FANDOM


Resumen

El gran asteroide se acerca cada vez más a la Tierra, y con ello aumentará el nerviosismo e inquietud dentro del castillo. Por otra parte, Kamek contrata a un nuevo secuaz que sin duda sorprenderá a los secuaces de Bowser. ¿De quién se tratará? Esto y mucho más en el episodio que hay a continuación.

Música

Máquina atención Se recomienda abrir la música en una pestaña diferente.

1. https://www.youtube.com/watch?v=CvKavXvCNgg

Intro LTS Temp.7. Bill Banzai

(En un programa de televisión se puede ver a una presentadora hablando a la cámara)

- Presentadora. Y volvemos con una noticia de última hora. El Centro de Seguridad del Reino ha emitido un nuevo aviso en el que especifica que por motivos de seguridad la evacuación del Reino Champiñón sea obligatoria para todo el mundo sin excepción alguna. El trabajo para evitar el impacto del asteroide gigante parece no ser suficiente y ya en la central se ha tirado la toalla en algunos casos.

(Ahora el canal cambia a otro en el que aparecen dos personas sentadas en un plató. Una es un presentador Koopa y otra es el Profesor Frankly)

- Frankly. Estamos hablando de un asteroide de un tamaño casi 15 veces superior al que extinguió a los dinosaurios hace unos 65 millones de años. Se trata sin duda de una barbaridad que traerá graves consecuencias a todo el mundo si llega a impactar contra la Tierra.

(Se cambia de nuevo el canal y se ve ahora una representación del asteoride gigante en mitad del espacio. Se puede escuchar la voz de un narrador)

- Narrador. El asteroide que se aproxima a la Tierra, de unos 136 kilómetros de diámetro, es la mayor amenaza que tiene presente el mundo en estos momentos. La velocidad a la que viaja en el espacio puede sobrepasar los...

(La televisión se apaga y se puede ver la sala de reuniones del Castillo de Bowser llega de personas viéndola. Están Bowser, Kamek, Kammy, el padre de Kamek, Goombi, Ratónito, Bombazulina, el Trío de Élite, Robert, Korokoopa, Kaproopa, Don Huesito, Fuzzya y Rita-disc. Todos están sin palabras)

- Kamek. Esto no parece que vaya para mejor...

- Ratónito. (Dice irónicamenete) No me digas.

- Bowser. Bueno. Ahora que sabemos que la catástrofe es inevitable y mundial, ¿no sería mejor que os quedárais todos en este castillo? Total, los que estén lejos de la explosión sufrirán una muerte más lenta que los que se queden aquí.

(Todos empiezan a hablar preocupados los unos con los otros)

- Korokoopa. Yo sigo queriendo irme. Es muy probable que haya alguna solución fuera de aquí. La humanidad no se va a extinguir por un meteorito...

- Don Huesito. Hombre... Los dinosaurios se extinguieron por algo parecido.

- Fuzzya. No, por algo 15 veces más pequeño, que lo decía la televisión. No tenemos escapatoria.

- Robert. Bien pensado, los Boos y Muertejuelos podríamos sobrevivir a cualquier impacto haciéndonos intangibles.

- Kamek. ¿Y entonces por qué no quieres quedarte con nosotros?

- Robert. Porque no pienso vivir en un cráter de miles de kilómetros de diámetro.

- Guydo. (Mirando a Paratroopi y a Goombilón) Vamos a sacar billetes de Helibote por Internet.

- Kaproopa. Hermano, ve llamando a nuestros padres. Que nos hagan sitio para cuando lleguemos a casa.

(Todos se van levantando)

- Kamek. ¡Esperad! ¡No os precipitéis! De aquí no se va nadie.

- Ratónito. Uy que no. Yo me voy a hacer las maletas.

- Kamek. (Antes de que todos salgan de la sala de reuniones, Kamek alza la varita e invoca a 30 Huesitos que miran retadores a los personajes) ¡De este castillo no va a salir nadie! ¿Me oís?

- Paratroopi. Kamek, se te ha ido la olla.

- Goombilón. Estás más agresivo que Kammy.

- Goombi. Ya te digo yo que no. Kammy es insuperable.

- Kammy. Callaos de una vez.

- Kamek. He intentado por las buenas que os quedárais todos aquí. Os subí el sueldo, os permití toda clase de lujos...

- Bowser. ¡¿Les subiste el sueldo sin mi permiso?! ¿Y cómo les pagaste?

- Bombazulina. Vendiendo cuadros a ignorantes.

- Kammy. Y al Koopa albino, ¡jajajaja!

- Korokoopa. No me lo recordéis.

- Rita-disc. Kamek, esto ya ha ido demasiado lejos. Nosotros nos marchamos de aquí.

- Kamek. Rita-disc, no tienes permiso para salir de la sala de reuniones sin permiso.

- Rita-disc. Buenos días, Kamek. (Avanza hacia la salida, pero unos Huesitos empiezan a abalanzarse sobre ella) ¡¡Aaah!! ¡Pero qué hacéis, sacos de huesos!

(Rita-disc se quita a varios Huesitos de encima con su disco eléctrico, pero cada vez se abalanzan más Huesitos sobre ella. Tres de ellos intentan retener el disco eléctrico)

- Kamek. Soldados, llevaos a esta desertora de aquí.

(Los Huesitos se llevan a rastras a Rita-disc de la sala. El resto de secuaces se miran unos a otros temerosos)

- Bowser. ¿Alguien más quiere correr el mismo destino que vuestra compañera? (Todos niegan con la cabeza) Pues ale, volved al trabajo.

- Kamek. (Le susurra al oído a Bowser) ¿Deberíamos poner vigilancia las 24 horas por todo el castillo para evitar que se escape alguien?

- Bowser. Claro. Y contrata a alguien que los supervise a todos.

- Kamek. Entendido, amo Bowser.


