entran ella y Bob-by)

- Bob-by. Cada vez hacen reuniones más raras. ¿Qué será lo siguiente?

- Popkey. (Dice en tono muy bajo) Tu muerte...

- Bob-by. ¿Eh? No te entendí.

- Popkey. Decía que... Qué fuerte; vaya reunión. De todos modos... ¡te quiero, Bob-by! (Abraza fuertemente de nuevo a Bob-by)

- Bob-by. (Ahogándose) ¡¡Ahhh!! ¡Ya, ya lo sé, querida Popkey! Pero suéltame.

...............................................................................................................................

(Comienza la música 1)

(Poco tiempo después, en la misma habitación, Popkey le trae a Bob-by un plato con comida en el que hay un corazón dibujado)

- Bob-by. Te lo agradezco, cariño, pero no tengo hambre ahora...

- Popkey. (Llorando) Yo que te lo había hecho con todo mi amor. ¡Desagradecido! ¡Bob-omb maldito!

- Bob-by. Vale, vale, ya me lo como... (empieza a comer sin ganas)

- Popkey. Quiero que te lo acabes todo. Y después te tengo preparado un postre muy rico. (Saca un plato con una pinta asquerosa y lo coloca al lado de Bob-by)

...............................................................................................................................

(Bob-by se encuentra hablando con Rita-disc en la habitación de esta)

- Bob-by. Pues quedó muy bien la habitación.

- Rita-disc. Sí. ¿Sabes que he encontrado, por cierto? (Bob-by niega con la cabeza) El diario de una antigua secuaz de este castillo.

- Bob-by. ¿En serio?

- Rita-disc. Ni te imaginas la de cosas raras que le han hecho pasar los locos de este castillo. Por ejemplo... (Popkey golpea la puerta desde el otro lado furiosa)

- Popkey. ¡Abridme, traidores!

- Rita-disc. ¿Qué le pasará? (Abre la puerta y aparece Popkey llorando)

- Popkey. Vosotros sois unas malas personas... ¡¿Os creíais que no os iba a pillar?!

- Bob-by. Popkey, ¿de qué hablas? No entiendo nada.

- Popkey. Vosotros estáis juntos, lo presiento. Bob-by, no entiendo cómo me has podido hacer esto. ¡¡Te odio!!

- Bob-by. Popkey, estás alucinando. Disc y yo somos amigos.

- Popkey. Mentirosos... Me has roto el corazón... (sale llorando de la sala)

...............................................................................................................................

(Por la noche, en la misma cama duermen Bob-by y Popkey. A las dos de la mañana, Popkey se despierta)

- Popkey. ¡¡Bob-by, Bob-by!!

- Bob-by. (Se despierta asustado) ¡¿Qué ocurre?! ¿Hay fuego?

- Popkey. No. Quería decirte que te quiero.

- Bob-by. Popkey, ¿es necesario hacerlo a estas horas? Ya me has despertado a la una y a las doce para decirme lo mismo...

- Popkey. Es que no quiero que se te olvide.

(Bob-by vuelve a dormir y Popkey se ríe en silencio de él)

(Para la música 1)

_______________________________________________________________

(Al día siguiente, en el laboratorio del castillo se encuentran Robert y varios científicos. Bob-by entra en la sala con ojeras y sin llamar a la puerta)

- Robert. Bob-by, vaya cara traes. ¿Qué te ha ocurrido?

- Bob-by. Tengo ganas de explotar... No aguanto a Popkey.

- Robert. ¿Se ha vuelto pesada?

- Bob-by. No solo eso. Se ha vuelto pesada, celosa, bipolar, neurótica, más de lo que ya estaba, claro.

- Robert. ¿Le echaste las gotas de la poción?

- Bob-by. Sin querer le eché todo el frasco.

- Robert. ¡¿Te has vuelto loco?! ¡Te dije que sólo unas gotas! Ahora mismo ella tiene que estar en un grado de amor súper-alto, y eso es muy peligroso.

