FANDOM


Máquina atención
Es recomendable que las músicas las abras en otra pestaña usando el clic derecho del ratón

Resumen

De repente han surgido de la nada criaturas extrañas procedentes de una dimensión alternativa que están asentándose en el Reino Champiñón. ¿A qué se deberá esto? ¿Habrá alguna manera de solucionarlo?

MLPJ GloomyWoods

(Por el Bosque Encapotado caminan varios Toads de colores con mochilas y linternas en sus cabezas, el mismo estilo que el Capitán Toad)

- Explorador 1. ¿Seguro que es por aquí? Nos estamos adentrando demasiado en el bosque.

- Explorador 2. (Quitándose Pegarachas del hombro) La última vez que vieron con vida al jefe fue por aquí, así que deberemos mantener los ojos bien abiertos por si encontramos cualquier pista que nos indique qué ha sido de él.

- Explorador 3. (Cortando algunas ramas con una navaja) Caminar por el bosque es incomodísimo. Hay bichos, humedad y las típicas ramas y telarañas que molestan vayas por donde vayas.

- Explorador 1. ¿Y qué me dices de los Boos? Esos graciosos no se paran de reir ni aunque… (para de hablar en seco, mirando fijamente algo que hay en frente suyo) … ¿Qué demonios ha sido eso? ¿Lo habéis visto?

- Explorador 4. Yo no he visto nada. ¿Y el resto? (Todos niegan con la cabeza) Habrá sido alucinación tuya. Estamos bastante cansados del viaje.

- Explorador 1. (Nervioso) Estoy muy seguro de que he visto algo. Algo como una imagen deformada de aquel arbusto de enfrente.

Agujero negro

Agujero

(Empiezan a salir rayos de la nada, el ambiente se oscurece más de lo normal y se empieza a abrir un agujero entre los árboles del cual sale humo morado y luces rojizas)

- Explorador 3. ¡¿Qué demonios ha sido eso?!

- Explorador 4. Seguramente sea una alucinación colectiva. Estamos en territorio Boo y sabemos perfectamente que les gustan gastar bromas a los visitantes.

(Del portal sale un esqueleto arquero cuadriculado y a continuación el portal desaparece. Los Toads lo ven tirado en el suelo y uno se acerca a tocarlo)

- Explorador 2. (Aparta al Toad que va a tocar al esqueleto) ¡Quieto! ¿Estás tonto o qué te pasa? Podría ser peligroso.

- Explorador 5. Lo siento. Esto es demasiado raro.

(El esqueleto se levanta y apunta con su arco al Explorador 2)

- Explorador 2. Tr-tranquilo. No queremos hacerte daño, así que baja el arma. (El arquero lanza una flecha e hiere al Toad en el brazo derecho) ¡¡Ahhh!! (Cae al suelo de rodillas dominado por el dolor y el resto de exploradores entra en pánico y corre por diferentes partes del bosque. El arquero se acerca al Explorador 2, malherido, y le apunta a la cabeza con su arco) Piedad. Por favor, piedad…

(Justo antes de que dispare, el Explorador 3 se abalanza sobre el arquero y usa su navaja para destrozar sus huesos)

- Explorador 3. (Sudando) Uf… Ah… ¿Estás bien?

- Explorador 4. (Con mucho dolor) Argh… E-ese maldito me ha dado en todo el hombro… Ay… Ah… Ay…

- Explorador 3. Vamos deprisa a la Ciudad Toad para que te atiendan urgentemente en su hospital.

(Se van a paso rápido del lugar, dejando en el suelo los restos del esqueleto)


Diálogo

CB
(Por la mañana, en la habitación de Fuzzya se encuentra esta durmiendo tumbando su cabeza en una mesa llena de papeles y con una lámpara encendida y una taza de café a medio acabar)

- Fuzzya. zZzZzZ… zZzZzZ…

(Kamek llama a la puerta desde fuera)

- Kamek. ¿Hola? ¿Fuzzya? ¿Estás ahí? ¡Responde!

- Fuzzya. (Despierta, mira el reloj de pared y ve la hora: las 10:23) Oh, oh… ¡¡AH!! ¡Me he quedado dormida! (Se levanta deprisa y abre la puerta a Kamek) Buenos días, jefe Kamek.

- Kamek. ¡¿Se puede saber qué estabas haciendo?! Te dejé bien claro que a las 10:00 te quería en mi despacho con el informe mensual totalmente acabado.

- Fuzzya. Lo siento mucho, jefe Kamek. Estuve trabajando hasta la madrugada y quedé rendida.

- Kamek. Al menos dime que tienes el informe completo.

- Fuzzya. Ojalá pudiera decir que sí… Pero no. (Kamek se enfada) Si por algo estuve trabajando hasta tan tarde es porque no he conseguido averiguar de dónde sale cierto gasto de luz y electricidad que lleva costándonos varios cientos de monedas desde hace dos semanas.

- Kamek. ¿”Cierto gasto de luz y electricidad”? ¿A qué te refieres con eso?

- Fuzzya. Los depósitos no engañan, jefe Kamek. Alguien está aprovechando parte de la energía de este castillo en secreto. No sé para qué, la verdad…

- Kamek. … Enviaré un equipo a que investigue esto, supongo… En fin, la próxima vez no te quedes dormida, ¿entendido?

- Fuzzya. Entendido. (Kamek se va y Fuzzya sonríe) Ah… A echar otra cabezadita. (Se vuelve a tumbar en la mesa)

…………………………………………………………………………………………….

(En el laboratorio del castillo trabajan varios científicos de varias especies. Unos miran a través de microscopios, otros mezclan disoluciones y comprueban su cambio de color, otros están pesando objetos… Aparece Kamek mágicamente)

- Kamek. ¡Todos manos arriba! (Los científicos se sorprenden y, algo confusos, levantan las manos) ¿Estáis usando algún aparato nuevo que gaste mucha energía o qué?

- Científico 1. No. Estamos haciendo nuestro trabajo cotidiano como siempre. ¿Por qué?

- Kamek. Cosas mías.

- Robert. (Aparece por detrás de Kamek) Hey, Kamek.

- Kamek. (Se asusta) ¡¡AAHH!! ¡Tus muertos, Robert!

- Robert. ¿Qué tal, jefe? ¿A qué se debe esta repentina visita?

- Kamek. Estaba buscando algo que consumiera mucha energía aquí en el castillo. Desde hace semanas alguien está consumiendo luz y electricidad en grandes cantidades y no consigo dar con la raíz del problema.

- Robert. Hmmm… Pues no tengo ni idea. Desde luego aquí no puede estar; hace meses que no recibimos nuevo material para la investigación, así que…

(Ambos oyen al fondo una conversación entre dos científicos)

- Científico 2. ¡Oye, ven aquí por favor! Tienes que ver esto.

- Científico 3. ¿Qué ocurre?

- Científico 2. Es una muestra de sangre que le han extraído a un paciente del hospital que hay al lado de aquí. ¿Ves esas manchas cúbicas a través del microscopio?

- Científico 3. … N-no me lo puedo creer. ¿Quién puede haberle inoculado esto?

- Científico 2. No sé, pero en todos los años que llevo trabajando aquí jamás había visto cosa igual. Le he hecho varias pruebas y parece que podría pertenecer a la familia de las latrotoxinas.

- Científico 3. ¿Veneno de araña? (El científico 2 asiente)

(Se acercan Robert y Kamek)

- Robert. ¿Qué está ocurriendo?

- Científico 2. No es seguro, pero varios secuaces podrían haber sido picados por unas arañas muy extrañas.

- Kamek. ¿Arañas? ¿Y por eso os sorprendéis tanto?

- Científico 2. Dada esta muestra tan rara yo sí me extrañaría. Sea lo que sea esto, tiene una forma de cubo muy extraña.

- Robert. ¿En serio? (Mira a través del microscopio y dice con voz entrecortada) Ostras… Sí que es raro…

- Kamek. Bueno, sorprendeos todo lo que queráis. Yo me voy a buscar al culpable de antes. Hala, hasta otra. (Alza su varita y desaparece mágicamente)

_______________________________________________________________

CB Kamek
(Mientras tanto, en la habitación de Kamek, Goombi no para de jugar a videojuegos. En concreto está jugado a Minecraft)

- Goombi. ¡Ah! ¡Vamos! ¡Necesito comida! ¡No! ¡¡NO!! (Tira la consola al suelo) Argh, ¿cómo pude perder de forma tan tonta? La próxima vez juro que no moriré de hambre.