Diálogo

LTS Asteroide 4


Mlpj1
(En los calabozos de los Islotes Vivorretrato todo está bastante oscuro. Algunas llamas iluminan ligeramente la sala. Grupos de Aterratas corretean por el lugar y se esconden en agujeros y Hermanos Fuego patrullan la zona. A uno de los calabozos es conducida Rita-disc, sujetada por tres Hermanos Fuego. Los Hermanos Fuego lanzan a Rita-disc al interior de la prisión y cierran la puerta)

- Rita-disc. (Se pega a los barrotes) ¡¡Soltadme!!

- Hermano Fuego 1. Lo siento, pero hemos recibido órdenes explícitas de Kamek y no podemos dejarte salir hasta nueva orden.

- Rita-disc. ¡¿Qué?! ¡¿Me vais a dejar morir aquí?!

- Hermano Fuego 2. Lo que diga Kamek. Venga, hasta luego. (Los Hermanos Fuego se van)

- Rita-disc. (Mira el interior de su celda: una cama y un cuadro colgado en la pared con la cara de Bowser) Esto es genial. Debí haberme marchado antes del castillo cuando pude. ¡Si es que soy idiota!

- ???. Shh... Eh, tú.

- Rita-disc. (No ve a nadie) ¿Me hablas a mi? ¿Quién eres?

- ???. Estoy en la celda de al lado; por eso no podemos vernos. Yo también he sido encerrado injustamente por el amo Bowser.

- Rita-disc. ¿Qué hiciste?

- ???. Antes de acabar aquí era un Goomba como cualquier otro. Me encargaba de vigilar uno de los pasillos de estos grandes calabozos. Una vez, cuando Bowser seguía intentando secuestrar a Peach, Kamek metió en estas celdas a varios Toads para hacerlos presos y yo fui el encargado de vigilar que no se escapara ni uno, ¿sabes?

- Rita-disc. Uh. Entonces llevas encerrado aquí por lo menos un año. ¿No es asi?

- ???. Dos y medio, más o menos.

- Rita-disc. ¿Y por qué te encerraron?

- ???. Un día tuve que hacer muchísimas horas extra por falta de personal. Estuve varios días despierto para controlar que nadie se escapaba del lugar, pero con el paso de las horas los ojos se me fueron cerrando hasta caer dormido por completo. Cuando desperté, ya no había Toads. Todos se habían escapado no sé cómo, y yo fui el responsable y el que recibió el castigo.

- Rita-disc. Oh, pues... No sé qué decir. Lo siento.

- ???. No. Ahórrate tus disculpas. No hay manera de salir de aquí, ya que después de descubrir que los Toads habían escapado Kamek reforzó la vigilancia en este lugar.

- Rita-disc. Pues todo es perfecto. Vamos a morir aquí dentro de unas semanas.

- ???. ¿Por qué?

- Rita-disc. Porque se está acercando un asteroide gigante al reino.

- ???. ¡¿Qué?! ¿Y no lo piensan destruir o algo?

- Rita-disc. No hay material suficiente para ello.

- ???. Rayos. Entonces hay que salir de aquí sí o sí cuanto antes. A ver si juntos encontramos una solución para esto.

- Rita-disc. Vale.

- ???. Por cierto, yo me llamo Goomzalo.

- Rita-disc. Yo Rita-disc, pero puedes llamarme Disc mejor.

_______________________________________________________________

CB Kamek
(En la habitación de Kamek se encuentran el Magikoopa, Bombazulina y Ratónito discutiendo)

- Bombazulina. Kamek, esto se te ha ido de las manos. ¿Hasta cuándo crees que vas a poder retener a tus secuaces?

- Kamek. Hasta que se me ocurra un plan mejor para conseguir que se queden más tiempo.

- Ratónito. Dada la situación te aseguro que ya nada les va a hacer quedarse. Por cierto, ¿tienes comida?

- Kamek. ... Sírvete tú mismo.

(Ratónito va a la nevera de Kamek)

- Bombazulina. Kamek, espero que sepas que tanto Ratónito como yo vamos a irnos del castillo tarde o pronto. Si nos hemos quedado un poco más aquí es porque somos tus compañeros y te conocemos desde hace años.

- Ratónito. (Hablando con la boca llena) Bueno. Yo sinceramente me he quedado por la comida gratis.

- Kamek. Por mucho que exageren, este asteroide tiene los días contados, lo presiento. Es imposible que nadie vaya a mover un dedo hasta destruirlo.

- Bombazulina. ¡El problema es que ya lo están haciendo y no sirve de nada! Hace una semana donamos casi todas nuestras reservas de Bob-Ombs al CSR y el misil que han fabricado no es lo suficientemente potente.

- Kamek. Ya está bien de pensar en el asteroide. Como ya vimos todos en las noticias, del impacto no se va a salvar nadie en todo el mundo, así que vivamos lo poco que nos quede aquí en la Tierra.

- Ratónito. Cuando muramos todos los que estamos en este castillo iremos al infierno por nuestros malos actos...

- Kamek. Tampoco hemos sido tan malos...

- Bombazulina. ¿Que no? Hemos secuestrado a gente, hemos traicionado hasta a nuestros amigos, hemos matado, hemos destruido vidas de personas... Si con eso no vas al infierno de cabeza no sé qué habrá que hacer para ir alli.

- Kammy. (Aparece Kammy mágicamente) ¿Cómo váis a ir vosotros al infierno? Si no valéis ni para hacer maldades, panda de inútiles.

- Ratónito. (Mirando a Bombazulina y a Kamek) Kammy tiene un puesto VIP reservado en el infierno. Eso es seguro.

- Kamek. Bueeeno... Dejando temas religiosos tengo que contaros que nadie va a salir de este castillo sin permiso mío o del amo Bowser. Tenemos a guardias vigilando todas las salidas posibles.

- Bombazulina. ¿Piensas convertir este castillo en un búnker?

- Ratónito. Si fuera un búnker estaríamos protegidos del asteroide, así que creo que no...

- Kamek. El que salga sin permiso pasará un día en los calabozos de los Islotes Vivorretrato como Disc. ¿Entendido? Y esto también va para vosotros dos aunque estéis en el mismo rango que yo.

- Bombazulina. (Irónica) A sus órdenes, dictador Kamek.

