FANDOM


Resumen

Quién iba a pensar que Bob-by, un secuaz ya conocido por algunos antes de su regreso al castillo, podría trabajar para el Gran Hermano Martillo. El siguiente episodio tiene bastante acción y es de los episodios más largos que hasta ahora he escrito. El futuro de Rita-disc y, sobre todo, del castillo está escrito en este episodio.

Intro LTS Temp.6. Mariomaker

(En la sala de reuniones del Castillo de Bowser se encuentran Kamek, Kammy, el Trío de Élite, Ratónito, Bombazulina, Korokoopa, Kaproopa, Rita-disc, Bob-by, Spiriny y Popkey, todos hablando unos con otros menos Kamek y Kammy)

- Korokoopa. Esto es surrealista, Popkey y Bob-by por primera vez no se han intentado matar aquí.

- Popkey. No pienso perder fuerzas con un miserable como él.

- Bob-by. (Mira a todos sus compañeros) Eh... Resulta que Popkey me ha echado de casa. ¿Alguien podría ser tan amable de acogerme unos días?

(Todos desvían la mirada menos Ratónito)

- Ratónito. (Se ríe) Jajaja, ¿en serio te ha echado de tu propia casa? (Bob-by asiente) Pringado.

- Kammy. (Kamek le susurra algo al oído) ¡¿Qué dices, que no te oigo?! (Kamek se coloca en el sitio de Kammy para decirlo por él mismo)

- Kamek. Silencio todos. Hoy es un día muy importante. (Todos callan y miran a Kamek)

- Guydo. ¿Por qué? ¿Por fin nos vas a pagar los atrasos?

- Kamek. Mucho mejor que eso, Sargento Guydo.

- Paratroopi. ¿Nos vas a pagar además de los atrasos un adelanto sorpresa?

- Kamek. No. Cállate y déjame hablar. Hoy, 27 de febrero de 2017, tras varios meses de intensa búsqueda en la que hemos participado activamente...

- Ratónito. (Interrumpe a Kamek) Kamek, resume por favor.

- Kamek. Como decía... Acabamos de detectar al que trabaja para el difunto Gran Hermano Martillo y quien es sospechoso de intentar devolverlo a la vida, y tengo que decir que está entre nosotros.

- Korokoopa. ¿En serio? (Mira a su alrededor) Pues no sé quién puede haber sido tan inteligente para tenernos engañados todo este tiempo.

- Goombilón. Korokoopa, sinceramente, no creo que haya que ser muy inteligente en este caso...

- Kamek. Ahora mismo los guardias van a arrestar al que ha estado conspirando a nuestras espaldas durante todo el tiempo desde que vino a este castillo... ¡¡Bob-by!! (Todos miran sorprendidos a Bob-by)

- Varios secuaces. ¿Bob-by?

- Popkey. ¿Bob-by? ¿Cómo es posible? Creí que volviste a este castillo a buscar mi amor.

- Bob-by. (Intenta disimular nervioso) No. No he venido ni para lo uno ni para lo otro. Estas acusaciones no tienen pruebas.

- Kamek. En primer lugar, Rita-disc tuvo un recuerdo en donde aparecíais tú y el Gran Hermano Martillo juntos, y segundo, si no eres el sospechoso, ¿a qué has venido a este castillo?

- Bob-by. Pues por la nostalgia que me daba. Me traía bonitos recuerdos este castillo.

- Popkey. ¿Pero qué bonitos recuerdos, si pocos meses después de que llegáramos a este castillo me abandonaste cruelmente?

- Kamek. Guardias, arrestadle.

(Dos Koopatrulleros cogen a Bob-by)

- Bob-by. ¿A dónde me lleváis? ¡Soltadme!

- Kamek. (Dice irónicamente) Te vamos a llevar a un apartamento lujoso en los calabozos para que nos cuentes todo lo que sabes sobre el Gran Hermano Martillo.

- Bob-by. (Su carácter cambia) ¡Que os lo habéis creído! (Explota y deja fuera de combate a los dos Koopatrulleros. Cuando se recompone, sale corriendo por la puerta de entrada a la sala de reuniones. Todos los secuaces se miran unos a otros)

- Rita-disc. ¡Kamek, que se escapa!

- Kamek. No os preocupéis. He cerrado con llave todas las puertas de entrada al castillo. No puede salir.

(Todos los que en la sala de reuniones están se levantan y se dirigen hacia la salida)

...............................................................................................................................

(En la planta baja del castillo, Bob-by intenta abrir sin conserguirlo la puerta)

- Bob-by. ¡Rayos! Estos locos han cerrado la puerta. (Gira su cuerpo y ve a Kamek y al resto de secuaces saliendo de la sala de reuniones)

- Kamek. Bob-by, ríndete. No puedes salir. Si te entregas, te prometo que te trataremos mejor que si intentas escapar.

- Bob-by. ¡Nunca! (Esquiva a todos los secuaces y se dirige a las escaleras del castillo para subir a la siguiente planta)

- Kamek. (Mira a Kammy) Madre... (mira a todos sus secuaces) Compañeros... (Todos miran a Kamek) ¡Al ataque! (Todos salen corriendo para perseguir a Bob-by)

...............................................................................................................................

(Varias plantas del castillo subidas después, Bob-by llega al brazo izquierdo del castillo y corre por el pasillo en busca de una habitación libre en la que encerrarse)

- Bob-by. Ay madre, que ya llegan... ¡Que alguien abra! (Empieza a dar portazos por todas partes. Robert abre la puerta de su habitación)

- Robert. ¿Qué es todo este escándalo?

- Bob-by. ¡Bien! ¡Gracias al destino! (Se mete en la habitación de Robert)

- Robert. ¿Pero qué haces? ¿Quién eres tú?

- Bob-by. Ahora no hay tiempo para explicaciones. ¡Cierra la puerta con llave!

- Robert. ¿Pero por qué?

- Bob-by. ¡Que la cierres! Y ni se te ocurra abrirla. (Bob-by se sube a la ventana que da al exterior del castillo y mira hacia el suelo, a tres plantas de distancia de él) Uy, qué alto está esto.

(Kamek y el resto llegan a la puerta de Robert y varios la aporrean)

- Kamek. ¡Robert, abre inmediatamente!

- Kammy. Deja de ser tan blando. Echamos la puerta abajo, que es más divertido.

- Robert. ¡No, no! Ya abro, ya abro. (Abre la puerta y todo el mundo entra en la habitación de Robert) ¿Pero esto qué es, una fiesta o qué? No me estoy enterando de nada.

- Bob-by. (Subido a la ventana) ¡Que nadie se mueva o me tiro por la ventana! A esta altura la muerte es segura.

- Kammy. Tírate ya, pesado. Que no le importas a nadie.

- Bombazulina. ¡No le diga eso a Bob-by! Le necesitamos para saber qué está pasando con el Gran Hermano Martillo.

