FANDOM


Máquina atención
Este episodio está ambientado en la temporada sexta de la historia original, pero no tiene que ver nada con ella.

Resumen

Con el estreno del futuro juego Super Mario Odyssey llegan al Reino Champiñón unas bandas cuyo objetivo es distribuir las curiosas gorras capaces de controlar a otros seres vivos. ¿Cómo se lo tomarán Bowser y sus secuaces al conocer esta impactante y extraña noticia?

Intro LTS Temp.5 Castillo Peach

(En un amplio campo lleno de bloques y algunas criaturas, entre ellas Goombas y Koopas, aparece Mario dando saltos, rompiendo bloques y aplastando a las criaturas que puede)

- Mario. (Golpeando con su puño por abajo varios bloques) ¡Wahooo! ¡Wuhuuu! (Sin querer, golpea con su cabeza otro bloque y cae al suelo dolorido) ¡¡¡Aaahhh!!! ¡¡Rayos, demonios, ostras!! (Se quita la gorra y la deja en el suelo) ¡Otra vez he vuelto a golpearme la cabeza con un bloque! (Se pasa la mano por la cabeza y su guante se tiñe un poco de rojo) ¡Ah! ¡Estoy sangrando! Otra vez de vuelta al traumatólogo, soy idiota.

(Mario sale corriendo dejando en el suelo su gorra. Un Goomba se la encuentra)

- Goomba. ¡Anda! Una gorra roja, con una “M” dibujada... Será de Wario, que tal vez ha cambiado de estilo. (Se la coloca encima de su cabeza y sale corriendo)

...............................................................................................................................

(En la consulta del médico, Mario y el médico están sentados)

- Toad. ¿Qué te trae por aquí, Mario? ¿Otra vez te has vuelto a destrozar la cabeza con un bloque?

- Mario. Cómo me conoce... Estoy perdiendo mucha sangre, doctor.

- Toad. Déjeme ver. (Se acerca a la cabeza de Mario) Pero si esta es una brechita de nada.

- Mario. ¿Cómo que una brechita de nada? Siento en la cabeza como si tuviera todo un precipicio.

- Toad. Eso vamos a solucionarlo pronto. Vamos a darle puntos para que cierre pronto la herida. Casualmente hoy no ha venido a trabajar el encargado de ello, pero yo mismo me puedo encargar de coserte.

- Mario. ¿Tú me vas a coser? Pero si tienes tan pequeñas las manos que no puedes ni sujetar la aguja.

- Toad. Que no, hombre, que va a salir todo muy bien. Si hasta ahora ningún paciente al que he dado puntos se ha quejado.

- Mario. ¿Y a cuántos ha cosido?

- Toad. A ninguno, pero siempre tiene que haber una primera vez. (Mario se pone muy nervioso) Oiga, ahora que me doy cuenta, ¿y su famosa gorra?


Diálogo

(En la habitación de Kamek, avanzada la mañana, se encuentra solamente Kammy en ella. Se levanta tranquilamente y se dirige hacia el baño)

- Kammy. Ah... Qué gusto ser la jefa... Bueno, vale que lo sea mi hijo, pero siendo yo su madre tengo derechos, ¿no? ¿Y qué hago hablando sola? Cualquiera que me viera pensaría que estoy loca... (Cuando se agacha para sacar la pasta de dientes, activa una trampa y un hacha corta horizontalmente el sombrero de la Magikoopa) Uh, ¿pero qué demonios...? (Caída el hacha al suelo, hay una nota pegada,la cual lee Kammy en alto) “Atención, trampa ideada por Goombi. Si eres Kammy y no has muerto, has tenido suerte” (Aplasta el papel furiosa) Condenado niño... (se mira al espejo y que que su gorro está cortado y se le ve la parte superior de su cabeza) ¡¡Aaaahhh!! ¡No puede ser! Ahora sin gorro quedo fatal...

(Kammy sale a la sala principal de la habitación y encuentra al Goomba de la gorra de Mario)

- Goomba. Jefa Kammy, ¡mire que gorro más divertido tengo! ¿Qué parezco, eh?