- Kamek. Y además aprovecho para deciros que he contratado a un Bob-Omb que se encargue de supervisar a los guardias, para evitar que ellos también intenten escaparse.

- Bombazulina. Pero Kamek, ¿es que no te das cuenta de que este barco tiene fugas por todos lados? Y nunca mejor dicho.

- Ratónito. ¿Pero esto no era un castillo?

- Kamek. Bah, decid lo que queráis pero estoy llevando los mandos correctamente.

- Ratónito. ¿Y cómo es el supervisor?

- Kamek. Lo contraté por Internet. Es un hombre fuerte, con carisma y valentía y con un aspecto imponente. Han escrito varios libros sobre él, de hecho. Seguramente narren en ellos sus hazañas y logros obtenidos en combates o en sus trabajos.

- Ratónito. ¿Has contratado a Basilix otra vez?

- Kamek. No, mejor.

(Se oye desde fuera del castillo unos gritos)

- ???. ¡¡¡IIIIAAAAAAAAA!!! (Kamek, Ratónito, Bombazulina y Kammy se asoman por la ventana para ver quién grita. Se trara de Bob-Knight montado en su caballo sujetando una lanza y cabalgando en dirección al castillo)

- Bombazulina. ¿Es ese?

- Kamek. Exacto. Ya ha llegado.

- Ratónito. Tampoco es que se le vea muy fuerte e imponente...

- Kammy. En Internet se miente mucho.

- Ratónito. Y tanto. Tú en Facebook pusiste que tienes 29 años.

- Kammy. ¡Me confundí de tecla, ¿vale?! Y tú cállate, rata metomentodo, que te recuerdo que retocaste tu imagen de perfil.

- Kamek. Enterrad de una vez el hacha de guerra, por favor.

(Bob-Knight se estampa contra la pared del castillo y cae al suelto, dejando su lanza clavada entre las rocas que componen la pared. El caballo se pone a caminar alrededor de Bob-Knight)

- Bob-Knight. Ay, ay... Ay…

- Bombazulina. … ¿Pe-pero qué ha hecho ese tío? ¿Se ha estampado contra una pared?

- Kamek. Eh... E-eso parece...

- Ratónito. Sigo creyendo que Basilix hubiera sido mejor...

_______________________________________________________________

CB
(En el laboratorio del sótano del castillo se encuentran muchos científicos trabajando con microscopios y mezclando sustancias. Robert supervisa a todos los científicos)

- Robert. Debemos trabajar duro para conseguir sustancias muy explosivas que podamos mandar al CSR.

(Entra el Trío de Élite en el laboratorio)

- Guydo. (Cogiendo una pipeta) Hmmm... ¿Esto qué es?

- Robert. (Se acerca al Trío de Élite) Hola, chicos. ¿Veníais por algo?

- Goombilón. Como no tenemos trabajo y nos quedan semanas de vida, hemos pensado que podríamos pasear por el castillo hasta que lleguen nuestras horas. Y hemos pensado en visitar el laboratorio, el cual no conocemos muy bien.

- Robert. Ah, pero... Siento deciros que aquí necesitamos tranquilidad extrema. Estamos trabajando concienzudamente.

- Paratroopi. Tranquilo, si no haremos ruido. (El Trío de Élite se distribuye por toda la sala)

- Robert. Eh, eh, eh. Que yo no os he dicho que podáis quedaros aquí. ¡Eh! ¡Hacedme caso!

- Guydo. (Coge una pipeta, destapona un frasco con agua destilada y succiona agua con la pipeta) ¡Hala! Esto chupa líquidos. (Aprieta la pipeta y el agua sale disparada en forma de chorro) ¡¡Guau!!

- Robert. (Le quita la pipeta a Guydo) ¡Suelta eso!

- Paratroopi. (Coge un frasco con lugol) ¿Y esto qué es? ¿Se bebe?

- Robert. ¡¡No!! ¡¡Suelta eso!! (Paratroopi suelta el frasco, cae al suelo y se rompe, llenando el suelo de colorante) ¡¡¡AAAAAHHHH!!! ¡¡¿Pero qué haces?!!

- Paratroopi. ¿No dijiste que lo soltara?

- Robert. ¡Pero deberías haberlo dejado donde estaba, tonto! Ahora has manchado el suelo con yodo.

- Paratroopi. ¿Con qué?

- Goombilón. (Hablando con un científico que está usando un microscopio) ¿Y eso de ahí qué es?

- Científico 1. El objetivo...

- Goombilón. Ahhh... ¿Y eso de ahí?

- Científico 1. La platina... Donde se colocan las placas.

- Goombilón. Tiene nombre de metal. ¿Y eso de ahí abajo?

- Científico 1. ... Eh... El condensador...

- Robert. Recluta Goombilón, deja de molestar al trabajador de una vez.

- Paratroopi. (Coge una jeringuilla con un líquido) Hmmmm... (se inyecta en una mano el líquido de la jeringuilla y se quita la jeringuilla)

- Robert. ¡Paratroopi, suelta eso! ¡¿Te has vuelto loco?!

- Guydo. No. Ya estaba loco antes.

- Robert. Paratroopi, dime que no había nada dentro de la jeringuilla.

- Paratroopi. Eh... N-no. No había nada.

- Robert. Menos mal. Aquí trabajamos con material muy delicado, así que... ¡¡¡IROS LOS TRES YA DE AQUÍ!!! Esta es la primera vez que alguien me saca de quicio en muchos años.

(Paratroopi se preocupa)

- Guydo. Vale, ya nos vamos. Aguafiestas...

(El Trío de Élite se va del lugar y Robert intenta tranquilizarse)

_______________________________________________________________

Mlpj1
(Por otra parte, en los calabozos de los Islotes Vivorretrato...)

- Rita-disc. ...y finalmente Kamek invocó a un gran grupo de Huesitos, me apresaron y me encarcelaron aquí. Y esta es toda la historia de mi desgraciada vida desde que empecé a trabajar para Bowser en su castillo.