- Bob-by. ¡Que nadie se acerque o...! (Pierde de repente el equilibrio y palidece) Oh, oh... (Cae al vacío) ¡¡Ahhhh!!

...............................................................................................................................

(Mientras tanto, en la piscina climatizada del castillo descansan Bowser y Clawdia mientras se dan un baño juntos)

- Bowser. Ah... Qué relajante es esto. Hice bien en dejar a Kamek montar esta piscina.

- Clawdia. Por supuesto. (Sale del agua) Vamos a abrir el techo desplegable. No hace frío y quiero que me dé el sol.

- Bowser. Pero si está nublado, dentro de poco lloverá.

- Clawdia. Por eso, quiero aprovechar antes de que no haya sol. (Le da a un botón y el techo automáticamente se guarda. Se oyen los gritos de Bob-by) ¿Y esos gritos?

- Bowser. Serán de algún Boo pesado.

(Bob-by cae de repente en medio de la piscina, provocando unas olas que hacen tragar agua a Bowser y a Clawdia)

- Bob-by. (Emerge del agua con la voz un poco entrecortada) Estoy... vivo...

- Bowser. (Escupe agua) ¡Uaarghh! ¡¿Quién osa salpicar al amo sin mi permiso?!

- Bob-by. Lo... Lo siento, amo Bowser… Pero tengo prisa. (Sale del agua y se pone a correr. Kamek y el resto de gran grupo observan cómo huye Bob-by mirándole desde lo alto del brazo izquierdo del castillo)

- Spiriny. ¿Ha sobrevivido? Imposible.

- Kaproopa. Kamek, ¿y tu plan infalible de retener a Bob-by?

- Kamek. Estoy tan sorprendido como tú, Kaproopa; se ha escapado... (Se enfada) ¡Y no lo pienso permitir! (Kammy y él cogen respectivamente sus escobas mágicas) Que dos de vosotros os subáis en nuestras escobas. Vamos a perseguir a Bob-by unos por aire y otros por tierra. ¡¡Vamos!! ¡Todos a sus puestos!

(Guydo se sube en la escoba de Kammy y Goombilón en la de Kamek. Los cuatro, junto con Paratroopi, salen volando por la ventana. El resto, es decir, Ratónito, Bombazulina, Korokoopa, Kaproopa y Spiriny, deciden perseguir a Bob-by por tierra)

- Rita-disc. Id vosotros, yo prefiero quedarme en el castillo asimilando todo esto que está sucediendo. Es demasiado para mí...

(Todos se van menos Robert)

- Robert. Nuestros compañeros están cada vez más raros...

- Rita-disc. Y lo peor es que intentan arrastrarnos con ellos.


Diálogo

(En el laboratorio del Castillo de Bowser se encuentran Robert y varios científicos trabajando. Entra Clawdia y Robert le hace una reverencia)

- Robert. Bienvenida como siempre, excelentísima ama Clawdia.

- Clawdia. ¿Qué tal va... eso?

- Robert. Avanzando. ¿Quiere verlo?

- Clawdia. Por supuesto.

(Robert y Clawdia entran en una pequeña sala en donde se prohíbe el paso a personal no autorizado. Allí ven a la Estrella Oscura dormida)

- Robert. El hecho de que no podamos utilizar los pensamientos de Peach retrasa mucho el proceso, pero vamos progresando.

- Clawdia. Cada vez puedo ver más cerca el día de su despertar. Estoy impaciente por que llegue ese día.

- Robert. Su malignidad estará bellísima con el traje oscuro.

- Clawdia. (Mira sonriente a Robert) Pobrecito, casi me das pena de haberte convertido en lo que ahora eres. Por supuesto, cuando me haga con el control de este castillo os mataré a ti y a todos los que se interpongan en mi camino.

- Robert. No se preocupe, ama Clawdia. Mi deber es servirla con mi vida.

_______________________________________________________________

(Por otra parte, tiempo después Bob-by sigue corriendo por las Praderas Solana intentando escapar de los secuaces de Bowser. Kamek, Kammy y el Trío de Élite consiguen alcanzar a Bob-by. Guydo y Goombilón se bajan de las escobas y persiguen por tierra a Bob-by)

- Kamek. (Preparando un hechizo con su varita) ¡Alto o te hechizo!

- Bob-by. (Sigue corriendo) ¡Atrévete!

(Kamek lanza un hechizo en dirección a Bob-by, pero este lo esquiva y el hechizo toca a un Malarrama que pasaba por delante)

- Kamek. ¡Rayos! Madre, ataca tú, ¿no?

- Kammy. Hijo, no sirves para nada. Deja a la profesional. (Mueve su varita y van apareciendo Bill Balas teledirigidos hacia Bob-by. El Bob-Omb salta sobre algunos y otros los redirige hacia los Magikoopas. Kamek y Kammy caen de sus escobas tras el impacto)

- Guydo. Magikoopas heridos, Magikoopas heridos. Procediendo a su socorro.

- Goombilón. ¡Sargento Guydo, no te pares que se nos escapa!

- Guydo. Paratroopi, síguelo volando. En algún momento se tendrá que cansar de correr, digo yo.

- Paratroopi. ¿Pero tú has visto cómo esquiva los ataques? Yo no pienso ir sólo.

(Se quedan todos discutiendo mientras Bob-by escapa)

...............................................................................................................................

(Diez minutos después, Bob-by llega corriendo al Aeropuerto Champiñón en la periferia de la Ciudad Champiñón. Se detiene para recuperar el aliento)

- Bob-by. Uf, uf... Qué carrerón me he pegado. (Se oyen de repente ruidos de vehículos) Oh, oh. ¿Pero qué?

(Aparecen de la nada Ratónito, Korokoopa y Kaproopa montados en un kart, y Spiriny y Bombazulina montados en una moto. Ambos vehículos paran en seco y todos se bajan de ellos)

- Kaproopa. Ratónito, has ido demasiado rápido. Me he despeinado.

- Ratónito. Pues haberte quedado en el castillo.

- Korokoopa. Ratónito, mi hermana hace lo que quiere, ¿vale?

- Ratónito. Por supuesto, díselo a Paratroopi, jeje... (Se empieza a reir y Korokoopa enfurece)

- Bombazulina. Por favor, dejad de discutir. Que nuestra misión es atrapar a Bob-by.

- Bob-by. Maldita sea, ¡que vienen! (Se mete en el aeropuerto)

...............................................................................................................................

(Varios minutos después, Bob-by llega al puesto de recepción corriendo)

- Bob-by. ¡Señorita! ¿Cuándo sale el siguiente Helibote al destino más lejano?

- Toad. ¿A la Comarca Luminosa? Dentro de cinco minutos parte el siguiente vuelo.

- Bob-by. Muchas gracias. (Sale corriendo)

...............................................................................................................................