- Kammy. Pareces idiota. ¡Vete a trabajar, parásito! Bueno, sin manos y sin fuerzas de poco nos vas a servir aquí. (Ve la gorra y le surje una idea) Eh... Por cierto, bonita gorra.

- Goomba. ¿Gr-gracias?

- Kammy. Te la confisco. Ahora es mía. (Se la quita y se la pone en la cabeza) ¡¡Y ahora desaparece de mi vista!! (El Goomba sale corriendo y Kammy busca un espejo) Uh... Pues no me queda tan mal esta gorra. Y ya si le quitáramos la “M” y pusiéramos una “K”... Bah, con esto servirá.

...............................................................................................................................

(En la sala real de Bowser se encuentran Bowser, Kamek, Ratónito y Bombazulina viendo la gran televisión real de Bowser)

- Presentador. Comenzamos los informativos champiñón con una noticia un tanto escalofriante. En el Reino Judía ha sido descubierta una banda dedicada a la venta y distribución de unas gorras muy especiales. Según los investigadores, estas gorras complementadas con un par de ojos son capaces de extraer información de su principal portador y adueñarse del cuerpo y control de otras criaturas que pasen por ella. La policía está trabajando en el arresto de los distribuidores y en la destrucción de estas gorras, pero se sospecha que puede haber varias bandas distribuidas por el Reino Champiñón y varios condados cercanos. Si notan en alguien un cambio de look repentino o un cambio de actitud sosprechoso, eviten tratar con esa persona, pues puede intentar estafarles. Seguimos con otra noticia algo menos peligrosa... (Bowser apaga la televisión)

- Bowser. Esto es lo que nos faltaba. Ahora hay gente que puede poseer a otras y adueñarse de todas sus acciones. Esto es una invasión.

- Bombazulina. Amo Bowser, tampoco se lo tome tan en serio, que esto ya parece un apocalipsis zombi.

- Bowser. Pero imagínate que alguien se cuela para robar mi dinero. ¡Eso no lo pienso permitir nunca! ¡Nunca! Así que si véis a alguien con pintas raras, retenedle y llevadle a los calabozos. ¿Entendido?

- Ratónito. Bien. Yo me voy a comer.

- Kamek. Amo Bowser, tranquilícese. La gente ya está actuando para desmantelar las bandas que comercian con estos gorros.

- Bowser. Me parece muy bien, pero ya os adelanto que el dinero que pierda os lo restaré de vuestros sueldos. ¡Y ahora iros!

...............................................................................................................................

(En el pasillo de la tercera planta del castillo pasean Kamek y Robert)

- Robert. Yo también lo he visto en las noticias. A ver si esto acaba pronto.

- Kamek. Seguro que esto es medio mentira. No me creo yo que esto esté pasando de verdad. (Abre la puerta de su habitación) Ya estoy en casa.

- Goombi. (Aparece corriendo) ¡Kamek! ¡Kamek! Tienes que ver algo escalofriante.

- Kamek. ¿El qué? ¿Kammy ha vuelto a cantar en la ducha?

- Goombi. No, mucho peor.

(Aparece Kammy con el gorro de Mario puesto en su cabeza)

- Kammy. Por fin has vuelto. Me tenías preocupada.

(Kamek y Robert se quedan sin palabras, boquiabiertos)

- Kamek. Ma-ma-madre... ¿Q-qué llevas ahí?

- Kammy. Oh, es una gorra muy bonita que me he encontrado.

- Kamek. Eh... ¿Nos disculpáis un momentito?

(Kamek y Robert salen fuera de la habitación)

- Robert. Dios mío. Kammy tiene la gorra de Mario, ¡está poseída por ese fontanero!

- Kamek. ¿Pero cómo te puedes creer esa leyenda de los gorros? A mi madre no le pasa nada. Además, decían que las gorras tienen un par de ojos y yo no se los he visto.

- Robert. Tal vez haya mutado, o hayan creado una versión que menos llame la atención. En muchos virus esto pasa muy a menudo. Cambian de aspecto para que el cuerpo no los reconozca.

- Kamek. Robert, que es un gorro, ¡no un semáforo! No puede cambiar así porque así.

