FANDOM


Resumen

La gran batalla está a punto de comenzar, pero antes de que estalle es necesario tener a Bowsy de vuelta en el castillo para que Clawdia pierda uno de sus puntos fuertes durante la guerra. ¿Conseguirán los esbirros de Bowser arreglárselas para infiltrarse en el castillo oscuro de Clawdia y rescatar al príncipe, el hijo de Bowser?

Música

Máquina atención Se recomienda abrir las músicas en pestañas diferentes

1. https://youtu.be/do1-E4OlRrI

2. https://www.youtube.com/watch?v=21KWMZU4x5k

Intro LTS Temp.6. Perriblok

(En una de las noches en la Isla Almohada, Kamek observa despierto el mar desde su ventana. Aparece Robert detrás suya)

- Robert. Hola, Kamek.

- Kamek. ¡¡Aaahhh!! (Cae al vacío, pero aparece de nuevo montado en su escoba) ¡¿Pero es que me quieres matar o qué?!

- Robert. No, lo siento. (Kamek vuelve a la ventana y sigue mirando al horizonte) ¿Qué haces despierto tan tarde?

- Kamek. Observando el horizonte. Al fondo se encuentra el Reino Champiñón, envuelto por unas grandes nubes oscuras.

- Robert. Yo no veo nada, tal vez porque es de noche. (Breve silencio) Oye, Kamek...

- Kamek. ¿Sí?

- Robert. ¿Alguna vez en tu vida has tenido miedo?

- Kamek. ¿Miedo? Hmmm... Bueno, tal vez cuando era joven. Ya no... ¿Por qué preguntas?

- Robert. Porque yo sí. Kamek, si te soy sincero no creo que vayamos a ganar esta vez. Clawdia es demasiado poderosa ahora que tiene la Estrella Oscura en su poder.

- Kamek. Yo también tengo que serte sincero... Tampoco creo que vayamos a ganar, pero no hay otra opción. Cuanto más esperemos, más fuerte se hará Clawdia.

- Robert. Voy a encargarme de pedir ayuda por varios reinos. A ver si consigo gente que se una a nuestra batalla.

- Kamek. Dudo mucho que se quieran unir sabiendo que Clawdia tiene grandes poderes... En fin... (a lo lejos, se observa una luz) Uh. ¿Has visto eso?

- Robert. Sí, sí. (La luz se disipa) Provenía del Reino Champiñón. ¿A qué se deberá?

- Kamek. T-tal vez haya supervivientes todavía. Tal vez esa luz nos haya querido dar esperanza.

- Robert. ¿Sí? Pues yo no he recibido nada aún...

- Kamek. (Se levanta enérgico) Robert, vamos a trazar un plan.

- Robert. ¡¿A las dos de la madrugada?! Mejor esperamos al amanecer, ¿no?


Diálogo

(De vuelta al día en que se habían reunido los secuaces en el epílogo del episodio anterior...)

- Kamek. Bien, procederé a explicar nuestro plan. Todos sabemos que Clawdia tiene retenido al Príncipe Bowsy, ¿no es así? Eso nos deja en gran desventaja, porque llegado el gran momento de la lucha Clawdia puede utilizarlo para su defensa.

- Bowser. Juro que Clawdia pagará por lo que ha hecho...

- Kamek. Por ello, antes de empezar la gran guerra, he pensado enviar a un pequeño grupo que se infiltre en el Castillo oscuro y, sin levantar sospecha, traiga de vuelta al príncipe. En ese momento, tendremos una batalla ganada.

- Spiriny. ¿Pero a quién piensas enviar al Reino Champiñón? Es una muerte segura.

- Robert. No del todo. El Castillo de Bowser tiene atajos, secretos y otras cosas que ni Clawdia ni su poder oscuro todavía saben. Además contamos con el factor sorpresa, pues no se esperarán esto.

- Korokoopa. Eso desde luego. Un pequeño grupo de infelices deseosos de enfrentarse contra todo un castillo repleto de enemigos, eso no se le espera nadie.

- Kamek. He decidido que quienes van a ser los que tengan que participar en la misión serán... El Trío de Élite.

- Trío de Élite. Rayos...

- Guydo. ¿Podemos negarnos a ir?

- Ratónito. No, no. Aquí al que le toca, se fastidia.

- Kamek. A ver... Tengo que deciros que en el mínimo momento en que os detecten, si es que os detectan, saldremos todos en vuestra ayuda.

- Paratroopi. ¿Y de qué nos sirve eso? Para cuando hayáis venido nosotros habremos muerto ya.

- Kamek. Que no. Que no os preocupéis. Además os daré un plano con información privilegiada. Atajos, escondites, los conductos de ventilación. Si lo hacéis bien, no tienen por qué pillaros.

- Goombilón. Bueno, eso ya lo veremos... Ay, madre...

- Kamek. Dentro de media hora, vuestro Helibote estará listo para el despegue.

_______________________________________________________________

(Mientras, en el Castillo oscuro de Clawdia en el Reino Champiñón...)

- ???. Ama Clawdia, tengo que informarle sobre algo que no creo que le vaya a gustar...

- Clawdia. ¿El qué? Habla.

- ???. Un grupo de rebeldes han llegado al interior de la almena derecha de castillo.

- Clawdia. ¿Qué? ¿Son secuaces de Bowser?

- ???. No, no. Según la información que he recibido son unos supervivientes del Reino Champiñón que les ha dado por atacarnos.

- Clawdia. ¿Cuántos son?