- Goomzalo. Muy interesante. (Ve que el Hermano Fuego que vigila el pasillo sale un rato fuera) Disc, oye, tengo que contarte algo.

- Rita-disc. ¿El qué?

- Goomzalo. Como ya te dije, hace unos años trabajé en este lugar, así que conozco como la palma de mi mano todo el sistema de calabozos.

- Rita-disc. Pero si tú no tienes manos.

- Goomzalo. Es una forma de hablar. En fin, que yo conozco el camino correcto para salir de aquí, porque quien no lo conozca es muy probable que acabe perdiéndose como si estuviera en un laberinto. Si tú consiguieras dar con una solución para liberarnos a ambos de nuestras celdas, yo te ayudaría a salir de aquí.

- Rita-disc. ¿En serio? Pues sinceramente no se me ocurre ninguna manera de salir de aquí...

(Entra de nuevo el Hermano Fuego y ambos presos disimulan)

_______________________________________________________________

CB Kamek
(En la habitación de Kamek se encuentran el Magikoopa, Bombazulina, Ratónito, Kammy, Goombi y Bob-Knight. Bob-Knight lleva puesta una tirita en la cabeza)

- Kamek. ¿Se encuentra mejor?

- Bombazulina. Menudo golpe se ha dado...

- Bob-Knight. Bella damisela, no se preocupe por mi. Estoy enteramente a su servicio. El golpe no ha sido más que un premio por mi valentía al intentar enfrentarme al gigante que tenía ante mis ojos.

(Kamek, Bombazulina, Ratónito, Goombi y Kammy se miran unos a otros)

- Ratónito. Me parece que se ha dado bien fuerte en la cabeza. Se ha vuelto loco.

- Goombi. ¿Qué quiere decir con “gigante”?

- Kamek. Se referirá al castillo...

- Bombazulina. ¿Y con “bella damisela”?

- Kammy. Pues se referirá claramente a mi.

- Goombi. Venga ya; si estaba mirando todo el rato a Bombazulina.

- Kammy. Tú a callar, que los niñatos malcriados no deben interrumpir a los adultos.

- Kamek. A ver, no judguéis a un libro por su portada. (Todos miran a Kamek confusos) Quiero decir que no penséis mal de Bob-Knight. En su perfil decía que era a veces muy bromista. Esto que ha dicho será seguramente una broma.

- Bob-Knight. ¿Qué susurráis? ¿Acaso no doy la talla para este puesto?

- Kamek. No, no. Al contrario. De hecho eres el mejor candidato que hemos visto hasta ahora.

- Ratónito. (Le susurra a Kamek) ¡Pero si es el único que ha venido!

- Kamek. (Ignora a Ratónito) Bob-Knight, me complace decirte que estás contratado. Ahora eres uno más de este castillo.

- Kammy. No serás un vago incompetente como estos de aquí, ¿no?

- Bob-Knight. Anciana venerable, le aseguro que pondré mi vida en el desempeño de este trabajo.

- Kammy. ¡¡¿Cómo me has llamado?!!

(Kammy intenta levantar la mano que sujeta su varita para iniciar un conjuro, pero Kamek la para)

- Kamek. ¡Madre, ten cuidado! Como le pase algo ya no encontraremos a nadie que le sustituya.

- Bob-Knight. Todo el que intente abandonar este castillo pagará su castigo con la vida. Yo mismo me encargaré de quitársela ensartándole con mi lanza majestuosa. (Alza su lanza y su escudo)

- Goombi. Kamek, este tío es demasiado raro incluso para este castillo.

- Kamek. Sí, pero es efectivo, así que se queda con nosotros.

_______________________________________________________________

CB Trío de Élite
(En la habitación del Trío de Élite, pasadas unas horas, se encuentran los tres protagonistas descansando y mirando la televisión)

- Guydo. (Cambiando de canal cada 5 segundos) No dejan de hablar del asteroide. No hay ni uno que no hable de lo mismo. Bueno, menos la teletienda. ¿Alguno quiere comprar un aspirador con reloj y cronómetro incorporado?

- Goombilón. No.

- Paratroopi. Hmmm...

- Guydo. Paratroopi, ¿te encuentras bien? No tienes muy buena cara.

- Paratroopi. Me noto algo febril...

- Guydo. Puf, pues hasta que llegue febrero quedan más de cuatro meses.

- Goombilón. Guydo, quiere decir que siente que tiene fiebre.

(Guydo se acerca y le pone la mano en la frente a Paratroopi)

- Guydo. ¡¡Uh!! ¡Pero si estás ardiendo! Ponte el termómetro. (Paratroopi se coloca un termómetro en la axila)

- Goombilón. Es normal que pase esto. Cuando llega el frío alguien acaba poniéndose enfermo sí o sí.

(2 minutos después empieza a pitar el termómetro digital y Guydo se lo quita para mirar la temperatura)

- Guydo. ¡¡39 grados y medio!! ¡¿Cómo te ha subido tan rápido la fiebre?!

- Paratroopi. N-no sé, pero me voy a acostar porque me encuentro algo mareado…

(Se oyen gritos de Bob-Knight desde fuera)

- Bob-Knight. ¡¡No escaparéis!! ¡¡¡NOOOOO!!!

(Goombilón y Guydo se miran mutuamente sin saber quién grita. De repente Bob-Knight cabalga con su caballo y con su lanza hacia la puerta y la abre de cuajo de un golpe)

- Trío de Élite. ¡¡Aaaaahhh!!

- Bob-Knight. (Se baja del caballo algo mareado) ¡¡No pienso dejar que escapéis de este castillo!! ¡¡Por encima de mi cadáver!!

- Goombilón. ¿Quién es usted?

- Guydo. ¿Y qué demonios acaba de hacer?

- Paratroopi. Podría haber llamado a la puerta por lo menos...

- Bob-Knight. Soy el legendario Bob-Knight, descendiente de una estirpe de caballeros valientes y fuertes. Y vengo a pararos los pies a vosotros, traidores a la corona.

- Guydo. ... ¿Estás borracho o qué?