(De repente la estancia se oscurece y empiezan a salir rayos cerca de la pantalla de juego y se forma un portal por el que sale un humanoide cuadrado. Goombi se queda mirándole atemorizado mientras el portal se cierra)

- ???. (Se levanta con un poco de dificultad) ¿Ho-hola?

- Goombi. ¡¡AAAHHH!!

- ???. ¿Dónde estoy? ¿Qué es todo esto?

- Goombi. ¡¡AAAHHH!! (Saca su varita mágica) ¡Atrás o te reduzco a cenizas!

- ???. Oh, oh… Me he topado con un enemigo por lo que veo. Necesito material para fabricar algo… (Mira una pared) ¡Piedra! Con esto me bastará. (Empieza a golpear la pared y pone cara de dolor) ¡¡AAAHHH!! (Se mira su mano, que empieza a sangrar) ¡¿Desde cuándo no soy capaz de romper un bloque con mis puños?!

- Goombi. E-esto es muy raro… Tengo que decírselo a Kamek. ¡No te muevas de aquí! (Goombi desaparece mágicamente dejando solo al humanoide extraño)

- ???. Eh… ¿Vale?

- Kammy. (Abre la puerta de la habitación) Kamek, ya estoy en ca- (se queda mirando al humanoide) ¿Tú quién eres?

_______________________________________________________________

Sala de tesoros
(Tiempo después, en la sala de tesoros del Castillo de Bowser se encuentran el Trío de Élite y Kamek, todos con cara de asombro, observando una máquina conectada a la corriente por varios cables de alimentación)

- Kamek. (Boquiabierto) ¿Esto quién lo ha construido?

- Goombilón. Cuando llegamos aquí ya lo encontramos.

- Paratroopi. Es un aparato muy extraño.

- Kamek. ¿Y vosotros qué hacíais en esta sala? ¿No estaríais robándole dinero al amo Bowser?

- Guydo. (Disimulando) No, Kamek, claro que no. Pero vamos a centrarnos en lo importante: ¿para qué sirve esa cosa de ahí?

- Kamek. No tengo la menor idea, pero me parece que ya he dado con la causa de nuestras pérdidas recientes de energía. Esta máquina parece estar consumiendo grandes cantidades de electricidad.

- Paratroopi. ¿Y si está haciendo algo importante?

- Kamek. Hacernos perder dinero, eso es lo que está haciendo. (Se acerca a los cables y desenchufa uno) Hala, a tomar viento fresco la máquina.

- Goombilón. ¡Para! A ver si vas a hacer algo malo.

- Kamek. ¿Qué tiene de malo esto? (Desenchufa otro cable) Ya solo falta uno.

(La máquina se abre por una de sus caras y salen rayos)

- Guydo. ¡¡Ahhh!! ¡¡Todos a cubierto!!

(Los rayos cesan y se abre un portal por el que salen llamas y un hombre-cerdo con una espada)

- Kamek. ¡¿Qué demonios es eso?!

- Goombilón. Tiene parte del cuerpo deshecha. ¿Será un zombi?

(El portal desaparece)

- Paratroopi. Tiene una cabeza de cerdo. Menudo asco.

- Hombre-cerdo. … ¿Oink?

- Kamek. ¿Vendrá del infierno?

- Guydo. No sé, pero huele a carne frita.

(Aparece instantáneamente Ratónito)

- Ratónito. Creí que el olor era imaginación mía, ¡pero acabo de oir “carne frita”!

- Kamek. (Con una gota en su cabeza) Nunca falta…

- Ratónito. (Babeando) ¿Dónde está la carne frita? ¡Decídmelo! (Guydo apunta al hombre-cerdo) Ohhhh… ¡¡OOOHHH!!

- Goombilón. Ratónito, das asco. ¿Te vas a comer a ese monstruo vivo?

- Ratónito. (Mordiendo un brazo que acaba de arrancarle rápidamente al hombre-cerdo) ¿Esto responde a tu pregunta? (Escupe la carne que ha mordido) ¡Puaj! ¡Argh! ¡Qué asco!

- Paratroopi. ¿Está podrido?

- Ratónito. No. Está cuadriculado. (Kamek y el Trío de Élite se miran mutuamente) Esta cosa está hecha de cubitos pequeños; me da asco.

- Kamek. … Esto es demasiado raro incluso para este castillo. Voy a desenchufar totalmente esta máquina del demonio. (Quita el último enchufe y aparece mágicamente Goombi)

- Goombi. ¡Kamek! ¡Acaba de pasar algo alucinante, tienes que verlo!

- Kamek. ¿Otra vez Kammy se ha quedado atascada en el retrete? (Ratónito intenta aguantar la risa)

- Goombi. ¡No, algo mejor! Tienes que verlo con tus propios ojos.

_______________________________________________________________

CB Kamek
(En la habitación de Kamek se encuentran luchando Kammy y el humanoide en una fiera batalla. Kammy no para de lanzarle figuras coloridas, las cuales son esquivadas y chocan con los muebles, convirtiéndose en secuaces: Goombas, Huesitos, Koopas…)

- Kammy. ¡Estate quieto, cubo escurridizo!

(Kamek, el Trío de Élite, Ratónito y Goombi miran de lejos la escena boquiabiertos)

- Kamek. Goombi… ¿Podrías explicarme qué has hecho?

- Goombi. ¡Yo nada! Estaba jugando y ese tipo salió del televisor de repente.

- Kamek. … ¿Te crees que me voy a creer eso?

- ???. (Jadeando tras derrotar a Kammy) Uf… Uf… Uf… (mira al frente y ve al resto) Oh, ¡no! Hay más.

- Ratónito. Ese tipo ha conseguido doblegar a Kammy. Impresionante.

- Guydo. ¿Quién eres?

- ???. Mi nombre es Herobrine. ¿Y vosotros quiénes sois?

- Kamek. Somos secuaces del excelentísimo amo Bowser. ¿A qué has venido? No permitiremos que vayas maltratando a los nuestros.

- Herobrine. … Pero si me atacó ella primero. Lo tiene bien merecido por cascarrabias.

- Paratroopi. (Toca los brazos de Herobrine) Estás cuadrado. ¿De dónde vienes, forastero?

- Herobrine. Del mundo real. ¿De dónde voy a venir?

- Goombilón. (Riéndose) El mundo real es este, amigo.

- Herobrine. … Eh… Ya…

- Kamek. ¿Y cómo has entrado exactamente? Nuestra seguridad es buena.

- Herobrine. Pues no sé. Lo último que recuerdo es estar paseando por verdes campos hasta que vi una especie de túnel. Me acerqué a él y me absorbió por completo.

- Goombi. Oh, oh… No puede ser… Tu nombre me recordó algo pero no conseguí darme cuenta hasta este momento. ¡Tú eres el jugador principal de Minecraft!

- Todos. ¿Qué?

- Herobrine. ¿Mine-qué?

- Goombi. Minecraft, un juego que perfectamente se adapta a ti. Vienes de otra dimensión por lo que se ve.

- Kamek. Anda ya, Goombi, no digas tonterías. ¿Cómo va a haber un cruce de dimensiones?

- Ratónito. Ya lo vimos antes en la sala de tesoros, por ejemplo.

- Robert. O en el laboratorio. (Todos se pegan un susto al escucharle tan repentinamente) Siento haber venido sigilosamente; estaba escuchándoos en secreto.

- Kamek. ¿También en el laboratorio?

- Robert. ¿Recuerdas el veneno que descubrieron allí? Al parecer han encontrado en las Dunas Duales una especie de araña cúbica gigante que estaba atacando a algunos habitantes.

- Herobrine. Oh, sí. Son de lo más molestas.

- Kamek. Esto es de locos. Tiene que ser una especie de alucinación colectiva o algo. (Enciende la televisión) A ver si en la tele dicen algo al respecto.