(Justo cuando Bob-by va a llegar al lugar concreto, es interceptado por Spiriny. Llegan al lugar Bombazulina, Ratónito, Korokoopa y Kaproopa)

- Spiriny. (Bob-by consigue soltarse de Spiriny) ¡Alto!

- Bob-by. (Mira a la pared y ve un extintor de incendios. Se acerca a él y lo coge. Cuando Spiriny se acerca a Bob-by, Bob-by le dispara con el extintor y le deja en el suelo confuso) ¡El que se acerque se lleva otro disparo del extintor!

- Bombazulina. Esto es muy absurdo. Con los cuatro no podrá.

(Antes de que nadie de un paso, un rayo producido por la varita mágica de Kammy cruza el cuerpo de Bob-by y lo deja inmovilizado)

- Kammy. ¡Ajá! No puedes escapar de mi poder de control, Bob-omb de pacotilla.

(Aparecen por detrás de Kammy el Trío de Élite y Kamek)

- Kamek. Menos mal. Se nos llega a escapar y no me lo perdono.

(Se acercan Toads guardias y trabajadores del aeropuerto)

- Jefe Toad. ¡¿Qué es todo esto?! ¿A qué viene tanto escándalo?

- Kamek. Cálmese.

- Jefe Toad. Sois secuaces de Bowser, ¿no es así? ¡Seguridad! ¡¡Seguridad!! ¡Se han colado unos intrusos!

- Kamek. (Mira a Kammy) Madre, ayúdanos mientras retenemos a Bob-by.

(Kammy avanza unos pasos y mira al jefe Toad y a todos los guardias que la rodean)

- Kammy. Como alguien se entrometa en nuestros planes sin permiso lo convierto en un Goomba, ¿entendido? (Un guardia se lanza hacia ella, pero ella le convierte en Goomba y posteriormente lo aplasta) Parece que este no se había enterado. ¿Algún valiente más? (Todos se miran unos a otros mientras Bob-by se levanta)

- Bob-by. S-sois persistentes, muy persistentes.

- Kamek. Dinos ya por qué nos has traicionado a todos. Te hemos acogido con nuestra mejor intención y tú nos has respondido de esta manera.

- Bob-by. Tenía mis razones, ¿vale? Vosotros no conocéis la verdad.

- Guydo. Pues dinos ya de una vez la verdad. Queremos saberla todos, ¿verdad?

(Todos asieten menos Ratónito)

- Ratónito. Yo no. (Todos miran a Ratónito) Que era broma, jajaja.

- Bob-by. ¿En serio queréis saber la verdad? (Asienten todos) Pues yo os la voy a contar. Pero antes quiero ir a la sala de reuniones donde todo el mundo pueda oírme. Prometo no escaparme nunca más.

- Bombazulina. ¿Lo juras?

- Bob-by. ¡Que sí! Vamos allí.

(Todos intentan abandonar el aeropuerto sin recibir ataque de la seguridad del complejo)

_______________________________________________________________

(En la sala de reuniones del castillo, una hora después, todos se encuentran reunidos menos Clawdia, Robert y Popkey)

- Kammy. ¿Ya está todo el mundo?

- Goombilón. No, faltan Robert y... la mujer esa.

- Bowser. Recluta Goombilón, un poco de respeto para tu ama Clawdia. ¿Cómo has dicho que se llamaba?

- Goombilón. (Dice entre dientes) Ama Clawdia...

- Ratónito. Kammy, Kamek, que cuente el chico su historia, que estoy impaciente.

- Kamek. Sí, porque ya no va a venir nadie más. (Todos miran a Bob-by) Adelante, justifica todos estos actos sin sentido que han ocurrido antes.

- Bob-by. Todo empezó hace unos años, justo el día en que abandoné a Popkey. Tenía preparadas las maletas para irme lejos de este reino hacia un nuevo lugar en donde pudiera empezar de cero, sin locuras y sin nada raro. Era un día tormentoso, pero aún así decidí recorrer el largo camino hacia el aeropuerto a pata con mi maleta. Poco después de salir, fui atrapado y apresado por el Gran Hermano Martillo. Él me llevó a una inmensa base en mitad del océano que él tenía construída hace años.

- Kamek. Seguro que te refieres a aquella base que descubrieron los Hermanos Koopa aquella vez hace un año y que explotó.

- Paratroopi. ¿Ya tenía desde entonces la base construida?

- Bob-by. Sí. Lo tenía todo bien planeado desde hace años.

- Ratónito. Bueno, Bob-by, bien planeado el Gran Hermano Martillo no lo tenía. Nosotros le derrotamos.

- Bob-by. Lo sé. ¿Puedo seguir? (Todos se callan) Gracias. En fin, que él quería tenerme secuestrado por una razón: yo era el único secuaz del castillo al que podía haber secuestrado sin levantar apenas sospechas. Cuando llegué a la base aquella, me obligó a colaborar con él en sus malvados planes. Yo, por supuesto, me negué, pero ante ello me dijo que si no le ayudaba iría a por mi familia, quien tenía ya localizada. Yo tuve que aceptar, y hasta ahora he estado trabajando para él obligado. El día de la explosión, horas antes, pudimos escapar de la base todos montados en barcos, uno de los cuales contenía a la presa Bombazulina.

- Bombazulina. Es cierto, no miente. Está describiendo todo tal y como fue. Bob-by, yo nunca te vi, pero te creo.

- Rita-disc. Esta historia ha sido muy interesante, pero hay algo que no encaja. ¿Por qué me enviaste aquel mensaje? ¿Por qué querías llevarme hasta Cabo Eructo precisamente a mí?

- Bob-by. Quería llevarte allí porque el Gran Hermano Martillo tiene una base espía.

(Todos se sorprenden y empiezan a hablar unos con otros)

- Goombilón. ¿Una base espía? Pero si nosotros fuimos a investigar y no encontramos nada.

- Ratónito. Recluta Goombilón, una buena base espía está camuflada, tonto...

- Bob-by. Exacto. Desde la muerte del Gran Hermano Martillo y desde la explosión de la antigua base, todo se gestiona desde esa nueva base. (Espera unos instantes para tragar saliva) Volviendo tiempo atrás, hace unos años en la vieja base unos científicos consiguieron crear un ser vivo robótico. (señala a Rita-disc)

- Rita-disc. Y os inspirásteis en un Roto-disc, ¿verdad?

- Ratónito. (Dice irónicamente) No me digas, no tienes pinta de eso.

- Bob-by. En el caso de que el Gran Hermano Martillo hubiera muerto en uno de sus perfectos planes, Rita-disc sería la persona clave que permitiría que volviera a la vida.

- Rita-disc. ¿Qué? ¿Estás diciendo que yo puedo revivir a ese tipo? ¿Por qué?

- Bob-by. Porque en tu interior se encuentra el líquido de la vida.

