FANDOM


Resumen

Rita-disc recuerda su pasado oscuro. ¿Fue creada por el Gran Hermano Martillo? Si es así, ¿con qué fin? Por otra parte, Popkey regresa sorprendentemente al castillo desde la isla perdida en el extenso mar en la que acabó a causa de los planes pasados de Kamek. ¿Cómo será recibida ella por todos sus compañeros y en especial por Bob-by (si es que llegan a verse)?

Música

1. https://www.youtube.com/watch?v=RslZgH5M59A&feature=youtu.be&list=PL6akIKaXBeU0I8XxX0Vrp41Brc4-zQOxU

Intro LTS Temp.6. Glitch

(En la habitación de Rita-disc por la noche, ella está durmiendo y soñando. En su sueño lo ve todo borroso. Lentamente la imagen se está haciendo más nítida y Rita-disc puede ver una pared gris. Dirige su mirada hacia una luz cegadora que tiene encima suya)

- ???. Está despertando.

- ???. Perfecto, el experimento ha salido como esperaba.

- ???. ¿Cómo va a llamar a su creación?

- ???. La llamaremos... Hmmm... Rita-disc.

- Rita-disc. (Tumbada en una plataforma cercana al suelo y enfocada con una luz potente) Uh... ¿Dónde estoy? (Intenta abrir los ojos para ver a quienes le rodean, pero no ve más que sombras) ¿Quién soy?

- ???. Eres Rita-disc, aunque no vas a recordar nada de esto.

- Rita-disc. ¿Quién eres? (Abre los ojos y una de las sombras va adquiriendo forma y colores) ¿Qué hago aquí? (La sombra cobra la forma del Gran Hermano Martillo)

- GHM. Yo soy tu creador. Me vas a servir de mucho, ¿sabes?

(Rita-disc despierta de su sueño pegando un ligero grito. Ve que la puerta de entrada a su habitación está un poco abierta)

- Rita-disc. Ay madre... ¿Habrá entrado alguien aquí? (Sale de su habitación y mira a ambos lados del pasillo. Ve al fondo una sombra, justo en frente de las escaleras) ¡Eh! ¡Tú! (La sombra desaparece en las escaleras) Hoy no te me escapas... ¡Vuelve aquí! (Se dirige rápidamente hacia las escaleras, persiguiendo al sospechoso)

...............................................................................................................................

(A la primera planta llega Rita-disc persiguiendo al sospechoso. Ve que ese sujeto salta por una de las ventanas del pasillo que dan al exterior del castillo)

- Rita-disc. ¡Maldita sea! Cómo corre ese condenado... (se queda pensativa unos instantes) ¿Y qué demonios he soñado?


Diálogo

(En la habitación de Kamek, por la mañana, se encuentran el Magikoopa, Kammy y Goombi)

- Kamek. Madre, quería decirte que ya me siento totalmente recuperado de mi problema.

- Kammy. ¿De qué? ¿De tu adicción a los videojuegos o de tu ataque epiléptico?

- Kamek. De los dos. (Dice en tono bajo) Y me gustaría que no lo dijeras delante de Goombi.

- Kammy. ¿Por qué? Si ya sabe que eres un debilucho. (Goombi se empieza a reír disimuladamene)

- Kamek. ¡Madre! Tengamos la fiesta en paz.

(Llama a la puerta y entra en la habitación Rita-disc)

- Rita-disc. Kamek, tengo que comentarte algo urgentemente.

- Kammy. Chica, yo soy la que manda aquí sustituyendo a mi hijo, ¿es que no te has enterado? Cualquier cosa de que hablar me lo dices a mí.

- Rita-disc. Es que este tema no lo conoce. Tengo que hablar con Kamek.

- Kamek. (Se acerca a Rita-disc) ¿Qué ocurre?

- Rita-disc. Esta noche he tenido un sueño extrañísimo.

- Kamek. Ya está otra con los sueños. ¿Y qué has soñado?

- Rita-disc. Volví al principio de mi vida hace unos años. Estaba de nuevo en el laboratorio del que me desperté.

- Kamek. Bien, ¿y qué tengo que ver yo en esto?

- Rita-disc. Vi a mi creador, a un Hermano Martillo. (A Kamek se le cae la varita de la mano de la impresión)

- Kamek. ¿Perdón?

- Rita-disc. Pensé que a lo mejor podría ser el Hermano Martillo del que tanto me habéis hablado mis compañeros y tú.

- Kamek. ¿Cómo era? ¿Tenía un casco negro y cuernos pequeños?

- Rita-disc. Sí.

- Kamek. ¿Viste el tipo de martillo que llevaba?

- Rita-disc. No era como otros que he visto. Era como... de metal.

- Kamek. (Abre la boca de la impresión) No hay duda... Se trata del Gran Hermano Martillo.

- Goombi. Claro, por eso Rita-disc fue la que recibió aquella carta amenazante... Está relacionado.

- Kamek. Rita-disc... ¿Eres una espía del Gran Hermano Martillo?

- Rita-disc. ¡¿Qué?! Yo no.

- Kamek. ¿Entonces por qué te creó?

- Rita-disc. ¿Y yo que sé? Estoy tan confusa como tú.

- Kammy. Kamek, yo no me fiaría de esta chica. Tiene pinta de traidora.

- Rita-disc. ¡No! Os lo prometo, ¡yo no sé qué está pasando!

- Goombi. Kammy, no molestes. Disc tiene pinta normal.

- Kamek. ¿Recuerdas algo más del sueño?

- Rita-disc. No... Sé que había alguien a su lado, pero no recuerdo su cara... La voz sin embargo me resultaba familiar.