- ???. No muchos. Dentro de poco tiempo conseguiremos detenerles.

- Clawdia. Bien. Sabes que confío plenamente en ti, así que te doy vía libre para actuar contra ellos. No pienso permitir que nadie me estropee el plan.

- ???. Perfecto, a sus órdenes. (Las nubes oscuras se van juntando y adquieren la forma de Kamek. Ahora el personaje “???” es “Kamek oscuro”, un doble oscuro del original Kamek. Este doble desaparece de la sala y Clawdia se queda sola)

_______________________________________________________________

(Tiempo después, frente a la entrada del Castillo de Bowser en la Isla Almohada se encuentra un Helibote. Alrededor de él se encuentran todos los secuaces de Bowser de todos los rangos, incluido el amo)

- Guydo. Bueno... Nuestra hora ha llegado, parece...

(Algunos compañeros intentan contener las lágrimas)

- Don Huesito. Pero no digas eso, tonto. Si vosotros siempre habéis salido airosos de vuestras aventuras...

- Kamek. Don Huesito tiene razón. Lo váis a hacer genial, ya lo veréis.

- Paratroopi. (Se acerca a Kaproopa) Kaproopa, si no vuelvo, quiero decirte que te quiero mucho.

- Kaproopa. (Llorando) Y yo. (Se abrazan y se besan, pero Korokoopa intenta ponerse en medio)

- Korokoopa. Bueno, bueno. La escena melancólica tiene que acabar en algún momento, ¿no?

- Goombilón. Bomba, yo también quiero que sepas que te quiero.

- Bombazulina. Pues claro, pero quiero que me prometas que vas a volver.

- Goombilón. Te lo prometo.

- Guydo. Rayos... En estos momentos es cuando deseo tener a alguien querido a quien abrazar...

(Todos miran a Rita-disc)

- Rita-disc. ¿Eh? ¿Queréis que le abrace? Bah, venga... (Guydo abraza a Rita-disc) Sargento Guydo, no creas que esto lo hago por amor, así que no te confundas. Me han obligado.

- Guydo. Vale, si con el abrazo me basta.

- Kamek. En fin. Tengo que decir que si os he escogido a vosotros es porque sois los más capaces.

- Trío de Élite. Gracias, jefe Kamek.

- Bombazulina. Yo quiero ir con vosotros.

- Ratónito. Bombazulina, ¿qué mosca te ha picado?

- Kaproopa. Yo también quiero ir con ellos.

- Korokoopa. Kaproopa, no digas tonterías. Tú te quedas aquí, hermanita, que es peligroso.

- Bombazulina. Si por algún casual hubiera algún golpe de mala suerte, no soportaría perder a Goombilón.

- Kaproopa. Y a mi a Paratroopi.

- Bombazulina. Por eso, si hay que morir, al menos queremos morir juntos.

- Paratroopi. Eso es muy bonito por vuestra parte... Pero algo arriesgado también.

- Kaproopa. (Mirando a todos los secuaces) Y todos vosotros deberíais uniros también con nosotros, porque esta lucha es de todos. Pero no tenéis por ahora la obligación de hacerlo. Así que por ahora nos vamos nosotros.

- Kamek. ¿Estáis seguras? (Asienten) Bien, pues yo no puedo negarme... (El Helibote sale volando) Que todo el mundo vaya a la sala de reuniones. Allí contactaremos por ordenador con el Helibote.

_______________________________________________________________

(Comienza la música 1)

(Por los aires, de camino al Reino Champiñón, el Helibote en el que van dentro Goombilón, Paratroopi, Guydo, Bombazulina, Kaproopa y un Shy Guy piloto sobrevuela el mar que separa el reino de la Isla Almohada)

- Goombilón. Es increíble. Ya se ven grandes nubes oscuras rodeando todo el reno.

- Paratroopi. Es escalofriante...

- Guydo. Apenas se ve desde aquí el Castillo de Clawdia.

(Sale una pantalla del techo que muestra la imagen de Kamek)

- Kamek. Hola de nuevo. Soy vuestro jefe Kamek. ¿Me véis bien?

- Todos. Sí.

- Kamek. Bien. Tengo dos cosas que deciros. La primera es que los conductos de ventilación son seguros. Comunican con todas las salas del castillo. Podréis usarlas sin levantar sospecha para viajar hasta la sala en la que se encuentre el príncipe Bowsy.

- Bombazulina. ¿Y dónde se encuentra?

- Kamek. Lo más probable es que esté en la sala real del amo Bowser. Y la segunda noticia no es tan buena. Por lo que hemos visto, hay un campo protector que recubre todo el castillo oscuro y este impide el paso de cualquier vehículo volador.

- Kaproopa. ¿Eso qué significa, que vamos a tener que llegar al castillo a pie?

- Kamek. Me temo que sí... Lo mejor es que aterricéis en una zona cercana al castillo a donde no llegue el campo protector y sin levantar sospechas id caminando hasta entrar.

- Guydo. Esto se está complicando demasiado... ¿Y si damos la vuelta ahora que podemos?

- Goombilón. Sargento Guydo, no podemos defraudar a nuestros amigos ahora que más nos necesitan.

- Guydo. Pero si vamos a acabar muertos igualmente...

- Paratroopi. Sargento Guydo, ya está bien. Esta es nuestra oportunidad para demostrarles a todos lo que realmente valemos. ¿Quieres que piensen desde ahora que somos unos cobardes, o que somos los valientes que arriesgaron sus vidas para salvar a las de otros?