- Robert. Kamek, sólo te digo una cosa. Manten a tu madre a raya. Como se trate de Mario, Bowser nos va a echar a la calle.

- Kamek. En todo caso te echará a ti. Yo soy la mano derecha real.

_______________________________________________________________

(En el Castillo Peach, Mario y Peach se encuentran en la habitación de la princesa. Peach le pasa un trozo de algodón por la cabeza a Mario)

- Peach. Esto te pasa por ir haciendo el tonto por ahí.

- Mario. Peach, amor mío, dime algo que no sepa… ¿Sigo sangrando?

- Peach. Ya no. Por cierto, ¿quién es el manazas que te ha cosido? Te ha dejado un buen estropicio en la cabeza.

- Mario. No me lo recuerdes. Y encima he perdido mi gorra.

- Peach. ¡¿Qué?! ¡¿Pero en qué estabas pensando?!

- Mario. Peach, me estaba desangrando...

- Peach. ¡¿Pero tú sabes cuánto vale la gorra de un héroe como tú?! ¿Y si alguien la ha encontrado y la está vendiendo ahora mismo?

- Mario. En eso no pensé...

- Peach. ¡Pues piensa! Al menos cómprate otra gorra... (saca de un armario un sombrero de copa)

- Mario. Peach, yo no puedo ir caminando con eso puesto en mi cabeza. Parezco un mago.

- Peach. Pues es lo único que tengo.

- Mario. Pues sólo me falta el monóculo para parecer un meme andante...

(Un Ninji amarillo oscuro sale de una de las paredes de la sala tras la que estaba escondido)

- Ninji amarillo. Saludos, clientes.

- Peach. ¿Cómo ha entrado aquí? Este es un recinto privado.

- Ninji amarillo. No he podido evitar escucharles hablar sobre una gorra, y casualmente tengo aquí una gorra muy especial... (saca de un saco a Gorrín) Es capaz de adaptarse a quien lo lleve y le proporcionará unas habilidades magníficas. Entre ellas está la de poseer a casi cualquier criatura.

- Mario. (Se coloca la gorra y Gorrín adquiere la forma de la clásica gorra de Mario) ¡Hala! Es igualita a la que tenía antes, sólo que con ojos. Me la quedo.

- Ninji Amarillo. Perfecto. Son 100 monedas.

- Mario. ¡100 monedas! Menudo atraco. En fin... Todo sea por cubrirme la cabeza.

_______________________________________________________________

(En la habitación de Kamek del Castillo de Bowser...)

- Kammy. ¿A qué vienen tantas preguntas sobre mi gorro nuevo?

- Kamek. Eh... Por nada... Oye, madre, ¿podrías dármelo? Yo también me lo quiero... eh... poner...

- Kammy. Para nada. Este gorro me lo he encontrado yo y conmigo se va a quedar.

- Robert. ¡Deja de mentir, Súper Mario! No engañas a nadie.

- Kammy. Uh, ¿qué le ha dado al conserje? Se ha vuelto loco.

- Goombi. Kammy, no eres la más adecuada para decir quién está loco...

- Robert. Te crees que escondiéndote en un cuerpo viejo y tacaño como lo es el de Kammy ibas a pasar desapercibido, ¿eh?

- Kammy. Oye, fantasma inútil, yo no te permito que me trates así, ¿eh?

- Robert. Por última vez, danos el gorro y nadie sufrirá las consecuencias.

- Kammy. ¡A mi nadie me quita el gorro! (Alza su varita y se pega el gorr fuertemente a su cabeza)

- Kamek. Se acabó. Hay que quitárselo a la fuerza.

(Robert y Kamek se abalanzan sobre Kammy, pero no consiguen quitarle el gorro. Kammy echa para atrás a los dos con su magia)

- Kammy. ¡¿Pero qué mosca os ha picado?! ¿Es que no tenéis nada mejor que hacer que molestarme?

- Robert. Kammy está en trance. Hay que hacer algo para quitarle ese gorro cuanto antes.

- Kamek. Goombi, ayúdame con tu magia a retener a Kammy.

- Goombi. Con mucho gusto. (Ambos alzan sus varitas y Kammy pierde su varita y además es atada con cuerdas mágicas a la pared)

- Kammy. ¡Soltadme, asquerosos! ¡¡No sé que os pasa hoy, pero no pienso tolerar esta falta de respeto!!