- Kamek. ¿Crees que ese otro puede estar en este castillo?

- Rita-disc. Probablemente. Esa voz ya la he escuchado otras veces recientemente.

- Kamek. (Mira a Kammy y a Goombi) Pues ya estamos cerca de descubrir al topo.

(Entra Popkey apresurada y jadeando)

- Popkey. Ugh, ugh, ah... Kamek… Menos mal que he vuelto.

- Kamek. (Atónito y soprendido más que nunca. Intenta disimular su confusión) Popkey... ¿Qué haces aquí? Hacía mucho tiempo que llevamos buscándote.

- Popkey. Iba de viaje en un Helibote rumbo a la Isla Almohada y me perdí. He recorrido un largo viaje hasta volver aquí.

- Kamek. ¿Pero cómo pudiste escapar de esa isla perdida en el océano? No me lo explico.

- Popkey. Kamek, ¿cómo sabes que estaba en una isla?

- Kamek. (Intenta inventar algo que le salve de la situación) Eh... Es que me lo han contado.

- Popkey. ¿Quiénes?

- Kamek. Pues... Unos. Pero lo importante es que has vuelto.

- Popkey. Genial. Estoy impaciente por volver a mi habitación. ¿Sigue igual como el día en que la dejé?

- Kamek. ¿Eh? ¡No! No vayas, Popkey.

- Popkey. ¿Por qué? ¿Ocurre algo, Kamek? Te noto extraño.

- Kamek. No me pasa nada. Lo que pasa es que... Rita-disc quería conocerte más ya que es nueva y quiere pasear contigo para conoceros mejor, ¿verdad Disc? (Kamek mira a Rita-disc y ella le mira muy confusa, ya que no sabe qué ocurre)

- Rita-disc. ¿Eh? (Kamek le hace gestos) Esto... S-sí. Quería... hmmm... ¿pasear contigo por el castillo? (Kamek asiente)

- Popkey. Ah, vale, me parece bien. Así me contarás tú qué me he perdido estos meses en el castillo.

(Rita-disc y Popkey salen de la sala de Kamek. Cuando ya no están, Kamek palidece)

- Kamek. ¡Maldita sea!

- Goombi. ¿Qué ocurre?

- Kamek. Los problemas han regresado. Ahora mismo vuelvo. (Alza su varita y desaparece del lugar mágicamente)

...............................................................................................................................

(En la habitación de Bob-by, él está descansando)

- Bob-by. Ah... No hacer nada es tan bueno… (Llaman a la puerta) Vaya hombre, qué casualidad. (Se levanta y abre la puerta. Encuentra a Kamek y a varios Koopatrulleros) ¿Sí? ¿Qué queréis?

- Kamek. (Mira a los Koopatrulleros) Entrad, vamos.

(Un Koopatrullero aparta a Bob-by y una decena de Koopatrulleros entra en la habitación)

- Bob-by. Ey, oye, oye. ¡Oye! ¿Quién es toda esta gente? ¿Qué hace aquí?

- Kamek. Ha habido un pequeño contratiempo.

- Bob-by. ¿Qué pequeño contratiempo?

- Kamek. Popkey ha regresado a este castillo.

- Bob-by. ¡¿Qué?! ¡¿Pero qué hace ella aquí?! ¿No la habían dejado en una isla perdida unos secuaces tuyos?

- Kamek. Eso creía. Pero se ha escapado. Tienes que desalojar la habitación con tus pertenencias antes de que llegue Popkey. La tengo mareada por todo el castillo junto con Disc.

(Empiezan a salir Koopatrulleros con las diferentes pertenencias de Bob-by)

- Bob-by. Ah, no, no. Yo no me muevo de aquí. Esta es mi habitación, ya no es suya.

- Kamek. (Enfadado) Mira, cabezota, como no salgas de aquí en menos que canta un Paragoomba voy a usar tu magia para transformarte en un mueble.

- Bob-by. Si me tocas, iré a visitar a Popkey y en este castillo volverá a cundir el caos.

- Kamek. ¿Pero tú estás oyendo las demencias que dices? Sal de esta habitación ya, pesado.

- Bob-by. ¿Y qué pretendes, cubrir mi identidad con esto? No pienso irme de este castillo, y si Popkey ocupa mi habitación, ya me encargaré yo de recuperarla.

- Kamek. Bob-by, colabora. Ya me inventaré otro plan para perder de vista a Popkey.

- Bob-by. (Dice irónicamente) ¿Y qué vas a hacer, la vas a dejar en otra isla perdida? Ten cuidado que vuelve.

- Kamek. (Saca a Bob-by de la habitación cuando todos los Koopatrulleros han salido) Basta de bromas y vete a otro lado. Que no te vea Popkey, ¿eh?

- Bob-by. ¿Y a dónde voy yo ahora?

- Kamek. ¿Has hecho amigos en este castillo? (Asiente Bob-by) Pues que alguno te acoja hasta que puedas volver aquí.

- Bob-by. Kamek, esto se te está yendo de las manos peligrosamente, ¿eh?

_______________________________________________________________

(En la sala de tesoros del Castillo de Bowser, tiempo después, entra Bob-by)

- Bob-by. Anda, pero si esta sala está llena de oro. Será el tesoro del castillo. (Mira al fondo y ve una sombra. Cree que es un trabajador del castillo) ¡Buenos días, compañero! (La sombra para de moverse y saca la cabeza un Bandinero) ¿Trabajas aquí? (El Bandinero sale corriendo con muchas monedas) ¡Ey, vuelve aquí! (El Bandinero escapa) Será ladrón... Voy a avisar a Kamek.