(Todos se miran confusos unos a otros)

- Kamek. ¿Líquido de la vida? A mí no me suena. ¿A alguien sí? (Todos niegan con la cabeza)

- Bob-by. El líquido de la vida se obtiene a partir de un mineral extremadamente raro del Condado Tomate. Ya prácticamente no queda en la corteza terrestre, aunque no se sabe si en capas más profundas puede haber. (Mira a Rita-disc) Ahora mismo tú vales más que todo este castillo entero.

- Rita-disc. (Atónita) Yo estoy alucinando... ¿Tengo en mi interior un líquido que puede devolver la vida? ¿Qué soy yo, una diosa?

- Guydo. (Intentando conquistar el amor de Rita-disc) Me sorprende que aún no te hayas dado cuenta, pues claro que eres una diosa.

- Rita-disc. Sargento Guydo, este no es el mejor momento.

- Bob-by. En la base secreta tienen la tecnología necesaria para abrir tu cuerpo y sacar de él el líquido, y por ello me enviaron aquí: para conseguir obtener el líquido de la vida y que los Hermanos Martillo puedan revivir a su líder. Desde que vine a este castillo me he intentado camuflar entre todos vosotros y pasar desapercibido mientras intentaba enviar a Disc al lugar que quería, pero parece que ya no lo conseguiré. Ahora sólo queda una solución: matadme.

- Kaproopa. A mí me ha parecido muy sincero. No deberíamos matarle.

- Kamek. Pues claro que no vamos a matarle. Como mucho le encerraría en los calabozos, pero aún él no ha causado daño a nadie.

- Bob-by. ¡Por favor! Es la única solución para que dejen a mi familia en paz. Si los espías del Gran Hermano Martillo descubren que os he contado todo esto y que he fallado en mi misión matarán hasta el último miembro de mi familia, y eso no me lo podría perdonar en la familia.

- Korokoopa. Bob-by, opino que tiene que haber alguna solución que no implique ninguna muerte.

- Bob-by. Si no me váis a matar, al menos hacedme un favor.

- Kammy. Qué egoísta. Primero nos intenta traicionar y ahora nos pide que le hagamos favores.

- Bombazulina. Kammy, déjale hablar. A lo mejor no es malo el favor.

- Bob-by. Aprovechando que sólo una mínima parte del castillo está reunida aquí, no comentéis nada de lo que acabo de contar a nadie. Es probable que haya espías cerca o incluso dentro de este castillo obteniendo información constantemente para la base.

- Kamek. Hecho. Tengo un plan para solucionar todo esto.

- Paratroopi. ¡Qué listo es el jefe Kamek!

- Kamek. ¿No quieren todos esos Hermanos Martillo a Rita-disc? Pues les vamos a dar a una Disc de la que no se van a olvidar en sus vidas.

- Rita-disc. ¿Perdón?

- Kamek. Con ayuda de Bob-by, vamos a localizar la base secreta y vamos a entregarles a esos Hermanos Martillo un señuelo. Cuando estén con las defensas bajas, aprovecharemos para exterminar a todo enemigo que encontremos ahí. Supongo que derrotando a los principales líderes que haya será suficiente como para que la organización de disuelva y este problema termine de una vez por todas.

- Ratónito. Kamek, más te vale que tu plan funcione, porque el tema del Gran Hermano Martillo se me está haciendo muy largo y pesado.

- Kamek. Os quiero a todos vosotros de vuelta dentro de media hora. Tenemos que preparar el plan de ataque cuanto antes.

(Todos se levantan y van abandonando la sala. Bombazulina recuerda algo de repente)

- Bombazulina. Oye, ¿y Popkey? No la veo desde la reunión pasada.

_______________________________________________________________

(En la habitación de Popkey, está está llorando en silencio en un rincón de su habitación. Bob-by abre la puerta, la cual no estaba cerrada con llave, y entra en la sala)

- Bob-by. ¿Hola? Popkey, ¿se puede?

- Popkey. No, vete de aquí.

- Bob-by. Popkey, tenemos que hablar.

- Popkey. ¿De qué? ¿No te han capturado Kamek y mis compañeros? Porque me extraña verte aquí de vuelta.

- Bob-by. Les he contado mi historia.

- Popkey. Ah, fantástico. Pues a mí no me la cuentes, que no me interesa. Ya sé lo fundamental: que me dejaste sola hace años y que no has vuelto precisamente arrepentido.

- Bob-by. (Intenta callarse, pero no lo consigue) Vale, te diré la verdad. No, no volví a este castillo por ti. Ni por ti, ni por nadie de aquí, ni por este castillo. Pero estos días que he pasado a tu lado me han hecho darme cuenta de que te quiero de verdad.

- Popkey. (Dice irónicamente) ¿En serio? ¿Y qué he hecho en pocos días que no hice cuando estábamos juntos?

- Bob-by. Pues no sé, pero te quiero. Necesito que tú también me lo digas...

(Momento de silencio. Bob-by y Popkey se miran fijamente mutuamente. Aparece Ratónito burlón)

- Ratónito. Ohhh, qué momento tan bonito.

- Popkey. (Todavía con lágrimas en los ojos) ¡Vete de aquí, ratón!

- Ratónito. No me voy hasta que se produzca el momento del beso. Venga, haced como que yo no estoy aquí.

- Bob-by. (Mira a Ratónito enfadado) Ratónito, en serio, vete.

- Ratónito. Jo, qué aguafiestas sois. Sosos... (se marcha del lugar y Bob-by y Popkey se vuelven a mirar fijamente)

- Bob-by. ¿Y bien, Popkey? ¿Qué dices?

- Popkey. (Espera en silencio unos instantes) Que te den.

- Bob-by. ¿Eh?

- Popkey. (Sonríe a causa de su bipolaridad) Que te vayas a tomar vientos, arrivederci, bon voyage, que te vayas de aquí.

- Bob-by. Entonces... ¿No me quieres?

- Popkey. ¿En serio crees que sí, después de haber sido como has sido? Venga, vete ya de aquí. (Empuja a Bob-by y le cierra la puerta de la habitación en sus narices)

- Bob-by. (Mira a varios lados sorprendido) Vaya, esto no me lo esperaba. En las películas siempre la pareja acaba diciendo que sí quiere...

(Bob-by se va caminando descontento del lugar)

_______________________________________________________________

(Mientras tanto, en el laboratorio del castillo se encuentran solos Robert y Clawdia admirando el poder oscuro durmiente)

- Clawdia. Por mucho que lo miro, no me canso de observar a la Estrella Oscura. Es perfecta.

- Robert. Tiene usted la razón, ama Clawdia.

- Clawdia. (Cierra los ojos) Ya me estoy imaginando el día en que me haga con su poder. El primero en caer será Mario, y luego este castillo tal y como se conoce.

(Abre la puerta Spiriny y Robert y Clawdia tratan de tapar como pueden la Estrella Oscura)

- Spiriny. Oh, Robert, ama Clawdia, menos mal que os encuentro.

- Clawdia. ¿Qu-qué quieres, eh?