- Bob-by. Y eso supongo que será peligroso, ¿no?

- Robert. Por supuesto. Se ha vuelto demasiado sensible a todo lo que le rodea. En casos extremos, podría darle por mataros a los dos como señal de amor perpetuo.

- Bob-by. ¡¿Qué?! Yo no quiero morir.

- Robert. Por suerte, he creado al antídoto. Esta nueva pócima tiene una sustancia, la furina, que aumenta la furia. Contrastada con el inmenso amor que debe de tener ahora, echándole todo el frasco bastaría para devolverla a su estado normal.

- Bob-by. Te lo agradezco profundamente, Robert, no sabes cuánto me estás ayudando. Fíjate que prefería a la Popkey de antes...

...............................................................................................................................

(En la habitación de Popkey, Popkey y Korokoopa conversan)

- Korokoopa. Pobre Bob-by, el día que le hiciste pasar.

- Popkey. Hacerle creer que estoy totalmente enamorada de él es la única manera de que me deje en paz.

(Entra Bob-by con un refresco en el que tiene dentro la furina)

- Bob-by. Hola.

- Popkey. ¡Bob-by de mis amores! ¿Qué tal te ha ido el día? ¿Ya fuiste a ver a Kamek a reclamarle tu subida de sueldo?

- Bob-by. Eh... Sí, claro… Pero me lo ha denegado… Oye, por cierto, he traído esto para ti.

- Popkey. Ohhh. ¡Qué mono! Eres tan bueno. (Abraza con fuerza a Bob-by hasta ahogarle. A continuación coge y bebe la bebida)

- Bob-by. Eso es, bebe, bebe...

_______________________________________________________________

(En la habitación de Kamek se encuentran el Magikoopa, Goombi, el Trío de Élite y Aurelia)

- Kamek. Te lo dije entonces y te lo repito ahora. No pienso sacar a Mario de su jaula. ¿Es que quieres que se escape del castillo?

- Aurelia. Kamek, estando dentro de la jaula como un periquito no va a servirnos de mucho contra esa tal Clawdia.

- Guydo. Además tendrá que hacer sus necesidades en algún sitio, digo yo...

- Kamek. Que se aguante. O que se lo haga encima, me da igual.

- Paratroopi. Vaya asco...

(Aparece Korokoopa muy apresurado)

- Korokoopa. ¡Kamek! ¡Kamek!

- Kamek. ¿Qué ocurre?

- Korokoopa. ¡Popkey se ha vuelto muy loca!

- Goombilón. ¿Pero no lo estaba ya?

- Korokoopa. Está mucho peor. Se ha vuelto tan agresiva que está atacando a varios Koopatrulleros.

- Kamek. ¡¿Qué?! Condenada Popkey... (coge su varita) Voy a pararle los pies a esa desequilibrada.

...............................................................................................................................

(En el pasillo de la primera planta, a Popkey le recubre un aura roja. Ella está rodeada por cinco Koopatrulleros y desde lo lejos se encuentran Kamek, Robert, Korokoopa, Bob-by y el Trío de Élite)

- Koopatrullero 1. En nombre del amo Bowser, ¡alto!

- Popkey. ¡¡Grooaaaargh!! (Dos Koopatrulleros se lanzan hacia Popkey. Uno es golpeado por la Pokey hecha de pompas, y el otro es absorbido por ella y escupido hacia un tercer Koopatrullero. Los otros dos Koopatrulleros que quedan se miran asustados)

- Bob-by. Robert, ¿se puede saber quéle echaste a la pócima? ¡Mira la que has liado!

- Robert. Esto no puede estar pasando... Yo eché la dosis adecuada de furina; no puede haber fallado, a menos que...

- Bob-by. ¿A menos que qué?

- Robert. A menos que Popkey no se hubiera tomado la pócima de amor inicial...