(Justo cuando va a salir, Rita-disc y Popkey llegan al lugar)

- Rita-disc. Y esta es la sala de tesoros del castillo. No ha cambiado nada desde que te fuis... (ve a Bob-by) ...te...

(Bob-by y Popkey se miran los dos. Bob-by la mira temeroso y Popkey lo mira muy sorprendida)

- Bob-by. Ho-hola Popkey... ¿Qu-qué tal?

- Popkey. ¿Tú qué haces aquí?

- Bob-by. Eh... Vamos mejor a mi habitación y te lo explico.

- Rita-disc. Bueno, yo me marcho porque... eh... Porque sí. (Se va del lugar)

- Popkey. ¿Cómo que tu habitación? ¿Trabajas aquí?

- Bob-by. Sí, aunque eso es lo que menos te va a cabrear de todo, creo...

...............................................................................................................................

(Diez minutos después, Bob-by ya le ha explicado en su habitación a Popkey todo lo sucedido durante su ausencia. Popkey tiene la mirada perdida en el infinito ya que está muy sorprendida)

- Bob-by. Popkey, ¿estás ahí? Responde, por favor.

- Popkey. Osea, resumiendo... ¿Kamek te vendió mi habitación después de que desapareciera yo?

- Bob-by. En realidad me la regaló.

- Popkey. (Cambia a furia su carácter de repente) ¡Miserable! ¡No solo me abandonaste, sino que ahora te quieres hacer con lo que es mío!

- Bob-by. No es así, Popkey, es difícil de explicar.

- Popkey. Y más difícil que va a ser de explicar cuando te reduzca a cenizas.

- Bob-by. ¡Espera! No hagas algo de lo que te puedas arrepentir.

- Popkey. Tranquilo, tengo la conciencia muy tranquila.

- Bob-by. Se me ha ocurrido una idea para que recuperes lo que dices que es tuyo, aunque no sé si te agradará.

- Popkey. ¿A qué te refieres?

- Bob-by. ¿Por qué no volvemos a ser novios? Así podrías vivir aquí sin que Kamek te pudiera decir nada.

- Popkey. ¿Yo? ¿Volver contigo? ¡Jajaja! Jamás.

- Bob-by. Encima que te hago un favor, desagradecida. ¿Acaso crees que yo quiero volver contigo? Es solamente un noviazgo de conveniencia. (Popkey duda unos instantes) Piénsalo. Además podemos dividir los gastos entre los dos.

- Popkey. Ah, que encima pensabas cobrarme por ser tu novia.

- Bob-by. No, por fingir que lo eres, que es muy diferente. ¿Qué dices, aceptas o no?

- Popkey. No puedo creer que esto esté ocurriendo de verdad... Pero no tengo a dónde ir, así que... Vale...

- Bob-by. Perfecto. Pues vete acomodando, que yo tengo reunión.

- Popkey. Yo también quiero ir, que estoy deseando reencontrarme con mis compañeros.

- Bob-by. No, no. Hoy no. Prefiero que Kamek se entere de que estamos juntos en privado.

- Popkey. Haz lo que quieras. Yo ahora sólo quiero descansar... (Popkey entra en la habitación y Bob-by camina por el pasillo de la primera planta)

_______________________________________________________________

(En la sala de reuniones del castillo se encuentran Bowser, Clawdia, Kamek, el Trío de Élite, Ratónito, Korokoopa, Kaproopa, Bombazulina, Robert, Rita-disc y Bob-by)

- Kamek. ¿Os podéis callar ya? (Todos se callan) Gracias.

- Guydo. Oye, Kamek, una pregunta. ¿Kammy se ha ido ya? Es que no la veo por aquí.

- Kamek. No. Está junto con Goombi en mi habitación.

- Korokoopa. ¿Y cuándo se va a ir? Su tiempo de sustitución ya acabó hace tiempo.

- Bowser. Eso es lo que quiero saber yo también, Kamek.

- Kamek. Pues... He intentado decírselo, pero no hay manera de que se vaya.

- Paratroopi. Amo Bowser, propongo que la expulse su malignidad por la fuerza.

- Bowser. Eh... No. La última vez que intenté eso se atrincheró en la habitación de Kamek.

- Bombazulina. Y además hay que andar con cuidado. En cualquier momento puede darle por secuestrar al niño como hizo contigo, Kamek.

- Kamek. Bombazulina, no digas eso. Goombi se porta bien con mi madre. Mi madre con él no tanto... En fin, quería reuniros aquí con el amo Bowser y la ama Clawdia incluidos para comunicar que últimamente han aparecido en la sala de tesoros intrusos llevándose dinero a puñados.

- Bowser. ¡¿Qué?!

- Spiriny. (Dice en tono de broma) Seguro que habrá ratas por ahí campando a sus anchas...

- Ratónito. (Mira a Spiriny) Oye, que yo nunca le he robado dinero al amo, ¿te enteras? Una vez sin querer mientras limpiaba la sala se cayó accidentalmente un puñado de monedas en uno de mis bolsillos.

- Spiriny. Ya, ya, jajaja.

- Kamek. No nos desviemos. Si tantos ladrones han conseguido entrar y nadie ha visto entrar a la sala desde dentro del castillo, eso es que hay algún agujero o zona que conecte la sala de tesoros con el exterior.

- Bowser. Madre mía, va a ser mi ruina económica...

- Kamek. No tan deprisa, amo Bowser. He conseguido la ayuda de un eficaz ladrón a coste cero. ¿Os acordáis de aquella judía que nos robaba hace tiempo?

- Goombilón. Kamek, no nos acordamos ni de lo que pasó la semana pasada, vamos a estar recordando quién nos roba.

- Panyo. (Sale de detrás de Kamek) Hola, hola.