- Spiriny. Como ya van dos reuniones a las que no asistís, quería comprobar que seguíais bien.

- Robert. (Clawdia y Robert se miran mutuamente e intentan disimular) Pues seguimos perfectamente. Puedes irte tranquilo.

- Spiriny. (Eleva la cabeza) ¿Qué es eso que tenéis detrás?

- Clawdia. ¿Eh? N-nada importante.

- Robert. E-es un... Un nuevo experimento en el que estoy trabajando.

- Spiriny. Oh, me encanta lo nuevo. De hecho, tu nuevo color de traje morado es muy guay.

- Robert. Gracias.

- Spiriny. (Alegre) Anda, decidme qué experimento es ese. (Pega un salto y ve la Estrella Oscura. Se queda atónito) ¡Ostras! ¡¿La Estrella Oscura es el nuevo experimento?!

- Clawdia. ¡Sí! Pero no grites, hombre.

- Spiriny. ¡Qué chulo! El amo Bowser hace unos siete u ocho años estaba como loco por conseguirlo. ¿Sabe él que la tenéis?

- Robert. No.

- Spiriny. Oh… ¿Me permitís que haga los honores? Seguro que le gustará. (Mira su reloj) ¡Oh! Tengo que ir rápidamente a mi habitación a ordenar unas cosas antes de volver a la sala de reuniones. ¡Hasta luego! (Sale del laboratorio)

- Robert. Qué desastre, uno nos ha descubierto.

- Clawdia. Lo sé, pero te voy a encargar una misión, Robert.

- Robert. ¿Cuál?

- Clawdia. Ve a la habitación de ese secuaz y asegúrate de que no vuelva a hablar con Bowser. Bueno, ni con Bowser ni con nadie, pues sabe que tengo en mi poder la Estrella Oscura.

- Robert. Por supuesto, ama Clawdia, no le fallaré.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Spiriny, este entra en ella y ordena un par de cosas. Minutos después, Robert llama a la puerta y Spiriny la abre)

- Spiriny. (Ve a Robert) Hola de nuevo, Robert. ¿Qué tal? Te veo un poco serio. ¿Traes malas noticias?

- Robert. Sí. Traigo malas noticias. Te las traigo para ti. (Le pega una bofetada a Spiriny y tira a este al suelo)

- Spiriny. ¡¡Ah!! ¡¿Qué haces?!

- Robert. (Se mete en la habitación y cierra la puerta) Vas a aprender a no meterte donde no te llaman. (Sus ropas moradas caen al suelo y la máscara de Robert se da la vuelta mientras aparece un aura morada a su alrededor)

- Spiriny. (Mira temeroso a Robert desde el suelo) Robert, ¿qué estás haciendo? No pareces tú.

- Robert. Y menos que voy a parecer en cuanto veas este ataque. (Prepara un rayo hacia Spiriny)

- Spiriny. Oh, oh... ¡¡Para!! ¡No lo hagas!

- Robert. Tú te lo has buscado, recuérdalo.

_______________________________________________________________

(Diez minutos después, en la sala de reuniones del castillo se encuentran Kamek, el Trío de Élite, Ratónito, Kammy, Bombazulina, Korokoopa, Kaproopa y Bob-by)

- Kamek. Ahora faltan Spiriny y Rita-disc. ¿Por qué cada vez viene menos gente a las reuniones, con lo importantes que son?

- Bombazulina. Porque haces demasiadas reuniones seguidas. Esta es la tercera en el día de hoy.

- Kamek. Pero no comprendo cómo puede estar la gente tan tranquila teniendo un grupo rebelde en contra de este castillo.

- Korokoopa. A mí Rita-disc me ha dicho que no piensa venir. Se siente muy insegura ahora que sabe su historia.

- Kamek. Ah, vale.

- Bob-by. Kamek, por favor, que tu plan no falle. La vida de mis padres depende de ello.

- Kamek. Tranquilo. Si fallamos, van a tener seguridad durante cierto tiempo.

- Bob-by. Ya, pero “cierto tiempo” no me sirve.

- Kamek. Bob-by, confía en nosotros. No te vamos a fallar.

- Kammy. No como tú casi nos fallas antes.

- Bob-by. Kammy, siento mucho cómo me he comportado durante todo este tiempo y pido perdón.

- Kammy. Bah...

- Guydo. Por favor, empecemos con el plan ya, que tenemos vida a parte de las reuniones.

- Kamek. Necesito que Bob-by me dé las extensiones de la base y su localización. Trío de Élite, traedme vosotros el Bob-Omb más explosivo que halléis en el castillo.

- Paratroopi. ¿El Bob-omb nuclear? Habrá que tener cuidado con él.

- Kamek. Los esbirros del Gran Hermano Martillo se van a llevar una sorpresa explosiva, je, je...

_______________________________________________________________

(Una hora después, en una sala oscura, apenas iluminada por unas débiles antorchas, se encuentra encadenado de las cuatro patas a la pared Spiriny. Este está inconsciente, hasta que despierta de su sueño)

- Spiriny. (Mira a ambos lados y ve a Robert) Uh... ¿Dónde... estoy?

- Robert. Estás en una de las salas del sótano del castillo. No te molestes en gritar para pedir ayuda; nadie te oirá.

- Spiriny. ¿Por qué me tienes aquí?

- Robert. Porque has metido el hocico donde no te llaman. Y eso te va a costar caro, aunque supongo que visto lo visto ya lo sabrás.

- Spiriny. Por favor, Robert, suéltame. Tú no eres el Robert que conozco, él es amable y divertido. Por favor, ¡vuelve en ti! ¡Tienes que volver a ser tú!

- Robert. (Mira hacia abajo durante unos instantes. Tiembla un poco y sus ropas moradas recuperan su color rojo oscuro original de antes de que Clawdia consiguiera controlar a Robert. Ahora Robert mira a Spiriny) ¡Spiriny! ¡Tienes que escapar!

- Spiriny. ¿Robert? ¡Gracias al destino!

- Robert. (Tiembla con fuerza) Spiriny, tienes que escapar antes de que me transforme. (Saca la llave que permite liberar a Spiriny de sus grilletes) ¡Vete!

- Spiriny. Pero Robert, tal vez pueda solucionar tu problema.

- Robert. ¡Vete! ¡Vete! (Spiriny se aparta ante los fuertes temblores de Robert. Las ropas de Robert vuelven a teñirse de morado y vuelve a estar controlado por Clawdia. Su carácter vuelve a cambiar) ¡¡Cállate, fantasma inútil!!

- Spiriny. Oh, oh... Ya vuelve el fantasma malévolo.

- Robert. Vuelve aquí si no quieres morir.

- Spiriny. ¡Nunca! (Sale corriendo tras abrir la puerta de la sala)

- Robert. ¡Rayos! Se nos ha escapado el preso.

...............................................................................................................................

