FANDOM


Aquí mi prueba, elegí a la centella y de genero Romantico aunque tambien se puede decir que hay Drama en la historia.

Historia

¿Han tenido un amor no correspondido? , miles de personas, especies, razas, han vivido con uno o han tenido uno y precisamente esta historia contará un amor que es difícil de conseguir, no se compra, no se regala, se gana, y esta centella a pesar de querer darlo, no es bien recibido.

Una noche tranquila o igual que las demás, en una ventana estaba aquella centella observando a su amor quizás imposible.

      -   Risos dorados, personalidad perfecta, que mas podría pedir –Describe esa criatura a su amor ideal mientras la observa de lejos, y continua con un leve suspiro amoroso- Algún día me llenaré  de valor y con un hermoso regalo le declararé mi amor a tan hermoso espécimen de la naturaleza-Dice el pequeño mientras juguetea con una pequeña rosa en su mano-

Mientras tanto no toda esta historia continua de la misma manera, por otro lado, esta aquel “Espécimen de la naturaleza” esperando a su verdadero amor…

-    Algún día mi sueño llegará y el amor tan esperado tocará mi puerta y podré sentir ese sentimiento tan bello como lo describen.

Mas sin embargo, alguien interrumpe los sueños de la princesa tocando su puerta como ella lo menciona, solo que no de una manera tan amorosa.

- ¡Princesa, Princesa!-Grita una centella mientras toca ferozmente la puerta-

-          ¿¡Qué sucede!? , espero que lo que tengas que decirme sea urgente como para estar tocando la puerta tan fuerte-Un tanto furiosa por interrumpirla, abre la puerta y da su opinión al respecto-

-          Es que, pues, hay alguien abajo atacando a los guardias exigiendo hablar con usted lo siento…

-          Bajaré en un momento, y te prohíbo volver a tocar tan fuerte la puerta como lo hiciste hoy, casi me causas un infarto Centenario.

-          Lo siento Princesa Rosalina, así será-Dice asustado el pequeño mientras baja de inmediato-

Pero, ¿Quién exige ver a Rosalina?, lo descubriremos tan pronto como se narra esta historia.

-          Con un bate en mano aquella criatura amenaza con seguir atacando- Entonces, ¿La princesa vendrá?, si no lo hace destruiré todas y cada una de las cosas que aquí se encuentran…

-           ¿Porqué hacerlo? Aquí estoy yo, ¿por qué tanto desastre y apuro por hablar conmigo o tan siquiera verme?

-          Oh gran princesa Rosalina, por fin puedo ver en persona a tan querido espécimen único en estas Tierras y en cualquiera que usted pueda, quiera o desea visitar-Con un hermoso alago, aquella centella le da su regalo a la princesa-

-          Qué lindo de tu parte, pero creo que nuestro amor es tan posible como la posibilidad de que Bowser gobierne el universo, es decir, no creo que si yo te acepte este supuesto “amor”  o más bien “capricho” llegue a darse, lo siento mucho pero cuando mucho tu amistad puedo aceptar.

Sin pensarlo dos veces, Rosalina rechaza aquel  bonito amor, sin pensar lo que era capaz de causar. Así que con el corazón roto y el alma destrozada, La centella vuelve a su casa con una loca idea en la cabeza.

-          Si ella no me ama, si ella no me quiere, no hay porque seguir en esta vida  -Dice la centella mientras escribe una carta a sus familiares, amigos y por supuesto a su querido amor indebido-

-          ¡No centella no lo hagas!-Grita su madre intentando evitar una desgracia en sus vidas-

-          Adiós…-Se despide la centella y procede a dispararse el mismo con un arma-

Al día siguiente la terrible noticia sale a la luz, observando la Princesa Rosalina la carta que él le dejo, y sin ningún rencor, pero con mucho dolor y su conciencia sucia, la Princesa lee aquella nota:

“Princesa, mi amor no aceptaste, y ya no hay porque seguir aquí, espero que con este acto si me quieras, ya que a los muertos muchos aman, pero a los vivos nadie reclama, si algún día tu me quieres a mí, al cielo puedes mirar, y la estrella más brillante seré yo cuidándote con el amor no correspondido que tenía yo hacía ti, ya sin más nada que escribir, desearía que algún día puedas amarme tanto como yo lo hice hacia ti”

Efectivamente, cuando la Princesa miró al cielo, una estrella diferente a las otras brillaba con intensidad y se preguntaba si su admirador la cuidaría como dijo en la carta…

-          “A los muertos muchos aman, pero a los vivos nadie reclama” esa fue la frase más significativa que eh escuchado, o más bien leído, aunque parece verdad, me pregunto que si yo lo hago me lloraran y amaran tantos como a esta centella que murió a mi amando.

Fin

-

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.