- Guydo. No sé qué es peor, la verdad...

- Bombazulina. Bueno, dejemos ya esta conversación, ¿vale? Ya casi hemos llegado al Reino Champiñón oscuro.

- Shy Guy. Voy a dejar el Helibote lo más cerca posible del castillo pero pasando desapercibidos, ¿vale? (Todos asienten) Perfecto.

_______________________________________________________________

(En la sala de reuniones del Castillo de Bowser se encuentran todos los secuaces reunidos en torno a Korokoopa, quien maneja un ordenador que revela la ubicación del Trío de Élite, Bombazulina y Kaproopa)

- Korokoopa. Por ahora van bien todos. El ritmo cardíaco de todos va un poco acelerado, pero es normal en esta situación. El nivel de oxígeno en sangre es favorable y no hay rastros de elementos extraños por ahora.

- Spiriny. Yo he estado pensando en los que nos dijo Kaproopa, y algo de razón tiene... Esta es nuestra lucha, y deberíamos luchar todos juntos...

- Kamek. Spiriny, tenemos que coger la sartén por el mango. Si conseguimos traer a Bowsy aquí, habremos ganado ventaja.

- Spiriny. Kamek, ¿en serio crees que el príncipe Bowsy no va a estar custodiado por guardias? ¿En serio crees que va a desaparecer un miembro importante del castillo oscuro sin que nadie se dé cuenta?

- Robert. No es por contradecir, pero Spiriny me está convenciendo. Ya lo dice el dicho: “Divide y vencerás”. Debemos actuar en conjunto, como siempre lo hemos hecho.

- Rita-disc. No hay otra opción, así que...

- Ratónito. A lo mejor en el castillo oscuro ese tendrán mucha comida; me apunto.

- Don Huesito. Hay que actuar cuanto antes.

- Kamek. (Mira a Bowser) Amo Bowser, ¿qué hacemos?

- Bowser. Pues lo que debimos haber hecho desde un primer momento. ¡¡Atacar!! (Todos gritan de alegría) Kamek, prepara todos los Helibotes que tengamos disponibles. Utilizaremos el Turbokoopa para transportar tanques de guerra.

- Kamek. Muy bien, me parece perfecto. Clawdia se va a enterar por fin de contra quién se ha enfrentado. ¡¡Todos en marcha!!

(Para la música 1)

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en los campos extensos que conducen al Castillo oscuro, caminan los cinco secuaces de Bowser)

- Guydo. (Sujetando los planos que le dio Kamek) Bien. Para estar seguros, hay que entrar por la parte trasera del castillo.

- Paratroopi. Pues ya me dirás cómo. Todas las puertas están protegidas por dos Koopatrulleros oscuros mínimo.

- Goombilón. Chicos, se me ha ocurrido una idea para conseguir lo que nos proponemos. Si no puedes contra tu enemigo, únete a él.

(Todos se miran confusos)

- Kaproopa. Goombilón, explícate por favor.

- Goombilón. Derrotemos a un Koopatrullero oscuro, hagámonos con sus ropas y vistamos a Paratroopi. Si él se hace pasar por un guardia, nos podrá conducir al interior del castillo.

- Kaproopa. Suena bien. Yo también podría vestirme de Koopatrullera.

- Goombilón. Por supuesto. Escondámonos detrás de unos arbustos para trazar nuestro plan.

...............................................................................................................................

(Minutos después, los dos Koopatrulleros oscuros que vigilan una puerta de entrada por detrás del castillo oscuro ven cómo se mueven unos arbustos)

- Koop. osc. 1. Algo se ha movido en los arbustos de en frente.

- Koop. osc. 2. Vamos a ver qué hay. Puede que sean intrusos... (los Koopatrulleros oscuros preparan sus lanzas y se acercan lentamente hacia el arbusto. Cuando lo pasan, ven a Guydo con un mapa) ¡¡Alto!! ¡¿Quién es usted?! ¡Identifíquese!

- Guydo. Perdón, yo no hablar mucho el idioma. Yo ser turista. Yo venir a ver famoso Castillo Bowser. (Los Koopatrulleros Oscuros bajan sus lanzas y se miran confusos) ¡¡Han picado!! (De otros arbustos salen Paratroopi y Kaproopa y empiezan a golpear a los Koopatrulleros Oscuros hasta reducirles) Perfecto. Ahora poneos sus ropas.

...............................................................................................................................

(Una vez dentro del Castillo oscuro, Paratroopi y Kaproopa están vestidos de Koopatrulleros oscuros y detrás suya les siguen Goombilón, Guydo y Bombazulina)

- Bombazulina. Esto me parece muy arriesgado... En cualquier momento nos pueden atacar...

- Paratroopi. Tranquilos, tengo una idea... (varios Koopatrulleros Oscuros se acercan)

- Kop. Osc. 3. Vaya. ¿Esos no son intrusos?

- Paratroopi. Exacto. Tenemos órdenes de Clawdia de llevarlos ante ella, así que dejadnos en paz.

- Kop. Osc. 4. ¿Debería activar la alerta por si acaso?

- Kaproopa. ¡Déjate de alertas! Nosotros dos nos encargaremos de llevarlos.

(Siguen caminando)

- Goombilón. Intentad ser más amables. Casi sospechan algo...

- Guydo. (Ve una boca de entrada a los conductos de ventilación) ¡Chicos, mirad! Por ahí se entra a los conductos de ventilación.

- Paratroopi. ¡Genial!