- Bob-Knight. Sí. Estoy ebrio de venganza. Y ello lo saciaré con vuestras vidas. ¡¡En guardia!! (Coloca su lanza mirando hacia Goombilón)

- Goombilón. ¡Ostras! ¡¿Estás loco?! Ni se te ocurra atacarme con eso.

- Bob-Knight. Haberlo pensado antes de intentar huir.

- Guydo. ¿Pero huir de qué?

(Bob-Knight empieza a correr en dirección a Goombilón, pero este le esquiva y tanto él como Guydo salen corriendo de la sala, perseguidos por Bob-Knight)

- Bob-Knight. ¡¡Volved aquí!! ¡Podréis corer, pero nunca esconderos de mi!

- Paratroopi. (Cuando ve que todos se han marchado, cierra los ojos y se acuesta en el sofá) Yo os espero aquí.

_______________________________________________________________

(Comienza la música 1)

Mlpj1
(En los calabozos de los Islotes Vivorretrato descansan Rita-disc y Goomzalo cada uno en sus respectivas celdas. Un par de Hermanos Fuego patrullan la zona hasta que cambian de pasillo)

- Rita-disc. (Golpea con su cabeza la puerta de la celda) Argh, no puedo destrozarla; es demasiado dura.

- Goomzalo. Si destrozaras la cerradura, con eso bastaría para salir...

- Rita-disc. Ya, pero el problema es que la cerradura está por fuera. No puedo hacer nada desde dentro.

- Goomzalo. Si hubiera algo tan fino que pudiera colarse entre los barrotes de la celda...

- Rita-disc. ¡Claro! Mi disco eléctrico puede. (Saca su disco al pasillo y lo acerca a la cerradura de la puerta. Cuando toca la cerradura, empieza a rozar el disco con la cerradura)

- Goomzalo. ¡¡Cuidado!! Roza con cuidado o despertarás sospechas.

(Disc roza sigilosamente su disco contra la cerradura, hasta que se oyen voces de Hermanos Fuego. Rita-disc esconde su disco entonces dentro de la celda y disimula. Entra un Hermano Fuego a seguir patrullando y no nota nada extraño)

(Para la música 1)

_______________________________________________________________

CB Kamek
(En la habitación de Kamek se encuentran Kamek, Guydo, Goombilón y Bob-Knight)

- Kamek. Bob-Knight, ¿en qué momento te he dicho yo que ataques a mis secuaces estando dentro del castillo? ¡¿Cuándo?!

- Bob-Knight. Mis disculpas, jefe. Oí unos pitidos dentro de su habitación y creí que era una alarma por riesgo de fuga.

- Guydo. ¿Una alarma por riesgo de fuga? ¿Pero qué tontería es esa?

- Goombilón. Jefe Kamek, controla a tu nuevo secuaz que casi nos ensarta como filetes.

- Bob-Knight. Yo cumplía con mi deber.

- Kamek. Bob-Knight, ni se te ocurra atacar a nadie que no veas fuera del castillo. ¿Me oyes?

- Bob-Knight. ¡A sus órdenes! (Se va del lugar)

- Guydo. Kamek, hay que tener más cuidado cuando contratas a la gente...

- Kamek. Era el único que encontré, ¿qué quieres?

- Goombilón. No veía alguien tan desequilibrado y agresivo desde que se fue Popkey...

(Guydo y Goombilón se van del lugar y aparece mágicamente Goombi)

- Goombi. Kamek, malas noticias.

- Kamek. ¿Qué pasa ahora?

- Goombi. He estado buscando el historial de Bob-Knight y no he encontrado cosas buenas precisamente.

- Kamek. Miedo me das.

- Goombi. Al parecer Bob-Knight ingresó en 1992 y en 2007 en centros psiquiátricos por esquizofrenia paranoide y trastorno esquizofreniforme. Sus delirios comenzaron en febrero de 1992 cuando atacó un centro comercial pensando que era un gigante e intentó defender el honor de una dama que se había inventado meses antes.

- Kamek. (Sin palabras) ... ... ... Bu-bueno... Tampoco hay que alarmarse... Se le ve estable...

- Goombi. ¿Estable? Ha arremetido contra dos de tus secuaces.

- Kamek. Todo el mundo tiene algún mal día. Si vuelve a fallar, pues le despido y ya.

- Goombi. Claro, y con lo cuerdo que está aceptará el despido.

- Kamek. ¿Entonces qué demonios quieres que haga?

- Goombi. No sé. Tú eres aquí el que decide...

- Kamek. (Mira por la ventana hacia el cielo) Alguien tiene que estar riéndose de mi desde ahí arriba, porque las cosas que pasan en este castillo no son normales.

_______________________________________________________________

CB anocheciendo
(Se hace de noche en el Reino Champiñón. En la habitación del Trío de Élite están las luces encendidas. Paratroopi está en cama con un pañuelo húmedo en la frente y con un termómetro bajo la axila)

- Paratroopi. Agua... Dadme agua...

- Goombilón. Sargento Guydo, ¿qué temperatura tiene?

- Guydo. (Le quita el termómetro a Paratroopi) Su fiebre no baja de 39 grados incluso habiéndole dado medicación. Si sigue así tendremos que llevarlo al hospital del castillo.

- Goombilón. Ya para lo que nos queda a todos... Maldito asteroide...

- Paratroopi. Oye, que os estoy escuchando...

- Guydo. Bueno, vamos a dormir un poco y si sigues así dentro de un rato nos vamos a urgencias. (Apaga la luz y de repente se ve un esqueleto verde fluorescente entre tanta oscuridad) ¡¡Aaaahhh!! ¡¿Pero qué es eso?!

- Goombilón. Pa-Paratroopi, ¿sale de ti esa luz? (Guydo enciende las luces y la luz verde desaparece) Cabo Paratroopi, ¿qué te está pasando?

- Paratroopi. No sé, pero no me encuentro muy bien...

- Guydo. (Vuelve a apagar las luces y vuelve a verse la luz verde) Paratroopi está emitiendo luz... ¿Te crees bombilla?