(Se retransmite el canal Mushroom TV, en concreto el telediario Noticias Champiñón)

- Koopresentadora. …provocando el colapso reciente de los hospitales del Reino Champiñón. Estos monstruos de formas cuadriculadas están siendo eliminados por las fuerzas especiales del Cuerpo de Seguridad del Reino, pero por motivos de precaución se recomienda a cualquier habitante no salir de casa a menos que se trate de un asunto urgente, e ir siempre bien protegido. Las criaturas extraterrestres están apareciendo a través de unos agujeros que surgen de forma desconocida en el aire.

(Kamek apaga la televisión)

- Goombilón. (Mirando a Herobrine con temor) ¿Has venido a matarnos?

- Herobrine. No, para nada. Ya os dije que no sé qué hago aquí.

- Kamek. Tiene que haber alguien detrás de todo esto. (Mira a Herobrine) ¿Sabes algo al respecto?

- Herobrine. No, tampoco. Ni sé quién está haciendo esto ni sé qué hago aquí. Solo quiero volver a casa.

- Guydo. Jefe Kamek, estaba pensando que tal vez la máquina que desenchufaste tenía que ver algo con estos portales tan extraños.

- Kamek. Probablemente así sea, pero desde luego no es la única causa, ya que siguen apareciendo monstruos.

- Robert. He visto yo también esa máquina antes y no tengo un buen presentimiento… Se necesitarían varios días para construir eso correctamente, además de que generaría mucho ruido por los alrededores.

- Kamek. ¿Y cómo es que nadie se daría cuenta de algo así? Yo debería haber sido notificado de eso.

- Robert. Eso es lo que me preocupa. Alguien con cierto poder aquí podría haber ordenado que no se filtrara información.

- Kamek. ¿Alguien con poder? ¿Entonces el responsable está dentro de este castillo?

- Robert. Me atrevería a decir que sí.

- Ratónito. (Recibe las miradas sospechosas de todos) Ey, que yo no soy un ingeniero. ¿Acaso me creéis capaz de construir esa cosa? Preferiría mil veces gastar el tiempo en comer.

- Kamek. Bien… Temía que el amo Bowser me fuera a echar la bronca por esto, pero habrá que preguntarle a él también.

(Todos se van y se queda Kammy tirada en el suelo y algo dolorida)

- Kammy. P-pero no me dejéis aquí desvalida, traidores…

_______________________________________________________________

CB habitación Bowser
(En la sala real de Bowser…)

- Bowser. ¿Qué? Yo no he ordenado construir ninguna máquina rara. ¿Por qué?

- Guydo. Porque creemos que es la causa de los portales que están apareciendo en el Reino Champiñón.

- Kamek. (Susurrándole a Guydo) ¡Pero cállate! No deberías haber dicho eso.

- Bowser. … ¡¿Qué?!

(Entra Herobrine)

- Herobrine. Hola.

- Bowser. ¡¡AH!! ¡Es uno de esos monstruos cuadrados!

- Kamek. (Furioso, mirando a Herobrine) ¡¿Y a ti quién te ordena entrar?!

- Herobrine. Nadie, porque yo no trabajo aquí.

- Bowser. ¡Guardias, arrestadlo!

- Kamek. Amo Bowser, no creemos que sea una amenaza. Pudo habernos hecho daño antes y no lo hizo.

- Bowser. ¿Cómo habéis podido ser engañados por un esmirriado cuadrado como ese? Guardias, hacedme caso a mi o de lo contrario os abrasaré con mis llam- (ve que los Koopatrulleros están fuera de juego) Uh, ¡¿ya te los has cargado?!

- Herobrine. No se me da mal la supervivencia; vivo de ello. Te aseguro que he estado en situaciones peores.

- Bowser. (Se levanta de su trono y salta hasta aterrizar cerca de sus secuaces. Se golpea sus puños) Muy bien. Tal vez hayas hecho de las tuyas con mis secuaces, pero yo no me dejo persuadir tan fácilmente, ¿sabes?

- Ratónito. (Frotándose las manos) Uuuh, se avecina pelea. Voy a por las palomitas.

- Goombi. Amo Bowser, perdónele la vida por favor.

(Justo en ese momento el castillo tiembla. Todos se quedan paralizados)

- Guydo. ¿Qué acaba de ser eso?

(Se oyen gritos desde plantas más bajas, hasta que una explosión destroza parte de la pared de la habitación de Bowser)

- Bowser. ¡¡Grrooaaaarggghhh!! ¡¡¿Quién osa destrozar mi hogar?!!

Ghast

Ghast

(A través del gran agujero de la pared se puede ver un Ghast sobrevolando los alrededores del castillo)

- Herobrine. Oh, oh. ¿Qué hace ese monstruo en la superficie? ¡Todos a cubierto!

- Bowser. Cállate. Voy a acabar con ese condenado Blooper gigante y retomaremos nuestra lucha. (Lanza bolas de fuego contra el Ghast, pero apenas hacen efecto. Ghast contraataca con una bola de fuego que explota en la cara de Bowser y lo deja dañado y tirado en el suelo) Argh… Ay…

- Paratroopi. ¡¡Amo Bowser!!

- Herobrine. (Toca el hombro de Kamek) ¡Dame un arco y flechas! ¡Rápido!

- Kamek. ¿Quién te crees que eres, Robin Hood? Este trabajo déjaselo a los profesionales.

- Herobrine. Si sigues caminando a ciegas como tu amo correrás el mismo destino que él.

- Kamek. Te cerraré el pico en cuanto vengue a mi amo como es debido. (Invoca su escoba y sale volando a través del hueco de la pared. Una vez fuera del castillo, lanza varios hechizos al aire contra Ghast, pero apenas hacen efecto de nuevo)

- Rita-disc. (Asomada a la ventana de su habitación en el brazo derecho del castillo) ¡¿Kamek?! ¡¿Qué es todo eso?!

- Kamek. ¡Vuelve a tu trabajo, cotilla! (Ghast agarra a Kamek con uno de sus tentáculos y empieza a apretar) ¡¡Ahhh!! ¡¡Ayuda!! (Suelta la varita)

- Rita-disc. ¿Ahora quieres ayuda? ¿No era una cotilla?

- Kamek. Rita-disc, ¡no me toques las narices! ¡¡Aaaah!!

- Herobrine. (Sujetado a Paratroopi con una mano y sosteniendo una espada con la otra mano, sobrevuelan a Ghast) ¡Suéltame ahora! (Paratroopi lo suelta y Herobrine cae en picado encima de la cabeza de Ghast, incrustando la espada con fuerza y derrotándolo) ¡Lo conseguí!

- Kamek. (Tras la derrota de Ghast, este suelta a Kamek y lo deja caer al vacío) ¡¡Aaaaaaahhhhhh!! ¡¡Socorro!!

- Herobrine. (Cae en picado más rápido que Kamek hacia el suelo, impacta sobre él, recibe mucho daño y sigue teniéndose en pie para sujetar a Kamek antes de chocar con el suelo) Hola de nuevo, amigo.

- Kamek. (Temblando de miedo) … E… E-estoy… ¿Vivo?

- Herobrine. Eso parece.

- Kamek. ¡¿Cómo es posible que llegaras al suelo sin hacerte daño?! ¡Hemos caído desde un cuarto piso!

- Herobrine. Claro que me hice daño, pero no el suficiente como para morir. Verás, en mi mundo no experimentamos apenas dolor, así que esta caída ha sido en el fondo divertida.

- Kamek. (Temblando aún) Sois muy raros los de tu mundo.

- Paratroopi. ¡Jefe Kamek, has sobrevivido! (Abraza a Kamek)

- Kamek. ¡¡Quita!! Que casi por vuestra culpa muero aplastado como una tortita contra el suelo.

- Paratroopi. Jefe, el Blooper gigante le estaba aplastando igualmente hasta la muerte.

- Kamek. (Intenta disimular su error) Eh… Estaba todo planeado para que te enteres… Dejé que me cogiera para que se confiara y ahí asestarle mi ataque definitivo.

(Aparece un Helicoguy)

- Helicoguy. El amo Bowser exige verles a todos ustedes. No se encuentra en buen estado pero quiere hablar igualmente.