(Todos se acercan y destapan la rejilla de entrada)

- Guydo. Sólo hay un problema... Sólo caben los que sean suficientemente delgados, es decir: Bombazulina, Kaproopa y Paratroopi...

- Bombazulina. Mira, pues nos metemos Kaproopa y yo y vosotros id a pie seguidos de Paratroopi, ¿os parece bien?

- Paratroopi. A mi sí. Porque Goombilón y Guydo necesitan que un soldado les lleve con ellos.

(Hacen lo acordado. Bombazulina y Kaproopa se meten por el conducto de ventilación y el Trío de Élite camina por las plantas del castillo)

...............................................................................................................................

(Pasados unos minutos, ya el Trío de Élite ha llegado a la tercera planta del castillo. Sólo queda una para poder llegar a donde se encuentra Bowsy, pero en las escaleras que comunican con la cuarta planta se encuentra un Boom Boom oscuro)

- BB. Alto el paso.

- Paratroopi. Soy un soldado. Tengo órdenes expresas de Clawdia de llevar a estos intrusos a la sala real.

- BB. Y yo tengo órdenes de no dejar pasar absolutamente a nadie más que a Clawdia.

- Paratroopi. Se lo repito, tengo que llevar a estos intrusos a la cuarta planta.

- BB. Ya los llevo yo.

- Paratroopi. Sí, hombre, para que te lleves todo el mérito tú. Aprovechado...

- BB. ¡¿Cómo me has llamado?! (Pega un puñetazo a Paratroopi y le quita el casco oscuro) ¡Tú no eres un soldado! ¡Eres un intruso! (Presiona un botón de alarma que tiene al lado)

- Goombilón y Guydo. ¡¡No!! ¡¿Por qué has hecho eso?!

(Goombilón, Guydo y más tarde Paratroopi se avalanzan sobre el Boom Boom oscuro, pero este consigue esquivar todos sus ataques)

- BB. ¡Os voy a matar!

(Empiezan a aparecer por el piso una gran cantidad de Koopatrulleros Oscuros)

- Paratroopi. Compañeros, tengo una idea. Hay que subir al cuarto piso.

- Goombilón. ¿Por qué?

- Paratroopi. ¡¡Solo hacedlo ya!!

(Paratroopi sube volando al cuarto piso y Goombilón y Guydo suben las escaleras tras esquivar los ataques del Boom Boom oscuro)

- BB. No creáis que os habéis librado todavía de mi. (El Boom Boom oscuro empieza a subir los peldaños de la escalera en busca de sus enemigos, quienes le esperan justo al final de la escalera)

- Paratroopi. (Susurrando a sus amigos) En cuanto suba, le golpeamos y le tiramos por las escaleras...

(Justo cuando el Boom Boom se acerca al Trío de Élite, aparecen megáfonos por todas las salas del castillo)

- Megáfono. Atención. Se ha detectado una amenaza en la almena derecha del castillo, repito, se ha detectado una amenaza en la almena derecha del castillo. Se recomienda a todo el personal que intente sofocar a los intrusos que están atacando dicha zona.

(El Boom Boom se queda pensativo)

- Paratroopi. ¡¡Ahora!!

(El Trío de Élite golpea conjuntamente al Boom Boom en la cara y esta cae rodando por las escaleras. La gran masa de Koopatrulleros Oscuros que subían por las escaleras para combatir al Trío de Élite queda aplastada por el Boom Boom)

- Goombilón. ¡Ole! Les hemos dejado K.O. a todos.

(Los Koopatrulleros Oscuros se vuelven a levantar)

- Guydo. Oh, oh... Me temo que son muy resistentes… (invoca con su varita un Roca Picuda, el cual cae también por las escaleras y vuelve a aplastar a los Kooaptrulleros) Esto les retendrá más tiempo. ¡Ahora vamos en busca del príncipe!

...............................................................................................................................

(Por otra parte, Bombazulina y Kaproopa recorren los conductos de ventilación)

- Kaproopa. Ugh, cómo pesa este traje de Koopatrullero... No debería haber entrado aquí con él.

- Bombazulina. ¡Shh! No levantes la voz, a ver si vamos a estar en una zona peligrosa y nos oyen.

- Kaproopa. Y esa es otra. Hemos entrado sin el plano y ahora esto es un maldito laberinto. A saber dónde acabamos.

- Bombazulina. ¡Shhh! Veo algo... (Bombazulina mira por una rejilla que da a una sala en la que se encuentran Clawdia y dos Hermanos Martillo oscuros)

- Kaproopa. ¿Qué ves?

- Bombazulina. Una cosa.

- Kaproopa. ¿Y por qué letrita empieza?

- Bombazulina. Kaproopa, ¿estás de broma? Porque te recuerdo que estamos atrapadas en los conductos de ventilación de un castillo que nos quiere matar.

- Kaproopa. Pero si has empezado tú... En fin, dime qué ves.

- Bombazulina. Veo a Clawdia...

- Clawdia. (Hablando con los Hermanos Martillo oscuros sin notar la presencia de Bombazulina y Kaproopa) ¡¿Qué?! ¿Cómo que tres idiotas se han colado en el castillo y han llegado a la cuarta planta?

- HM osc. 1. Lo hemos visto con nuestros propios ojos. Eran un Goomba, un Koopa Paratroopa y un Shy Guy.

- Clawdia. Maldita sea. Es el Trío de Élite ese tocando las narices como siempre.

- HM osc. 2. ¿Entonces tenemos orden de matarlos?