- Paratroopi. Kamek, ¿cómo has convencido a esa judía para que esté aquí?

- Kamek. Tengo mis truquitos... (le susurra a Panyo) Luego te daré varias bolsas del dinero que guarda Bowser en su sala.

- Kaproopa. Osea, que le pedimos ayuda a un ladrón para evitar que nos roben. Lo veo un poco tonto, ¿alguien también lo ve así?

- Kamek. Visto desde otro punto, le pedimos ayuda al especialista para ayudarnos en nuestro problema.

- Ratónito. Qué manía con llamar a las cosas como no son. (Señala a Panyo) ¿Tiene este tío pinta de ser un buen ladrón?

- Panyo. Perdone, ratón, pero yo soy Panyo, el ladrón oscuro. Cientos de centros han temido ante mi presencia y he robado en muchísimos lugares sigilosamente. Inteligente es mi segundo apellido.

- Ratónito. En fin, si tú lo dices...

- Kamek. (Mira a Bowser) Amo Bowser, Panyo me ha pedido expresamente que venga su malignidad con él para detectar aquel pasadizo por el que se nos estén metiendo los ladrones.

- Bowser. Hum, me parece bien. (Se levanta de su trono y mira a Panyo) Te sigo, chaval.

(Bowser y Panyo salen de la sala)

- Kamek. Bien, y aquí termina la reunión por hoy.

- Bob-by. Kamek, ¿nos has reunido a todos para comunicarnos solamente esto?

- Rita-disc. Bob-by, tú déjate llevar. Pronto todo lo absurdo de este castillo te dará igual.

(A Kamek le suena el teléfono de repente)

- Trío de Élite. Kamek, te llaman.

- Korokoopa y Kaproopa. El teléfono, Kamek.

- Spiriny y Ratónito. Kamek, contesta a la llamada.

- Kamek. No os riáis de mí. (Contesta a la llamada y en su cara se observa felicidad) Hola, ¿qué tal estás? ¿Qué tal va todo por ahí?

(Mientras tanto, se reúnen el Trío de Élite, Korokoopa, Kaproopa, Bombazulina, Spiriny y Ratónito. Clawdia, Robert, Rita-disc y Bob-by se levantan y abandonan la sala para seguir con sus propias tareas)

- Guydo. Uy, ¿con quién hablará tan cariñosamente Kamek?

- Bombazulina. Hace mucho tiempo que no le veo así, y eso que llevo trabajando con él desde pequeña.

- Ratónito. No hay duda, le está llamando su novia.

- Goombilón. ¿Kamek tiene novia?

- Ratónito. No sé, pero lo que sí sé es que con esa cara sólo le puede estar hablando a alguien que quiera de verdad.

- Spiriny. A lo mejor es su amante.

- Ratónito. (Se empieza a reir) Jajaja. Pues en cuanto conozca a su suegra, estoy seguro de que cortará con Kamek.

- Kamek. (Sigue hablando con el teléfono) Adiós, guapa, cuídate. (Cuelga. En ese mismo instante se agrupan a su alrededor los compañeros)

- Paratroopi. Qué, Kamek, ¿ligando con la novia?

- Kamek. ¿Eh? No. Estaba hablando con mi abuela, Karmen Koopa.

(Todos se miran confusos unos a otros)

- Bombazulina. ¿Pero esa mujer sigue viviendo? ¿Cuántos años tiene?

- Kamek. Tiene 103 años.

- Korokoopa. Pero eso no puede ser, ¿cuántos años tiene tu madre Kammy?

- Kamek. 86 años.

- Ratónito. Pues aparenta más, cómo engaña la mujer...

- Kamek. Ahora mismo mi abuela está en la residencia de la Isla Almohada, a unas pocas horas en Helibote de distancia a aquí.

- Goombilón. Pues si tu madre ya es agresiva con su edad, tu abuela tiene que ser mucho peor...

- Kamek. Uy, no. Karmen es muy buena. Creo que esa es la razón por la que ella y Kammy se han llevado tal mal desde siempre. No se pueden ni ver porque son totalmente opuestas. Seguro que si estuviera ella aquí, Kammy se marcharía del castillo con tal de no verla.

(Kamek se marcha del lugar dejando a todos los secuaces de Bowser con una estupenda idea entre manos)

- Guydo. ¿Estáis pensando lo mismo que yo?

(Todos asienten menos Paratroopi)

- Paratroopi. Creo que sí. Las paredes de esta sala están muy sucias, ¿no? Habría que limpiarlas

- Guydo. ¿Qué? ¡No me refería a eso! Quiero decir que mi idea es traer a Karmen al castillo para que Kammy se vaya finalmente de aquí.

- Paratroopi. Oh, esa es buena idea.

- Korokoopa. Al fin tenéis una buena idea. Esa mujer se encuentra en una residencia en la Isla Almohada por lo que dice Kamek, así que voy a buscar en el ordenador las direcciones de todas las residencias que haya allí.

- Goombilón. Perfecto. Propongo que el Trío de Élite vaya a esa misión especial para traer a Karmen al castillo. ¿Qué decís?

- Guydo y Paratroopi. Por nosotros vale.

- Kaproopa, Bombazulina, Spiriny, Ratónito. Por nosotros también.

_______________________________________________________________

(En la parte exterior del castillo se encuentran Panyo y Bowser caminando)

- Bowser. ¿Encuentras ya el maldito desperfecto o no?

- Panyo. Es que no consigo concentrarme.

- Bowser. (Guardando su furia) ¿Y hay algo que ayude?

- Panyo. (Saca de uno de sus bolsillos un antifaz azul) Si te haces pasar por ayudante mío podría meterme mejor en mi papel. Ponte este antifaz.