- Goombilón. Guydo, esto no tiene gracia. Esto no es normal.

- Guydo. (Enciende las luces de nuevo) Y tanto que no. Voy a buscar en Internet a ver si descubro qué te pasa.

- Goombilón. Paratroopi, ¿sientes algo raro en tu interior?

- Paratroopi. No. Solamente siento malestar físico.

- Guydo. Ya he encontrado algo, creo. Lo que tienes se llama “bioluminiscencia”, pero en Internet dicen que es algo natural de ciertos seres vivos.

- Goombilón. Osea, ¿que el hecho de que Paratroopi parezca un semáforo es algo natural?

- Guydo. No, porque en muchas especies esto no ocurre. Tampoco he encontrado enfermedades que produzcan esto.

- Goombilón. Vamos a buscar a Robert. Él es el que más sabe de este castillo; podrá ayudarnos.

- Guydo. Paratroopi, no te muevas de aquí, ¿vale?

- Paratroopi. ¿A dónde crees que iría yo en mi estado, tonto?

(Goombilón y Guydo apagan las luces y salen por la puerta, dejándola sin cerrar. Minutos después aparece caminando Bob-Knight y ve la puerta de la habitación del Trío de Élite abierta)

- Bob-Knight. Hmmm... (se asoma por la puerta para ver el interior de la habitación, pero está todo oscuro) ¿Hay alguien ahí? (Entra en la habitación y ve el esqueleto verde fluorescente de Paratroopi) ¡¡AAAHHH!! ¡¡Un fantasma!!

(Enciende la luz de la habitación y no ve nada, pues Paratroopi está tapado bajo las sábanas de la cama)

- Bob-Knight. ¡¡AAAHHH!! (Sale corriendo del lugar)

...............................................................................................................................

(Cinco minutos después vuelven a la habitación Guydo, Goombilón y Robert)

- Robert. (Con mucho sueño) Los fantasmas también dormimos, ¿eh? (Bosteza)

- Guydo. Es una urgencia. A Paratroopi le pasa algo extraño. Tiene mucha fiebre y le pasan cosas raras.

- Robert. A ver, yo no soy médico...

- Guydo. Mira, mira... (apaga las luces y se ve el esqueleto verde de Paratroopi. Guydo enciende la luz de nuevo y mira a Robert) ¿Lo has visto?

- Robert. ... S-sí... ¿Qué demonios ha sido eso?

- Goombilón. Paratroopi emitiendo luz.

- Robert. Ya, ya. Hasta ahí llego. Lo que quiero saber es cómo es posible.

- Goombilón. ¡No lo sabemos! Por eso te hemos llamado.

- Robert. Podría ser una mutación... No... No puede ser... La fluorescencia es algo que trabajamos en el laboratorio... (De repente se le ocurre algo y se acerca a Paratroopi) Cabo Paratroopi, ¿tenía algo la jeringuilla que cogiste esta mañana?

- Paratroopi. ¿Eh? N-no...

- Robert. No me mientas...

- Paratroopi. Vale... Sí...

- Robert. ¡Claro! Ahora entiendo por qué faltaba en el laboratorio una dosis de yodo radioactivo.

- Guydo. ¿Cómo que yodo radioactivo?

- Robert. Lo creamos para el hospital del castillo. Con esto se pueden hacer estudios y análisis muy profundos en huesos, sólo que las cantidades utilizadas son generalmente más pequeñas... Paratroopi se inyectó una buena cantidad y ahora su cuerpo está reaccionando bastante mal...

- Paratroopi. ¿Me voy a morir?

- Robert. Sí. Todo el mundo muere. La cuestión es cuándo.

- Paratroopi. Menudo susto me has dado. ¡Dime si me voy a morir ya o no!

- Robert. Viendo que aún te quedan fuerzas, puede que sí. Si te hubieras inyectado más te habrías intoxicado. Ahora tu cuerpo debe expulsar la radioactividad por sí solo.

- Goombilón. Puf, menos mal.

- Robert. Bueeeno... Me parece que los tres habéis aprendido algo muy valioso e importante con todo esto.

- Guydo. Sí. Que el yodo radioactivo es peligroso.

- Robert. No, no, no. (Su máscara se da la vuelta y las ropas de Robert caen al suelo. Robert está enfadado) Yo me refería a que como volváis a pisar el laboratorio no salís vivos de ahí. ¿Queda claro?

- Goombilón. S-sí...

- Robert. No os he oído.

- Trío de Élite. Sí.

- Robert. (Su máscara vuelve a ser normal y Robert vuelve a la normalidad) Muy bien. Pues ahora a descansar.

(Robert desaparece y Goombilón y Guydo se acuestan)

_______________________________________________________________

CB Kamek
(Por otra parte, en la tercera planta del castillo Bob-Knight llama repetidas veces a la puerta de la habitación de Kamek)

- Bob-Knight. ¡Jefe Kamek! ¡Jefe Kamek!

(Abre la puerta Kamek en pijama)

- Kamek. Bob-Knight, ¿sabes que a la una de la madrugada la gente duerme?

- Bob-Knight. He visto algo espeluznante. ¡¡Había un fantasma que brillaba en la oscuridad!!

- Kamek. ¿Me has despertado de mi sueño para decirme que has visto un Boo?

- Bob-Knight. ¡No! Era algo terrorífico. No era un fantasma como los normales. Era un espíritu.

(Se oye a Goombi desde dentro de la habitación)

- Goombi. Kamek, cierra la puerta a ese tarado y vuelve a dormir.

- Kamek. (Mira a Bob-Knight) A ver, ¿tú de qué circo has salido?

- Bob-Knight. ¿Eh?

- Kamek. ¡Que me dejes dormir en paz! (Cierra la puerta con fuerza)

_______________________________________________________________

Mlpj1
(En los calabozos de los Islotes Vivorretrato, cuando todavía sigue siendo de noche en el reino, Rita-disc ha conseguido destrozar la cerradura de su celda)

- Rita-disc. (Con ojeras) Después de tantas horas de esfuerzo, por fin libre... (Abre la puerta y sale al pasillo)

- Goomzalo. ¡Eh! ¡Oye! Sácame de aquí, por favor.