- Bob-by. ¿Entonces cómo es que estuvo tan amorosa ayer?

- Kamek. (Da un paso al frente con la varita en su mano derecha) Popkey, te exijo que pares esta lucha inmediatamente.

- Popkey. ¡¡Grooaaargh!! (Popkey se acerca rápidamente hacia Kamek, pero este invoca un Roca Picuda en frente suyo y Popkey se choca contra él) ¡¡Ouch!!

- Kamek. Voy a llevarte a los calabozos hasta que se te pase la tontería, ¿eh? (Con su varita inmoviliza a Popkey y se le lleva volando del lugar)

_______________________________________________________________

(Dos horas después, en la sala de reuniones del castillo se encuentran Kamek, Ratónito, Robert, el Trío de Élite, Bombazulina, Korokoopa, Kaproopa, Spiriny, Bob-by, Rita-disc, Aurelia, Luigi, Peach y Mario, este último encerrado en una jaula)

- Mario. ¿Alguien puede sacarme de esta jaula? Tengo que ir al baño urgentemente.

- Kamek. Te aguantas. No haber intentado escapar.

- Mario. Luigi, por favor, sácame de aquí.

- Luigi. (Ve que Kamek hace gestos a Ratónito para que saque de nuevo su sartén) N-no. Lo siento, hermano.

- Kamek. Vamos a empezar la reunión.

- Robert. ¿Sabemos algo de Clawdia?

- Kamek. Por favor, respetemos el orden. Ese es el punto dos. El primero es el caso de Popkey. ¿Alguien sabe qué demonios le pasa? Esta mañana ha atacado a varios esbirros.

- Bob-by. Eh... Quién sabe lo que le pasará... ¿No era normal eso en ella?

- Kamek. En todos los años que lleva aquí jamás vi tanta agresividad hacia nosotros.

- Bob-by. Pobrecita... Al menos en los calabozos estará tranquila.

(Se empiezan a oir desde fuera gritos de Hermanos Martillo y Huesitos. Todos los que están en esta sala se quedan confusos)

- Guydo. ¿Y esos gritos? A ver si Popkey se ha escapado...

(Se empiezan a oir disparos y todos se asustan)

- Bombazulina. ¡Son disparos de Bill Bala! ¿Acaso nos están atacando?

(Fuerte explosión en el Castillo de Bowser. El techo de la sala de reuniones se derrumba en parte y todos los secuaces buscan refugio)

- Ratónito. ¡¡¡Aaaahhh!!! ¡Maldita sea! Con lo que me había costado dejar esta sala bien limpia.

- Spiriny. ¡¿Eso ha sido una explosión?! ¿Qué está ocurriendo?

- Kamek. Ni idea, pero pienso averiguar qué ocurre. Voy a salir de esta sala, pero todos vosotros permaneced aquí hasta nuevo aviso, ¿entendido? (Todos asienten y Kamek sale de la sala. En la planta baja del castillo hay piedras por los suelos, estatuas caídas y decenas de Koopatrulleros, Hermanos Martillo, Shy Guys, Goombas y otros) ¿Qué está ocurriendo aquí?

- Tortueso. Jefe Kamek, nos está atacando un sujeto no identificado aún. Se estima que su poder es muy alto.

(El enemigo abre con fuerza las puertas de entrada al castillo y Kamek mira a su enemigo boquiabierto)

...............................................................................................................................

(Mientras tanto, dentro de la sala de reuniones todos están nerviosos)

- Mario. ¡Que alguien me saque de aquí de una vez!

- Bombazulina. Mantengamos todos la calma. Tal vez sea un ataque al castillo en el que tengamos que intervenir nosotros después.

- Korokoopa. ¿Se supone que eso debe tranquilizarnos?

(Kamek es golpeado por el enemigo que está atacando el castillo. Kamek sale disparado hacia la sala de reuniones, choca contra la puerta, la abre de cuajo, sigue avanzando en el aire y choca contra la pared del fondo. Kamek acaba en el suelo dolorido ante los ojos de todos sus secuaces)

- Paratroopi. Madre mía, ¡¿pero quién ha podido hacer eso al jefe Kamek?!