- Bowser. (Coge el antifaz y lo mira sorprendido) Yo esto lo cuento y no se lo cree nadie... (Se coloca el antifaz) ¿Mejor así?

- Panyo. Sí. Ya noto cómo me viene la inspiración. (Se queda mirando fijamente a Bowser) Oye, ahora que te veo así me recuerdas a alguien... A alguien con quien estuve en el Reino Judía hace tiempo...

- Bowser. ¿Quieres hacer tu trabajo? Se me está acabando la paciencia.

- Panyo. Tranquilo, Novato, no te pongas nervioso.

- Bowser. ¿Cómo me has llamado?

- Panyo. Así es como llamo a mi ayudante.

- Bowser. (Inspira y expira para mitigar su furia) ¿Puedes empezar ya, ¡o qué!?

- Panyo. Vale, vale, tío... (Mira la pared y la toca con la mano) Hay que buscar algún pasadizo secreto por el que puedan llegar los ladrones a la sala... (Empieza a golpear las rocas que forman la pared)

- Bowser. (Impaciente) Madre mía, esto va a durar un buen rato...

...............................................................................................................................

(En la habitación de Kamek se encuentran este y Ratónito hablando junto con Kammy y Goombi)

- Kammy. Tú, rata, ¿no tienes que trabajar? Ah, no, que tú vagueas todo el rato.

- Ratónito. (Dice irónicamente) Buenos días a ti también, Kammy.

(Llaman a la puerta de la habitación de Kamek)

- Kamek. Adelante.

(Entran Bob-by y Popkey en la sala. Kamek y Ratónito les miran sorprendidos)

- Bob-by. Kamek, ratón, tenemos una importante noticia que daros.

- Ratónito. ¿Vais a volver a utilizar este castillo como vuestro campo de batalla?

- Popkey. No. (Abraza con su cuerpo a Bob-by) Bob-by y yo hemos vuelto.

(Kamek y Ratónito se miran muy confusos)

- Kamek. Eh... Esto... Me dejáis sin palabras. No esperaba esto de vosotros.

- Ratónito. Ni tú ni nadie, Kamek.

- Bob-by. Y como novios que somos ahora, entenderás que vivamos en la misma habitación.

- Kamek. S-sí... Si de hecho eso es lo único que estoy entendiendo ahora. Una pregunta, ¿cómo os habéis vuelto a enamorar si antes casi os matábais?

(Bob-by y Popkey se miran mutuamente intentando inventar algo)

- Popkey. Eh… La llama del amor, que ha surgido de nuevo.

- Kammy. Uh, ¿llamas? ¿Se está quemando algo?

- Goombi. No, Kammy, la llama del amor, que no te enteras.

- Kammy. Ah, parece que mi audífono se está estropeando.

- Kamek. En fin, enamorados, si no tenéis nada más que decir podéis iros si queréis a disfrutar de vuestro amor.

- Bob-by. Con tu permiso, jefe Kamek.

(Bob-by y Popkey se van juntos del lugar)

- Ratónito. ¿Hacemos una apuesta? Yo me apuesto mi sueldo de este mes a que no duran ni una semana.

- Kammy. ¿Una semana? Estos dos no pegan ni con cola, yo me apuesto el sueldo de un mes de mi hijo a que no aguantan ni hasta esta noche juntos.

- Kamek. ¡Madre! No apuestes mi dinero.

- Ratónito. Trato hecho. (Le da la mano a Kammy para afirmar la apuesta)

_______________________________________________________________

(Varias horas después, ya se echa la tarde en el Reino Champiñón y en la Isla Almohada. En la Isla Almohada aterriza un Helibote con el Trío de Élite dentro. Cuando salen ellos del Helibote, se estiran)

- Guydo. Ahhh, qué recuerdos me trae este lugar. Es un verdadero paraíso.

- Goombilón. Lo que más añoro yo son las siestas aquí.

(Se acerca un Broque a ellos)

- Broque. Bienvenidos a la Isla Almohada. Si siguen el camino llegarán en menos de un cuarto de hora al Castillo Almohada donde podrán tomar algún aperitivo.

- Paratroopi. No queremos ir allí. ¿Sabes dónde se encuentra la residencia... (busca su nombre en el móvil) eh... la residencia...? Ah, aquí está: La Residencia Soñadora.

- Broque. Oh, la mejor residencia de la isla. Está al oeste de Desperta d’Or. La verán nada más llegar ahí. Es un edificio que resalta bastante y que está junto al mar.

(El Trío de Élite se despide y marcha rumbo a Desperta d’Or)

_______________________________________________________________

(Media hora después, en una de las habitaciones de la residencia se encuentra Karmen Koopa, muy mayor, tumbada en una cama. Abre la puerta de entrada el Trío de Élite y entra en la habitación)

- Goombilón. ¿Se puede pasar?

- Karmen. (Con un poco de dificultad para hablar) ¿Quiénes son?

- Guydo. Venimos de visita. Somos unos conocidos de Kamek.

- Karmen. Oh, pasad, pasad. ¿Le ha ocurrido algo a mi nieto?

- Paratroopi. No, tranquila, no ha ocurrido nada.

- Guydo. Venimos para hablarle de su hija Kammy Koopa.

- Karmen. ¿Qué? No quiero que me habléis de ella. Si viene con vosotros decidle que no quiero verla.

- Goombilón. No viene con nosotros, pero nos ha contado que se siente muy triste por esta mala relación que han tenido las dos durante todos estos años.

- Karmen. ¿En serio ha dicho eso? (Los tres asienten mentirosos) Qué mala es la vejez, a ella también se le ha ido la cabeza.