- Clawdia. No. Quiero que les detengáis y que los llevéis ante mi. Yo me encargaré de hacerlos sufrir como se merecen.

(Todos salen de la sala y Bombazulina mira pálida a Kaproopa)

- Kaproopa. ¿Qué ocurre?

- Bombazulina. Han descubierto al Trío de Élite. Clawdia va a por ellos.

- Kaproopa. Oh, oh... Rápido, vamos por otro camino de los conductos.

_______________________________________________________________

(En la sala real que asemeja la sala del trono de Bowser, se encuentra Bowsy sentado en el trono oscuro. Aparece el Trío de Élite en la sala y derrota rápidamente a los guardias que la custodiaban)

- Bowsy. ¿Quién osa irrumpir mi descanso?

- Guydo. Príncipe Bowsy, somos el Sargento Guydo, el Cabo Paratroopi y el Recluta Goombilón, miembros del Trío de Élite. Venimos a rescatarle de las garras de la malvada Clawdia.

- Bowsy. ¿El Trío de Élite? No os conozco. Y no toleraré que habléis así de mi madre, insolentes.

(Los tres secuaces se miran)

- Goombilón. Le han lavado el cerebro...

- Paratroopi. (Se acerca a Bowsy) Príncipe, debe ir con nosotros. El resto de esbirros y su padre, el gran amo Bowser, le está esperando. (Le coge el brazo)

- Bowsy. (Se suelta y le pega una torta a Paratroopi) ¡¡Suelta!! ¡Cómo te atreves a tocarme sin permiso!

- Guydo. Bien, el plan A ha fallado. Ahora toca llevárselo a la fuerza.

- Bowsy. Si alguno de vosotros me vuelve a tocar, probará el calor de mis llamas.

(El Trío de Élite se acerca lentamente al amenazante Bowsy, pero justo antes de tocarle alguien derriba la puerta. Entran los dos Hermanos Martillo oscuros seguidos de decenas de Koopatrulleros oscuros. El Trío de Élite mira aterrorizado a sus enemigos)

- Guydo. Dado que no hay salida de emergencia... La hemos fastidiado bien.

(El grupo de enemigos se acerca lentamente al Trío de Élite)

_______________________________________________________________

(Comienza de nuevo la música 1)

(En el mar cercano al Reino Champiñón surcan los cielos cientos de Helibotes. Uno más grande es el Turbokoopa, en el que van Bowser, Kamek, Ratónito, Robert, Korokoopa, Spiriny, Don Huesito y Rita-disc)

- Bowser. Dado que el Castillo oscuro cuenta con un campo protector, será mejor que aterricemos en algún amplio campo cercano y que entremos a pie y por la fuerza en el castillo.

- Robert. ¡Amo Bowser! ¡Jefe Kamek! ¡Esto es magnífico! He conseguido contactar con el embajador del Reino Judía, con el de la Isla Almohada y con el consejero del Condado Tomate y han aceptado en enviar tropas para ayudarnos en la batalla. ¿No es genial?

- Kamek. Es fantástico. Podemos ganar, ¡tenemos que ganar!

- Korokoopa. (Asomado por una de las ventanas del Turbokoopa) Kamek, el campo protector del que habláis parece haber desaparecido. (Todos empiezan a asomarse para verlo)

- Spiriny. ¡Es genial! Ahora podremos atacar por aire y por tierra al castillo.

- Bowser. Tenemos que darnos prisa. El Trío de Élite seguro que necesitará nuestra ayuda.

(Minutos después algunos Helibotes empiezan a disparar hacia las almenas del castillo, pero algunos caen a causa de disparos de Bill Bala oscuros. Otros Helibotes aterrizan en el suelo y empiezan a salir esbirros de Bowser de muchos tipos. El Turbokoopa aterriza más lejos que el resto y abre sus puertas para que puedan salir tanques de guerra)

- Kamek. ¡¡Todos los esbirros de Bowser afuera!! Vamos a demostrar a Clawdia lo fuertes que somos.

(Del Turbokoopa salen todos los personajes. Todos los secuaces de Bowser se ponen a luchar contra una masa de Koopatrulleros oscuros. Algunos aliados caen, pero otros consiguen derrotar a varios enemigos. En las almenas aparecen Shy Guys oscuros sosteniendo y soltando bombas hacia el suelo. Bowser, Kamek, Ratónito y Robert consiguen entrar junto con un grupo mediano a la planta baja del castillo)

- Bowser. (Aplasta a pisotazos a varios Koopatrulleros ocuros, quema con sus llamas a otros y golpea fuertemente a otros) Perímetro despejado. Ahora toca erradicar de oscuridad a todo el castillo, así que dividámonos en grupos. Yo iré solo, Kamek con un grupo, Robert con otro y Ratónito con otro.

- Ratónito. ¡Bien! (Mira a los de su grupo) Compañeros, vamos a la cocina del castillo a com... Digo a combatir enemigos.

- Robert. Nosotros iremos al sótano.

- Kamek. Yo voy a buscar al Trío de Élite. Tienen que estar en la cuarta planta, imagino.

(Cada grupo se va por un lugar diferente)

_______________________________________________________________

(En la gran cocina del castillo aparecen Ratónito, varios Snifits, algunos Koopas y un Hermano Bumerán)

- Ratónito. (Sonríe) Compañeros, ¡la hora de comer ha empezado! (Empieza a zampar)

- Snifit 1. Pero jefe, ¿no tenemos que eliminar a todos los enemigos que veamos?