- Robert. Si quieres salir, abandona el cuerpo de Kammy.

- Kammy. ¡¿Pero abandonar qué?! Nadie se ha metido en mi interior que yo sepa.

- Kamek. Mientes. Robert, llama a quien quisieras llamar.

_______________________________________________________________

(En el Castillo Peach, Peach está hablando con un Toad que acaba de llegar...)

- Toad. ¡Princesa Peach! Permítame informarle de ya sabemos dónde está la valiosa gorra de Mario. Se encuentra en el Castillo de Bowser, aunque no se sabe dónde está.

- Mario. Claro, debí sospecharlo. Esos codiciosos se quieren deshacer de lo que más quiero.

- Peach. Mario, ¿no era yo lo que más querías?

- Mario. (Disimula) Eh... Claro, claro. Bueno, ahora el problema es recuperarla. No voy a poder enfrentarme a todos los que viven en el castillo.

- Peach. ¿Por qué no usas el poder de tu gorra? Controla a alguien y pasa desapercibido por el castillo.

- Mario. Ya, pero tenemos un problema. Hace un rato he estado probando lo mismo con varios Toads y se les quedaban a todos varios símbolos míos: la gorra y el bigote.

- Peach. En cuanto a la gorra no te preocupes. ¿Cómo se llamaba ese Paratroopa que tenía un cubo en la cabeza?

- Mario. Ahora mismo no lo recuerdo.

- Peach. Pues escóndete la gorra dentro de su cubo y ya.

- Mario. ¿Y qué hay del bigote? (Peach saca una maquinilla de afeitar mientras sonríe) No... Peach, esto sí que no. Mi bigote no...

_______________________________________________________________

(En la habitación de Kamek, se encuentran Kamek, Goombi, Kammy atada, Robert y un Toad cura)

- Kamek. Robert. ¿A quién has traído?

- Robert. A un cura para que le quite a Mario de su cuerpo mediante un exorcismo.

- Kamek. ¿Qué exorcismo ni qué exorcismo? Robert, que a mi madre le ha poseído Mario, ¡no Satán! Vale que ambos vistan de rojo, pero no se parecen mucho...

- Robert. Kamek, tú confía en mi y no le entretengas a este señor, que nos cobra por horas.

- Toad. (Saca un crucifijo y apunta con él a Kammy) Ente maligno, yo te ordeno que abandones este cuerpo inocente.

- Goombi. Bueno, inocente no mucho...

- Toad. Voy a purificarte con el agua sagrada. (Saca un bote y le echa agua a Kammy)

- Kammy. ¡¿Pero qué haces, idiota?! ¡Me has mojado entera!

- Robert. Sigue muy agresiva. Esto no funciona.

- Kamek. No me digas...

- Kammy. No importa cuánto lo sintáis cuando me soltéis de aquí. Os voy a castigar con mi más furiosa ira. ¡Lo prometo! ¡¡Sacadme de aquí!!

- Kamek. (Susurrando a Robert) Robert, si es verdad que Mario ha poseído a Kammy, la está imitando demasiado bien. Me parece que estamos llevando esto muy lejos.

- Robert. (Susurrando Kamek) Eso sólo lo podemos comprobar con alguien. Voy a buscar a un médico o psicólogo que evalúe a Kammy. Él nos dirá si es normal o no. Voy a buscarle.

_______________________________________________________________

(En un campo cercano al Castillo de Bowser camina Mario con su móvil en mano. Esta es la primera vez que se ve al fontanero sin su característico bigote)

- Mario. (Hablando con Peach por el móvil) Bueno, te tengo que dejar,que he encontrado al sujeto perfecto.

(Delante suya se encuentra Paratroopi)

- Paratroopi. Súper Mario. ¿Qué haces aquí?

- Mario. Dar un paseo. Oye, ¿tus amigos están cerca?

- Paratroopi. No. Salí sólo a dar un paseo.