- Paratroopi. Venga, haga un esfuerzo por perdonarla. Le aseguramos que ellaestá muy arrepentida y que tiene ganas de disculparse con usted. Si viniera con nosotros al castillo para que se reconciliasen...

- Karmen. ¿Pero cómo voy a ir a vuestro reino con mi vejez? Si quiere disculparse, que hubiera venido ella aquí.

- Guydo. Mire, señora, le voy a ser sincero. Su hija está completamente loca, y cuando digo loca me refiero a agresiva. Nos está haciendo a todos en nuestro castillo la vida imposible y queremos quitárnosla de encima. Lo hemos probado absolutamente todo, se lo aseguro, y que se venga usted con nosotros es nuestra última oportunidad para echarla y recuperar la felicidad que perdimos todos desde que vino.

(El monitor cardíaco al lado de Karmen empieza a emitir pitidos cada vez con más frecuencia)

- Paratroopi. ¿Qué está pasando? ¿Por qué pita tanto el cacharro ese?

- Goombilón. ¡Le está dando un infarto!

- Guydo. ¡¿Qué?! ¡¡No!! ¡Karmen, no se muera! ¡Es nuestra última oportunidad!

- Goombilón. Toda tu sinceridad nos va a costar nuestros puestos si se entera Kamek.

(Aparecen enfermeros Almohada y un Doctor Judía apresurados)

- Enfermero. Apártense del paciente.

- Dr. Judía. (Hablando con los enfermeros) Preparen el desfibrilador, tenemos una parada cardíaca.

- Guydo. (Susurrando a sus compañeros) ¡Vámonos de aquí rápido! (Salen corriendo los tres de la sala)

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en el exterior del Castillo de Bowser siguen Bowser y Panyo investigando el caso de los ladrone que consiguen entrar misteriosamente en la sala de tesoros del castillo)

- Bowser. ¡Ya estoy harto! ¡Llevamos horas buscando un maldito agujero, una maldita rendija por la que se pueda colar hasta un microorganismo y no hay nada! ¡¡Nada!!

- Panyo. Tranquilo. En este trabajo hay que tener mucha paciencia.

- Bowser. Ya, ya, eso me lo has dicho mil veces durante las dos horas pasadas. Admite que no vales para nada... (prepara su puño para pegar un puñetazo a la pared del castillo) ¡Es que no vales para nada! (Pega un puñetazo a la pared, pero algo raro pasa. Una lámina se desprende y Bowser la atraviesa, cayendo al suelo y dejando un agujero que da a la sala de tesoros del castillo)

- Panyo. Uh, ¿pero qué es eso?

- Bowser. (Se levanta y coge con las manos la lámina) Lo mismo me pregunto.

- Panyo. Ohh... Ya entiendo. Alguien hizo un agujero en la pared y lo tapó disimuladamente con una lámina de papel coloreada que se asemejaba a la pared. Así no había rastro de agujero visible.

- Bowser. Menos mal que ya hemos encontrado el problema, porque yo ya estaba a punto de morirme de cansancio. (Coge su móvil. Tras mirar el fondo de pantalla de Peach que tiene, llama a Kamek) Kamek, baja aquí rápidamente. Hemos encontrado el problema. (Espera unos instantes y pone cara de sorpresa) ¿Cómo? ¿Qué tu abuela ha muerto? ¿Pero no estaba muerta ya? En fin, tómate el día libre... Llamaré a otro para que venga a ver el agujero. (Cuelga el móvil)

_______________________________________________________________

(Por otra parte, en la habitación de Popkey y Bob-by se encuentran los dos haciendo diversas actividades. Primero aparecen ellos dos limpiando el polvo en diferentes partes de la habitación. Luego aparecen quitando telarañas de las paredes y Bob-by se cae del lugar en el que estaba subido. Y finalmente se sientan en el sofá ambos cansados)

- Popkey. Mi habitación estaba sucísima. ¿Es que no has limpiado desde que me fui?

- Bob-by. Sí, pero no sé qué ha pasado.

- Popkey. Ya, ya...

- Bob-by. Popkey, quería decirte algo…

- Popkey. ¿El qué?

(Bob-by se acerca a Popkey y la besa. Después de ello, Popkey se queda atónita)

- Bob-by. Popkey, me he enamorado de ti.

- Popkey. (Casi sin palabras) ...

- Bob-by. Di algo, ¿no?

- Popkey. ¡Miserable! ¡Ruin! ¡Maldito!

- Bob-by. Bueno, bueno, para ya.

- Popkey. ¡¿Me estás vacilando?! ¿Cómo te atreves a decirme que me quieres?

- Bob-by. Porque es verdad. Me arrepiento mucho de haberte abandonado. Espero que algún día puedas perdonarme, y esperaré hasta ese día.

- Popkey. Pues espera, que vas a tener que esperar muchísimo. ¿Sabes el daño que me hiciste aquella vez? No quiero volver contigo porque no querría volver a sentir eso de nuevo.

- Bob-by. Popkey, te prometo que mi amor es ahora verdadero. Me he dado cuenta de que eres la Popkey de mi vida.

- Popkey. Déjame en paz, ¿eh? Que ya no sé si es mejor vivir aquí contigo o estar en aquella isla perdida en el océano. (Se levanta triste del asiento, a punto de llorar por su cambio repentino de carácter) Me voy a dar un paseo para no verte.

_______________________________________________________________

(Poco tiempo después, la noche está llegando poco a poco al reino. En la habitación de Kamek se encuentra este preparando una maleta, muy triste)

- Goombi. Kamek, ¿a dónde vas? ¿Y por qué estás llorando?