(Mientras tanto, fuera del castillo el tiempo está lluvioso. Bastantes nubes grises oscurecen en el entorno y lo mojan todo con la lluvia. En el sótano del castillo pasea Rita-disc hablando para sí misma)

- Rita-disc. Soy un experimento... Un triste experimento... ¿Por qué desde que he venido a este castillo no me suceden más que desgracias? En fin, ya que se han ido muchos de los que conozco a la misión, voy a ver si alguien queda aquí con quien pueda hablar...

(Rita-disc se acerca al laboratorio y abre la puerta. Allí encuentra a Clawdia)

- Clawdia. (Mira a Rita-disc y se pone nerviosa intentando esconder la Estrella Oscura) ¿Pero por qué hoy viene todo el mundo aquí?

- Rita-disc. ¿Eh? Oh, lo siento ama Clawdia. No sabía que estaba ocupada.

- Clawdia. Pues sí lo estoy. Ahora vete de aquí y no molestes.

- Rita-disc. ¿Puedo preguntarle qué estaba haciendo?

- Clawdia. No es de tu incumbencia. Lárgate.

- Rita-disc. Vale... (Sale del laboratorio. Nada más salir, encuentra a Spiriny corriendo) Hola.

- Spiriny. ¡¡Socorro!! ¡Ayuda! ¡Avisa a Kamek!

- Rita-disc. ¿Eh? No puedo, está en una misión muy importante.

- Spiriny. ¡Entonces huye de este castillo! ¡Me quieren matar!

- Rita-disc. ¿Qué estás diciendo? ¿Te encuentras bien?

(Aparece Robert y atrapa violentamente a Spiriny)

- Robert. ¡Ajá! Te pillé. Ahora mismo vuelves a los calabozos.

- Rita-disc. ¿Robert? ¿Qué está pasando?

- Spiriny. ¡Vete o te apresarán!

- Clawdia. (Sale del laboratorio y mira a Rita-disc) No deberías haber visto eso. Ven conmigo y... (Rita-disc mueve su disco eléctrico y golpea a Clawdia)

- Rita-disc. ¡Aaahh! (Sale corriendo del lugar. Clawdia se levanta del suelo y mira a Robert) ¡Incompetente! ¡¿Cómo se ha escapado el preso?!

- Robert. No ha sido mi culpa, sino la de mi otro yo. De repente ganó fuerza y recobró el control de mi cuerpo por unos segundos.

- Clawdia. Grrr... Que no vuelva a ocurrir. ¿Entendido? (Robert se lleva a Spiriny de vuelta a su prisión) Yo voy a enviar a un Helibote a que la den caza antes de que se vaya de la lengua.

_______________________________________________________________

(Una hora después, Kamek, Kammy, Ratónito, el Trío de Élite, Bombazulina, Korokoopa y Kaproopa se encuentran en el Monte Friolero escondidos en montículos de nieve y en otras zonas seguidos por decenas y decenas de soldados. Muchos de ellos son Koopatrulleros, Snifits de muchos tipos y Hermanos Fuego e Hielo. Kamek tiene un walkie-talkie con el que puede comunicarse con Bob-by)

- Kamek. Aquí mago, ¿me recibes? Cambio.

- Bob-by (voz). Te recibo. Cambio.

- Kamek. Bien. ¿Tienes todo preparado y estás en tu posición? Cambio.

- Bob-by (voz). En efecto. Ya está abriendo las puertas de la base el enemigo. Cambio.

- Kamek. Perfecto. En breve comenzaremos el ataque. Cambio y corto. (Apaga el walkie-talkie)

...............................................................................................................................

(Por otra parte, en la zona en la que se encuentra Bob-by, se encuentran este y el Bob-Omb nuclear haciendo de Rita-disc. Del suelo nevado se abre un agujero y suben a la superficie cinco Hermanos Martillo. Uno de ellos tiene un cuerno en su casco, lo que significa que tiene un nivel superior al de sus acompañantes)

- Hermano Martillo líder. Muy bien hecho. Has conseguido traer al portador del líquido de la vida sin levantar sospechas

- Bob-by. (Le da un pequeño toque al Bob-omb y este empieza a caminar hacia los Hermanos Martillo)

- Hermano Martillo líder. (Mira al Bob-omb creyendo que es Rita-disc) ¿Por qué está tan abrigado el portador? ¿Esconde algo?

- Bob-by. (Intenta calmar sus nervios) ¡No! Es que tiene mucho frío, sólo eso.

- Hermano Martillo líder. Hmmm... Bien.

- Bob-by. Ya tenéis lo que queríais. Ahora dejadnos a mí y a mi familia en paz.

- Hermano Martillo líder. (Se empieza a reir) ¡Jajajaja! ¿En serio creías que íbamos a dejarte libre para que pudieras contarles a tus amigos del castillo todo sobre nosotros? (Mira a los cuatro Hermanos Martillo) Apresadle. Mañana por la mañana le mataremos junto con su familia.

(Uno de los varios líderes de los Hermanos Martillo se mete de nuevo en la base junto con el Bob-omb mientras los Hermanos Martillo se acercan a Bob-by)

- Bob-by. ¡¡No!! ¡¡Hice un trato y lo cumplí!! ¡Colaboré con vosotros!

(Esquiva el martillazo de varios Hermanos Martillo, pero uno le golpea fuertemente por detrás y consiguen entre los cuatro llevarle al interior de la base también. Todos los secuaces de Bowser que han visto la escena se quedan atónitos)

- Guydo. ¡Oh, no! ¡Se han llevado a Bob-by!

- Paratroopi. Hay que rescatarle antes de que le hagan daño.

- Bombazulina. No, no. ¡Hay que rescatarle antes de que explote el Bob-omb!

- Korokoopa. Kamek, dinos lo que hacer ahora.

- Kamek. Yyyy... ¡No sé! Esto no estaba previsto.

- Kammy. Yo sugiero que no lo rescatemos. Total, nos ha traicionado una vez..

- Kaproopa. ¡No! Hay que rescatarle, pobre. Seguro que él haría lo mismo por cualquiera de nosotros.

- Ratónito. (Dice en tono bajo) Menos por Kammy, eso seguro. Jajaja...

- Kammy. ¡¿Qué has dicho, rata vaga?! ¡A mi me quiere todo el mundo!

- Ratónito. Sí, sí. Se nota.

- Kamek. La explosión del Bob-Omb no va a destrozar la base completa. Esperemos que Bob-by sea lo suficientemente inteligente como para protegerse de la explosión. Entonces, atacaremos la base y a todos los enmigos que queden vivos.

...............................................................................................................................

(Por el Monte Friolero aparece Rita-disc corriendo intentando huir de Clawdia y Robert)

- Rita-disc. ¡¿Dónde están Kamek y el resto?! (Para para recobrar el aliento y ve un Helibote aterrizando cerca suya. Del Helibote salen Shy Guys y Rita-disc se alegra) ¡Bien! Vienen refuerzos. (Mira a los Shy Guys) ¡Oye, necesito ayuda! Clawdia me quiere matar. Si pudiérais contactar con el amo Bowser...