- Ratónito. Por supuesto, ñam, ñam... Yo os superviso desde aquí para ver qué tal lo hacéis.

(Aparecen de la nada varios Huesitos oscuros y los esbirros de Bowser se ponen en guardia)

- Snifit 2. Yo me encargaré de los Huesitos en la zona noreste.

(Los Snifits empiezan a disparar contra los Huesitos. Alguno de ellos es golpeado por un hueso oscuro. El Hermano Bumerán golpea a varios Huesitos de un solo lanzamiento. Los Koopas forcejean contra varios Huesitos, pero la mayoría caen rendidos)

- Ratónito. Ñam, ñam... Seguid, que lo estáis haciendo muy bien.

- Huesitos oscuro. Deja de comer, rata gorda. (Lanza varios platos de comida al suelo. Justo en ese momento Ratónito mira ferozmente al Huesitos)

- Ratónito. ¡¿Qué... has... HECHO?! Primero, no soy una rata. Segundo, no estoy gordo, es mi musculatura ancha. Y tercero, ¡¡VAS A MORIR!!

- Huesitos oscuro. Pero si ya estoy muer... (Ratónito intercepta tan rápido al Huesitos que este no es capaz de esquivarlo. Le asesta varios golpes y deja K.O. al Huesitos oscuro)

- Ratónito. Aquí nadie tira la comida. ¡¡¡NADIE!!! (Gira la cabeza y ve a un grupo de Huesitos acorralando a uno de los Snifits. Ratónito lanza un cuchillo y lo clava en al cráneo de uno de los Huesitos, corre hacia ellos y golpea al resto que queda en pie)

(Minutos después, los enemigos están derrotados y algunos de los secuaces que fueron derrotados se levantan heridos)

- Hno Bumerán. Jefe Ratónito, usted es nuestro héroe.

- Ratónito. Ay, qué haríais sin mi.

- Hno Bumerán. ¿Seguimos avanzando a la siguiente sala?

- Ratónito. ¿Tú te has vuelto loco? ¿Cómo vamos a dejar toda esta comida sin comerla? Sería una tragedia que todo esto se echara a perder...

_______________________________________________________________

(Por otra parte, Robert y su equipo formado por 5 Hermanos Fuego caminan por el sótano del Castillo oscuro)

- Robert. (Se asoma por un borde) La lava de este castillo es muy rara. ¿Por qué será de color morado?

- Hno Fuego 1. Tal vez sea un efecto del poder oscuro.

(Suenan unos rugidos y los seis se asustan)

- Hno Fuego 2. ¿Qu-qué ha sido eso?

- Hno Fuego 3. N-nada bueno, pa-parece...

- Robert. Eso no ha sonado nada bien... Hermanos Fuego, ¡formación! (Los Hermanos Fuego se colocan en fila mirando al frente) Carguen... (los Hermanos Fuego preparan bolas de fuego grandes) Apunten...

- Hno Fuego 4. ¿A dónde apuntamos? Yo no veo ningún objetivo.

- Robert. ¡Al frente, soldado! Ejem, como decía... Apunten... (Aparece una versión oscura Floro Piraña al fondo del pasillo rugiendo) ¡Objetivo detectado! ¡¡Disparen!!

(Los Hermanos Fuego lanzan bolas gigantes de fuego y estas hacen daño a Floro Piraña oscura, pero la bestia se vuelve a poner en pie)

- Hno Fuego 5. Oh, oh... Ha conseguido resistir nuestro ataque...

- Floro Piraña oscura. ¡¡Groaaaargh!! (Se abalanza sobre el grupo de Hermanos Fuego. Cuatro de ellos lo esquivan, pero el quinto es comido de un bocado por la bestia)

- Robert. Uh... Compañeros, mantened la calma.

- Hno Fuego 1. ¿Pero cómo vamos a calmarnos? ¡Se ha tragado a un compañero nuestro!

- Robert. Seguid atacando. ¡Seguid atacando! Y me uno con vosotros. (Robert se vuelve tangible y activa su modo enfadado. Su ropa cae al suelo y queda suspendida en el aire su máscara vuelta del revés y con un aura roja) Ya me has cabreado, planta asquerosa. (Empieza a lanzar rayos contra Floro Piraña oscura, pero no parece hacerle mucho efecto)

- Floro Piraña oscura. ¡¡Groargh!! (Se come a otro Hermano Fuego y golpea con uno de sus brazos a la máscara de Robert)

(Mientras Robert se recompone y vuelve a su forma tranquila, aparecen Ratónito y su equipo)

- Ratónito. Anda, Robert, qué coincidencia. (Floro Piraña oscuro ruge) ¡Ostras! ¿Y esa planta?

- Robert. Ratónito, necesito tu ayuda. Ese monstruo está acabando con mi equipo. Cómetela.

- Ratónito. Lo siento, amigo, pero yo no como verduras. Las tengo un asco tremendo. Lo verde para las vacas.

- Robert. Argh... Ratónito, no me dejas otra opción entonces... (Robert posee el cuerpo de Ratónito. A Ratónito le salen ojeras y adquiere unos tonos rojizos; está poseído por Robert)

- Ratónito (Robert). Hmmm... Qué hambre tengo… (se abalanza sobre Floro Piraña Oscuro y le inca el diente afilado. Floro Piraña ruge de dolor) Te duele, ¿eh? ¡¡Pues te fastidias!! (Sigue mordiendo varias veces y Robert deja de poseer a Ratónito cuando ve que Floro Piraña oscuro está inconsciente)

- Robert. Muchas gracias por prestarme tu cuerpo.