- Kamek. No estoy llorando; sólo estoy muy triste. Me tengo que ir a... Mejor no te lo digo, no quiero que se entere mi madre.

- Kammy. ¿Que me entere de qué?

- Kamek. Eh... De nada. Adiós. (Sale corriendo con la maletay abre la puerta con la magia de su varita. Ve al Trío de Élite, Korokoopa, Kaproopa, Bombazulina, Spiriny y Ratónito al otro lado y le impiden a Kamek escaparse) ¿Y todos vosotros qué hacéis ahí?

(Todos intentan disimular)

- Ratónito. N-nada. Es que hemos oído que te marchabas y nos hemos reunido aquí para escucharte.

- Kammy. Hijo, dime ahora mismo qué está pasando.

- Kamek. Vale, está bien. Karmen ha muerto. ¿Contenta?

- Kammy. ¿Ha muerto? (Resopla) Uf, qué alivio. Creí que era algo más importante. (Todos se quedan mirando a Kammy muy sorprendidos)

- Kamek. Madre, me estás dejando sin palabras. No es que no tengas sentimientos, sino que parece que los tenías pero los has devorado y engullido vilmente.

- Paratroopi. ¿Kammy se ha comido sus sentimientos? ¿Y a qué sabían?

- Ratónito. Conociéndola seguro que estaban caducados, jajaja.

- Korokoopa. O podridos ya, jajaja.

- Kammy. Jajaja, qué graciosos sois. ¿Sabéis qué está también podrido? (Dejan de reirse) Vuestros contratos. Andad con cuidado, no os vaya a echar.

- Goombilón. No puedes. Kamek es nuestro jefe.

- Kamek. Por ahora no, me voy unos días a la Isla Almohada. Hay que preparar un buen funeral para mi abuela. (Se va caminando seguido por el Trío de Élite)

- Guydo. (Nervioso) Oye, Kamek, ¿y cómo murió esa mujer?

- Kamek. El centro me ha contado que un grupo vino a visitarla, la intimidó y le produjeron un infarto mortal. (El Trío de Élite se pone aún más nervioso)

- Goombilón. ¿Y se sabe quiénes fueron o no?

- Kamek. No. Lo único que saben es que no eran de la Isla Almohada, así que no podemos saber quiénes han sido, aunque lo que sí sé es que sean quienes sean son unos desalmados sin sentimientos.

- Paratroopi. Ho-hombre. A lo mejor ese grupo iba con buenas intenciones y la mujer se negó a cooperar. (Guydo y Goombilón le hacen gestos para que se calle y no meta la pata)

- Kamek. No me entretengáis, que tengo el Helibote preparado esperándome afuera.  (Se va con la maleta en mano. El Trío de Élite es rodeado por sus compañeros)

- Korokoopa. ¿Pero vosotros sois tontos o qué? ¡¿Habéis matado a la abuela de Kamek?!

- Guydo. No, no. Se ha muerto ella, que es muy diferente.

- Spiriny. Sois inútiles. Ahora por vuestra culpa Kammy vuelve a ser nuestra jefa hasta que Kamek se recupere de lo sucedido.

- Paratroopi. Por lo menos ya no hay que preocuparse de cómo hechar a Kammy, definitivamente ya no hay manera posible.

- Bombazulina. Paratroopi, eso no mejora en nada nuestra situación. Ahora estamos peor que al principio.

(Se oyen gritos de Kammy)

- Kammy. ¡¡Quiero ver trabajando a todo el mundo!! Se os va a acabar por ahora el chollo de vaguear.

(Los secuaces se miran unos a otros)

_______________________________________________________________

(Comienza la música 1)

(Por el pasillo de la planta primera camina Popkey pensativa)

- Popkey. Tengo que deshacerme de Bob-by y recuperar mi habitación. Pero tiene que ser algo sutil... ¡Ya está! Tengo que matarle y hacer parecer el hecho como un suicidio o algo que no me relacione con su muerte... Bob-by, tienes las horas contadas.

(Acelera su marcha hacia su habitación)

...............................................................................................................................

(Cuando Popkey entra en su habitación, ve a Bob-by y una antorcha encima suya. Popkey se acerca a él y disimuladamente le tira la antorcha encima)

- Bob-by. ¡¡Ahh!! ¡¿Pero qué haces?!

- Popkey. Uhh, qué tonta, no me he dado cuenta, lo siento.

(El fuego prende la mecha y avanza hasta introducirse en el interior de Bob-by. Este explota y se divide en muchos trozos esparcidos por toda la sala. Segundos después se vuelve a recomponer)

- Bob-by. Uh, uh...

- Popkey. ¿Qué? ¿Pero cómo has hecho eso?

- Bob-by. Creí que sabías que los Bob-Ombs podemos regenerar nuestro cuerpo trasuna explosión con el paso del tiempo, unos antes que otros.

- Popkey. Rayos... Osea, quise decir que menos mal que no te ha pasado nada.

...............................................................................................................................

(Al día siguiente, Popkey llega a casa sujetando un Chomp Cadenas)

- Popkey. Hola Bob-by. Mira qué perrito más cariñoso me acabo de comprar. (Le susurra al Chomp) En cuanto te suelte, ataca a ese Bob-Omb que ves ahí y te daré un premio... (Suelta la cadena y el Chomp sale corriendo hacia la ventana, salta por ella, aterriza en el suelo y huye. Popkey está impresionada por el fallo que ha cometido) Me han vendido un perro tonto.

- Bob-by. Mejor que se haya ido. A mí me daba mala espina.

(Popkey se enfada)

...............................................................................................................................