- Shy Guy. ¡Alto ahí, rebelde!

- Rita-disc. ¿Eh? ¿Perdón?

(Salen más Shy Guys del Helibote. Varios de ellos son Snifits y uno de ellos es un Merodeaguy sujetando un Chomp Cadenas)

- Shy Guy. Nos envía Clawdia Koopa. Nos ha contado que eres una traidora y que quieres destruir el Castillo de Bowser.

- Rita-disc. ¿Qué? ¡No! ¡Os estáis equivocando!

- Shy Guy. (Mira a todos sus compañeros) ¡Atrapadla!

(Los Shy Guys, menos los Snifits y el jefe Shy Guy, se acercan a Rita-disc para atacarla. Rita-disc deja fuera de combate a varios con su disco eléctrico, pero varios de los que quedan en pie la golpean)

- Rita-disc. ¡Ay! (Cuando los Shy Guys van a golpearla de nuevo, una lluvia de martillos cae sobre los Shy Guys y son derrotados todos. El Chomp Cadenas huye del lugar. Rita-disc se levanta muy confusa, sin saber lo que ha ocurrido. Aparecen alrededor de ella Hermanos Martillo) ¿Me habéis salvado? Gra-gracias.

- Hermano Martillo 1. ¡Ni se te ocurra atacarnos!

- Rita-disc. ¿Eh? N-no, no pretendía hacerlo.

- Hermano Martillo 2. (Mira a su compañero) Mira por dónde, hemos encontrado a la portadora. Nuestros jefes nos van a subir el sueldo como recompensa seguro, je, je.

- Rita-disc. ¿Eh? (Su cara cambia completamente) ¡Oh, no! ¿No seréis esbirros del Gran Hermano Martillo? (Los Hermanos Martillo asienten y Rita-disc palidece)

_______________________________________________________________

(En la base secreta del Gran Hermano Martillo se encuentran una gran cantidad de Hermanos Martillo. Hay cinco líderes que dirigen la base entera. Todos están reunidos en una zona, y dos Hermanos Martillo sujetan al temeroso Bob-by)

- Bob-by. (Piensa en su mente) Madre mía, aquí voy a morir...

(Dos Hermanos Martillo descubren un caldero quitando una manta y otros dos traen los huesos del Gran Hermano Martillo. Uno de los cinco líderes habla)

- Líder. Compañeros, compañeras. Hoy es un glorioso día para la historia de esta base y de nuestro único líder, el Gran Hermano Martillo. Por fin hemos conseguido tras un largo esfuerzo y trabajo a la clave que permitirá revivirlo. (Aparece el Bob-omb nuclear abrigado todavía) El líquido que contiene en su interior permitirá devolver a la vida al ser más maligno que nunca ha existido en el reino y que, por lo tanto, merece gobernar con martillo de hierro estas tierras.

(Los Hermanos Martillo pegan un grito de alegría al unísono)

- Líder 2. En cuanto metamos en el caldero los huesos y la sustancia mágica, el Gran Hermano Martillo surgirá totalmente nuevo y recuperado. (Mientras este habla, otro líder se acerca al Bob-omb para quitarle el abrigo) Empieza una nueva era, que debería haber empezado mucho antes, en donde el mal, el verdadero mal y no el de Bowser, pueda gobernar.

(Todos aclaman a los cinco líderes. De repente, uno de los líderes destapa al Bob-Omb nuclear y palidece)

- Líder 3. ¡¡Oh, no!! ¡¡¡Es una trampa!!! (Todos miran al Bob-Omb nuclear encendido y se ponen muy nerviosos)

- Bob-by. ¡¡Viva el amo Bowser!! (Explota y deja fuera de combate a los Hermanos Martillo que le sujetaban. Bob-by se recompone rápidamente y huye del lugar intentando buscar una salida)

...............................................................................................................................

(Fuera de la base esperan expectantes los secuaces de Bowser. De repente, se oye una explosión que casi echa hacia atrás a los secuaces a causa de la onda que genera la explosión)

- Kamek. ¡Esta es la señal! ¡Que no quede ni un enemigo con vida!

- Todos. ¡¡Sí!!

(Todos intentan buscar una salida por la que puedan salir los Hermanos Martillo que queden vivos. Cuando estos los hacen, son interceptados por el grupo de Bowser)

_______________________________________________________________

(Varias horas después, todos los secuaces de Bowser se encuentran en el Monte Friolero todavía celebrando su ansiada victoria)

- Ratónito. No me explico cómo podemos ser tan poderosos contra otros enemigos y cuando llega la hora de luchar contra Mario parecemos tan débiles y tan poco inteligentes.

- Kamek. Es por el destino, Ratónito, por el destino. Hay algo que nos controla y que seguro que se divierte con lo que nos pasa.

- Korokoopa. ¿Qué chorradas son esas? Lo que pasa es que Mario tiene mucha suerte, demasiada diría yo.

(Aparece Bob-by y todos se alegran)

- Todos (menos Kammy). ¡Bob-by!

- Bob-by. He vuelto. (Dice de broma) Todavía no os habéis librado de mi.

(Todos abrazan a Bob-by menos Kammy)

- Kamek. Madre, no seas tan rencorosa. Dile algo a Bob-by.

- Kammy. (Mira a Bob-by) En cuanto vuelvas al castillo, te quiero ver trabajando, ¿eh?

- Bob-by. (Se alegra) Me tomaré eso como algo positivo.

(Todos ríen)

- Goombilón. Bueno, parece que ya sí hemos erradicado de raíz el problema del Gran Hermano Martillo.

(Aparece uno de los cinco líderes seguido de tres Hermanos Martillo y el caldero)

- Líder 4. ¡Condenados! ¡Malditos! (Todos miran a los Hermanos Martillo) Habréis ganado esta batalla, ¡pero no la guerra! Ahora mismo vuestros ojos van a presenciar cómo el Gran Hermano Martillo vuelve a la vida.

- Kamek. Ya, jeje. Si no tenéis ni los huesos ni el líquido de la vida.

- Líder 4. ¿Cómo que no? (Hace un chasquido de dedos y dos Hermanos Martillo sacan los huesos y a Rita-disc. Todos los secuaces de Bowser se quedan atónitos)

- Ratónito. Ostras, pues va a ser que sí los tienen...

- Kamek. ¡¿Cómo han conseguido a Disc?!

- Líder 4. Os habéis pasado de listos y lo váis a pagar muy caro. El Gran Hermano Martillo os matará a todos. ¡Mujajaja! (Un Hermano Martillo utiliza un arma sofisticada para abrir como si se tratara de un cascanueces a Rita-disc. Sale de su interior un frasco con el líquido de la vida. Los dos Hermanos Martillo echan en el caldero los huesos y el líquido de la vida ante los desesperados gritos de los secuaces de Bowser)

- Bob-by. ¡¡No!! Todo por mi culpa… Cómo he podido ser tan idiota…

(Esperan unos instantes, pero nada ocurre. Los huesos flotan sin recibir cambio alguno y el líder coge los huesos y palidece)

- Líder 4. Los huesos... son... son... ¡¡¿De plástico?!! ¡¿Pero qué?!