- Ratónito. ¡¿Cómo que “prestar”?! ¡¡Me has poseído sin consultarme!! Y encima para comerme a ese vegetal. En fin, vayámonos de aquí.

(Los dos equipos abandonan el lugar. En ese mismo momento, Floro Piraña oscura se transforma en “???”)

- ???. Demonios. Esos pardillos son más fuertes de lo que me esperaba. Me parece que voy a tener que atacar con otro doble...

_______________________________________________________________

(Kamek sube al segundo piso del Castillo oscuro acompañado por algunos Boos, Paragoombas y un Tortueso. Comienzan arrasando la planta, derrotando casi sin sufrir daño a los Goombas oscuros y Shy Guys oscuros que se encuentran por su camino)

- Kamek. Esto es demasiado fácil. Cuanto más tiempo pasa, más me parece que Clawdia está preparando algo... (Kamek se pone a mirar por una de las ventanas del castillo para ver cómo resulta atacado por los Helibotes)

...............................................................................................................................

(En la sala real de Clawdia se encuentran ella y ???)

- ???. Ama Clawdia, tengo buenas y malas noticias.

- Clawdia. Empieza por las buenas.

- ???. Hemos conseguido restaurar el sistema informático del campo protector del castillo. En unos instantes volverá a estar en funcionamiento.

- Clawdia. ¿Y las malas?

- ???. Los esbirros de Bowser son fuertes y muy numerosos. Además hay rumores de que otros territorios van a enviar más atacantes.

- Clawdia. Me da igual. Yo soy imparable, pero vamos a desgastarles un poco ya que se han esmerado en reunirse para intentar derrotarme. Despliega todas las tropas de élite que haya en el castillo.

- ???. Sus órdenes son deseos para mi. ¿O era al revés? En fin...

...............................................................................................................................

(Kamek ve a través de la ventana cómo el campo protector comienza a emerger y empuja a todos los Helibotes que están en el cielo. Algunos impactar contra el suelo y explotan y muy pocos consiguen mantenerse en el aire)

- Kamek. Oh, Dios mío. Menuda catástrofe.

(Empiezan a bajar por las escaleras que conducen a la tercera planta una decena de Boom Booms oscuros, pero estos son más fuertes. Están equipados con escudos y armaduras. Los esbirros de Kamek miran asustados a los enemigos)

- Kamek. ¡No tengáis miedo! Podemos con todos.

- Boo 1. Kamek, no podemos.

- Kamek. Ya lo creo que sí. (Kamek alza su varita y convierte al Tortueso en uno el doble de grande) ¡¡Al ataque!

(El Tortueso avanza y se pone a luchar contra tres Boom Booms. Los Boos intentan parar de forma fallida a varios Boom Booms y Kamek se enfrenta al resto. Primero golpea a varios con figuras mágicas, luego confunde a otros haciéndoles dar vueltas con una escoba mágica gigante... Cuando pasa el tiempo, el Tortueso cae rendido sin acabar con sus oponentes, los Boos se rinden y un Boom Boom asesta un fuerte golpe a Kamek que lo tira al suelo y lo deja semi-inconsciente)

(Acaba la música 1)

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en la Isla Almohada el Castillo de Bowser está prácticamente desolado. Todo el mundo se ha ido a combatir contra Clawdia, menos unas pocas personas entre las que están Mario, Luigi, Peach y Goombi. En la habitación de Kamek se encuentran los cuatro, y Mario sostiene sobre sus brazos a Goombi)

- Mario. (Cantando) Duérmete niño, duérmete ya. Que viene Kammy y te comerá.

- Goombi. Mario, te he dicho cinco veces que no tengo sueño.

- Mario. Este niño no se duerme. Es muy pesado.

- Luigi. Pues parece muy ligero con lo pequeño que es.

- Mario. Con “pesado” me refería a “cansino”.

- Peach. Mario, no tienes maña para dormir niños.

- Mario. Si es que lo mío no es esto, sino luchar.

- Luigi. (Aguanta la risa) Y también limpiar tuberías, jajaja.

- Mario. Jajaja, eres muy gracioso, ¿no? Pues esta noche duermes en el sofá.

- Peach. Mario, Kamek te dijo que cuidaras de Goombi como si fuera tu hijo. Dijo que con todos los que van a la batalla sobra.

- Mario. No, no. Súper Mario nunca sobra en ningún sitio.

- Luigi. Eso debió de pensar Kamek al dejarte al niño.

- Mario. Hermano, hoy estás muy gracioso, ¿no? A ver si vas a dormir en el pasillo...

- Goombi. Pssst. Quiero colaborar en la lucha contra Clawdia. ¿Me dejáis ir?

- Mario. No.

- Goombi. Si me dejáis ir, diré que me he escapado.

- Mario. Sí, claro. Y así Kamek nos toma por idiotas. No, no.

- Goombi. (Pensando en su mente) Pues ya me escaparé, ya...


(Comienza la música 2)

(En una sala hexagonal del Castillo oscuro se encuentra Kamek atado a una silla y con un saco en la cabeza. Kamek se despierta)

- Kamek. Uh, no veo nada. ¿Dónde estoy? ¡¿Qué es todo esto?!

- Clawdia. Tranquilo, Kamek, no te pongas nervioso. (Clawdia le quita a Kamek el saco de la cabeza) Kamek, amigo, ¿qué tal te encuentras?