- Rita-disc. Eso mismo haré en unos instantes. (Se cuelga del techo para pasar desapercibida)

(Entran en el pasillo dos Hermanos Fuego y se quedan sorprendidos al ver la puerta de la celda abierta)

- Hno. Fuego 1. ¡¿Qué ha pasado aquí?!

(Rita-disc cae en picado sobre la cabeza el Hno Fuego 1 y golpea con su disco eléctrico al segundo Hno Fuego. El primero suelta una llave maestra, la cual coge Rita-disc)

- Goomzalo. ¡Ayuda!

(Rita-disc abre la puerta de la celda a Goomzalo, liberándole)

- Rita-disc. Bueno, ahora toca que nos guíes a la salida.

- Goomzalo. Disc, siento tener que decirte algo.

- Rita-disc. ¿Qué?

- Goomzalo. Yo nunca he trabajado aquí. No conozco la ruta de salida de estos calabozos. Y ni siquiera me encerraron por dormirme en el trabajo, sino por intentar robar dinero de la sala de tesoros de Bowser, pero gracias a tu inocencia e ignorancia soy libre. ¡Hasta luego, pringada!

(Goomzalo sale corriendo por un pasillo)

- Rita-disc. Será traidor...

- Hno. Fuego 1. (Se recupera del golpe y coge un walkie-talkie sigilosamente sin que Rita-disc se de cuenta) ¡¡¡Aquí Bola de Fuego!!! ¡¡Tenemos dos presos que se han dado a la fuga!! ¡¡Activad alerta roja!! ¡¡Repito!! ¡¡Activad aler- (Rita-disc vuelve a golpear al Hno. Fuego 1)

- Rita-disc. Maldita sea... (Salen luces rojas del techo y una alarma que no deja de sonar. Rita-disc sale corriendo por uno de los pasillos)

_______________________________________________________________

CB amaneciendo
(Al día siguiente por la mañana pasea Fuzzya por uno de los pasillos del castillo seguida de Don Huesito)

- Fuzzya. Don Huesito, ¿te cansarás algún día de seguirme dondequiera que vaya?

- Don Huesito. No hasta que me perdones por lo que te hice.

- Fuzzya. ¿Si te perdono te alejarás de mi para siempre?

- Don Huesito. No. Porque si me perdonas eso significa que aún sientes amor por mi. Y si eso es así, ¿cómo podría yo alejarme de ti?

- Fuzzya. Don Huesito, nunca he sentido amor por ti y nunca lo sentiré.

- Don Huesito. Se rumorea por el castillo que Popkey se volvió a encontrar con su novio Bob-by el año pasado y que al final acabaron enamorados. Y ellos estaban peor que nosotros.

- Fuzzya. Ya, pero Popkey estaba loca. Yo estoy lo suficientemente cuerda como para ver la realidad...

(Se cruzan con Goombilón y Bombazulina, quienes pasean juntos)

- Goombilón. ¿Qué tal, parejita?

- Fuzzya. Recluta Goombilón, ni se te ocurra volver a llamarnos “parejita”, por favor.

- Don Huesito. ¿Ves? Hasta otros notan que nos atraemos.

- Fuzzya. ¡Y dale, que no me atraes!

(Aparece Bob-Knight)

- Bob-Knight. ¿Qué está ocurriendo aquí? (Mira a Fuzzya) ¿El caballero hecho de huesos le está molestando?

- Fuzzya. Pues mira, sí.

- Bob-Knight. (Mira de arriba abajo a Don Huesito) ... Tú eres el fantasma de anoche.

- Don Huesito. ¿Yo? ¿Fantasma?

- Bob-Knight. Habrás engañado a estos pobres ilusos… (señala con su lanza a Fuzzya, Bombazulina y Goombilón) ¡¡Pero a mi no me la das!! (Ensarta con su lanza a Don Huesito por los huesos de su pecho)

- Fuzzya. ¡¡Aaaaaahhh!!

- Goombilón. ¡¿Qué haces, demente?!

(Los huesos de Don Huesito caen al suelo descompuestos y Bob-Knight mira a Bombazulina)

- Bob-Knight. (Hace una reverencia a Bombazulina) Dulce dama, acepta mi valentía como gesto de amor hacia tu persona.

- Bombazulina. ... ¿De qué vas?

- Bob-Knight. Ese saco de huesos al que me he enfrentado lo he hecho porque quiero contraer matrimonio contigo.

- Goombilón. ¡¡Eh!! ¡¡Eh, eh!! Que Bomba ya está conmigo. Búscate a una chica que esté tan loca como tú y déjanos en paz.

- Bob-Knight. Tú eres el intruso que quería escapar del castillo, ¿no es así? Pues si debo aniquilarte para que dejes de interponerte entre el amor entre esta bella dama y yo, sin duda lo haré cueste lo que cueste. (Bob-Knight intenta herir a Goombilón con su lanza, pero este la esquiva y le pega un buen golpe a Bob-Knight, tirándolo al suelo)

- Fuzzya. (Tirándose al suelo donde están todos los huesos de Don Huesito) ¡¡Don Huesito!! ¡Responde! ¡¿Estás bien?!

- Don Huesito. (Habla usando solamente su cabeza) Siento que me voy... Fuzzya, te quiero...

- Fuzzya. ¡No te vayas!

- Don Huesito. Por favor... Antes de morir quisiera algo...

- Fuzzya. (Con lágrimas en los ojos) Lo que quieras.

- Don Huesito. Dame un beso de despedida. Así moriré tranquilo...

(Se acerca Bombazulina)

- Bombazulina. Pero si los Huesitos podéis recomponer vuestros cuerpos...

- Fuzzya. (Se seca las lágrimas) ¡¿Qué?! Don Huesito, qué bajo has caído. Intentar fingir tu muerte para hacerme sentir culpable...

- Don Huesito. (Vuelve a su forma original) Tenía que intentarlo...

...............................................................................................................................