- Mario. Perfecto. (Le lanza su gorra y posee el cuerpo de Paratroopi)

- Paratroopi. ¡¡Uuuaaaaahhhh!! (Cae al suelo inconsciente. Segundos después abre los ojos con iris azules y se levanta como si fuera Mario) Uh. Qué molesto es llevar un caparazón. Pero al menos no se me ve la gorra...

_______________________________________________________________

(En la habitación de Kamek, siguen los mismos personajes, sólo que ahora el Toad cura ha sido sustituido por Ratónito con bata blanca)

- Kamek. ¿Primero me traes a un cura para que le haga un exorcismo a mi madre y ahora traes a Ratónito vestido de médico de culebrón para que evalúe a mi madre? Robert, ¿me estás tomando el pelo?

- Robert. No. Estoy contratando sólo a personal cualificado.

- Kamek. ¿Ratónito es personal cualificado? Si lo único en lo que está cualificado es en zampar y zampar como si no hubiera un mañana.

- Ratónito. Oye, Magikoopa del tres al cuarto, Mario tiene un título falso en medicina y cuando se viste de Doctor Mario todo el mundo va a su consulta. Además yo conozco muy bien a tu madre. Después de ti, soy el que mejor la conoce.

- Kamek. Bueno, no hay nada mejor, así que haz lo que quieras.

(Kamek, Robert y Goombi salen de la sala y Kamek coloca un candado por fuera para asegurar la entrada. Ratónito desata a Kammy)

- Ratónito. Bueno, Kammy, Kammy, Kammy... ¿Qué tal?

- Kammy. Rata gorda, ya me estás explicando qué demonios estáis haciendo conmigo. ¿Acaso me queréis hacer la vida imposible para echarme de este castillo?

- Ratónito. Tranquila, yo te lo explico. Todos ellos creen que por llevar esa gorra de Mario que tienes encima, Mario te ha poseído. Es que al parecer se están vendiendo unas gorras especiales capaces de poseer a la gente y temen que tú puedas infiltrarte en la sala de tesoros y robar nuestro dinero.

- Kammy. ¡¿Qué?! Yo no estoy poseída por ningún fontanero de pacotilla. Si por algo llevo esta gorra es porque el tarado del niño me ha intentado cortar en rodajas.

- Ratónito. Bueno, Kamek y los demás han depositado su confianza en mi. Todo lo que yo diga se lo creerán, y por ahora diré que estás realmente poseída por Mario.

- Kammy. Pero es que no estoy poseída por ese asqueroso. ¡¿Cómo tengo que decíroslo?!

- Ratónito. Hombre, si tú me dieras algo de dinero para... Hmmm... Para que yo cambiara ligeramente de opinión...

- Kammy. Ah... Asqueroso materialista. (saca un puñado de monedas y se las da a Ratónito)

- Ratónito. Hmmm... Ahora que lo pienso no parece que estés poseída por Mario, aunque tengo que decir que el fontanero podría estar disimulando muy bien.

- Kammy. Demonios... (saca más dinero)

- Ratónito. No sé. Es que no estoy del todo convencido de que seas tú, Kammy...

- Kammy. (Saca más dinero) Y ya no tengo más aquí.

- Ratónito. (Sonríe) Vale, eres definitivamente Kammy. Tú espera aquí, que hablo con Kamek y Robert y les convezco.

(Ratónito sale de la habitación y cierra el candado que impide abrir la puerta. Kammy escucha a través de la puerta la conversación)

- Kamek. ¿Y bien? ¿Qué conclusión has sacado?

- Ratónito. Que miente. Está poseída por Mario claramente.

- Kammy. (Aporreando la puerta) ¡¡Rata mentirosa!! ¡¡Sacacuartos!! ¡¡Embustero!! ¡¡Carroñero!! ¡¡En cuanto te pille voy a hacer ratón a la brasa, ¿me oyes?!! ¡¡Miradle los bolsillos; los tiene llenos de mi dinero!!

- Ratónito. Cómo miente el fontanero.

- Kamek. Todavía no voy a contarle nada al amo Bowser...

- Robert. No te preocupes, jefe Kamek. Ya se lo he contado yo.

- Kamek. ¡¿Que has hecho qué?!