- Herobrine. Si viene a pedir disculpas las aceptaré encantado.

- Kamek. ¡No seas arrogante! El amo Bowser jamás se equivoca y nunca tendrá que pedir perdón por NADA.

- Herobrine. Admiro la capacidad que tiene ese tal Bowser de haberos lavado el cerebro a todos para que le sigáis hasta el fin del mundo, de verdad…

- Kamek. Uh, ¡modera tu lenguaje al mencionar al excelentísimo amo!

(Todos van marchando de regreso a la sala real)

_______________________________________________________________

CB habitación Bowser
(En la sala de Bowser de nuevo…)

- Bowser. (Con parte de la cara vendada) Tipejo cuadrado, acabas de demostrar lealtad a este castillo y a todos sus trabajadores, incluido su amo, así que ya no te declararé persona non grata en esta zona; puedes sentirte orgulloso.

- Herobrine. Me esperaba algo más… Pero me basta.

- Goombi. (Tocando a Herobrine) Eres tan real… Todavía no me puedo creer que estés aquí en carne y hueso, o de lo que quiera que estés hecho…

- Kamek. Goombi, no te encariñes mucho con él porque tendrá que volver pronto a su dimensión, ¿no es así?

- Herobrine. En efecto. Tengo una aldea que proteger.

- Guydo. El problema es que no sabemos aún cómo devolverle de vuelta a su mundo. Cada vez que un portal se abre sale un monstruo y se vuelve a cerrar.

- Paratroopi. Pues entonces es fácil la solución. ¿Por qué no intentamos abrir nosotros uno hacia su dimensión?

(Todos miran confusos a Paratroopi)

- Goombilón. Cabo Paratroopi, ¿tú alguna vez has conseguido abrir un portal? (Paratroopi niega con la cabeza) ¿Entonces cómo pretendes hacerlo ahora?

- Paratroopi. A lo mejor el causante de todo esto lo sabe.

- Kamek. ¡Es verdad! Todavía tenemos que dar con quien causó todo esto. Pero si no fueron ni el amo Bowser, ni Ratónito, ni Robert, ni yo… ¿Quién queda?

- Robert. Bombazulina.

- Goombilón. ¡¿Qué?! No creo que ella tenga que ver nada con esto.

- Kamek. No nos queda otra que ir a comprobarlo.

- Bowser. Adelante, solucionad esto lo más rápido posible; yo estaré descansando. Si necesitáis ayuda, solamente gritad.

…………………………………………………………………………………………….

(En la tercera planta del Castillo de Bowser todos los personajes anteriores, menos Bowser, llaman a la puerta de Bombazulina)

- Bombazulina (cuadrada). (Abre la puerta. Bombazulina está físicamente diferente, está hecha de cubos al estilo de Herobrine) Hola. (Todos miran a Bombazulina con asombro) ¿Ocurre algo?

- Ratónito. (Casi se atraganta con las últimas palomitas que le quedan, pero las escupe al suelo) E-estás… Estás…

- Todos. ¡¿Cuadrada?!

- Bombazulina (cuadrada). … ¿Qué mosca os ha picado? Estoy como siempre. Los que estáis raros sois vosotros. Tenéis demasiadas curvas por todo vuestro cuerpo…

- Kamek. (Mirando a Herobrine) ¡¿Puedes explicar qué le ha pasado a nuestra amiga?!

- Herobrine. No sé, no entiendo lo que está pasando.

- Robert. A lo mejor podría tratarse de un virus que cruzó alguno de los portales que se abrieron cerca de este castillo y ahora a todo el que infecta lo “cuadradiza”.

- Guydo. ¡¿UN VIRUS?! ¡¡AAHHH!! ¡¡Vamos a morir todos!!

- Robert. ¡Tranquilízate, Sargento Guydo! Todavía no tenemos confirmado ni siquiera de que se trate de una enfermedad. Y menos aún si se propaga por contacto directo, por el aire… Bueno, por el aire lo dudo, porque si no ya la mayoría del castillo estaría como ella.

- Goombilón. (Al borde del llanto) ¿Y qué váis a hacer con ella? ¿Cómo se va a curar de eso?

- Robert. De momento la pondremos en cuarentena hasta que sepamos mejor qué le ocurre.

- Bombazulina (cuadrada). ¡¿Qué?! A mi no me váis a tocar un pelo, ¿entendido?

- Kamek. Bomba, es lo mejor para todos. Te doy mi palabra de que no te hará nadie ningún daño.

- Bombazulina (cuadrada). … Está bien… (Robert se pone un traje de resistencia biológica y toca con su mano a Bombazulina)

- Robert. Acompáñame al labor- (Bombazulina explota y lanza a Robert contra una pared. Todos se tiran al suelo por la fuerza de la explosión. Bombazulina se va recomponiendo poco a poco y sale corriendo una vez está regenerada por completo) ¡Argh! ¡Se ha escapado!

- Kamek. (Algo dañado) ¡Que alguien la atrape!

- Herobrine. (Persigue a Bombazulina hasta el fondo del pasillo y la atrapa finalmente) ¡Eres peor que un Creeper!

- Bombazulina (cuadrada). ¡Suéltame o explotaré de nuevo hasta acabar contigo!

- Herobrine. Entonces me veré obligado a derrotarte con mi espada. (Empuña el arma y se prepara para atacar, pero en ese momento Bombazulina queda paralizada por magia) Huh…

- Kammy. (Sosteniendo la varita que está paralizando a Bombazulina) ¿Seréis inútiles? He tenido que actuar expresamente yo para salvaros el culo, panda de fracasados.

- Bombazulina (cuadrada). ¡Ayuda! ¡¡Ayuda!! Ayu-… da… A-… yu-… (queda inconsciente)

- Herobrine. Al fin demuestras que sirves para algo, vieja malhumorada.

- Kammy. Cierra esa boca cuadrada o te la pondré triangular del golpe que te voy a dar.

- Goombilón. Ugh, no me esperaba esta reacción en Bombazulina. ¿Será el virus el que le ha cambiado su personalidad?

- Robert. Quién sabe. Por lo pronto me la llevaré al laboratorio para hacerle varias pruebas, aprovechando que está inconsciente.

- Kamek. Bien, pues mientras tú haces eso, el resto vamos a acabar con todos los portales que están apareciendo.

- Ratónito. ¿Y qué piensas hacer?

- Kamek. Si la máquina que estaba en la sala de tesoros era la responsable de todos los monstruos que han aparecido dentro del castillo o a sus alrededores, entonces debe haber varias más distribuidas por todo el reino, y nosotros seremos los que las destruyan antes de que ocurra algo malo.

- Ratónito. Uf, qué pereza. Yo os espero aquí mejor.

- Kamek. (Coge a Ratónito de la oreja y se lo lleva a rastras) Tú te vienes también con nosotros.

_______________________________________________________________

Deep Dark Galaxy - Super Mario Galaxy Music Extended

Deep Dark Galaxy - Super Mario Galaxy Music Extended

Música 1

(Comienza la música 1)
Castillo de Peach MLVCB
(En el Castillo de Peach aparecen corriendo dos Toads guardianes)

- Toad 1. ¡Princesa Peach, mensaje procedente del Castillo de Bowser!

- Toad 2. ¡Es urgente!

- Peach. ¿De qué se trata?

- Toad 1. Exigen revisar todas y cada una de las instalaciones de este castillo.

- Peach. … ¿Qué pretenden conseguir con eso?

- Toad 2. Han querido dejar bastante claro que no quieren secuestrarla ni hacerle daño a su majestad, pero no nos han especificado sus intenciones.

- Peach. Ya, claro. Esto es demasiado extraño. Voy a llamar a Mario para que venga cuanto antes por si algo malo pasa.

(Las puertas de entrada se abren de cuajo y entran Don Huesito y Fuzzya, ambos con aspecto cúbico al igual que Bombazulina y Herobrine)

- Maestro Kinopio. ¿Cómo osáis entrar de forma tan descarada en este lugar? ¡Más respeto hacia la princesa!

- Don Huesito (cuadrado). (Mirando cabizbajo, muy sonriente) Mis disculpas, princesa…

- Fuzzya (cuadrada). (Muy sonriente también) La próxima vez intentaremos entrar como es debido… Venimos desde el Castillo de Bowser.