- Kaproopa. (Coge el brazo de Paratroopi) Paratroopi, tengo miedo.

- Aurelia. (Cierra con fuerza sus ojos) Ah... Tengo un mal presentimiento...

(El enemigo entra en la sala y todos ven su rostro. Se trata de Clawdia Koopa, solo que esta vez posee unos colores oscuros, ya que ha absorbido el poder de la Estrella Oscura. Comienza la música 2)

- Clawdia. Hola a todos. ¿Me echábais de menos?

- Guydo. Repugnante traidora... Con lo bien que te hemos tratado incluso a pesar de tu pasado...

- Spiriny. Podrías haber vuelto con nosotros, pero prefieres estar sola.

- Robert. Y sola te vas a quedar.

- Clawdia. Probablemente, pero por lo menos voy a conseguir lo que me propongo, vengarme de todos vosotros. Primero empezaré por Kamek, Bombazulina, Bowser... Y luego con mi querido poder oscuro me encargaré de haceros sufrir uno por uno.

- Goombilón. Te vas a tragar tus palabras. ¡Embustera!

- Kamek. (Levanta su cabeza y alza su varita) ¡Al ataque!

(Mientras Guydo saca su Lanzabills-Banzai reducido y lo agranda, varios secuaces de Bowser se acercan corriendo a Clawdia. Clawdia coge a Spiriny en pleno ataque y lo lanza hacia una pared. Coge el disco luminiscente de Rita-disc que se aproximaba hacia ella y lo patea para golpear a distancia a Goombilón, Korokoopa y Bob-by)

- Clawdia. Si creéis que me vais a derrotar estáis soñando. (Mira a Kaproopa, una de las que quedan en pie y se acerca hacia ella. Tumba a Kaproopa en el suelo y agarra su cuello con una mano)

- Kaproopa. ¡¡Aaaahh!! ¡Socorro!

- Clawdia. (Con la mano que tiene libre prepara energía oscura para disparar un rayo contra ella) Hasta luego, guapa... (Paratroopi choca su caparazón contra Clawdia y esta pierde la energía que estaba acumulando) Argh, demonios...

- Paratroopi. (Sale de su caparazón) ¡Suéltala ahora o atente a las consecuencias!

- Korokoopa. (Desde otro lado, golpea repetidas veces a Clawdia sin hacerle apenas daño) ¡Como le hagas daño a mi hermana te enteras, ¿eh?! (Clawdia pega un puñetazo oscuro a Korokoopa y lanza un rayo de menor potencia a Paratroopi. Kaproopa aprovecha para huir)

(Mientras Aurelia y Robert intentan parar a Clawdia sin conseguirlo, Ratónito mira la batalla desde lo lejos)

- Ratónito. Madre mía, la que se está montando. Mario, tienes que hacer algo. ¿No eres el fontanero que todo lo soluciona?

- Mario. Si me sacáis yo podré hacer algo, pero si no...

- Ratónito. (Le quita la llave a Kamek y abre la jaula) Bueno, Super Mario, demuéstranos tus habilidades.

- Mario. Antes de empezar a luchar dime dónde hay un baño.

- Ratónito. ¿Perdón? ¿Vas a dejarnos sólos?

- Mario. ¡¡Que me digas donde hay un maldito baño!!

- Ratónito. Vale, vale, al fondo a la derecha... (Mario sale corriendo) Fontanero inútil...

- Robert. (Sus ropas caen al suelo y su máscara flota en el aire dada la vuelta. Robert está furioso) ¡Te vas a enterar, Clawdia! (Empieza a disparar rayos hacia Clawdia, pero ella los esquiva y lanza un rayo oscuro que impacta de lleno en la máscara de Robert)

- Aurelia. En nombre de los espíritus estelares, ¡te ordeno que abandones el poder oscuro!

