FANDOM


Logo Knock

Todo empezó hace algún tiempo, cuando las cosas aún no iban del todo bien. Tenía algo muy grande pensado en mi cabeza, pero aún necesitaba tiempo, y recursos. Lo primero que hice fué contarle el plan a ella. Ella, quien lo diría. La que fué en su día la gobernadora de un gran reino, ahora devastado. No le quedaba nada, vivía de alguien al que no le importó que se quedara en su casa, pero como siempre, quería a cambio algo. Pocas veces ese sujeto hacía algo que no fuera para su propio beneficio, pero esta vez era diferente. También se reunió conmigo.

Daisy: Bien, ¿de que querías hablarnos?

2: Tengo un objetivo en mente, pero necesito la ayuda de alguien para lograrlo. Alguien que no tenga nada que perder.

Wario: Aún no has explicado lo que vamos a hacer, no me hagas perder el tiempo.

2: Todo a su debido momento, Wario. Ahora tenemos otra misión entre manos.

Daisy: ¿Y cuál es, entonces?

2: Nuestra misión es reunir a las personas más poderosas e influyentes del reino champiñón, que, desafortunadamente dada nuestra situación, van a ser criminales.

Daisy: Si estuviera él todo esto hubiera sido muchísimo mas fácil.

2: Pero él ya no se encuentra entre nosotros. Debemos esforzarnos y hacer esto nosotros mismos, porque si no lo que tengo en mi cabeza nadie lo hará. Y quién sabe, si todo sale bien hasta igual los traemos de vuelta. Pero debemos ser cautelosos y ceñirnos a nuestro presente, que ahora es reunir a los criminales.

Wario: ¿Y a mí por qué cojones me metes en esto, tío? Yo llevo mi vida normal, sin complicaciones. A diferencia de vosotros, a mí no me ha afectado nada de esto. Sigo viviendo mi vida, en mi castillo con mi dinero, sin molestar a nadie, y sin que nadie se meta en mi camino.

2: Haha. ¿Es que no te cabrea que alguien haya podido con él y tú no? ¿No quieres volver a ver a esa persona, y demostrarle que estás a su altura, Wario?

Wario: Wow, veo que has cambiado, has adquirido la determinación que te faltaba antaño. Ésta bien, me has convencido.

2: Todo ha cambiado, no sólo nosotros. Ya no somos como éramos, verdad Daisy.

Daisy: Eso es, hay que demostrarles a esos hijos de puta quien manda aquí.

2: Haha, así me gusta.

Tras esta primera conversación, me dispuse a nombrar y explicar cómo encontraríamos y convenceriamos a los demás participantes para que emprendan mi misión.

2: Bien, atentos. Escuchadme todos y no me interrumpais. En primer lugar, nos dirigiermos a las ruinas del castillo de Bowser para hablar allí con nuestros dos primeros objetivos. Primero hablaremos con Bowsy, que nos servirá gracias a su manipulación con el fuego. Como ya sabéis, él tiene los mismos motivos que nosotros para realizar mi misión. Ya que él sólo no puede hacer nada, lo mas sensato es que se una a nosotros para asegurarse su victoria. Bien, nuestro segundo objetivo será un poco más difícil de convencer, pero tengo los medios para conseguirlo. Se trata de alguien que lleva años atrapada aquí muchos años y que posee un gran ejército pero que no le sirve de nada para huir de aqui, sin embargo, a nosotros sí. En efecto, se trata de la princesa Srhoob. Cuando acabemos la misión, le proporcionaré los medios necesarios para que vuelva a su planeta, y con eso la intentaremos convencer. Ese es nuestro objetivo para hoy. Con esto, quedarían otros tres. Así que vamos hacia el castillo de Bowsy.

Daisy: Eso es, vamos allá.

Wario: Suena divertido, seguro que allí hay todavía algún tesoro escondido.

En aquellos momentos, sentía como si me fuera a comer el mundo. Tenía mucha motivación y creía que iba a lograrlo. Se sentía bien. Nos dirigimos hacia las ruinas del castillo de Bowser.

Wario: Definitivamente, este sitio ha perdido toda su magnificencia.

Daisy: Es lo normal si ha desaparecido su lider. El castillo está tan demacrado que hasta el rey ha perdido el interés en él. No es como sucedió en Sarasaland.

2: Con el castillo medio derruido, será más facil encontrar a Bowsy. Según mi información, está en lo alto de esa torre.

Subimos a la torre, pero lo que nos encontramos nos dejó boquiabiertos. Los recuerdos de aquél niño malévolo pero risueño, se habían esfumado. Lo que nos encontramos fué a alguien consumido por la tristeza, el dolor, y la pérdida de alguien querido.

Bowsy: ¿Qué carajo hacéis aquí? ¿Os manda el rey?

2: De eso quería hablarte. Precisamente nos hemos reunido contigo porque estamos en contra del rey. Me puedes llamar "dos", y a los demas ya los conoces.

Bowsy: Ese cabron debe morir por todo lo que ha hecho. Continúa.

2: Tengo en mi cabeza un plan. Un plan que llevaría derrocar al rey y rescatar a tu padre. Pero te necesitamos. Necesitamos tu poder de manipular el fuego.

Bowsy: ¿Cómo? ¿Entonces mi padre no esta muerto?

Wario: ¿A ti quién te ha contado eso? En los tiempos que corren, se pueden inventar cualquier mentira para hacerte daño si muestras un poco de resistencia.

Daisy: Pobrecito...

Bowsy: ¿Quién va a ser? El rey.

2: Bien, ¿entonces aceptas nuestro trato?

Bowsy: Si, pero antes me tengo que ocupar de alguien que anda merodeando aquí en el castillo como si fuera suyo.

Wario: (Qué mala suerte, seguro que no queda ningún tesoro.) ¿De quién se trata?

Bowsy: De la princesa Shroob.

En ese momento no podían salir mejor los planes. Ya llevamos el primero de los cinco criminales que buscábamos, aunque es el mas fácil. No será demasiado complicado convencerlos. Aunque hay uno en particular que me da un poco de miedo.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.