- Peach. Hmmm… ¿Sois vosotros dos los enviados que quieren revisar las instalaciones? Antes de nada deberéis decirme qué pretendéis o me veré obligada a cortaros el paso.

- Don Huesito (cuadrado). No, jejeje. No venimos a revisar nada…

- Fuzzya (cuadrada). Venimos a preparar una suculenta trampa, así que os recomiendo que os rindáis para no darnos más trabajo del necesario.

(Para la música 1)

_______________________________________________________________

CB anocheciendo
(Tiempo después, está atardeciendo en el Reino Champiñón. Los diferentes secuaces de Bowser están distribuidos por diferentes partes del reino buscando las máquinas responsables de los portales que han ido abriéndose y cerrándose)

- Ratónito. ¿Podemos irnos ya a casa? Está anocheciendo y tengo mucho calor.

- Kamek. (Tras derrotar a un par de Esqueletos arqueros, sujeta un walkie-talkie) Que sí, pesado. Ejem. Atención, equipo de tarde, aquí jefe Kamek. Podéis retiraros y descansar hasta mañana. Repito, podéis retiraros. Cambio.

- Guydo (voz). Aquí Trío de Élite. Recibido. Cambio.

- Korokoopa (voz). Equipo Blantuga al habla, recibido. Cambio.

- Rita-disc (voz). Soy Rita-disc, entendido. Cambio.

- Herobrine. Yo me quedo.

- Kamek. ¿En serio? ¿No estás agotado?

- Herobrine. No necesito descansar siempre y cuando tenga comida y vida suficiente. Vosotros marchaos; ya seguiré yo limpiando esta área de monstruos y máquinas.

- Kamek. … Como quieras, pero ten mucho cuidado.

- Herobrine. Lo tendré. Nos vemos mañana.

- Ratónito. (Habla en tono bajo mientras se alejan de Herobrine) Esto es muy extraño…

- Kamek. ¿El qué?

- Ratónito. Todo… Hay tantas preguntas por resolver…

- Kamek. Ya se irán resolviendo, esperemos. (Le suena su móvil y contesta a la llamada) ¿Sí? ¿Quién es?

- Fuzzya (voz). Soy Fuzzya. Llamaba para decirte que Don Huesito y yo estamos revisando los interiores del Castillo de Peach.

- Kamek. … Pero si envié a tres Hermanos Martillo para que se encargaran de ello.

- Fuzzya (voz). No importa, jefe Kamek. Hemos decidido ayudarles para que la investigación termine antes.

- Kamek. Pero…

- Fuzzya (voz). (Interrumpe a Kamek) Un saludo y buena suerte. (Corta la llamada)

- Ratónito. ¿Quién era?

- Kamek. Fuzzya. Se la notaba algo más seria de lo normal…

- Ratónito. Bah, estará de mal humor.

_______________________________________________________________

CB amaneciendo
(Al día siguiente, amanece un sol radiante en el Castillo de Bowser. Kamek se despierta y, nada más abrir los ojos, lo primero que ve es la cara de Herobrine a su lado)

- Kamek. ¡¡AAAHHH!! ¡¿Pero qué haces aquí?!

- Herobrine. Me cansé por la noche y decidí volver a dormir un poco, y como no sabía qué habitación era la mía, me vine a la tuya a dormir.

- Kamek. ¿No decías que tú nunca te cansabas?

- Herobrine. A ver, no soy hiperactivo. Yo también tengo mis momentos perezosos, ¿sabes?

- Kamek. ¡¿Y encima has dormido en mi cama sin que yo lo supiera?! ¿Cómo has entrado aquí además?

- Herobrine. Rompí dos bloques de piedra de tu pared. (Señala un agujero rectangular al lado de la puerta de entrada)

- Kamek. ¡ARGH! ¡¿Encima me destrozas la pared?! ¡Fuera de aquí!

- Herobrine. Lo siento, iba a reponerlo en cuanto despertara. (Coge los dos bloques que destruyó antes y los recoloca) ¿Ves? Listo.

- Kamek. (Sin palabras) Voy a desayunar y retomaré la misión de ayer…

_______________________________________________________________

Laboratorio Química Analítica UCH
(Mientras tanto, en el laboratorio del castillo se encuentra Robert limpiando algunos microscopios)

- Bombazulina (cuadrada). (Encerrada en una jaula de cristal grueso) ¡Suéltame!

- Robert. No hasta que te calmes. (Mira un cajón) Uh, nos hemos quedado sin lejía. Voy a por más.

(Robert sale del laboratorio en busca de lejía, y en ese momento entra sigilosamente Goombilón)

- Goombilón. Hola, Bombazulina…

- Bombazulina (cuadrada). ¡Recluta Goombilón! Sabía que vendrías a rescatarme.

…………………………………………………………………………………………….

(En uno de los trasteros del castillo entra Robert en busca de lejía)

- Robert. (Enciende la luz) Ugh, qué asco da esto. Ratónito no ha limpiado en mucho tiempo por aquí, por lo que se ve…

- ???. … … …

- Robert. ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

- ???. ¡Hmmm! ¡¡Hmmmmm!! ¡Hmmmm!

- Robert. (Se acerca y ve la cara de quien está haciendo ruido. Se trata de Bombazulina, amordazada y con la boca tapada con un pañuelo) ¡¡Bombazulina!! ¡¿Cómo has conseguido teletransportarte desde el laboratorio?! ¡Y ya te has recuperado de la enfermedad!

- ???. (Moviéndose bruscamente) ¡¡Hmmmm!!

- Robert. (Le quita el pañuelo) ¿Quieres decirme algo? ¿Por qué estás atada?

- Bombazulina. ¡Yo soy la verdadera Bombazulina!

- Robert. ¿Eh?

- Bombazulina. ¡La Bombazulina de la que hablas es una copia mía! Ayer me atacó y me dejó aquí encerrada.

- Robert. … Oh, oh… Esto sí que es serio. ¿Por qué haría algo así?

- Bombazulina. No sé, pero desátame, por favor. Tengo mucha hambre y sed.

…………………………………………………………………………………………….

(De vuelta al laboratorio…)

- Goombilón. No puedo liberarte. El jefe Kamek me mataría.

- Bombazulina (cuadrada). (Mirando cabizbaja) Ya veo que no me quieres lo suficiente. Es una pena.

- Goombilón. ¡Sí! ¡Sí te quiero! Pero también quiero que te recuperes, y esto es lo mejor para ti.

- Bombazulina (cuadrada). (Finge estar llorando) Por favor, sácame aunque solo sean 5 segundos. Necesito abrazarte…

- Goombilón. … ¡Ah! Vale… Vale… Tú ganas… (Se acerca lentamente al botón que abre la jaula)

- Bombazulina (cuadrada). (Cuanto más se acerca Goombilón al botón, más sonríe ella) Así, muy bien… Sigue…

(Entran Robert y la verdadera Bombazulina)

- Robert. ¡¡ALTO!! (Goombilón se asusta y se aleja del botón. Bombazulina cuadrada enfurece) No te acerques a ella ni la escuches, Recluta Goombilón. Ella es una impostora.

- Bombazulina. Yo soy la verdadera Bombazulina.

- Goombilón. (Llorando) ¡¿Qué?! ¡Oh! ¡Lo siento! Cómo pude ser tan tonto…

- Bombazulina (cuadrada). ¡¡AAARGHHH!! ¡¡MALDITOS!! ¡¡Sacadme de aquí, SACADME YA!!

- Robert. No hasta que nos respondas a varias preguntas. Voy a llamar al jefe Kamek para que venga y vea esto… (saca su móvil)

_______________________________________________________________

Castillo de Peach MLVCB
(Mientras tanto, en el jardín del Castillo de Peach caminan los Don Huesito y Fuzzya normales, algo despistados)

- Fuzzya. Llevamos toooda la tarde de ayer y toooda la maldita noche recorriendo toooda la condenada Ciudad Toad en busca de máquinas que destruir y monstruos que derrotar. Y hasta ahora no hemos encontrado nada.

- Don Huesito. Ya sé que suena raro, pero Kamek ha insistido en que lo busquemos.

