FANDOM


Dylan es un toad inadaptado, que viste como un auténtico emo. Su vida ha sido muy dura, y le cuesta algo hablar sobre ella, pero, para su suerte, ha decidido narrarla para nosotros a su manera. Espero que la disfruten...

Historia

¿Cómo están? ¿Cómo los ha tratado la vida? ¿Todo está en orden? Alguien "normal" les desearía cosas buenas, pero yo, en cambio, espero que no estén bien, ni tengan una linda vida, y deseo que todo lo que tenga que ver con ustedes sea un completo desorden. ¿No les agrado? ¡Excelente! Me ahorrarían tener que hablarles de mi insignificante existencia, pero bueno, alguien allá arriba, que me cae extremadamente mal, me ha dicho que les cuente mi historia, así que, ¿Qué podría hacer yo? Ahora bien, ¡comencemos!

Mi nombre completo es Dylan Patrick Reginald. Mis padres, unos hijos de su bonita progenitora, me abandonaron por motivos que desconozco, así que, en lo que resta de nuestra "conversación", no los mencionen nunca, porque, de lo contrario, les juro que no les gustará saber quién fue el que puso una serpiente venenosa debajo de su tapete. ¿En qué me quedé? ¡Ah, si! Cómo mis, ya saben, "buenos padres" me dejaron a la deriva, me crió una señora muy buena (mi abuelita), a la cual siempre le llamé, cariñosamente, mamá; aquella dulce y buena me enseñó a leer a escribir, a hacerme de comer, y todo lo que es necesario para sobrevivir en esta sociedad capitalista y feudalista que ustedes denominan "amable comunidad Toad".

Pasando los años, y cuando apenas tenía 14 años, unas sabandijas entraron a la fuerza a la casa donde vivíamos yo y mi mamá. Mi mamá me dijo que fuera corriendo hacia el pueblo, para avisarle a los soldados del rey de lo que estaba sucediendo; no quería dejarla sola, pero ella me ordenó que fuera. Corrí con todas mis fuerzas hacia la aldea más cercana, donde había unos soldados que, viendo mi estado de pánico, me acompañaron para mi casa; cuando llegué, era demasiado tarde...mi mamá había sido asesinada por aquellas escorias. Me quedé paralizado, y me puse a llorar...ya no podía decirle cuanto la quería, ni cuánto apreciaba todo lo que había hecho por mí, ella nunca más me daría su dulce compañía...

Intentaron llevarme a un orfanato, pero escapé antes de que me encarcelaran en esa prisión para menores que quieren que llame hogar...que tontos, ¿no lo creen? Piensan que nosotros, los huérfanos, nos sentiremos mejor si nos encierran una verdadera cárcel, donde las posibilidades de ser alegres son extremadamente nulas. ¿De qué me hubiera servido que me adoptaran? O, más bien, ¿tenía oportunidad de ser adoptado? La respuesta es, claramente, que no, pues nadie querría adoptar a un adolescente que podría tener, como dirían muchos padres "temerosos de la bondad", "costumbres malas, como ser un drogadicto, un ladrón, un flojo bueno para nada"...

Desde aquel entonces, he ido vagando por todos los rincones de este tonto mundo. Fui al reino de los koopa, esperando encontrar alguien que pudiera entender mi situación; sin embargo, aquella tierra era igual o peor que el reino de los hongos, pues tenía que abandonar esa poca bondad que quedaba en mí. ¿Cuál fue la gota que derramó el vaso? Que unos estúpidos soldados del Ejército del "Supremo" Bowser me ordenaran que me inclinará ante ellos, solo por el hecho de ser "superiores" a mí...jamás me han vuelto a ver en esa región.

Regresé a mi tierra natal, donde decidí abandonar definitivamente mi sombrero en forma de hongo, y esperé a que me creciera el pelo para tener el corte que tengo el día de hoy. Muchos me llaman inadaptado, sombrío, oscuro, entre otros nombres, pero yo, que soy más "civilizado", prefiero ignorarlos y no hacerles caso, ni ayudarles cuando me necesitan: u día un Toad ingenuo intento pedirme ayuda porque, según él, lo habían herido; simplemente lo deje abandonado, posiblemente haya muerto, y, ¿quieren saber algo? ¡No me importa en lo más mínimo!

Hasta el día de hoy, nada importante me ha ocurrido...¡Ah, sí! Se me había olvidado... Cierta vez, el fontanero gordo ese, ya saben, Mario, me pidió indicaciones para encontrar algo relacionado con un castillo o algo así. Yo si sabía donde estaba el dichoso lugar, pero preferí no ayudarlo, solo para hacerme divertido aquel día...Sí, al final lo encontró, pero ver aquel estrés de no poder sacarme nada, me hizo sentir extremadamente feliz...

Y, pues, esta ha sido mi vida, ¿te gustó? Supongo que no, todos me dicen lo mismo...pero bueno, es mejor vivir negativamente o morir positivamente, ¿verdad? Ahora, por favor, vete de mi presencia, ya te he hablado lo necesario para que entiendas porque soy cómo soy, ¿quieres saber algo más? De acuerdo...una vez me enamoré, pero ella murió a causa de tuberculosis, ¿que alegría, verdad?...

Eso es todo, ahora, ¡VETE!

Fin.

Crítica de los jueces

Mereshi

Buena historia, entretenida la verdad, ningún horror ortográfico, no tenía nada malo, no es muy corta, ni tan larga. Tienes un 9/10 en la historia de mi parte.

Con el personaje, no es lo mejor de lo mejor, pero tampoco es lo peor, el lineart pudo haber estado mejor, las sombras y brillos si tiene, tienes un 8/10 de mi parte.

Kuro

Excelente historia, no fue tan larga pero tampoco tan corta. Solo le encontré un pequeño error ortográfico, pero nada más. 9/10, genial.

En cuanto al personaje, me gustó, pero como que sus linearts se veían un poco raros. Sí tiene sombras y brillos. Me gusta su cabello. 9/10 también.

Jake

Wow... la historia me dejo impresionado. Otra cosa fuera de lo usual que veo por aquí. Una historia con un toque... gótico... no encontré mas palabras, Muy bien. 8

En cuanto el personaje, me gusta. Es algo también original, que se sale de lo usual de los Toad, ya que no es la clásica cabeza de hongo de siempre, muy bien. 8 por el dibujo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.