(Horas después, Bob-by está en el cuarto de baño dándose un relajante baño en la bañera llena de agua templada. Entra sigilosamente Popkey con una tostadora aprovechando que Bob-by tiene los ojos cerrados. Cuando se ha acercado lo suficiente, empieza a hablar)

- Popkey. Mira, Bob-by, te he preparado unas ricas tostadas con esta tostadora. (Finge resbalársele la tostadora) Uy qué tonta... (la tostadora cae en la bañera y Popkey se sorprende al no ver nada cambiado) Uh, ¿por qué no te has electrocutado? Esto en las películas pasa.

- Bob-by. Popkey, para haberme electrocutado la tostadora tenía que estar enchufada a la corriente eléctrica... (Saca la tostadora de la bañera) Jo, Popkey, ni que quisieras matarme, jajaja.

- Popkey. ¡Pues sí! ¡Quiero matarte! Esa es la única manera que se me ocurre para que me dejes en paz. ¡No te aguanto!

(Para la música 1)

- Bob-by. Pero bueno, ¿estás de broma? (Popkey niega con la cabeza) ¿Pero qué os ocurre a todos en este castillo? Os habéis vuelto locos aquí dentro.

...............................................................................................................................

(Minutos después, Bob-by sale de la habitación empujado por Popkey)

- Bob-by. ¿Pero qué haces? Que esta es mi habitación ahora, habla con Kamek.

- Popkey. Me da igual de quién sea la habitación. Yo soy su verdadera dueña. (Cierra la puerta y Bob-by se queda fuera)

- Bob-by. ¡¡Abre, maldita loca!! ¿Pues sabes qué? Ya no estoy tan enamorado. Me estás dando una fea imagen de ti, y ya recuerdo por qué te abandoné aquella vez. (Abre la puerta Popkey más furiosa que nunca y mira de forma intimidante a Bob-by) Me voy a dar un paseo...

_______________________________________________________________

(Poco tiempo después, Clawdia y Robert miran el agujero que descubrieron el día anterior Bowser y Panyo)

- Clawdia. Siempre tienen que meter las narices en donde no les llaman. Se supone que este agujero debía ser mi salida secreta por si mis planes se complicaban, pero no, alguien tenía que descubrirlo y fastidiarlo.

- Robert. No se preocupe, ama Clawdia. La Estrella Oscura está despertando poco a poco. Ha sido un largo sueño que pronto acabará. - Clawdia. Así me gusta, Robert, así me gusta.


(Dos días después por la mañana, Kamek está deshaciendo las maletas de vuelta en su habitación en el Castillo de Bowser. Kammy, Goombi y Rita-disc miran a Kamek)

- Kammy. (Mira a Rita-disc) ¿Tú no pasas mucho tiempo en esta habitación? Ni que vivieras aquí.

- Rita-disc. Es que llevo esperando días a que volviera Kamek.

- Kamek. Exacto. En mi viaje a la Isla Almohada encontré una pócima perfecta para resolver este misterio de una vez por todas. Si te la tomas, tus más borrosos recuerdos se harán más claros que el agua. (Saca de su maleta la pócima y se la da a Rita-disc, quien la bebe y cierra los ojos) Ahora intenta recordar con cuidado lo que soñaste.

(En el siguiente corto se mostrará el sueño completo de Rita-disc...)

...............................................................................................................................

En su sueño lo ve todo borroso. Lentamente la imagen se está haciendo más nítida y Rita-disc puede ver una pared gris. Dirige su mirada hacia una luz cegadora que tiene encima suya)

- ???. Está despertando.

- ???. Perfecto, el experimento ha salido como esperaba.

- ???. ¿Cómo va a llamar a su creación?

- ???. La llamaremos... Hmmm... Rita-disc.

- Rita-disc. (Tumbada en una plataforma cercana al suelo y enfocada con una luz potente) Uh... ¿Dónde estoy? (Intenta abrir los ojos para ver a quienes le rodean, pero no ve más que sombras) ¿Quién soy?

- ???. Eres Rita-disc, aunque no vas a recordar nada de esto.

- Rita-disc. ¿Quién eres? (Abre los ojos y una de las sombras va adquiriendo forma y colores) ¿Qué hago aquí? (La sombra cobra la forma del Gran Hermano Martillo)

- GHM. Yo soy tu creador. Me vas a servir de mucho, ¿sabes?

(El sueño va acabando y Rita-disc se pone nerviosa)

- Rita-disc. Demonios, se me acaba el suelo... (aparta el foco de luz y ahora puede ver nítidamente al GHM y a su compañero, que resulta ser Bob-by) ¡¿Bob-by?!

...............................................................................................................................

(Rita-disc despierta de su sueño dando un grito)

- Rita-disc. ¡¡Ahhh!! ¡Es Bob-by! ¡Bob-by es el infiltrado!

- Kamek. ¿Bob-by? Ostras, encaja en mi perfil. Ahora entiendo por qué desde que vino al castillo misteriosamente ha intentado constantemente permanecer en él. En la carta que te escribió hacía referencia al Cabo Eructo, así que también encaja en el perfil del individuo recién llegado al reino que no conoce su nueva distribución territorial.

- Rita-disc. Y pensar que le he contado toda mi vida y que ya la sabía ese traidor...

- Kamek. Vamos a montar una reunión con todos los secuaces y le vamos a tender una trampa. (Mira a Kammy) Madre, prepara tu varita, que hoy te voy a dejar utilizarla.

- Kammy. ¡Perfecto! Porque hoy ando cabreada.

(La mañana sigue avanzando en el Castillo de Bowser y el sol sigue ascendiendo en el cielo. Las nubes avecinan tormenta, pero aún queda tiempo de claridad en el cielo)


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.