FANDOM


Izar, el Destello, andaba paseando tranquilamente en la periferia de la Vía Láctea, con camino hacia el centro de la misma, donde se encontraría con Selena, su madre, a la cual desde hacía ya varios años que no veía (debido, principalmente, a todas las obligaciones que han recaído sobre el Izar, el cual tiene una posición importante entre todos los Destrellos).

Luna, la Centella, esta siendo perseguida por un grupo de naves de la Armada Galáctica del Ejército Koopa, puesta esta ha robado una serie de documentos muy importantes para las tropas leales al Rey Bowser. Cansada, no tiene más remedio que adentrarse en la muy dinámica Vía Láctea, donde supone encontrar a alguien valeroso que pueda ayudarla en su misión... ¿Cuál misión? Es mejor que, por el momento, no lo sepan.

Así, Izar iba andando lentamente entre la majestuosidad de los astros, cuando, de la nada, ¡una completa extraña se interpuso en su camino!. Izar, completamente preocupado, fue a revisar a aquella desconocida, la que resultó ser la mismísima Luna. Ella, apenas pudiendo decir unas cuantas palabras, le pidió a Izar que la llevase lo más lejos posible de ahí, porque la estaban persiguiendo; Izar, no permitiéndose creer tal declaración, fue sorprendido al ver al Ejército Koopa acechándolos desde el horizonte.

Izar y Luna fueron a todo galope por la galaxia, escondiéndose temporalmente en el sistema Alfa Centauri, donde, lamentablemente, sus perseguidores pudieron encontrarlos. Luna, la cual sentía que estaba perjudicando a Izar, le pidió a este que la abandonara; sin embargo, él se negó rotundamente, y aceptó ayudarla para escapar de las garras de esas temibles tortugas.

Con el paso de los días, Izar y Luna se fueron conociendo mejor, entablando una hermosa amistad; Izar le habló sobre su atareado trabajo en Andrómeda, y sus planes para visitar a su madre. Mientras tanto, Luna platicó sobre sus experiencias a lo largo y ancho del universo; sin embargo, se mostró reacia a explicar los motivos por los cuales la perseguían. Él, tratando de no parecer entrometido, decidió no preguntar.

Mientras más se acercaban al destino de Izar, Luna parecía cada vez más impaciente, como si deseara con toda sus fuerzas poder llegar a este lugar. Esta actitud desconcertaba al destello, pues no sabía si la centella deseaba deshacerse de él lo más antes posible, o si estaba apresurada para poder llegar a su destino...en fin, debido a él que no estaba cien por ciento seguro sobre su pensar, decidió callar.

Finalmente, nuestros dos protagonistas llegaron a la casa de Selena, la madre de Izar. Al adentrarse al lugar, Selena parecía ciertamente desconcertada por la presencia de Luna, creyendo erróneamente que ella era la esposa de Izar; en medio de una dinámica conversación, ambos trataron de hacerle saber a Selena que ellos no estaban casados. Así, pasaron los días, y todo parecía en completa paz...¿Será que las tropas de Bowser les perdieron el paso? ¿O acaso han enviado refuerzos para capturar a Selena?...

Un noche, entre toda la inmensa cantidad de estrellas, Luna salió sigilosamente de aquella casa. Izar, ya no pudiendo aguantar la curiosidad, decidió perseguirla, para ver que tramaba; al ver que ella partía hacia las lejanías del universo, decidió sostenerla, rogandole que le respondiera una simple pregunta: "¿Cuál es tu misión?" Ella se resistió, dándole una serie de golpeas a Izar, el cual respondió tratando de tranquilizarla. Sin embargo, Luna parecía sentirse emboscada, por lo que él retrocedió y aclaro que sus intenciones solo eran buenas, y que no trataba de hacerle daño. Ella accedió a contarle...

Luna había robado los planes del Ejército Koopa para acabar de una vez por todas con los hermanos Mario, para después dominar el Universo. Bowser guardó con recelo esos documentos, más no lo suficiente para impedir que ella los robase. Desde ese momento, ella comenzó una larga travesía hacia el reino champiñón, para dar al descubierto los propósitos del malvado rey Koopa.

A la mañana siguiente, Luna e Izar partieron hacia el reino champiñón, el cual quedaba a pocos años luz; Selena se entristeció enormemente al saber la noticia, pero lo aceptó con valor, y le dio un presente a ambos (A Luna un pastel y a Izar una corbata). Desde aquel momento, estos dos curiosos amigos continuaron su travesía por la galaxia, entrelazando cada vez más su relación, y, como era de esperarse, nació una pequeña atracción entre ambos.

Pocos kilómetros antes de llegar al Reino de los Hongos, Izar le declaró su amor a Luna, la cual expresó también sentir lo mismo por él; así, con el azul del océano y la vastedad del espacio, los dos se besaron.

Sin preocupaciones, Izar y Luna se dirigieron al Mundo Champiñón...¡Cuidado! Una nave de la Armada de Bowser ha empezado a lanzar fuego contra estos dos. Estos dos enamorados esquivaron con certeza todos los disparos, pero, paso seguido, un montón de soldados voladores comenzaron a ir hacia ellos; corriendo y corriendo, ambos pensaron que los habían perdido de vista...que equivocados estaban...

Un Astronaut Bro. lanzó un rayo contra Luna, y esta se desmayó, cayendo en los brazos de Izar. Este fue bajando lo más rápido que pudo a la superficie terrestre, donde pidió ayuda a unos toads que andaban por ahí; sin embargo, Luna comenzaba a apagarse, e Izar, no sabiendo ya que hacer, solo la abrazó, y comenzó a llorar. "Izar"- le dijo apaciblemente Luna, dándole aquellos documentos-"Te amo", y ella dejó de brillar. El destello dejo de producir lágrimas, y le dio un pequeño beso en la frente a Centella, respondiendo: "También te amo...y no te defraudaré"...

Izar agarró los documentos con fuerza, y se arrodillo con dirección al sol que se ocultaba...soltó una pequeña lágrima, y dijo con una enorme furia..."No te defraudaré..."

FIN

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.