(En la habitación de Kamek se encuentran Kamek, Goombi, Goombilón, Bombazulina y Bob-Knight)

- Kamek. ¡Esto ya es el colmo! No sólo agredes a gente que desconoces ni ves fantasmas por los rincones, sino que casi dejas fuera de juego a uno de mis fieles secuaces. ¡¡Ya está bien!!

- Bob-Knight. Jefe Kamek, quiero decirle algo. Dimito.

- Kamek. ... ¡¿Qué?!

- Bob-Knight. He intentado llevarme bien con los compañeros, pero mi estancia aquí ha sido un caos total.

- Goombi. Claro, porque has puesto el castillo patas arriba.

- Bob-Knight. No. Lo digo porque desde que llegué me habéis intentado hacer la vida imposible. Unos intentaban asustarme, otros me sacaban de quicio, otros se interponían en el amor con bellas damas...

- Bombazulina. Y dale. Que no estoy enamorada de ti.

- Bob-Knight. Así que por eso creo que no me viene bien quedarme en este castillo. Siento deciros que estáis un poco locos, pero os deseo lo mejor.

- Kamek. A ver, que estoy alucinando. ¿Dimites porque crees que estamos locos?

- Bob-Knight. Exacto.

- Kamek. (Sonríe) Je, jeje… Jejeje… ¡¡¡AAAAAHHHHH!!! Mira, chaval, te voy a decir dos cosas. Primero, tú no dimites, te despido yo. Y segundo, aquí el único loco que hay eres tú.

- Goombi. (Saca un cuaderno de notas) Esquizofrenia paranoide y trastorno esquizofreniforme, para ser más concretos.

- Bob-Knight. Decid lo que queráis. Estoy convencido de que todo eso lo decís porque os ha sentado mal lo que os he dicho, así que no os lo tomaré en cuenta. Hasta siempre... (Se va del lugar)

- Kamek. Esto es alucinante. Todo está al revés. (Empieza a sonar su walkie-talkie)

- ???. Aquí Jefe de Fuego, repito, aquí Jefe de Fuego. Kamek, ¿me recibe? Cambio.

- Kamek. Te recibo, Jefe de Fuego. ¿Qué ocurre? Cambio.

- ???. Tenemos dos presos que se han dado a la fuga. Cambio.

- Kamek. ¡¿Qué?! ¿Quiénes eran? Cambio.

- ???. Según datos de nuestros soldados eran un Goomba y un Roto-disc viviente. Cambio.

- Kamek. Oh, oh... No puede ser... Voy para allá. Cambio y corto. (Apaga el walkie-talkie)

- Goombilón. ¿Qué ocurre?

- Kamek. Esta mañana iba a sacar del calabozo a Rita-disc, pero se ha escapado al parecer... ¡¿Por qué se me tienen que acumular los problemas?!

- Bombazulina. Porque no haces lo que debes...

- Kamek. Argh, Bombazulina, no me des más dolor de cabeza por favor.

(Kamek alza su varita y desaparece mágicamente)


Mlpj1
(En la entrada de los calabozos de los Islotes Vivorretrato se encuentran agrupados una docena de Hermanos Fuego y Kamek)

- Kamek. Rita-disc puede estar en cualquier sitio de estos calabozos... Con lo profundos que son podríamos tirarnos varios días hasta encontrarla.

- Hno. Fuego 3. Esperamos sus órdenes, jefe Kamek.

- Kamek. Bien. Quedaos diez Hermanos Fuego aquí, en la salida. Que Rita-disc no tenga oportunidad de salir en ningún momento. El resto dividíos en grupos de tres e investigad todos y cada uno de los rincones que posee este sistema de calabozos. ¿Entendido? (Todos asienten)

- Hno. Fuego 4. ¿Si la encontramos qué hacemos?

- Kamek. No la ataquéis a menos que se disponga a atacaros. Decidle que no corre peligro, que nosotros no somos sus enemigos.

- Hno. Fuego 4. Entendido, jefe.

- Kamek. Venga. Id en busca de Disc.

 

Continuará...

Aclaraciones

  • En el título de este episodio se hace mención a una tortuga transgénica, la cual sería el Cabo Paratroopi, pero mientras escribía el episodio se me olvidó hacer mención a esto.
LTS promo2 temp.7

Un conjunto de genes forman esta estructura en forma de X (cromosoma)

Este tema puede ser complicado de explicar, así que lo haré de la forma más clara posible. Los genes son estructuras muy pequeñas que definen todas las características de un individuo (altura, color de piel, ojos y cualquier otra cosa que uno pueda pensar), pero estas se pueden modificar con ciertas técnicas para cambiar ciertas características de dicho individuo. Cuando se cambian los genes de un ser vivo por técnicas artificiales, es decir, hechas por un humano, a este se lo denomina OGM (Organismo Genéticamente Modificado) o también se lo puede llamar organismo transgénico. Los OGM son en su mayoría plantas, pues así se pueden conseguir mejores cultivos, más resistentes y más beneficiosos (teóricamente) para el ser humano, aunque también los OGM pueden ser animales de ganado (aunque en ciertos estados y lugares esto está prohibido).

Como Paratroopi empezó a emitir luz de repente por la noche, pensé que podría incluir una escena en la que Robert creyera que Paratroopi había sido modificado genéticamente para emitir esa luz, pero se me olvidó incluirla. De todos modos esto sería imposible por algo que no voy a explicar ya que es más complicado y puede resultar aburrido. Pero de todos modos si alguien tiene curiosidad puede preguntarme en cualquier momento en el chat de la wiki (?)

  • El Castillo de Bowser no puede escapar volando del Reino Champiñón amenazado por el asteroide ya que no tiene suficiente combustible como para impulsarse en el aire. El combustible que utiliza el castillo lo importaba Bowser del exterior, pero con la llegada del asteroide se cortaron las importaciones y exportaciones, por lo que no pueden escapar en estos momentos. Esta es una aclaración que se hizo de forma explícita en episodios anteriores, pero decidí recordarlo aquí.

Curiosidades


Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí. O también puedes ver el siguiente capítulo aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.