(Se oyen a lo lejos los rugidos de Bowser)

- Bowser. ¡¡¡Groaaaarghhh!!! ¡Todos a la sala de reuniones!

...............................................................................................................................

(En la sala de reuniones se encuentran Bowser, Kamek, Ratónito, Bombazulina, el Trío de Élite, Robert, Korokoopa, Kaproopa, Spiriny y Rita-disc. Paratroopi está poseído por Mario)

- Bowser. Basta de presentaciones; iré al grano. Ha aparecido un caso de posesión en este castillo. La afectada ha sido Kammy y ha sido poseída por Mario, pero sus síntomas no son como los otros. Es como si hubiera mutado el gorro que la posee. No podemos hacerle daño porque la vida de Kammy podría peligrar.

- Ratónito. Amo Bowser, arriésguese aunque peligre. Nosotros queremos mucho a Kammy, pero cuando a uno le llega la hora, no se puede luchar contra la naturaleza.

- Bowser. Cállate, maleducado. En fin, como ese gorro ha mutado, otros podrían haber sufrido mutaciones peores. Incluso podría haberse vuelto invisible. Eso significa que puede que uno de vosotros esté también poseído y se haya infiltrado entre nosotros, y pienso averiguar quién es.

- Paratroopi. (Pensando en su mente como Mario) Maldita sea, en buen momento he llegado...

- Kamek. Amo Bowser, esto es absurdo. Se os está yendo a todos la cabeza y yo me desentiendo de todo esto.

- Bowser. ¿Estás en contra de lo que yo digo? Eso significa que también estás poseído. ¡¡Guardias, encerradle en su habitación!!

- Kamek. ¡¿Qué?! ¿Pero qué hacéis? (Aparecen cinco Hermanos Martillo. Kamek se resiste usando su magia y reduce a cuatro de ellos. Otro se abalanza por sorpresa por detrás y le quita la varita mágica. Dos Koopatrulleros cogen los brazos de Kamek y se lo llevan) Soltadme, ¡traidores!

(Los Koopatrulleros se llevan a Kamek de la sala)

- Bowser. ¿Alguien más tiene algo que decir al respecto?

- Rita-disc. (Se levanta de su asiento) Amo Bowser, estamos cruzando peligrosamente los límites de la cordura.

- Bowser. Ah, ¿sí? Pues tú también te vas con Kamek. (Hace un chasquido de dedos y entre varios Koopatrulleros se llevan a Rita-disc) ¿Alguien más quiere opinar? (Todos niegan temerosos con la cabeza) Muy bien. La reunión ha terminado.

(Todos se empiezan a levantar confusos, pero Bowser le hace gestos a Robert)

- Robert. ¿Me llama, amo Bowser?

- Bowser. Robert, tienes mi permiso de arrestar a todo el que veas con pintas extrañas. ¿Podré confiar en ti?

- Robert. Como siempre lo ha hecho, amo. A sus órdenes.

- Kaproopa. (Susurrando a Paratroopi) Cabo Paratroopi, mi hermano se ha ido a dar un paseo. ¿Quieres ir a mi habitación?

- Paratroopi. (Poseído por Mario) Eh... Muchas gracias, pero tengo que hacer otras cosas.

- Kaproopa. ¿Qué mejor que estar con tu amada?

- Paratroopi. Pues... ¿Sabes dónde está la habitación de Kamek?

- Kaproopa. (Sonríe) Si vienes a mi habitación te lo digo.

...............................................................................................................................

(En la habitación de Korokoopa...)

- Kaproopa. Bueno, por fin estamos solos.

- Paratroopi. ¿Me vas a decir dónde está Kammy Koopa?

- Kaproopa. Antes dame un beso, ¿no?

- Paratroopi. (Justo cuando Kaproopa va a besar a Paratroopi, a este le suena el móvil) Uh, qué casualidad. Me llaman. (Contesta a la llamada) ¿Sí?

- Peach (voz). (Con unos prismáticos de ultra-definición y hablando por el móvil con Mario metido en el cuerpo de Paratroopi) Os estoy viendo en frente de la ventana de la habitación en la que estáis. Como le des un beso a esa Koopa, te mato, te lo digo con todo mi cariño. (Cuelga la llamada)

- Paratroopi. (Intentando esquivar a Kaproopa) Estate quieta y dime dónde está Kammy.