- Fuzzya. ¿Y no crees que es otra de sus locuras? Además, ayer dijo claramente: “Cuando os hable por el walkie-talkie, regresad al castillo. El equipo de noche continuará vuestro trabajo”. ¡Y hasta ahora no nos ha hablado! Estoy agotada de tanto andar y tengo unas ojeras monumentales…

- Don Huesito. Ya… Con respecto a eso… Creo que hemos tenido un pequeño problemilla…

- Fuzzya. ¿Qué “pequeño problemilla”?

- Don Huesito. Ayer se me cayó el walkie-talkie a una fuente y se estropeó. Por eso no recibimos el mensaje de Kamek.

- Fuzzya. (Se pone furiosísima) ¡¡¿QUÉ?!! ¡¡¿HE ESTADO ANDANDO TODA LA NOCHE PARA NADA?!!

- Don Huesito. Es que no quería que te enfadaras ni que pensaras que era un patoso inútil.

- Fuzzya. ¡¡Es que eres un patoso inútil!! Se acabó, me voy al castillo a dormir, que estoy muy cansada.

- Don Huesito. ¡Espera, Fuzzya! (Fuzzya lo ignora) Ah… Bueno, tal vez sea mejor que yo también me… (ve de repente una máquina pegada a la pared del Castillo de Peach) ¡Voilà! Encontré una máquina rara. ¡¡Fuzzya!! ¡Vuelve aquí! ¡He encontrado algo!

(Fuzzya ya se ha ido, y Don Huesito se acerca a examinar la máquina)

- ???. (Acercándose lentamente hacia Don Huesito) …

- Don Huesito. (Mientras examina la máquina, gira su cabeza y ve a quien se le estaba acercando) ¡Fuzzya! Gracias por regresar. Mira esta máquina; seguro que es la que decía Kamek.

- Fuzzya (cuadrada). Sí, eso parece.

- Don Huesito. ¿Te encuentras bien, Fuzzya? Te encuentro algo distinta.

- Fuzzya (cuadrada). Será el cansancio.

- Don Huesito. (Saca un martillo) Vamos a destrozar esto y volvamos al castillo del amo Bowser.

- Fuzzya (cuadrada). ¿Por qué ir hasta tan lejos teniendo un castillo aquí frente a nuestros ojos? (Se acerca tétricamente hacia Don Huesito y sonríe) Acompáñame. Quiero llevarte a un sitio especial.

- Don Huesito. ¿Qué “sitio especial” concretamente?

- Fuzzya (cuadrada). Ya lo verás, ya… (Don Huesito cuadrado se acerca por detrás de Don Huesito y lo agarra para retenerlo)

- Don Huesito. ¡¡Ahhh!! ¡¿Qué es todo esto?!

- Don Huesito (cuadrado). Mantén la boca cerrada.

- Don Huesito. ¡No! ¡¡Socorro!! ¡¡Soc-!! (Don Huesito cuadrado le tapa la boca con la mano, pero este le muerde con fuerza)

- Don Huesito (cuadrado). ¡¡AAHH!! ¡¡Hijo de…!! (Don Huesito sale corriendo) ¡A por él!

- Fuzzya (cuadrada). ¡¿Serás inútil?! ¡No dejes que se escape!

_______________________________________________________________

Laboratorio Química Analítica UCH
(Mientras tanto, en el laboratorio del castillo se encuentran reunidos el Trío de Élite, Kamek, Bombazulina, Robert, Herobrine y Bombazulina cuadrada)

- Bombazulina (cuadrada). (Sudando nerviosa) Sacadme de aquí…

- Kamek. Ya te lo hemos dicho varias veces. Responde a mis preguntas y te liberaremos.

- Bombazulina (cuadrada). ¡Mentira! Sois unos embusteros.

- Kamek. ¡Responde de una vez! ¿De dónde vienes?

- Bombazulina (cuadrada). Te repito que no sé. Crucé un agujero y acabé aquí.

- Herobrine. Seguramente sea de mi dimensión.

- Ratónito. (Irónicamente) ¿En serio? No lo habíamos pensado antes.

- Kamek. Bien; siguiente pregunta. ¿Por qué te estás comportando de esta manera agresiva?

- Bombazulina (cuadrada). Porque vosotros fuisteis los primeros en comportaros así.

- Bombazulina. ¡Mentira! Me atacaste y me encerraste en un cuarto de limpieza antes de todo esto.

- Paratroopi. Esto es asombroso… ¿Tenemos dobles nuestros en otra dimensión entonces?

- Goombilón. A mí me gustaría conocer al mío…

- Kamek. Silencio. ¿Sabes quién está detrás de todos los portales que se han abierto?

- Bombazulina (cuadrada). No.

- Robert. Se te nota en la cara que mientes. Qué mal lo haces…

- Bombazulina (cuadrada). ¡Perdona pero yo miento perfectamente! Y además no he hecho ningún gesto que me delate, así que todavía no podéis demostrar que miento. ¡Ja!

- Todos.

- Guydo. Eh… Acabas de delatarte con ese monólogo tuyo, ¿sabes?

- Bombazulina (cuadrada). (Pálida) N-no os pienso contar nada del plan.

- Kamek. ¿Qué plan?

- Bombazulina (cuadrada). Ahhh… No os escucho, no escucho a nadie.

- Bombazulina. … ¿En serio esta chica es doble mía? Parece mucho menos inteligente que yo…

- Bombazulina (cuadrada). Reíos cuanto podáis. Lo único que os contaré del gran plan que se está llevando a cabo en este reino es que va a ser algo muuuy grande.

- Kamek. (Le suena su móvil de repente y contesta la llamada) ¿Sí?

- Don Huesito (voz). ¡Jefe Kamek, ayuda! ¡¡Envíe un equipo de rescate al Castillo de Peach!! ¡Estoy siendo atacado por un doble mío! (De repente se escucha el sonido de un móvil chocando con el suelo)

- Kamek. ¡Don Huesito! ¿Me oyes? Dime en qué parte estás.

- Fuzzya (voz). (Responde en lugar de Don Huesito) Jefe Kamek, no escuche a Don Huesito. Se encuentra en un estado mental traumático y está diciendo cosas sin sentido.

- Kamek. ¿Fuzzya? Pásame con Don Huesito. ¡Es una orden!

- Fuzzya (voz). Lo siento, jefe Kamek, no puedo acatar esa orden. (Corta la llamada)

- Kamek. … ¿Se me ha rebelado? ¡¡Rayos!!

- Ratónito. ¿Quién era?

- Kamek. Don Huesito. Me parece que los dobles han llegado al Castillo de Peach también.

- Goombilón. ¿Y si es allí donde se va a llevar a cabo ese gran plan del que habla la Bombazulina cuadrada?

- Bombazulina (cuadrada). ¡No! ¡De ninguna manera se va a realizar allí!

- Herobrine. Sólo hay una forma de averiguarlo, Recluta Goombilón. (Se coloca un casco y una armadura de metal) Yendo allí.

_______________________________________________________________

Castillo de Peach MLVCB
(Media hora después, un Helibote sobrevuela lo alto del Castillo de Peach. Dentro de este Helibote se encuentran el Trío de Élite, Kamek y Herobrine)

- Guydo. Todavía no me ha quedado claro por qué no hemos traído más refuerzos, jefe Kamek.

- Kamek. No debemos despertar sospecha, estén o no los dobles ahí adentro. Entraremos por lo alto del castillo para conservar el factor sorpresa y no ser atacados por las posibles defensas que pueda tener el castillo.

- Goombilón. Esto no puede acabar bien…

- Shy Guy piloto. Bien, estamos en la posición adecuada. Ya pueden saltar del Helibote para aterrizar en el techado del castillo.

(Todos saltan y el Helibote se aleja del lugar. Mientras buscan una ventana por la que colarse, encuentran a un Yoshi amordazado a la pared)

- Paratroopi. ¡Mirad eso!

- Herobrine. ¡Oh, pobre lagarto! Iré a liberarlo. (Cuanto más se acerca a Yoshi, este tiene más miedo)

- Kamek. Por su cara de terror hacia ti, Herobrine, me parece que podemos deducir quién o quiénes podrían haber hecho esto…

- Goombilón. Así que se confirma que los dobles están aquí, qué desgracia.