- Clawdia. ¿Y qué me vas a hacer si me niego, pequeña pelotita?

- Aurelia. Probaré mi ataque especial, tornado destructor... A la de una... A la de dos... (ve que Clawdia no se asusta) Uh... ¡A la de tres! (Empieza a soplar hacia Clawdia una ligera brisa que nada provoca) Eh... Ups... Tal vez me falló un poco el ataque...

- Clawdia. (Coge rápidamente a Aurelia) Te voy a devolver al lugar de donde viniste, pelotita amarilla. (Prepara su pierna y da una gran patada a Aurelia. Esta sale despedida por los aires y desaparece)

- Guydo. ¡Alto de una vez, Clawdia Koopa!

(Para la música 2) (Comienza la música 3)

(Clawdia mira al frente y ve a Guydo subido encima del Lanzabills-Banzai)

- Clawdia. Hmmm... ¿Qué es eso?

- Guydo. Es lo que te va a parar los pies. Este cañón dispara unas balas de gran tamaño, alguien que ni tú podrás resistir. Jamás me ha fallado, y no espero que lo vaya a hacer ahora.

- Paratroopi. (Se acerca dolorido hacia Guydo) Bueno, eso no es del todo verdad. ¿Y el otro día que Van Bone lo inutilizó?

- Guydo. Bueno, eso fue un caso aislado.

- Paratroopi. Bueno, si tú lo dices... Si mla no recuerdo hace unos años también nos falló. ¿Te acuerdas cuando secuestraron a la princesa y teníamos a Mario atado a una piedra y consiguió esquivar el ataque?

- Guydo. Cabo Paratroopi, cállate. Este cañón es bueno y punto. Y ahora, sin más dilación... ¡¡FUEGO!! (Presiona un botón y el Lanzabills-Banzai dispara un Bill Banzai hacia Clawdia)

- Clawdia. Uuuuh, qué miedo... Estoy temblando... (su cuerpo se recubre de una coraza oscura y atraviesa completamente al Bill-Banzai desde la boca hasta el final. El Bill-Banzai cae al suelo en dos trozos, partido por la mitad)

- Guydo. (Asombrado, al igual que Paratroopi) Oh, oh... Deberíamos correr...

- Clawdia. (Su coraza oscura desaparece y Clawdia se ríe a carcajadas) ¡Jajaja! ¿Eso fue todo?

(Para la música 3)

(Aparece Bombazulina por detrás)

- Bombazulina. ¡¡No!! (Explota cerca de Clawdia y la daña ligeramente. Bombazulina se vuelve a reconstruir) Todavía la lucha no ha acabado.

- Clawdia. Hmmm... Bombazulina, cómo te recuerdo... Hace treinta años no eras tan valiente.

(Mientras Clawdia y Bombazulina hablan, Luigi está pensando)

- Luigi. (Pensando en su mente) Tengo que hacer algo... Tengo que demostrarle a todo el mundo que no soy el otro, el hermano del gran Super Mario. Tengo que demostrar que soy Luigi, Super Luigi... ¡Atrás miedos! ¡Atrás inseguridad! ¡Voy a demostrarle a Clawdia de lo que estoy hecho! (Deja de pensar, coge su martillo y se acerca a Clawdia) ¡¡Clawdia Koopa!!

- Clawdia. (Mira a Luigi furiosa) ¿Qué quieres?

- Luigi. (Más asustado que nunca, suelta el martillo por el miedo) Eh... ¡Buenos días! (Se va corriendo)

- Clawdia. ¿Quién era ese patético personaje? Se parece a Mario.

(Mario sale del baño relajado)

- Mario. Ah... Qué alivio...

- Clawdia. Un momento, ¿no es ese el gran Mario? (Se acerca a Mario a gran velocidad y le coge por el cuello) Qué sorpresa, Super Mario. ¿Me recuerdas?