- Kaproopa. Un momento... (le quita el cubo de la cabeza y descubre una gorra roja) ¡¡Ah!! ¡La gorra de Mario! Con que le estabas poseyendo a Paratroopi, ¿eh? Menudo lio se ha montado por tu culpa.

- Paratroopi. Por favor. No le cuentes esto a nadie. Sólo he venido para recuperar mi gorra.

- Kaproopa. Tranquilo. No diré nada. Decir algo sobre esto sólo traería más problemas y estoy cansada. Oye, esta es la primera vez que nos conocemos tú y yo, Súper Mario. ¿Me firmas un autógrafo?

- Mario. Eh... No sé si sabes que estamos en bandos diferentes...

- Kaproopa. Lo sé, pero un famoso es un famoso.

- Paratroopi. Te lo firmo si me dices dónde está Kammy.

- Kaproopa. Acepto.

(Justo en ese momento entra Korokoopa por la puerta)

- Korokoopa. Madre mía, hermanita, no sabes la que se está liando por los pasillos. Los Koopatrulleros se están volviendo locos arrestando a los secuaces que se encuen... (ve a Paratroopi) ¿Y este qué hace aquí?

- Paratroopi. No, no, si yo ya me iba...

- Korokoopa. Cabo Paratroopi, me estás cabreando mucho.

_______________________________________________________________

(Un cuarto de hora después, dentro de la habitación de Kamek se encuentran aprisionados Kamek, Kammy, Goombi, Rita-disc, Spiriny, varios Goombas, algún Koopa y algún Huesitos)

- Kamek. Definitivamente al amo se le ha ido completamente la cabeza.

- Rita-disc. Si a tu madre no le hubiera poseído ese fontanero, esto no habría pasado.

- Kammy. Y dale, ¡que no me ha poseído nadie! Si por algo llevo la gorra es por esto. (Se la quita y todos ven la cabeza de Kammy) ¿Contentos?

- Spiriny. Pues no, porque seguimos arrestados.

- Goombi. No por mucho tiempo. Se me ha ocurrido una buena idea para salir de aquí.

...............................................................................................................................

(Minutos después, varios Koopatrulleros están vigilando fuera de la habitación de Kamek. Entra un Hermano Chef)

- Koopatrullero 1. ¿A qué viene usted?

- Chef. Vengo a traer comida a los prisioneros.

(Los Koopatrulleros dejan pasar al Hermano Chef, quien lleva una bandeja llena de comida. Pasa un minuto y se oye dentro de la habitación un sartenazo)

- Koopatrullero 1. ¿Se encuentra bien?

- Kamek. (Sale con la bandeja vacía y vestido con las ropas del Hermano Chef) No, tranquilo.

- Koopatrullero 2. ¿Y esas gafas?

- Kamek. (Se toca sus gafas) Oh, esto... (pega un sartenazo a uno de los Koopatrulleros y el resto es atacado por los secuaces que salen de la habitación de Kamek)

- Goombi. ¡Por fin libres! ¿Y ahora qué hacemos?

- Kamek. Seguidme.

_______________________________________________________________

(Cinco minutos después, Mario metido en el cuerpo de Paratroopi llega a la habitación de Kamek)

- Paratroopi. Caray, qué agresivo es ese Koopa blanco... (entra en la habitación de Kamek) ¿Hola? ¿Kammy Koopa? Vengo a quitarte el gorro que llevas puesto. (Ve que no hay nadie) ¿Dónde se ha metido todo el mundo? (Saca el móvil que tiene Paratroopi en el bolsillo) Voy a llamar a Bowser, a ver si encuentro su número... Ajá, aquí está. (Llama a Bowser)

...............................................................................................................................

(En la sala real de Bowser...)

- Bowser. (Contesta a la llama de Paratroopi) ¿Sí? ¿Quién es?

- Paratroopi (voz). Soy el Cabo Paratroopi. ¿Sabes dónde están Kammy y el resto?

- Bowser. Encerrados en la habitación de Kamek. ¿Por qué?