- Kamek. (Ve toda la sala, la cual está protegida por cuatro Hermanos Martillo oscuros. Clawdia está en frente suyo y en las tres paredes de en frente de la sala hexagonal hay ventanas grandes que dan a otras salas cuyo interior está oscuro y no se puede ver) Maldita Clawdia. ¿Dónde me has llevado?

- Clawdia. Te he llevado a una sala la cual he creado especialmente para ti. No sabes cuánto tiempo he ansiado tenerte aquí.

- Kamek. ¿Me vas a matar?

- Clawdia. No lo dudes. Pero antes de que eso ocurra tengo pensado para ti un gran castigo por pequeñas venganzas que te debo. Ahora conocerás la ira que siento desde hace 30 años, cuando por tu culpa perdí mi oportunidad de alcanzar el poder oscuro. Pero por misterios de la vida, he conseguido llegar en estos tiempos, ¿no es genial?

- Kamek. Clawdia Koopa, estás loca. ¡¡Suéltame!!

- Clawdia. Sí estoy loca. Loca de furia y de ira. Todos vosotros váis a pagar caro el haber irrumpido en este mi castillo.

- Kamek. Parece mentira que no te des cuenta. Nosotros vamos a ganar. Tarde o pronto, pero lo haremos.

- Clawdia. No. Quien no se da cuenta de las cosas eres tú, querido Kamek. Yo soy poseedora del poder oscuro, y tal vez en una situación anterior la Estrella Oscura no contó con el poder suficiente para hacer frente a dos fontaneruchos de pacotilla y una tortuga gruñona escupefuego, pero esta vez el poder oscuro se ha reforzado y cuento con la fuerza suficiente para mandaros a todos a la muerte.

- Kamek. Grrr... ¿Y qué piensas hacer antes de matarme? ¿Vas a ser tan cobarde de torturarme? Te advierto que no te quedará mucho tiempo. El gran amo Bowser y todos mis compañeros vienen a por ti.

- Clawdia. No lo dudo, pero hasta que lleguen a esta sala necesitarán media hora mínimo, si es que tienen suerte y consiguen deshacerse de los guardias. Y en cuanto a la tortura, ya te dije que tengo algo especial preparado para ti. (Hace un chasquido de dedos y uno de los Hermanos Martillo oscuro presiona un botón que enciende las luces de las tres salas oscuras anexas. Cada una muestra a Goombilón, Paratroopi y Guydo, cada uno amordazado a la pared)

- Kamek. (Sorprendido) Trío de Élite... No es posible...

- Guydo. Lo... Lo sentimos mucho, jefe Kamek.

- Paratroopi. El príncipe Bowsy se negó a ir con nosotros.

- Goombilón. Y un montón de guardias nos sorprendieron.

- Kamek. No tenéis que lamentar nada. Lo habéis hecho lo mejor que habéis podido.

- Clawdia. Oh, qué escena tan melancólica. Es una pena que tenga que acabar. Kamek, te voy a dar un gran poder. Tus queridos secuaces van a morir, y te voy a dar la oportunidad de elegir a quién debo matar primero.

- Kamek. ¡¿Qué?! ¡¿Pero qué dices?! Yo no puedo hacer eso.

- Clawdia. Sí. Claro que puedes, y lo vas a hacer. Vas a escoger a uno de ellos, lo mataré cruelmente, escogerás a otro, lo mataré también, y el tercero no será necesario que lo elijas.

- Kamek. Clawdia, eso no es ser malvada. Eso es no tener corazón, no ser persona. Te vas a arrepentir de lo que vas a hacer. ¡¡Te vas a arrepentir!!

- Clawdia. ¡¡Cállate y escoge!!

- Kamek. N-no puedo escoger a ninguno. Los tres son muy importantes para nuestro castillo; no puedo hacer elección.

- Clawdia. Ay, qué pena... Pues si no matas a ninguno, tendré que matarte yo a ti primero...

- Goombilón. ¡¡¡NO!!! Clawdia, mátame a mi. Al fin y al cabo soy el más débil de los tres, y soy cobarde.

- Paratroopi. No, eso sí que no, Goombilón. Que me mate a mi el primero. Reconozco que a veces no soy muy inteligente, así que no sufriréis gran pérdida sin mi.

- Guydo. Como líder del Trío de Élite, me responsabilizo de nuestra derrota y exijo a Clawdia que me mate a mi el primero. Kamek, no cometas tonerías por tu orgullo y escójeme a mi.

- Paratroopi. ¡No, a mi!

- Goombilón. ¡¡No!!

- Clawdia. De verdad, si os soy sincera no imaginaba que esto pudiera suceder. Ya no quedan secuaces tan honrados que arriesgarían sus vidas por no poner en un aprieto a sus superiores. (Sonríe malévolamente) Qué pena que se vayan a extinguir, je, je...

- Kamek. No pienso escoger a ninguno de ellos. Y si eso me cuesta la vida, adelante. Todo esto te va a salir muy caro, Clawdia, te lo prometo.

- Clawdia. Muy bien, como desees. (Se acerca a Kamek y le apunta con una pistola de energía oscura) Si no quieres jugar, estás en tu derecho. Un solo disparo y acabaré con tu vida.

(Para la música 2)

¿Clawdia conseguirá cumplir un deseo que ha tardado más de 30 años en cumplirse? ¿Tendrá la sartén cogida por el mango a su favor? Descúbrelo en el último episodio de la temporada. Continuará...


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.