- Herobrine. No temas, bonito. No te haré daño. (Con su espada rompe los grilletes y libera a Yoshi, quien sale corriendo atemorizado) ¡Espera, vuelve!

- Kamek. (En tono bajo) ¡¡SSSHHHH!! ¡¿Querrías hacer el favor de no gritar?! Te cargarás nuestro plan.

- Guydo. (Mirando a través de una de las ventanas) ¡Oh! ¡Este debe ser el cuarto de Peach!

- Goombilón. ¿En serio? ¿Ves algo importante?

- Guydo. Nada raro. Solamente veo a Peach cambiándose de ropa.

- Goombilón y Paratroopi. ¡¿QUÉ?! ¡Aparta de la ventana! (Los tres secuaces luchan por mirar a través de la ventana)

- Guydo. (Riéndose a carcajadas) Que era broma, jajajajaja. No hay nadie ahí adentro.

- Kamek. Ay, madre… Debería haberme traído a gente más cualificada para esta misión…

(Todos se meten por la ventana y acaban dentro de la habitación de Peach)

- Kamek. Bien, ahora habrá que ir inspeccionando todas las habitaciones con sumo cuidado…

…………………………………………………………………………………………….

(Mientras tanto, en la planta baja del Castillo de Peach se encuentran atados Fuzzya, Don Huesito, Peach, el Maestro Kinopio y muchos Toad guardias)

- Fuzzya. Si no hubieras hecho el tonto con el walkie-talkie ahora mismo estaríamos a salvo.

- Don Huesito. ¿Cuánto tiempo más estarás recordándome eso?

- Fuzzya (cuadrada). ¡Silencio! Vuestras voces me ponen enferma.

- ???. (No se ve su rostro porque se encuentra en una zona oscura de la sala) Kamek y los suyos tienen que estar a punto de venir. Quiero máxima seguridad en esta planta.

(Muchos Esqueletos arqueros, Babosas, Arañas, Fuzzya cuadrada y Don Huesito cuadrado acatan la orden. De repente alguien llama a la puerta principal y todos se ponen en posición de ataque)

- Fuzzya (cuadrada). (Antes de abrir la puerta) ¿Quién es?

- Cartero. Cartero comercial. Vengo a traer propaganda.

- Don Huesito (cuadrado). Tiene que ser una trampa…

- Cartero. (Fuzzya cuadrada abre la puerta y ve al otro lado de ella a un cartero) Hola, buenos días.

- Fuzzya (cuadrada). Buenos días. ¿De qué es la propaganda?

- Cartero. Es sobre un restaurante italiano que han abierto hace mes y medio. Traigo descuentos.

- Fuzzya (cuadrada). (Impresionada) ¡¡OH!! ¡Me encanta la comida italiana!

- Don Huesito (cuadrado). ¡¿Has dicho comida italiana?! ¡¡Guay!!

- ???. (Furioso) ¡¡Dejad de comportaros como niños pequeños y atrapad a ese cartero de una vez!!

(Minutos después, el cartero comercial se ha unido al grupo de los apresados)

- Cartero. Oigan, ¿podrían desatarme? Tengo muchas cartas que entregar hoy.

- Peach. Esto es completamente surrealista…

- Fuzzya. No sabes cómo te entiendo.

- ???. (Frustrado) ¡Argh! ¡No entiendo nada! Según mi radar, Kamek está muy cerca de nosotros, pero sigue sin aparecer.

(Detrás del personaje misterioso se abre una puerta de cuajo y entran Kamek, el Trío de Élite y Herobrine)

- Kamek. Pues aquí me tienes.

- ???. Jej, debí haber previsto que apareceríais por otra entrada… (Alza la mano) ¡Atacadles todos!

- Kamek. No tan rápido. (Alza su varita e invoca un Roca Picuda que destroza las escaleras) Ahora ya no pueden subir; te has quedado solo.

(Los Esqueletos arqueros intentan disparar flechas, pero están demasiado lejos. Las Arañas van escalando poco a poco las paredes)

- ???. No tengo miedo, Kamek. Estoy preparado para lo peor.

- Guydo. (Arreglando la bombilla que está encima de ???) Disculpa un momento. Es que si no, no se te ve la cara con tanta oscuridad.

(La bombilla empieza a emitir luz y se ve la cara del GHM)

- Todos. ¡¡Gran Hermano Martillo!!

- GHM. Así es. Aunque no sé de qué os sorprendéis todavía. Yo soy vuestro archienemigo por excelencia…

- Kamek. ¿Cómo has llegado a todo esto? Las máquinas, los portales…

- GHM. Pasando muchísimas horas programando, construyendo y jugando a Minecraft. Y mirad ahora todo lo que he conseguido. Jej… Jej, jej… ¡Mujajaja!

- Guydo. Tus diversiones tienen que acabar. Ahora devuelve a todas estas criaturas a la dimensión a la que pertenecen.

- GHM. Para nada, Sargento Guydo. Todavía lo mejor está por venir, pero quedan unos minutos antes de que se cumpla.

- Herobrine. ¡No si yo puedo impedirlo!

- GHM. Ah, Herobrine. ¿Crees que vas a conseguir algo? Yo te conozco perfectamente, sé cuáles son tus debilidades y no me asustan un casco y una armadura de metal, ¿sabes?

(Herobrine se lanza con su espada hacia GHM, pero ese lo esquiva, saca sus martillos metálicos y contraataca)

- GHM. Te lo dije, amigo.

(Herobrine derrota a un par de Arañas que han escalado la pared y es herido por una de las flechas de un Esqueleto arquero de la planta inferior)

- Herobrine. ¡Ah! ¡Maldición!

- GHM. ¿Cuánta vida te quedará? ¿5 corazones? Eso no será impedimento par- (Paratroopi golpea al GHM y lo tira al suelo, pero se levanta con rapidez) Veo que te gusta jugar sucio, ¿eh?

- Paratroopi. Aquí el maestro en eso eres tú.

(Todos se ponen a luchar)

_______________________________________________________________

Toad town real life by jhr921-d6556io
(Mientras tanto, en la Ciudad Champiñón algunos soldados del CSR están derrotando a más criaturas cuadradas)

- Soldado 25. (Mirando al cielo encima del Castillo de Peach y viendo cómo se va formando un portal gigante) … ¿Qué es eso? ¿Otro portal?

- Soldado 4. ¡Es gigante! ¿Qué puede salir de ahí?

(Asoma la cabeza a través del portal un Enderdragón)

_______________________________________________________________

Castillo de Peach MLVCB
(Por otra parte, en la planta baja del Castillo de Peach, el GHM acaba malherido)

- GHM. (Sangrando por la boca) No es justo… Esta batalla está bastante desequilibrada, 5 contra uno…

- Herobrine. (Le coloca la espada en el cuello) Ha llegado el final de esta historia. Ahora arregla todo lo que has estropeado.

- GHM. (Sonríe) No entendéis nada de nada. El rumbo de esta batalla está a punto de cambiar drásticamente.

(De repente se escucha un rugido de dragón y el castillo empieza a temblar. Herobrine se desconcentra y el GHM aprovecha para escapar)

- Kamek. ¡¿A dónde vas?! ¡¿Qué ha sido ese rugido?!

- GHM. ¡El arma definitiva!

…………………………………………………………………………………………….

EnderdragonFlying

Enderdragón

(Cuando Herobrine y el resto llegan a lo alto del castillo y salen al exterior, observan a lo lejos al GHM montado en un Enderdragón)

- GHM. ¿Os gusta mi nueva mascota? Es tan leal que hace lo que le diga.

- Goombilón. (Llorando) ¡¡AAHH!! ¡¡Es una bestia gigante!!

- Kamek. (Asustado) ¡¿Qué piensas hacer con eso?!

- GHM. Lo que siempre tuve que hacer. ¡Acabar con el Castillo de Bowser!