- Mario. (Intentando respirar) Ugh... Sí.

- Clawdia. Claro, cómo no. Yo también te recuerdo. Eres el condenado fontanerucho que me hizo caer en el caldero de lava y que arruinó mi oportunidad para obtener el poder oscuro, pero como ves lo que recuperado.

- Mario. No te saldrás con la tuya, Clawdia...

- Clawdia. Eso habrá que verlo, compañero. (Lo golpea hacia el suelo y crea un agujero que lleva a ambos, Clawdia y Mario, al sótano del castillo. Los secuaces miran la escena desde lo alto. En el sótano hay varias zonas llenas de lava, y Clawdia acerca a Mario a una ellas mientras le coge el cuello con una mano)

- Mario. ¡Ni se te ocurra hacerlo!

- Clawdia. Por fin, tras treinta años de espera, voy a cumplir el deseo que siempre he querido, hacerte sentir lo que sentí yo al caer a ese caldero de lava. Después de matarte a ti, acabaré con todo el mundo de este castillo. ¡Este castillo será historia! ¡Mujajajaja!

(Ratónito es uno de los que miran la escena desde la sala de reuniones a través del agujero)

- Ratónito. Está visto que si yo no actúo aquí nadie se salva... ¡Bomba va! (Ratónito se tira por el agujero y todo el peso de su cuerpo impacta contra Clawdia, aplastándola y haciéndole daño. Ella suelta a Mario y queda bajo el cuerpo de Ratónito)

- Clawdia. Ugh... ¿Qué ha pasado? Me ha caído algo m-muy pesado...

- Mario. (Cuando Ratónito se aparta de Clawdia, Mario saca su martillo y golpea a Clawdia) Je, je. Mario vuelve a la batalla.

- Clawdia. (Se levanta llena de furia y un aura oscura recubre todo su cuerpo) ¡¡Ya está bien!! (Mira a Ratónito) ¡Vas a sufrir, rata gorda!

- Ratónito. Y dale, ¡que no estoy gordo! Es mi metabolismo lento. (Ve que Clawdia lanza un poderoso rayo oscuro hacia Ratónito y, tras esquivarlo, sale corriendo) ¡¡Aaaahhh!! ¡Pero no me ataques, loca! (Clawdia persigue a Ratónito)

(Mientras tanto, el resto de secuaces se miran unos a otros doloridos)

- Kamek. Voy a avisar urgentemente al amo Bowser. (Usa su magia para desaparecer de la sala)

- Korokoopa. Se me acaba de ocurrir un plan de evacuación, voy a ponerme en marcha cuanto antes. (Sale también de la sala)

- Bob-by. A mi se me está ocurriendo de repente a alguien que podría parar a esa Clawdia... (sale también de la sala)

...............................................................................................................................

(En los calabozos del castillo se encuentra Popkey igual de furiosa que al principio. Aparece Bob-by caminando)

- Bob-by. Hola, Popkey.

- Popkey. ¡Groaaaargh!

- Bob-by. Yo también me alegro de verte. Te voy a sacar de esta prisión por un motivo. Clawdia nos está atacando y creo que tú puedes hacerle frente. Si te portas bien hasta que llegues a Clawdia, te saco de aquí, ¿entendido?

- Popkey. ¡¡¡Groaaargh!!!

- Bob-by. No he entendido nada, pero me lo tomaré como un sí.

_______________________________________________________________

(En la habitación real de Bowser, el amo se ha despertado de su siesta por las explosiones)

- Bowser. Ya están mis esbirros de fiesta otra vez... No dejan dormir tranquilo a su amo...

(Aparece mágicamente Kamek)

- Kamek. ¡¡Amo Bowser, esto es una emergencia!!

- Bowser. ¿Qué ocurre?

- Kamek. No puedo entrar en detalles, pero le diré que Clawdia ha regresado al castillo con el poder oscuro.