- Paratroopi (voz). Porque no están. He visto unos cuantos Koopatrulleros inconscientes.

- Bowser. ¡Rayos! Se deben haber escapado... (Bowser se da la vuelta y ve a todos los que había encerrado en frente suya, mirándole fijamente. Bowser se queda sorprendido y sin palabras)

- Paratroopi (voz). Verás, es que estaba buscando una gorra roja que Kammy ha encontrado. ¿Hola? Bowser, ¿estás ahí?

- Bowser. S-s-sí… Y ellos también están aquí... Te tengo que colgar... (cuelga el móvil) Hola.

- Todos. Hola, amo Bowser.

- Bowser. ¿Qué tal?

- Todos. Bien.

- Kamek. Y mejor que vamos a estar a partir de ahora...

_______________________________________________________________

(A la mañana siguiente, se encuentran en la sala de reuniones todos los personajes. Mario ha recuperado su gorra y ya no está en el castillo y Bowser tiene puestos una gorra y un bigote postizo. Los secuaces no pueden aguantar la risa)

- Bowser. (Furioso) Bien, comenzamos una nueva reunión para determinar la compensación por haberos encerrado sin estar poseídos por nadie.

- Kamek. A mi esto ya me compensa, jajajaja.

- Bowser. Como alguien más se vuelva a reir de mi aspecto me enfado de verdad, ¿eh? (Todos siguen hablando hasta llegar a un acuerdo al final)


(En la habitación de Kamek, se encuentran Ratónito y Kammy)

- Ratónito. Kammy, de verdad que yo no quería estafarte. Sólo era un pequeño ajuste de cuentas, entiéndelo.

- Kammy. Sí, sí. Lo entiendo perfectamente.

- Ratónito. ¿Entonces me puedes soltar ya? Me estoy mareando...

(Se puede ver a Ratónito atado de pies y manos en un palo de madera y dando vueltas encima de una hoguera)

- Kammy. Te dije que iba a hacer ratón a la brasa contigo y lo voy a hacer. Disfruta de este calorcito mientras yo veo la tele.

(Kammy enciende la tele y pone el canal de Noticias Champiñón)

- Presentador. Terminamos la mañana con una buena noticia. Las bandas distribuidas por el Reino Champiñón y el Reino Judía dedicadas a la venta de unas gorras especiales han sido finalmente desmanteladas y sus líderes arrestados. Los expertos están comprobando la manera más eficaz de destruir estas gorras para evitar que puedan volver a estar a la venta en un futuro. Además tenemos una grabación en la que se puede ver a uno de los presuntos líderes de estas bandas, el archiconocido fontanero Mario.

(Ahora se muestra una grabación en la que Mario está esposado y es conducido hacia un coche policía por dos Toads policía)

- Mario. ¡Soltadme! ¡Yo no he tenido nada que ver, sólo compré una gorra y no sabía que era peligrosa! (Mario entra dentro del coche y la grabación finaliza. Se vuelve a mostrar al presentador en primer plano)

- Presentador. A pesar de sus declaraciones, se sigue creyendo que el famoso Mario tenía contactos con las bandas. Su repentino cambio de aspecto sin su famoso y característico bigote lleva a pensar que probablemente tuviera intención de abandonar el reino con todo el dinero recaudado y empezar una nueva vida lejos de este lugar. Dentro de unas horas les volveremos a informar, gracias por escucharnos.

Referencias

  • Dr. Mario box art
    Gorrín es un nombre provisional inventado por Superyoshibros20 para designar al nuevo acompañante de Mario en el juego Super Mario Odyssey (dado que hasta el momento sólo se sabe su nombre oficial en inglés: Cappy).
  • En un momento del episodio se puede leer esta escena:

- Ratónito. Oye, Magikoopa del tres al cuarto, Mario tiene un título falso en medicina y cuando se viste de Doctor Mario todo el mundo va a su consulta.

Se trata de una parodia de los juegos de la saga Dr. Mario. A pesar de ser un fontanero, Mario protagoniza diversos juegos en donde aparenta tener conocimientos médicos. Transforma lo que podría ser una zona de pruebas en un juego de tetris en donde se utilizan microorganismos patógenos y medicamentos.

Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.