- Guydo. Qué pesados todos con acabar con nuestro castillo. Ni que hubiéramos hecho algo malo…

(El GHM se aleja volando montado en su dragón)

- Herobrine. (Mira a Kamek) Tú, tortuga de cuyo nombre no me acuerdo, ¿puedes invocar con tu magia un arco gigante y flechas? Eso es lo único que podrá herir la gruesa piel del dragón.

- Kamek. Con mi poder sólo podría invocar el arco…

- Herobrine. Está bien, me sirve.

- Guydo. ¿Y que piensas hacer con él, disparar aire?

- Herobrine. Yo seré la flecha.

- Todos. ¡¿Qué?!

- Kamek. Deja de decir tonterías.

- Herobrine. ¡¡No hay tiempo!! Invoca ya el condenado arco.

(Kamek lo hace y Herobrine se coloca en posición)

- Paratroopi. (Temblando) Esto es una locura, ¡si no mueres al impactar contra el dragón, lo harás cuando aterrices en el suelo!

- Herobrine. Me arriesgaré, tengo una aldea que salvar… (Sonríe y mira con ojos brillantes a Paratroopi) Dejádmelo a mí. Yo soy vuestra salvación.

_______________________________________________________________

CB
(En frente del Castillo de Bowser acaban de llegar el GHM y el Enderdragón. Bowser está durmiendo en su habitación todavía con las vendas de ayer puestas, hasta que se despierta)

- Bowser. (Se estira) Uooooo… Qué bien he dormido hoy. (Mira el reloj) Las 11 y media, qué buena hora para despertarse.

(Bowser prepara café y se asoma a la ventana)

- Bowser. Voy a contemplar el precioso día que hace hoy. (Ve al dragón) … ¿Qué demonios es ese bicho?

- GHM. ¡¡Jajajaja!! ¡¡Tiembla ante este monstruo, amo Bowser!!

- Enderdragón. ¡¡GROOOAAARRGGHHH!!

- Bowser. ¿Vienes a pedir perdón por todos tus malos actos y me traes eso como ofrenda?

- GHM. ¡¿Qué?! ¡No! ¡Vengo a matarte, estúpido!

- Bowser. (Se ríe) Eso dicen todos y al final acaban muertos ellos. (Saca una taza con café a través de la ventana) ¿Te apetece un café?

- GHM. Eso, sigue riendo, ríete mucho más. Porque en unos segundos las risas son lo único que quedará de ti.

- Bowser. Pues si no lo quieres, para mí. (Bebe de la taza) Hace un sol precioso hoy.

- Herobrine. (Desde lo lejos, avanzando recto como una bala hacia su objetivo) ¡¡A POR TODAAAAAAASSS!!

- GHM. (Mira a Herobrine y controla al dragón para que lo esquive. Herobrine falla su objetivo, atraviesa el brazo izquierdo del castillo por completo y cae al mar) ¡Jajajaja! Eso sí que ha sido gracioso. ¿Acaso te has intentado hacer el héroe? Déjame que me ría de eso, por favor.

(Mientras el GHM se está riendo, el brazo izquierdo del castillo comienza a tambalearse por el gran agujero ocasionado por el fuerte golpe de Herobrine, hasta que pierde el equilibrio y cae en masa sobre el cuerpo del Enderdragón)

- Bowser. ¡¡¡AAAHHH!!! ¡¡¿Qué le ha pasado a mi castillo?!!

- GHM. ¡¡¡AAAHHH!!! ¡¡¿Qué le ha pasado a mi dragón?!! (El dragón cae al suelo con la cabeza aplastada por el brazo del castillo)

- Bowser. (Furioso, escupiendo fuego por la ventana) ¡¡Groaaaaargh!! ¡¡Mi precioso castillo!!

…………………………………………………………………………………………….

(Desde el Castillo de Peach, Guydo observa la escena con unos prismáticos)

- Kamek. ¡¿Ves algo?!

- Guydo. Jefe Kamek, creo que hemos ganado. El dragón ha sido derrotado gracias al kamikaze cuadrado.

- Kamek. ¡¡SÍ!! ¡¡BIEN!!

- Goombilón. Ahora todo podrá volver por fin a la normalidad, esperemos…


Lorule Field 2 - The Legend of Zelda A Link Between Worlds Music Extended

Lorule Field 2 - The Legend of Zelda A Link Between Worlds Music Extended

Música 2

(Comienza la música 2)

(Al día siguiente, el gran portal que se había abierto para dejar entrar al Enderdragón también sirvió para devolver a la dimensión correspondiente a todas las criaturas cuadradas)

- Fuzzya (cuadrada). Lo sentimos mucho…

- Don Huesito (cuadrado). Estamos profundamente arrepentidos sobre lo sucedido ahora que sabemos todo…

- Bombazulina (cuadrada). Este Hermano Martillo negro nos trajo a esta dimensión, nos engañó y nos convenció de que érais nuestros enemigos. Lo sentimos.

- Kamek. Os perdonamos, como gesto de buena voluntad del castillo.

- Goombilón. (Mirando a Bombazulina cuadrada) ¿También en vuestra dimensión hay un Goombilón como yo?

- Bombazulina (cuadrada). (Sonriendo) Claro. Seguro que me estará esperando.

- Herobrine. (Dañado, pero aún activo) No sé de qué aldea venís vosotros. Nunca os había visto en mi mundo.

- Fuzzya (cuadrada). Seguramente vengamos de lugares alejados.

- Goombi. Ehmmm… Podría decirse que sí. Ellos tres pertenecen a un mod especial de Minecraft.

- Kamek. ¿Un qué?

- Goombi. Luego te lo explico.

- Bowser. (Desesperado) Tardaremos meses en reconstruir todos los destrozos…

Brazo izquierdo pixelado
- Herobrine. No será necesario. He estado trabajando toda la noche poniendo bloques de piedra y he reconstruido el brazo roto. ¿A que es genial? (Todos miran el Castillo de Bowser y se nota la diferencia entre el brazo derecho, sin daño alguno, y el brazo izquierdo, hecho de cubos, sin curvas)

- Robert. Eh… Creo que va a haber que “limar” un poquito los bordes de ese brazo nuevo.

- Herobrine. En fin. Creo que esta es una despedida, ¿no? (Todos asienten) Ha sido divertido conocer este mundo, pero hay que volver a casa.

- Kamek. Buen viaje, Herobrine. Así te llamabas, ¿no?

- Herobrine. Exacto, así es. (Kamek y Herobrine se abrazan)

- Kamek. Siento que nos hayamos conocido en estas circunstancias tan extrañas.

- Herobrine. No importa. Siempre os recordaré.

- Robert. Oye, ¿y por qué no reconstruyo las máquinas para que podamos vernos más de vez en cuando?

- Kamek. (Sonriendo con una gota en su cabeza) No creo que sea una buena idea… Si vuelve a aparecer otro dragón de esos no sabremos qué hacer.

(Poco a poco van acercándose al portal interdimensional y van entrando)

- Don Huesito. Escribiré un libro sobre esta historia. No veía nada parecido desde que leí la leyenda de Portalón.

- Kamek. Bueeeeeno. Ahora tenemos que decidir qué hacemos contigo. (Todos miran al GHM, quien se encuentra maniatado)

- GHM. ¡Soltadme! Eso es lo que tenéis que hacer.

- Kamek. (Sonríe) ¿Y si te enviamos a la otra dimensión de una patada en el trasero? Seguramente Herobrine y los otros estén ansiosos de que vayas.

- GHM. ¡¿Qué?! No, por favor. ¡Piedad!

(Mientras los secuaces y amo se deciden, el sol va ascendiendo en el cielo hasta llegar el mediodía)

(Para la música 2)

Curiosidades

  • Spider
    El usuario que me proporcionó la idea para escribir este episodio fue ADgee.
  • Las latrotoxinas son un tipo de proteínas presentes en el veneno de araña con una función tóxica específica de las células neuronales del cerebro.
  • Don Huesito hace mención durante el epílogo a Portalón, antagonista de la Leyenda del Reino 1 de la primera temporada de la serie. La semejanza con este episodio es aparente: Portalón es capaz de traer monstruos a este mundo tal y como han hecho los agujeros de este episodio especial.
Portalón de frente
Cartel
¿Te ha gustado este episodio? Puedes volver a la página principal de Los Tres Secuaces haciendo clic aquí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.