- Bowser. ¡¿Qué?! Madre mía...

(Ratónito llega y empieza a golpear la puerta de entrada)

- Ratónito. ¡Amo Bowser, déjeme entrar por favor! ¡Me está persiguiendo la loca esa!

(Los dos Koopatrulleros que protegen la puerta la abren y Ratónito entra)

- Kamek. ¿Qué tal va todo fuera?

- Ratónito. No hay manera de parar a Clawdia. ¡Ha dejado fuera de juego a muchos secuaces!

- Clawdia. (Abre las puertas de cuajo y aplasta a los dos Koopatrulleros) Querido Bowser, cuánto tiempo, cariño...

- Bowser. (Furioso) Clawdia... Esto no te lo pienso perdonar en la vida.

- Clawdia. Ya ves tú lo que me importa. Este castillo debería ser mío, pero ya que no cuento con el apoyo de nadie, lo destrozaré hasta que sólo queden escombros.

- Bowser. No pienso permitirlo, ¡¿me oyes?!

- Clawdia. He derrotado con facilidad a casi todo tu castillo. ¿Qué te hace pensar que tú me pararás?

(Entra Bob-by)

- Bob-by. Amo Bowser, los refuerzos están llegando satisfactoriamente.

- Clawdia. ¿Refuerzos? ¿A qué otro tonto habéis traido para que lo derrote?

(Se oyen los rugidos de Popkey a lo lejos. Todos se quedan confusos. Popkey entra en la sala dando tal golpe a la puerta de entrada que esta se rompe y sale disparada hacia Clawdia. Clawdia pega un puñetazo a la puerta y la destroza)

- Bob-by. Je, je. Estás a punto de enfrentarte a alguien con quien no puedes competir.

- Clawdia. Eso ya lo veremos. (Invoca a dos Huesitos oscuros) Id a ver quién osa interrumpir el inicio de mi tortura.

(Uno de los Huesitos oscuros se acerca a la entrada y recibe el golpe de la furiosa Popkey. El otro se prepara para el ataque cogiendo un hueso oscuro y lanzándoselo. Popkey se traga el hueso y lo escupe con fuerza hacia el Huesitos oscuro. Cuando el otro se levanta, Popkey le asesta tales golpes que lo deja fuera de combate, y a continuación va hacia el otro y lo deja también fuera de combate)

- Popkey. ¡¡Groaaargh!!

- Clawdia. Dichosa criatura hecha de pompas. Tú serás la primera en caer. (Clawdia se teletransporta al lado de Popkey y le asesta un fuerte golpe. Popkey, al impactar contra el suelo, absorbe a uno de los Huesitos oscuros. Cuando Clawdia se acerca hacia ella para golpearla de nuevo, Popkey empieza a escupir huesos que impactan contra Clawdia y paran su ataque)

- Kamek. ¿Quién iba a decir que nos iba a servir de algo ese estado de furia de Popkey? ¡Ánimo, secuaz de Bowser!

- Clawdia. Se acabó, ya hemos jugado bastante. (Se teletransporta hacia Popkey, le asesta quince mini-golpes a la vez, le da uno más fuerte para alejarla de ella y prepara energía oscura con sus dos manos) ¡¡Muere!! (Lanza un rayo oscuro que atraviesa el cuerpo de Popkey. Popkey queda fuera de combate y, al caer al suelo, pierde toda su furia)

- Popkey. Ahh... Qué daño...

- Clawdia. (Se acerca a Popkey) Es hora de acabar lo empezado. (Prepara con su mano derecha un nuevo rayo, pero entre ellas se interpone Bob-by)

- Bob-by. ¡¡Ni se te ocurra hacerle daño!! Antes de matarla, tendrás que matarme a mi.