- Kamek. ¡Es verdad! Ahora que lo recuerdo no sé dónde dejé los verdaderos huesos, pero hice una copia de ellos de plástico por si acaso.

- Ratónito. (Mira a Kamek) ¿Por si acaso qué? ¿Para hacer un caldo?

- Líder 4. (Mira a los Hermanos Martillo) Creo que... esto... que deberíamos marcharnos, ¿no?

- Kammy. No, no. Vosotros os váis a quedar aquí a charlar con mi varita y con mis hechizos. ¿Vosotros habéis sentido alguna vez lo que es ser quemado hasta ser ceniza? Pues mi varita os lo va a enseñar. ¡¡Venid aquí!! (Kammy persigue a los Hermanos Martillo mientras el sol se pone en el horizonte)

- Kamek. Hay que llevar a Disc al hospital para que intenten salvarla. (Entre varios, cogen las dos partes separadas de Rita-disc y todos se van del lugar rápidamente hacia el Castillo de Bowser)


(Al día siguiente, en la sala de espera del hospital del Castillo de Bowser se encuentran Bowser, Kamek y el Trío de Élite esperando. Llega un doctor al lugar)

- Dr. Snifit. ¿Los familiares de Rita-disc?

(Los cinco se levantan)

- Bowser. Sí. Osea, no, pero somos conocidos suyos.

- Paratroopi. (Se acerca al doctor) ¿Qué tal está, doctor?

- Guydo. ¿Traemos flores de viva o de muerta?

- Kamek. Sargento Guydo, ya has dicho eso tantas veces que no tiene ni pizca de gracia.

- Guydo. Pero si hablo en serio... En fin...

- Dr. Snifit. Hemos conseguido unir las dos piezas satisfactoriamente, pero Rita-disc aún no está totalmente recuperada. Le hemos suministrado un calmante, así que no les recomiendo que la visiten hasta dentro de unas horas.

(Bowser y el Trío de Élite se van del hospital del castillo más satisfechos, pero Kamek sigue estando allí)

- Kamek. Tengo que verla... (Se dirige a la habitación de Rita-disc y la abre. Allí la encuentra en una cama. Su disco eléctrico está apagado) Rita-disc, ¿qué tal estás?

- Rita-disc. Regular... Aunque no noto mucho...

- Kamek. Tengo que preguntarte algo. ¿Cómo te apresaron esos Hermanos Martillo?

- Rita-disc. Tuve que huir del castillo... En el Monte Friolero me raptaron...

- Kamek. ¿Cómo que tuviste que huir del castillo? ¿Por qué?

- Rita-disc. Claw... Claw...

- Kamek. ¿Eh?

- Rita-disc. Clawdia...

- Kamek. ¿Clawdia? ¿Qué le pasa a ella?

- Rita-disc. Kamek, mira las grabaciones... El laboratorio... Clawdia...

(Entra un doctor)

- Dr. Snifit. Uh, ¿qué hace aquí? Le recuerdo que visitar a la paciente ahora no es muy útil. Puede que diga cosas sin sentido o que delire.

- Kamek. Bien, me voy entonces.

(Kamek sale de la habitación. Mientras camina por el pasillo del hospital, recuerda lo que le ha dicho Rita-disc)

...............................................................................................................................

(Diez minutos después, en la sala de control del castillo, donde hay múltiples pantallas que muestran las grabaciones de todas las cámaras del castillo, entra Kamek con una llave. Todo está bastante oscuro, pero Kamek enciende las luces)

- Kamek. ¿A qué se referiría Rita-disc con el laboratorio? (Mira la pantalla que muestra el laboratorio del castillo) Yo no veo nada anormal... (retrocede la grabación bastantes horas atrás. De repente, ve en la pantalla a Clawdia cogiendo con sus manos la Estrella Oscura. Kamek se queda boquiabierto) N-no... No puede ser... ¡¿La Estrella Oscura?! (Mira otra pantalla, esta de grabación actual, que muestra los calabozos del castillo. Allí ve a Spiriny siendo golpeado varias veces por Clawdia) Ostras... ¡Es malvada! ¡No ha cambiado! Cómo he podido estar tan ciego todo este tiempo... El Trío de Élite tenía razón, ¡tenía razón! Ahora mismo tengo que llevarme la Estrella Oscura antes de que caiga en su poder definitivamente. (Cuando sale de la sala, Robert deja de esconderse de su escondite)

- Robert. (Dice para sí mismo en tono amenazador) No tan rápido, querido Kamek...

...............................................................................................................................

(Cinco minutos después, el laboratorio también está vacío y con las luces apagadas. Kamek entra y enciende las luces. Busca rápidamente la Estrella Oscura por todos lados)

- Kamek. Argh... ¡¿Dónde está la Estrella Oscura?!

- Robert. ¿Buscabas esto? (Kamek se da la vuelta y ve a Robert sujetando la Estrella Oscura)

- Kamek. Exacto, Robert. Clawdia tiene planes muy malvados contra este castillo.

- Robert. Correcto, y tú no los vas a fastidiar. (Cierra la puerta del laboratorio con llave. Kamek empieza a aporrear la puerta)

- Kamek. Pero Robert, ¡¿qué haces?! ¡Abre!

- Robert. (Traspasa la pared) No intentes salir, no lo conseguirás. Por cierto, muchas gracias por darnos unas pequeñas vacaciones a mí y a todos los científicos que trabajan aquí.

- Kamek. ¿Qué? Yo no he aprobado eso.

- Robert. Ah, ¿no? Pues en la carta que has escrito a tu madre y a Goombi decías eso y que además te ibas a la Isla Almohada unos días de vacaciones.

- Kamek. Uy, qué retorcido. ¡Esa carta la has escrito tú! ¡Y encima lo que quieres es dejarme aquí para que me muera de hambre, ¿no es así?!

- Robert. (Dice irónicamente) No, Kamek, no seas malpensado. Descansa todos estos días, ¿vale? (Traspasa de nuevo la pared y Kamek intenta buscar un lugar por donde escapar)

- Kamek. Maldita sea, sin ninguna rendija o agujero el teletransporte con magia no me funciona... (Mira el respiradero que hay en lo alto de la pared) ¡Esa es mi salvación! (Quita la rejilla y ve que la salida está tapiada con ladrillos y cemento) ¡¡Uh!! Lo que faltaba. ¿Y ahora qué voy a hacer?

(Kamek se sienta apoyado en una de las paredes intentando pensar algo que le permita salir del laboratorio. El día sigue avanzando en el castillo, algo más raro de la normal)


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.