- Clawdia. Perfecto. Si así lo deseas... (se acumula energía oscura para el súper rayo que va a disparar en su mano derecha. De repente, el castillo empieza a vibrar fuertemente y Clawdia pierde el equilibrio) ¡Uh! ¿Y ahora qué pasa? (El Castillo de Bowser empieza a elevarse en el aire) ¿Está flotando el castillo?

- Kamek. ¡Oh! Seguro que ese es Korokoopa, que está manipulando los mandos de vuelo del castillo.

- Clawdia. ¿Desde cuándo puede volar este castillo?

- Kamek. Hace unos ocho años nos invadieron y a este castillo le dotaron de capacidad para volar.

- Clawdia. (Se asoma por una ventana) Uh, pues es buena idea para un castillo malvado. Además las vistas son realmente preciosas. (Bowser le pega a Clawdia un golpe y esta sale despedida del castillo flotante. Mientras el castillo se aleja del lugar volando por los aires, Clawdia cae al suelo y se levanta furiosa)

- Kamek. ¡Hasta la vista, Clawdia Koopa!

(Mientras el castillo se aleja por el horizonte...)

- Clawdia. Nos volveremos a ver, Bowser... Y la próxima vez me saldré con la mia, por supuesto que sí...


(La Isla Almohada por la tarde. Todo está muy tranquilo hasta que aparece el Castillo de Bowser volando. El castillo aterriza en el norte del Bosque Sonambulón)

- Kamek. Bueno... Aquí estaremos seguros hasta que encontremos la manera de derrotar a Clawdia...

- Guydo. Jefe Kamek, no hay manera. Ella y su condenado poder oscuro nos han derrotado a todos en tan poco tiempo...

- Goombilón. Alguna solución habrá, digo yo.

- Paratroopi. Yo si no tengo claro que podamos ganar, no me meteré en más luchas con esa mujer.

- Kamek. Tú te meterás en las luchas que yo te ordene. Ahora asentémonos en estas islas.

- Goombilón. ¡Yo quiero ir de compras a Desperta d’Or!

- Paratroopi. Me apunto.

- Guydo. Pasemos primero por la sección de máscaras. Esta que tengo está un poco desgastada con la batalla.

(El Trío de Élite sale del castillo animado)

...............................................................................................................................

(En la habitación de Popkey, se encuentran Popkey y Bob-by ambos muy callados. Popkey rompe el silencio)

- Popkey. Bob-by, te agradezco de verdad que me hayas defendido antes...

- Bob-by. ¿Cómo no iba a hacerlo? Eres el amor de mi vida.

- Popkey. ¿Hablas en serio?

- Bob-by. Por supuesto. Durante estos meses me he dado cuenta de todo lo que te quiero de verdad.

- Popkey. Yo... También te quiero.

- Bob-by. (Sorprendido) ¿En serio?

- Popkey. Sí. Ese gesto que hiciste me ha demostrado todo el amor que sientes por mi. Volvamos a ser una pareja.

- Bob-by. ¡Perfecto! Ya no tendremos que fingir delante de Kamek para vivir los dos juntos en la misma habitación.

- Popkey. Verás, Bob-by, he pensado algo más...

- Bob-by. ¿El qué?

- Popkey. Marchémonos de este castillo. Ahora podemos ser felices en otro sitio. Por ejemplo la Isla Almohada.

- Bob-by. ¿Por qué te quieres ir de aquí? ¿Te has enfadado con alguien?

- Popkey. No. Sólo es que noto que este castillo fue el que nos separó hace unos años, y no quiero permitir que lo vuelva a hacer ahora.

- Bob-by. ¿Con el castillo te refieres a tus compañeros?

- Popkey. No, me refiero a su esencia, ¿comprendes? (Mira por toda la sala) Este lugar tiene algo extraño; juega con nosotros. Debemos marcharnos si queremos ser al fin libres.

- Bob-by. Eso suena un poco loco... Pero me apunto. ¡Vamonos de aventura!

(Popkey y Bob-by comienzan a preparar unas maletas mientras el sol se pone en la Isla Almohada)


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.